Paraguay: Profecías desilusionadoras

José Antonio Vera

Argenpress info

Honorato de Balzac decía que «la única excusa que tiene Dios es que no existe» y Woody Alen, tiempo después y sin apuro, aclaró que «si existe, espero que tenga una buena excusa», pero ¿qué excusa tiene el Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, que sí existe y con buena salud, para decir una cosa hoy y, sobre el mismo punto, otra mañana?.

En los nueve meses de su nuevo pontificado, en varias ocasiones ha sorprendido al sentido común y hasta a la lógica que, por más robusta que sea, también se tambalea. ¿Será que en Sudamérica, el progresismo está creando un nuevo lenguaje político que puede sustentar, con rigor argumental, que «como le digo una cosa le digo la otra»?.

La reforma agraria fue la primera promesa de Lugo de aplicación inmediata, pero ahora dice que ella no será posible hasta el 2023, en una profecía temeraria que tira abajo el grueso de las ilusiones y esperanzas del pueblo que creyó haber encontrado en él, al hombre del cambio que el país necesita de urgencia, para comenzar a liberarse de la miseria y sus lacras, que afectan al 60 por ciento de los seis millones de habitantes.. Seguir leyendo «Paraguay: Profecías desilusionadoras»

Europa se hunde por la crisis: La recesión pulveriza las economías del euro

IAR Noticias

europa enfrentamientos2Como en toda Europa el gran problema de la oligarquía y de su consorcio político PSOE-PP es: ¿Cómo se gobierna este país? ¿Qué hacemos con 4 o 5 millones de parados?

En su Panorama Económico Mundial, publicado el 23 de abril último, el FMI advertía que Europa enfrenta una recesión más profunda y una recuperación más larga que EEUU y el resto del mundo. Como resultado, la Unión Europea (UE) se ha convertido en la región donde las perspectivas de que la crisis llegue pronto a su fin son más distantes, estimaba el FMI. Los últimos datos confirman dramáticamente esas previsiones, y revelan que la crisis recesiva se expande por toda Europa y el colapso financiero con desaceleración económica y desempleo se contagia aceleradamente tanto por las economías centrales del euro como por los países del Este que afrontan crecientes huelgas y protestas sociales con «amenazas a la gobernabilidad». Los últimos números publicados esta semana ratifican esa tendencia y agravan el escenario en las potencias más ricas.

Europa se hundió en la recesión durante el primer trimestre del año y en Japón se acentuaron las presiones deflacionarias a causa de la crisis económica mundial, con lo cual se reducen las posibilidades de recuperación de EEUU, que tuvo datos menos negativos, según las estimaciones de analistas económicos.

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro registró una contracción récord del 2,5% en el primer trimestre de este año respecto al trimestre anterior.

La contracción es más profunda que en EEUU -1,6% en el mismo período- a pesar de que la crisis financiera empezó en la otra orilla del Atlántico.

El Banco Central Europeo dijo que la recesión será al menos el doble de la prevista. Esta caída no tiene precedentes desde la Segunda Guerra Mundial, es decir desde hace más de medio siglo. El BCE prevé las primeras cifras de crecimiento para 2010, con un raquítico 0,2%.

Se trata del cuarto retroceso consecutivo del PIB de ese espacio monetario formado por 16 países, y la caída es similar a la del conjunto de la Unión Europea (UE, 27 países).

El Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania, la economía locomotora del euro, sufrió en el primer trimestre de 2009 un retroceso del 3,8%, lo que confirma que este país se encuentra sumido en la mayor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

Además, este viernes, se informó que Francia, la otra gran «locomotora» económica europea, ya está también en recesión.

La economía francesa entró oficialmente en recesión al caer por segundo trimestre consecutivo. Además, los datos de Eurostat, la Oficina Europea de Estadísticas, muestran un desempleo récord de la Eurozona y del conjunto de la UE.

El PIB francés se contrajo un 1,2% en el primer trimestre y un 1,5% en el trimestre anterior, después de haber caído un 0,2% en el tercer trimestre de 2008 y 0,4% en el segundo, indicó el Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos (INSEE).

La economía gala destruyó en los tres primeros meses de 2009 más puestos de trabajo que en todo 2008, haciendo aumentar el desempleo en casi 150.000 personas desde principios de año.

Cifra que parece ridícula frente a la española, que en el mismo período ha dejado sin empleo a casi 800.000 personas.

