De un internet abierto a una vuelta a la edad oscura

Jonathan Cook

Counter Punch

¿Alguien puede dudar de que el acceso a un internet relativamente libre y abierto está llegando rápidamente a su fin en Occidente? En China y otros regímenes autocráticos los líderes simplemente manipularon internet a su voluntad, censurando el contenido que amenaza sus gobiernos. Pero en el “democrático” Occidente se está haciendo de manera diferente. El Estado no tiene que interferir directamente, subcontrata su trabajo sucio a las corporaciones.

Tan pronto como el próximo mes la red podría convertirse en el juguete exclusivo de las mayores corporaciones de ese tipo, decididas a obtener la mayor ganancia posible fuera del ancho de banda. Mientras tanto, las herramientas que nos permiten involucrarnos en el pensamiento crítico, la disidencia y la movilización social se eliminarán a medida que la “neutralidad de la red” se convierta en una nota histórica, una fase inicial, la del “crecimiento” de internet.

En diciembre la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) planea revocar regulaciones ya comprometidas puestas para mantener una apariencia de “neutralidad de la red”. Su presidente, Ajit Pai, y las corporaciones que son proveedoras de servicios de internet quieren eliminar estas reglas, al igual que el sector bancario se deshizo de las regulaciones financieras para poder inflar nuestras economías en esquemas ponzi gigantes.

Eso podría servir como el golpe final a la izquierda y su capacidad para hacer que su voz se escuche en el ámbito público. Seguir leyendo “De un internet abierto a una vuelta a la edad oscura”

Anuncios

Eduardo Galeano: Fútbol, ¿el opio de los pueblos?

 

Eduardo Galeano: El fútbol a sol y sombra (Descargar Libro)

 

Fragmento

¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales.

En 1880, en Londres, Rudyard Kipling se burló del fútbol y de “las almas pequeñas que pueden ser saciadas por los embarrados idiotas que lo juegan”. Un siglo después, en Buenos Aires, Jorge Luis Borges fue más que sutil: dictó una conferencias sobre el tema de la inmortalidad el mismo día, y a la misma hora, en que la selección argentina estaba disputando su primer partido en el Mundial del ’78.

El desprecio de muchos intelectuales conservadores se funda en la certeza de que la idolatría de la pelota es la superstición que el pueblo merece. Poseída por el fútbol, la plebe piensa con los pies, que es lo suyo, y en ese goce subalterno se realiza. El instinto animal se impone a la razón humana, la ignorancia aplasta a la Cultura, y así la chusma tiene lo que quiere.

En cambio, muchos intelectuales de izquierda descalifican al fútbol porque castra a las masas y desvía su energía revolucionaria. Pan y circo, circo sin pan: hipnotizados por la pelota, que ejerce una perversa fascinación, los obreros atrofian su conciencia y se dejan llevar como un rebaño por sus enemigos de clase. Seguir leyendo “Eduardo Galeano: Fútbol, ¿el opio de los pueblos?”

Nosotras, las que no pudieron quemar

Silvia Federici  Redacción La Tinta

#NiUnaMenos

Lectura recomendada: Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria (Descargar Libro)

Locas, histéricas o brujas, llámennos como quieran. Para nosotras no es un insulto sino el devenir de nuestras antepasadas, aquellas que cargaron con los estigmas sociales por denunciar y querer romper la lógica patriarcal que nos oprime. Las mismas que abrieron el camino que hoy nos permite que nuestra voz sea más fuerte, que cada vez seamos más caminando a paso firme y seguras. Convencidas de que este mundo no es el que queremos seguir pariendo.

 La cacería de brujas, la verdad de un gran femicidio

(…)  Hay una parte de la historia de las mujeres que no sabemos muy bien, que alguna vez hemos escuchado, pero no conocemos en profundidad y es la cacería de brujas. Y no la conocemos porqué fue y es intencionalmente ocultada y negada por aquellos que cuentan y escriben  la “verdadera” Historia.

Según Federici “la caza de brujas rara vez aparece en la historia del proletariado. Hasta hoy, continúa siendo uno de los fenómenos menos estudiados en la Historia de Europa o, tal vez, de la Historia mundial, si consideramos que la acusación de adoración al Demonio fue llevada al «Nuevo Mundo» por los misioneros y conquistadores como una herramienta para la subyugación de las poblaciones locales. El hecho de que las víctimas, en Europa, hayan sido fundamentalmente mujeres campesinas da cuenta, tal vez, de la indiferencia de los historiadores hacia este genocidio; una indiferencia que ronda la complicidad, ya que la eliminación de las brujas de las páginas de la Historia ha contribuido a trivializar su eliminación física en la hoguera, sugiriendo que fue un fenómeno de significado menor, cuando no una cuestión de folclore. Al tiempo que deploraban el exterminio de las brujas, muchos han insistido en retratarlas como necias despreciables, que padecían alucinaciones. De esta manera su persecución podría explicarse como un proceso de «terapia social», que sirvió para reforzar la cohesión amistosa y que podría ser descrita en términos médicos como «pánico», «locura», «epidemia», caracterizaciones todas que exculpan a los cazadores de brujas y despolitizan sus crímenes” Seguir leyendo “Nosotras, las que no pudieron quemar”

