Totalitarismo del mercado. El mercado capitalista como ser supremo (Descargar Libro)

Autor: Franz J. Hinkelammert

La obra de Franz J. Hinkelammert está mostrando desde hace décadas cómo el capitalismo y la modernidad produjeron una realidad tal que obnubiló nuestra visión o comprensión de lo que hace posible cualquier realidad. Esta visión moderna de la realidad no surgió en 1492, sino que viene gestándose desde mucho antes. Desde cuando se empezó a configurar lentamente en la tradición occidental un tipo de subjetividad de dominación, que aplastando cualquier proceso de liberación, fue configurando poco a poco una visión de la realidad que la modernidad pudo desarrollar hasta sofisticaciones tan inauditas, que ahora, con lenguaje y hasta discurso emancipador se pueden producir relaciones de dominio muy sofisticadas y crudas en nombre del ser humano y de la libertad. Es el problema del fetichismo que fue formulado por Marx y que Hinkelammert desarrolla como muy pocos en este tiempo.

Supuestamente vivimos en un mundo y época en la cual el ser humano después de tanta “prehistoria” tiene al fin acceso no solo al conocimiento científico, o sea verdadero, sino que ahora ha alcanzado por fin su humanidad. El problema es; ¿por qué en medio de tanto conocimiento “supuestamente verdadero”, de tanto desarrollo científico y tecnológico sin precedentes, hay tanta acumulación de miseria y tanta injusticia y destrucción de la naturaleza a niveles nunca antes imaginados? Ya no es solo el capitalismo el problema, sino su horizonte histórico y cultural que la hizo posible y que llamamos modernidad. Ella produjo su propio conocimiento, su propia cultura y su propia ciencia para justificarse a sí misma como lo mejor y al capitalismo como bueno. Y para poder fundamentarlos a todos ellos como lo más desarrollado, superior y racional, produjo su propia idea de racionalidad. Por ello es que ahora la producción de miseria y la destrucción de la naturaleza se pueden hacer conforme a esta racionalidad. Los grandes organismos internacionales como el FMI, la ONU, el Banco Mundial, utilizan argumentos lógicos, racionales y hasta científicos para justificar sus actos como buenos o necesarios.

Pero los resultados de este proceso de racionalización y modernización son; aparte de desastrosos, irracionales. Es lo que Hinkelammert llama la “irracionalidad de lo racionalizado”, es decir, el problema no es con la razón en general, sino con el tipo de racionalidad que produjo la modernidad, que no es conforme a la razón, ni a la humanidad, ni a la vida, sino a la sinrazón y hasta la destrucción de las condiciones de posibilidad de toda forma de vida. Y supuestamente la modernidad, es, lo más racional que la humanidad pudo crear a lo largo de su historia. ¿Dónde está la contradicción? (…)

Libro tomado de: www.pensamientocritico.info/

Descargar Libro: Totalitarismo de mercado. El mercado capitalista como ser supremo

Anuncios

John Coltrane, jazz, racismo y resistencia

Martin Smith El Viejo Topo

“Cuando un músico Negro coge su instrumento y empieza a soplar, improvisa, crea; sale de su interior. Es su alma. El jazz es el único espacio de Estados Unidos en el hombre Negro puede crear libremente”  … Así es como Malcolm X describió el espíritu del jazz en un mitin político organizado en Nueva York en 1964. Entre el público se encontraba el músico de jazz John Coltrane. Muchas de las esperanzas y anhelos que Malcolm tan elocuentemente expresaba en sus discursos estaban también presentes en la música de Coltrane. En palabras del escritor Craig Werner, “Los dos compartían una determinación que podría resumirse en un único mensaje central: Cambiemos el mundo ahora”.

Coltrane empezó su carrera en el jazz tocando el saxofón tenor, pero más tarde desarrolló y popularizó el saxofón soprano, más pequeño (y hasta entonces muy poco utilizado). Fue un experimentador incansable que buscó permanentemente nuevos sonidos y fue rompiendo las fronteras del jazz. En una era dominada por la producción masiva, la guerra y la pobreza, la música de Coltrane ofrecía esperanza, amor y el deseo de libertad.