La economía de España, fuertemente aquejada por la crisis global, sufrió en el primer trimestre de 2009 su mayor contracción en 50 años, según cifras oficiales.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó el jueves pasado que el PIB (Producto Interno Bruto) cayó un 1,8% en relación con los últimos tres meses de 2008 y un 2,9% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

El INE aclaró que se trata de cifras preliminares y que los datos definitivos se conocerán la semana próxima.

No obstante, los economistas advirtieron que se trata del peor retroceso de la economía de España desde 1950.

En cuanto Gran Bretaña: «Sencillamente no sabemos, y nuestros modelos tampoco. La situación es de lo más imprevisible». Ése fue el inquietante mensaje que lanzó el Banco de Inglaterra en su último diagnóstico sobre la economía británica. Ni siquiera se conoce si ésta seguirá experimentando o no una contracción en 2010 y 2011.

Lo mismo ocurre con la inflación, donde hay «riesgos significativos en ambas direcciones». En cuanto a los bancos comerciales, se desconoce si disponen o no de capital suficiente, señala el Financial Times.

Lo único que el Banco sabía a ciencia cierta durante la publicación el miércoles del informe trimestral sobre inflación era que la recuperación será lenta, afirma el diario londinense.

También caen las economías de Austria y Holanda un 2,8%, Italia un 2,4%, Grecia un 1,2% Eslovaquia un 5,4%, la República Checa un 3,4%, Bulgaria un 3,5%, Rumania un 2,6% y Hungría un 2,3%.

Italia, en recesión desde el tercer trimestre de 2008, tuvo en el período enero-marzo de este año una contracción de 2,4% de su PIB. España ya había revelado el jueves un retroceso de 1,8% de su actividad en ese mismo período.

La publicación de esos datos provocaron una depreciación del euro frente otras divisas.

La moneda europea se cotizaba a primeras horas de la tarde del viernes a 1,3576 unidades por dólar, frente a 1,3638 la víspera en Nueva York. El euro también caía a 95,27 yenes, frente a 95,20 el jueves.

Los sindicatos europeos protestaron estos días -el viernes en Bruselas- en lo que ya llaman «manifestaciones paneuropeas» contra la pérdida de empleos. Las marchas se han producido también en Madrid, Praga y Berlín. Las malas noticias para el empleo continúan, después de que la británica British Telecom anunciara el despido de 15.000 trabajadores.

La inflación se mantuvo en el 0,6% en abril y dio un respiro ante los temores de que acabe derivando hacia deflación, que haría mayor la pérdida de puestos de trabajo y más difícil la salida de la crisis. Aunque algunos países, como Francia y España, llevan dos meses viendo caer los precios.

La crisis sigue colapsando a Europa del Este, con contracciones en el primer trimestre de 2,3% en Hungría, 2,6% en Rumania y 3,5% en Bulgaria, el más pobre de la UE. El retroceso fue de 3,4% en República Checa. 

El colapso en Europa del Este

 Los economistas advierten que la zona euro corre un riesgo mucho mayor de un deterioro más profundo que otras regiones debido a la aguda crisis económica, fiscal y política en Europa del Este, así como el deterioro en la calidad de los activos de sus bancos.

Las turbulencias económico financieras, y los disturbios sociales y sindicales ya se llevaron puestos a los gobiernos de Bélgica e Islandia, y comienzan a generar inestabilidad y principios de caos social en las primeras potencias del euro, como Francia y Reino Unido, además de arrasar con las ex naciones comunistas de Europa del Este, donde se han registrado algunas de las mayores movilizaciones de los últimos 20 años.

A medida que las consecuencias de la desocupación y el desplome del poder adquisitivo del salario se hacen sentir por toda Europa, la protesta baja a la calle en cada vez más países para expresar el descontento.

El malestar social que generan la desocupación creciente y el deterioro de las condiciones salariales, así como el achicamiento de la capacidad de consumo, exacerba el estado de frustración colectiva, provoca pérdida de confianza en los políticos y alimenta las huelgas y protestas sociales que comienzan a extenderse por toda la geografía europea.

Hay un punto central de fricción entre las naciones desarrolladas del euro y los países del Este: Los bancos y corporaciones trasnacionales de las potencias centrales del euro son auxiliados con subsidios y proteccionismo estatal, en tanto que sus filiales situadas en Europa del Este no reciben esos beneficios y en consecuencia sufren la peor crisis recesiva de la región despidiendo trabajadores y deteriorando las condiciones laborales y el poder de consumo de las mayorías.