¿Qué es el complejo industrial cultural? (Descargar Texto)

Luis Bonilla Molina

luisbonillamolina.wordpress.com

Las corporaciones mediáticas son en buena medida, las grandes fusiones empresariales que ordenan la industria cultural a escala planetaria. Las corporaciones mediáticas están conformadas por prensa escrita (periódicos, revistas y otros productos editoriales), medios audiovisuales (cadenas de televisión y radio, productoras cinematográficas) y medios digitales a partir de la revolución de la Internet (…) Estas corporaciones son símbolos del capitalismo del siglo XX y ahora con más fuerza del siglo XXI. Ello no se debe a su potencia financiera sino fundamentalmente a su capacidad de reflejar y modelar los valores del capital en la sociedad.

Fragmento

¿Qué es el complejo industrial cultural?

Es la red de instituciones y medios de prensa, televisión, radio, cine, digitales y de construcción de discursos, que tienen como norte la producción de mercancías culturales para el modelamiento del comportamiento social, el control de las disidencias y la eliminación de narrativas que obstruyan la hegemonía ideológica del mundo capitalista. Muchas de las mercancías culturales que genera el complejo industrial cultural, son en sí mismas instrumentos de guerra, usadas como disuasión, persuasión, simulación, distracción y atemorización suave.

Es de hacer notar que, el complejo industrial cultural está estrechamente vinculado al complejo industrial militar. Un componente importante de ambos sectores lo constituye la industria tecnológica. Algunas de las actividades del sector de la innovación tecnológica están referidas a la gerencia de datos, el establecimiento de redes informáticas, el diseño de los sistemas de la base de datos, el diseño de software, la puesta en marcha de sistemas de información de gerencia y la gerencia de sistemas.

En 1978 sesenta corporaciones de la tecnología informática constituyeron la alianza de los servicios de tecnología de la informática, mejor conocida por sus siglas (WITSA). Hoy forman parte de WITSA corporaciones de 67 países, siendo la Asociación Americana de Tecnología Informática su secretaria tecnológica. Si bien WITSA no es la única alianza conductora de la política tecnológica global es una de sus caras más visibles. Esta área controla la arquitectura necesaria para la circulación, presentación y conducción de datos, que es una de las formas como se conocen y expresan -en la era digital- las mercancías culturales (…)

Descargar Texto:  ¿Qué es el complejo industrial cultural?

FACC #QuiénElige? : Los gritos del silencio

A lo largo de este traumático viernes, cada acción tocó un punto neurálgico del dolor que produce la actualidad argentina.

En un día que conmueve, la Fuerza Artística de Choque Comunicativo – un grupo que reunió a más de 500 artistas autoconvocados- realizó una serie de manifestaciones artísticas y coordinadas en todo el país bajo la consigna #QuiénElige?. Con máscaras de pájaros de mal agüero y una banda sonora, señalaron cuatro símbolos del poder: los tanques petroleros en Comodoro Rivadavia; la residencia de los Blaquier en Ledesma, Jujuy; el Escuadrón n° 36 de Gendarmería en Esquel; y el Congreso Nacional, en Buenos Aires. La última acción, cargada de la noticia de que el cuerpo hallado pertenece a Santiago Maldonado, desbordó en llantos, aplausos y reacciones que catalizaron un sentimiento colectivo. Cómo fueron las acciones en cada lugar, quiénes es la FACC y cómo es el arte cuando ataca.

Una pregunta inquietante comenzó a poblar las calles de la ciudad de Buenos Aires desde el miércoles por la madrugada: #QuiénElige? decía el afiche acompañado por un dibujo de una máscara de pájaro de mal agüero. Recién dos días más tarde, hoy, se conocería la línea que conecta la campaña gráfica con la acción concreta en cuatro puntos cardinales del país.

La FACC es un grupo artístico que realiza acciones en el espacio público desde el 2016. Esta vez, trabajó en silencio durante meses junto a artistas de cuatro ciudades distintas (Comodoro Rivadavia, Libertador General San Martín, Esquel y Buenos Aires) llegando a reunir más de 500 personas involucradas en esta acción coordinada y pautada para el viernes 20 de octubre, dos días antes de las elecciones legislativas.

#QuiénElige ?  sintetizó así una pregunta artística que se encargó de señalar puntos claves del poder, bajo tres lemas contundentes:

Comodoro Rivadavia: “Esto es dictadura corporativa”.

Ledesma: “Esto es explotación asesina”

Esquel: “Esto es terrorismo de Estado”.