Pero, ¿por qué escribir otro libro sobre Coltrane, cuando ya existen varios? Pues porque todos los estudios anteriores se han concentrado exclusivamente en los detalles biográficos de su vida, con la única excepción del libro de Frank Kofsky, John Coltrane and the Jazz Revolution of the 1960s, que se centra en un periodo concreto de la carrera musical de Coltrane. Sin embargo, mi intención con este libro es reflejar algo más amplio, la forma en que el jazz y la música de Coltrane fueron moldeados por el mundo cambiante y el singular momento político en el que se desarrollaron. Seguir leyendo “John Coltrane, jazz, racismo y resistencia”

Antología del pensamiento crítico uruguayo contemporáneo (Descargar Libro)

Karina Batthyány. Gerardo Caetano. [Coordinadores] 
Colección Antologías del Pensamiento Social Latinoamericano y Caribeño. 
ISBN 978-987-722-315-6 
CLACSO. https://www.clacso.org.ar/
Buenos Aires. Marzo de 2018 

La realización de una Antología del pensamiento crítico uruguayo contemporáneo de los últimos cien años, como toda obra con estas características, presupone ante todo una estrategia de selección de autores y de textos. Por lo general, la misma se hace a partir de la definición de algunos criterios que permiten respaldar las opciones que se toman en el extendido conjunto de producciones intelectuales consideradas. En este caso, se trata de una antología de los últimos cien años de las ciencias sociales uruguayas. Por cierto, que en la consideración analítica de estas últimas y hasta en su delimitación como campo, se ha debido tomar en cuenta un criterio necesariamente amplio. En ese marco, uno de los objetivos centrales de esta compilación apunta a contribuir al conocimiento, en ese extenso y heterogéneo espacio de producción intelectual, de aquellos autores que han aportado a la configuración de un pensamiento crítico en Uruguay, en muchos casos con proyección latinoamericana y hasta mundial. Sin duda, en la selección realizada existirán aciertos en relación a los autores seleccionados y, aun sin desearlo, omisiones casi que inevitables, producto de lo acotado del espacio y de la síntesis necesaria. Sabemos que toda selección de esta naturaleza resulta, por definición, controversial; discutible.

Descargar Libro: Antología del pensamiento crítico uruguayo contemporáneo

Haití es un barril de pólvora y un montón de gente con fósforos al lado

Lectura recomendada:

Haití: 211 años de resistencia anticolonial (Descargar Texto)

M.H.: ¿Qué está pasando en Haití?

H.B.: En Haití desde el viernes pasado se desató una insurrección popular. La causa inmediata es el aumento en el precio de los combustibles, pero la cosa es más seria y profunda. El sistema neocolonial impuesto hace más de cien años, desde la primera ocupación norteamericana de 1915 a 1934, impuso una estructura que colapsó a través del tiempo. Para poder contenerla recurrieron a dictaduras feroces como la de la familia Duvalier, golpes de Estado y hasta la ocupación del país. Sin embargo, el pueblo nunca ha dejado de luchar.

Mario Hernandez

Resumen Latinoamericanos

Entrevista a Henry Boisrolin del Comité Democrático Haitiano

El empobrecimiento es extremo, hay un 70% de la población activa sin trabajo, un porcentaje de analfabetismo superior al 60/70%, una ocupación desde 2004 que introdujo el cólera y produjo más de 20.000 muertos, violaron a niñas de 12 años, las desigualdades sociales en vez de achicarse se ampliaron de manera realmente escalofriante, las condiciones de existencia de millones de seres humanos no solamente en el campo sino en las ciudades, son infrahumanas. Ese es el caldo que hay que ver.

Haití es un barril de pólvora y un montón de gente con fósforos al lado, cualquier cosa lo puede hacer estallar. Lo que ocurrió entre el viernes y el sábado pasados, y que sigue ocurriendo ahora, la incertidumbre sobre si se va o no el Presidente, tiene que ver con esto. Si bien el Presidente, que es ilegítimo, manipulador, ha dado marcha atrás al aumento, a la gente, a las organizaciones populares ya no les interesa eso, quieren que se vaya. Hay un punto de inflexión cuando el pueblo ocupa la calle.