Las tensiones que salieron a flote en las últimas cumbres dejaron de manifiesto la dificultad de forjar una estrategia coherente para combatir una recesión que ha golpeado a los 27 miembros del bloque con fuerza desigual. Incluso los líderes de Europa Central y del Este, la zona más afectada por la crisis, mostraron divergencias acerca de los «planes de rescate».

En verdad el mayor peligro que enfrenta Europa Occidental, aparte de sus propios desequilibrios debidos a la crisis, es el enorme agujero en que se han convertido los países del Este. Esa región le debe a la banca de las naciones centrales europeas más de 1,5 billones de euros.

La crisis recesiva empieza a ejercer presión sobre los presupuestos de algunos gobiernos del euro, y en general de los países del Este, que aumentan sensiblemente sus gastos para estimular su economía en medio de una caída de sus recaudaciones tributaria por la desaceleración económica.

En ese escenario, las potencias dominantes del euro, cuyos bancos centrales y redes de bancos privados lideran el negocio con los rescates y «salvatajes financieros» entre los miembros del bloque, se muestran cada vez más renuentes a prestar dinero a los países cada vez más «insolventes» de Europa del Este.

Como dicen los operadores de Wall Street: «Los negocios son negocios, incluso durante la crisis», y el sionismo financiero de Europa y EEUU sólo prestan a quienes pueden pagar los intereses y devolver el capital.

Argentina: La palabra devaluada y el doble discurso

Adolfo Pérez Esquivel

Alainet

El pueblo tiene capacidad de resistencia y es necesario sumar voluntades en espacios de construcción compartida para fortalecer la democracia y la vigencia del Estado de Derecho.

Se largó la carrera con obstáculos; el espectáculo ha comenzado semejante al show tineliano, todos y todas en la pista, el premio mayor será a fines de junio para ocupar la banca que algunos si ganan no van a ocupar, esa es la novedad electoral, mientras el pueblo ve como dirigentes políticos y funcionarios del gobierno dejan a un lado valores, ética y responsabilidad social y piensan que la farándula política todo lo puede.

El próximo año el país celebrará el Bicentenario de la Revolución de Mayo, es necesario hacer memoria y saber los caminos recorridos. Evaluar donde estamos parados, si las luchas y sueños de nuestros libertadores y de la Patria Grande, como aquellos que dieron su vida por la libertad en defensa la soberanía y autodeterminación de nuestro pueblo, fue un sacrificio que dio sus frutos, o por el contrario fue en vano. Preguntarnos si a doscientos años hemos alcanzado los objetivos o retrocedimos y perdido nuestra identidad y soberanía y necesitamos de la resistencia social, cultural, política y económica para superar las dominaciones.

En el 2010 algunos gobernantes celebrarán, «no se que», se regordearán con discursos para continuar entregando las tierras, los recursos mineros, el agua, provocando la deforestación y destrucción del ambiente con monocultivos de soja transgénica y el uso de agro-químicos, sometiendo al país y provocando la destrucción de su capacidad productiva; tirando alimentos en las rutas, dañando a otros sectores sociales paralizando el país, para defender sus intereses económicos, sin interesarles la vida de nuestro pueblo y expulsando a los indígenas y campesinos de sus tierras ancestrales.

En la pista están los gobernadores, transformados en señores feudales y gerentes de empresas extranjeras, como la Barrick Gold en San Juan, donde la familia Gioja controla la provincia y la Comisión de Minería en el Parlamento Nacional, los medios de comunicación, radio, televisión, prensa escrita y ejercen el control social con métodos represivos y atemorizantes contra la población.

Pudimos comprobarlo durante el Foro en Defensa de los Glaciares y el Noveno Encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) en San Juan.

La misma política se aplica en provincias, como La Rioja, y Catamarca, con amenazas y persecuciones contra quienes reclaman sus derechos. A ese engendro le llaman «democracia», palabra devaluada y usada según los intereses en juego. Es como dice Gasalla: «Si quieres llorar, llora». Lo otro es resistir y construir sin bajar los brazos en los caminos de liberación.

En la pista electoral, lanza en punta el ex – presidente Kirchner quien ha adoctrinado a sus seguidores y pregona que: «si no me votan, el país corre peligro de desintegrarse y volver al 2001». El mensaje es «yo o el abismo». Emplea palabras sin contenido para imponer el miedo. Es el peor de los caminos elegidos.