La acción en Buenos Aires, frente al Congreso Nacional, reunió las tres consignas y sintetizó la carga simbólica y concreta que tuvieron las cuatro acciones encadenadas. Fue, también, la más grande: reunió por sí misma a más de 200 artistas y una banda de músicos que crearon un sonido ambiente de película de terror.

Y, de pronto, el silencio.

Un silencio que grita una pregunta:

#QuiénElige ? Seguir leyendo “FACC #QuiénElige? : Los gritos del silencio”

Eduardo Galeano: Curso básico de racismo y machismo*

saudaderadio.com

*Fragmento  Eduardo GaleanoPatas arriba: la escuela del mundo al revés.

Por algo fueron mujeres las víctimas de las cacerías de brujas, y no sólo en los tiempos de la Inquisición. Endemoniadas: espasmos y aullidos, quizá orgasmos, y para colmo de escándalo, orgasmos múltiples. Sólo la posesión de Satán podía explicar tanto fuego prohibido, que por el fuego era castigado. Mandaba Dios que fueran quemadas vivas las pecadoras que ardían. La envidia y el pánico ante el placer femenino no tenían nada de nuevo. Uno de los mitos más antiguos y universales, común a muchas culturas de muchos tiempos y de diversos lugares, es el mito de la vulva dentada, el sexo de la hembra como boca llena de dientes, insaciable boca de piraña que se alimenta de carne de machos. Y en este mundo de hoy, en este fin de siglo, hay ciento veinte millones de mujeres mutiladas del clítoris.

  No hay mujer que no resulte sospechosa de mala conducta. Según los boleros, son todas ingratas; según los tangos, son todas putas (menos mamá). En los países del sur del mundo, una de cada tres mujeres casadas recibe palizas, como parte de la rutina conyugal, en castigo por lo que ha hecho o por lo que podría hacer:

  —Estamos dormidas— dice una obrera del barrio Casavalle de Montevideo. —Algún príncipe te besa y te duerme. Cuando te despertás, el príncipe te aporrea.

  Y otra:

  —Yo tengo el miedo de mi madre, y mi madre tuvo el miedo de mi abuela.

  Confirmaciones del derecho de propiedad: el macho propietario comprueba a golpes su derecho de propiedad sobre la hembra, como el macho y la hembra comprueban a golpes su derecho de propiedad sobre los hijos.

  Y las violaciones, ¿no son, acaso, ritos que por la violencia celebran ese derecho? El violador no busca, ni encuentra, placer: necesita someter. La violación graba a fuego una marca de propiedad en el anca de la víctima, y es la expresión más brutal del carácter fálico del poder, desde siempre expresado por la flecha, la espada, el fusil, el cañón, el misil y otras erecciones.

Fuente: http://www.saudaderadio.com/2017/08/eduardo-galeano-curso-basico-de-racismo.html

Fuente de ilustración: Esta tira pertenece a “Mafalda” de Quino.

FACC. #FemicidioEsGenocidio: una acción poética y un mensaje contundente a los tres poderes del Estado.

La vaca.org

#FemicidioEsGenocidio

Fue la acción artística en el espacio público más conmovedora de los últimos tiempos. Ciento veinte  mujeres miran de frente -en silencio y en posición firme-los edificios que representan los tres poderes del país. Se paran frente a la Casa Rosada, Tribunales  y el Congreso Nacional. Son 120, dijimos, y esa sola cifra impacta, pero los femicidios que se cometieron en lo que va del año son más: 133. ¿Impacta esa cifra? ¿Cómo? ¿Dónde? Son preguntas importantes para comprender el significado de esta acción. La necesidad de señalar que hay tres poderes del Estado que no reaccionaron y por eso este mensaje, escrito con los cuerpos y un grito estremecedor.

La acción comienza de a poco. Mujeres paradas frente a los edificios que representan a esos tres poderes. Una orquesta,  conformada por otras doce mujeres, toca entonces música de cámara. Alertan así a los que pasan por la calle que algo está por suceder. Los atrapa.

Hombres y mujeres de paso quedan en silencio,  mirando absortos  lo que está por suceder.

Qué nos dijeron:

El golpe de un tambor marca el cambio en la escena. Las mujeres comienzan a desnudarse. Quedan expuestas al frio, a las miradas, a la interperie. Lentamente, de a una, de a tres, de a seis, vana conformando dos pilas de cuerpos inertes, rodeadas de otros cuerpos que se desparraman sin vida por la acera.

La voz de una mujer con megáfono comienza a recitar entonces un discurso que hilvana fragmentos de tres poesías – Nombremos a todas, de Paula Heredia (Córdoba); Otro sí digo, de Gabriela Robledo (Córdoba); India, Patricia Karina Vergara Sánchez (Méjico)- con datos extraídos de Taringa que informan algunos de los métodos que fueron utilizados para asesinar mujeres. El discurso se clava como un cuchillo en la garganta de quienes escuchan.

Dice así:  Seguir leyendo “FACC. #FemicidioEsGenocidio: una acción poética y un mensaje contundente a los tres poderes del Estado.”