Yo he vivido mucho tiempo allí, he visto muchas manifestaciones, pero las del viernes y sábado realmente entraran en la historia del país. La respuesta popular fue contundente. Uno tiene que pensar en serio lo que está pasando, porque reducir eso a un problema solamente de aumento del combustible es un simplismo; hay que ver el tema de manera más amplia. En este momento hay una tensa calma, no se decidió aún si se va el primer ministro o no. Evidentemente hay un apoyo internacional sobre todo de Washington hacia el gobierno del Presidente Jovenel Moïse pero la presión popular es tal que vamos a ver al final.

Hay una primera victoria, ya dijo que no puede seguir adelante con el aumento, pero habrá que ver si el segundo reclamo del pueblo que es la renuncia de este hombre, se lleva a cabo. Es la primera vez que salen del país miembros de la clase dominante de manera tan numerosa. El ex Presidente Martelli y su familia fueron los primeros en abandonar el país en un helicóptero de la República Dominicana que los fue a buscar. Las embajadas no funcionan, hoy (10/9) es el segundo día de huelga y hay un comunicado de los sectores comerciales que piden resarcimiento por lo que han perdido, lo dicen de manera cínica, y si esto no da resultado dicen que a partir del jueves van a empezar con una huelga patronal por tiempo ilimitado.

Entonces hay una situación muy grave, hay contradicciones por doquier, enfrentamientos por doquier. Todas las contradicciones han estallado. Haití es un polvorín que explotó. Difícilmente se puede saber cómo va a terminar eso, lo que es seguro es que algo ha cambiado. La acumulación de todas las luchas que se vienen desarrollando llegó a un punto de inflexión en el enfrentamiento de clases y en el esquema de dominación. Entonces no se sabe si habrá un desembarco norteamericano, si el Presidente va a poder mantenerse, pero obviamente algún cambio tiene que hacer. Piden la cabeza del Jefe de policía también, hay un pedido de interpelación al Primer ministro para el sábado 14, donde habrá teóricamente un voto de censura. Es muy engorroso en Haití por otro lado el proceso para nombrar un nuevo Primer ministro para formar un nuevo gobierno, porque puede ser nombrado pero tiene que ser ratificado por el Parlamento, tiene que presentar su declaración de política general y ser aprobada. Una cosa muy larga y el pueblo no tiene tiempo para esas cosas. Seguir leyendo “Haití es un barril de pólvora y un montón de gente con fósforos al lado”

Los aranceles de Estados Unidos contra China “inician una guerra comercial de 50 años”

Lectura recomendada:

China lidera las reservas de divisas en el mundo: 3,2 billones de dólares

Implícito en el telón de fondo se encuentran los líderes chinos que parecen interpretar el primer disparo de Tump como la aceleración de la Estrategia de Seguridad Nacional de los EE.UU. La conclusión a la que ha llegado Pekín es forzosa, Estados Unidos ahora está amenazando el sueño chino. Como el sueño chino incluye sin discusión “el rejuvenecimiento de la nación”, el proyecto “Made in China 2025”, Las Rutas de la Seda, la multipolaridad y China como motor de la integración de Eurasia no son negociables, no es de extrañar que el escenario esté preparado para una inevitable e importante turbulencia.

Pepe Escobar

Asia Times

Más allá del primer misil de la medianoche del 5 de julio, un disparo que podría convertirse en una guerra comercial despiadada, la lucha de aranceles entre China y los Estados Unidos debe verse en el contexto de un gran escenario de combate geopolítico y económico.

Este “big game”, como todo tipo de escenarios especulativos sobre cómo evolucionan las luchas tarifarias, son cuestiones periféricas. El objetivo final que acaba de comenzar no es supuestamente un “libre comercio” disfuncional; el objetivo es “ Made in China 2025”  o una China establecida como una potencia de alta tecnología a la par, o incluso superior a los EE. UU. y a la Unión Europea.

Ahora conviene recordar que fue Alemania quien realmente proporcionó algunas de las ideas del plan “Made in China 2025” a través de su estrategia Industry 4.0.