El dirigente camionero Hugo Moyano, de la CGT, aliado del gobierno, proclama que hay que defender el modelo y pide votar el FPV. Hay que preguntarle: ¿A que modelo de país se refiere? ¿A la colonia de las multinacionales, de un país que no controla sus recursos energéticos, ni las empresas estratégicas para su desarrollo integral? ¿Se refiere defender a un país sin soberanía, sin recursos propios? El modelo propuesto que dice defender es de dependencia y entrega. Es increíble que un sindicalista que se dice peronista, esté dispuesto a que continúe la política de saqueo del país. Han vaciado de contenido al movimiento sindical y devaluado la palabra, igual que Barrionuevo y su séquito peleados por espacios de poder y no por necesidades del pueblo.

Mariano Grondona, personaje mediático y antidemocrático, hay que hacer memoria de su apoyo a la dictadura militar, que apoya a de Narváez en sus aspiraciones políticas. Podríamos decir que estamos «donde mueren las palabras». La palabra sin acción es el vacío y la palabra sin la acción por fuera de la comunidad y el espíritu, es la muerte (como dicen los indígenas del Cauca). Es necesario que el pueblo haga una lectura de la situación del país y del doble discurso de los dirigentes políticos.

El gobierno nacional utiliza el doble discurso, por un lado progresista y que es necesario reconocer algunos logros, y por el otro continúa la entrega de la soberanía y de los bienes naturales a las empresas extranjeras y dice defender «al modelo de país».

¿Para quien o quienes? Las provincias de San Juan, La Rioja y Catamarca, juntos con las empresas multinacionales, aprueban los megaproyectos mineros como el proyecto binacional Pascua Lama, entre Argentina y Chile, y el proyecto Agua Rica, sin escuchar el reclamo del pueblo, afectado por el daño ambiental provocado por la minería a cielo abierto; son víctimas de la devastación por el uso indiscriminado de los bienes naturales como el agua, cada vez más escasa y el daño profundo provocado a las economías regionales, como a los productores viñateros y agrícola-ganaderos; que ven afectada la salud de la población con el aumento de enfermedades y del cáncer.

En Tucumán, el Fiscal Gómez lleva adelante el juicio a la empresa minera «La Alumbrera», con grandes dificultades frente a la fuerte presión que debe soportar de los gobiernos provinciales y de la empresa minera.

El gobierno nacional y los provinciales, invocando la necesidad de promover el «desarrollo» y generar fuentes de trabajo; destruyen las economías familiares y regionales y ponen en riesgo a los glaciares. La presidenta de la Nación vetó la ley de protección de los glaciares, a pesar de ser aprobada por unanimidad parlamentaria.

Según informes de glaciólogos y geólogos, señalan que casi el 60% del agua del país proviene de los glaciares. Cabe preguntarse: ¿qué va a ocurrir cuando entre en funcionamiento el proyecto Pascua Lama y utilicen millones de litros de agua por día y la contaminen con cianuro y mercurio y penetren en las napas? En su etapa exploratoria, este mega-emprendimiento minero ya ha provocado una disminución de entre un 50 y 70 % de tres glaciares.

.¿Cuales serán las consecuencias para la vida del ser humano, la biodiversidad, los animales, la vegetación y las economías regionales? Las empresas se llevan todo y dejan miseria, hambre y enfermedades. ¿A eso le llaman desarrollo?

Es necesario analizar la situación en otros continentes, víctimas de la devastación y saqueo producido por empresas transnacionales, en África, Asia y América Latina; provocando el aumento de la pobreza, el hambre de esos pueblos; la imposición de conflictos que llevan a enfrentamientos internos entre pueblos hermanos.

Es como dice Fierro: «Si entre ellos pelean, los devoran los de afuera», es la metodología de dominación.

Estamos frente a la posible balcanización del país, política que está en marcha y que es necesario estar atentos y resistir a los síntomas que vivimos de desintegración nacional y a la apropiación de nuestro territorio y recursos.

Nada de esto sería posible sin la complicidad de los gobernantes que están al servicio de los intereses extranjeros y no al servicio de nuestro pueblo. La campaña electoral está plagada de sorpresas; a la pista han salido a relucir los «candidatos testimoniales» del FPV, con su mejor sonrisa, peinados y prolijitos para el posters, nada más; si ganan no van a asumir el cargo para el cual fueron votados. Es simplemente una estafa al pueblo que realizan con total y absoluta impunidad impuesto por los K y K, todos y todas entran en la pista, concursan, pero no bailan.

Lo único que dejan en evidencia es su falta de valores y responsabilidad y el engaño al pueblo. Han vaciado el hacer político de toda ética y utilizan los medios de comunicación para avalar situaciones que ofenden la dignidad de los ciudadanos y ciudadanas.

Macri dice que no va a impugnar a los «candidatos testimoniales», es inconcebible que deje pasar las cosas como si no existieran. ¿Dónde queda la responsabilidad institucional de los gobernantes?- Es como la canción «…pasa, todo pasa…» y el país sigue andando a los empujones, de lo malo a lo peor.

Algunos ciudadanos con coraje han decidido recurrir a la justicia, denunciando a los «candidatos testimoniales». Esperemos que la justicia actúe con equidad prontamente y no se deje dominar por las presiones políticas.

El pueblo tiene capacidad de resistencia y es necesario sumar voluntades en espacios de construcción compartida para fortalecer la democracia y la vigencia del Estado de Derecho, que permita generar nuevos caminos y recuperar la palabra, el pensamiento y la memoria, creer y confiar en el decir y el hacer; como dicen los paisanos cuando comprometen su palabra con un apretón de mano: «palabra de honor» que se cumple a «raja tabla». Los guaraníes dicen que: «La palabra es el alma y perderla es morir». Las dirigencias políticas y sindicales debieran aprender para no perder el alma y venderla al mejor postor, más aún en la campaña electoral donde muchos prometen lo que nunca cumplen. Están en la pista y el pueblo tiene que saber elegir y no dejarse engañar. 

*Adolfo Pérez Esquivel es Premio Nóbel de la Paz 1980 

El liberalismo y las crisis: aprender y responder

Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa

Altereconomía

La ideología liberal domina casi sin fisuras los ambientes sociales y, especialmente, los académicos. Aunque su visión de cómo pueden funcionar en realidad las cosas sociales está claramente fantaseada y los principios en los que se basa (el universo mercantil como orden natural de los seres humanos) no deberían casar muy bien con los anhelos fundamentales de las personas, lo cierto es que calado muy hondo en la sociedad y que actualmente no son pocos los ciudadanos de todas las clases sociales que no han interiorizado sus mismos principios y propuestas de actuación. Es la consecuencia de que su versión más impura y oportunista, pero la más combativa, el neoliberalismo de los últimos treinta años se haya impuesto tan generalizadamente frente a las ideologías progresistas.

El liberalismo se presenta públicamente como la gran ideología de la eficiencia, del equilibrio, de la competencia y de los mercados perfectos, … pero al materializarse en prácticas políticas concretas no ha hecho otra cosa que lo contrario de lo que dice defender.

En España lo vemos cada día en aquellas comunidades gobernadas por el PP, donde la Administración pública es el instrumento en el que toman forma las tramas de corrupción más amplias y groseras, las privatizaciones de los bienes públicos, las concesiones a los empresarios amiguetes y el acceso más sectario a los medios de comunicación desde donde se manipula y se engaña a la ciudadanía como en ningún otro sitio. Y en el resto del mundo los liberales siguen los mismos procedimientos. Lo hemos visto recientemente en la administración Bush, con las prácticas de socializar las pérdidas de los grandes bancos quebrados o a punto de hacerlo, mientras que durante años y años las ganancias fueron a parar a los accionistas privados y a los sueldos millonarios de los directivos.

El liberalismo realmente existente es, en realidad, una ideología a la hora de la verdad muy intervencionista en favor de los ricos y de aquellos para quien el fin, su fin, el afán de lucro, justifica los medios.

No debe extrañar, de hecho, que las contundentes y pioneras medidas de choque liberales tras la caída de la rentabilidad a finales de los años sesenta tuvieran que necesitar una dictadura para implantarse. Sólo en un contexto de autoritarismo y eliminación de disidentes, como en el Chile de Pinochet, los gurús de la ideología neoliberal, con Milton Friedman a la cabeza, pudieron llevar a la práctica sus políticas a favor de un mercado que solo resultaba libre en apariencia porque a la postre lo organizan en torno a grandes oligopolios, privatizando por doquier y repartiendo la riqueza nacional entre unas pocas manos privadas. La propia extensión del «libre mercado» por el mundo ha necesitado siempre de la sangrienta intervención del Estado y de sus ejércitos, y aunque el colonialismo es tal vez la mejor demostración de ello también las dos recientes guerras del golfo ilustran ejemplarmente este fenómeno.