Made in China 2025 se dirige a 10 campos tecno-estratégicos: tecnología de la información, incluidas las redes 5G y la ciber-seguridad; robótica; aeroespacial; ingeniería oceánica; ferrocarriles de alta velocidad; vehículos con nueva energía; equipo de poder; maquinaria de agricultura; nuevos materiales y biomedicina. Seguir leyendo “Los aranceles de Estados Unidos contra China “inician una guerra comercial de 50 años””

La Colombia del 2018 al 2022: gobernabilidad, guerra y coca (Descargar Texto)

Cristian Camilo Barrera  Rebelión

Iván Duque, candidato del denominado Centro Democrático, partido político creado por el ex presidente Álvaro Uribe en el 2013 ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el domingo 17 de junio de 2018.
Duque, más que el heredero del capital simbólico de Uribe, es el paladín del grupo terrateniente, mafioso y ganadero que movió sus influencias y poder para hacerlo candidato y luego presidente. Duque no representa al conjunto de la ciudadanía y tampoco es heredero de una corriente política tradicional del país, él solo representa a esos poderes que han acumulado y escalado importantes escenarios dentro de la institucionalidad y en los territorios en menos de dos décadas.

Resulta importante resaltar como en la elección de Duque como presidente se manifiesta de manera evidente un patrón histórico del poder político estatal en Colombia, donde se entrecruza y encuentra un complejo híbrido entre lo legal y lo ilegal, ya que si bien las funciones del nuevo presidente deberán dar cuenta de lo institucional y lo legal, al tiempo él representa y está muy bien respaldado por poderes ilegales que son efectivos donde el Estado se aleja totalmente de esa ficción idealizada como forma de organización política que funciona y opera en función de lo púbico y la ciudadanía, y en lugar de existir como un ente neutral, es en realidad un aparato amarrado por un poder mafioso que regula y administra a su conveniencia las funciones, los beneficios y los castigos (…)

Descargar Texto: La Colombia del 2018 al 2022: gobernabilidad, guerra y coca

Artículo relacionado:

El triunfo del uribismo y los dilemas de la paz neoliberal

Cuba: ¿Socialismo sin anticapitalismo? La cuadratura del círculo

La transición socialista que no plantee sus bases anticapitalistas solo alcanzará la cuadratura del círculo (…) Estos no son debates nuevos, los mismos están desglosados desde la década del 20 en la Rusia soviética. Asuntos como las formas de propiedad, el uso del dinero, la ley del valor y el mercado, las distintas formas de incentivar el trabajo, redundan en tensión permanente entre el nuevo orden que no acaba de nacer y el viejo orden que no acaba de morir.

Ariel Dacal Díaz

La Tizza

Ponencia presentada por el autor en la Mesa de Debate: Marx y una economía política para la transición socialista, Instituto Cubano de Investigación Cultural “Juan Marinello”, 16 de mayo, 2018.

Pareciera que el problema fundamental de Cuba es económico, y por tanto debería centrar toda nuestra atención. Pero, ¿qué es lo económico? Contrario a esa idea, pareciera que el problema es político, y que este debería ser nuestro enfoque prioritario. Pero, ¿qué es lo político?

Para comprender la realidad cubana, ambos referentes tienen limitado alcance interpretativo el uno sin el otro. Sin embargo, ambos cobran sentido al preguntarles ¿a qué proyecto social sirven?, ¿a qué condición del ser humano tributan?, ¿a qué comprensión sobre la naturaleza responden?

El modo de relación entre lo natural, lo social y lo humano tiene carácter histórico concreto. Épocas, sistemas, modelos, cosmovisiones e ideologías dan cuenta del largo tránsito de lo económico y lo político como soluciones a esa relación. Tránsito que ha dejado, esencialmente, una traza de disputas antagónicas entre la libertad y la opresión, la que desde hace un buen tiempo se polariza entre dos referentes: el capitalismo y el comunismo.

Las líneas gruesas de la teoría sobre la transición al comunismo enmarcan un proceso histórico contrario a las relaciones de producción capitalistas. Este pretende superar la contradicción entre el creciente carácter social de la producción y la apropiación privada de la riqueza por una minoría, y supone el avance del control político de la clase trabajadora en su condición de productora y propietaria colectiva. En una formulación más abstracta, busca dirimir el conflicto entre el Capital y el Trabajo. Seguir leyendo “Cuba: ¿Socialismo sin anticapitalismo? La cuadratura del círculo”