Con las políticas liberales nunca han aparecido mercados equilibrados y perfectos sino más concentrados y oligárquicos, porque sencillamente se ha buscado desde siempre hacer dominante la ley de la selva, la norma de no tener norma, la legalización de la posibilidad de que los poderosos machaquen a los desfavorecidos.

Las continuas medidas privatizadoras y desreguladoras llevadas a cabo por gobiernos liberales han permitido a unas pocas pero grandes corporaciones alcanzar un poder extraordinario que supera en muchos casos al de los propios Estados. Hacen y deshacen a su antojo, sin apenas responsabilidades, y en sus manos queda el devenir de la economía mundial y de las millones de personas que la integran. Y todo en nombre de la libertad de elección, de la que solo los poderos gozan en sentido pleno.

Y precisamente por el carácter contradictorio de este sistema y de esta ideología dominante el resultado final siempre es el mismo: dramáticas crisis que arrasan con la exigua riqueza de los más desfavorecidos, el desempleo de la mayor parte de la población pero nunca de los responsables últimos de las crisis, y la acentuación de la pobreza, la desigualdad y el hambre en todo el mundo. La Gran Depresión que siguió al crack del 29 en Estados Unidos y la actual crisis económica, ya denominada por algunos como la Gran Recesión, son ejemplos claros de todo esto, pero no los únicos.

Desde que el neoliberalismo volvió a reorientar la economía mundial se han sucedido graves crisis a lo largo de todo el mundo: la crisis asiática, la crisis de las puntocom en EEUU, las crisis latinoamericanas que culminaron con el hundimiento de la economía Argentina… El liberalismo está en el origen de las más grandes sacudidas que ha sufrido la economía mundial. Nada como las políticas liberales para favorecer el beneficio pero nada tampoco como el liberalismo para provocar después crisis gigantescas.

Pero la vigencia del liberalismo a pesar de sus constantes fracasos es también algo sobre lo que conviene reflexionar.

Es la muestra de que la derecha sabe perfectamente lo que hay que hacer para poder gobernar en su interés: generar pensamiento, lograr la hegemonía ideológica y convicción social, civilizar a partir de sus principios morales.

Es verdad que, basado en la mentira y en la tergiversación de los hechos sociales, el liberalismo tiene esa enorme capacidad de regeneración y de legitimación gracias a los medios que ponen a su servicio los poderosos. Las miles de instituciones privadas, fundaciones y otras organizaciones que el neoliberalismo ha articulado mundialmente en torno a unas cuantas sencillas ideas han servido para que los poderosos pudieran dotarse de discursos legitimados socialmente con los cuales acrecentar su poder y dinero. Y con ellos la derecha ha aplastado sutilmente a toda la oposición.

Y eso es lo que debería servirnos de lección. Frente a esa dominación ideológica, la izquierda necesita despertar y comenzar a recuperar el espacio social del pensamiento y de los principios morales que guían la acción social que ha cedido a la derecha en las últimas décadas. Una tarea que tiene que comenzar por la denuncia sistemática de las falsedades del pensamiento liberal.

Es urgente que la izquierda dedique su tiempo y esfuerzo a desvelar las mentiras y falacias que componen el ideario liberal y explicar paralelamente a los ciudadanos los fenómenos sociales de forma clara y precisa, partiendo de conceptos elementales y bajando a la realidad.

De lo contrario, la salida a esta crisis, como en otras ocasiones, tomará será una vuelta de tuerca más, donde de nuevo los salarios serán los que padecerán las consecuencias y con ellos todos los trabajadores que necesitan de ellos en todo el mundo para subsistir.

Las gentes necesitadas, los desposeídos, las personas humildes, los trabajadores, las mujeres y los hombres de todo el mundo necesitan alternativas que pongan en pie un nuevo tipo de relaciones sociales y respuestas distintas, más justas e igualitarias, a los problemas que ha creado la dominación de los grandes capitalistas y financieros.

Pero nada de eso podrá alcanzarse sin el pensamiento, sin la reflexión constante, sin la inteligencia colectiva de partidos, sindicatos, organizaciones, movimientos y personas de todas las corrientes de izquierdas. De un pensamiento del que ha de nacer la denuncia, la movilización y la acción. Todo lo demás, es hoy día accesorio. Y la unidad de todas las izquierdas en ese objetivo un presupuesto esencial para poder avanzar.