La terrible destrucción que se planea ‎para la «Cuenca del Caribe»‎

Thierry MeyssanVoltairenet

En una serie de artículos anteriores presentamos en este mismo sitio web el plan del SouthCom (que los ‎latinoamericanos designan como el “Comando Sur” estadounidense) destinado a provocar una ‎guerra entre naciones latinoamericanas para destruir los Estados en todos los países de la ‎llamada «Cuenca del Caribe» [1].‎ La preparación de una guerra de esa envergadura, sucesora de la serie de conflictos provocados ‎en el «Medio Oriente ampliado» (o «Gran Medio Oriente»), es un proceso que exige alrededor ‎de 10 años [2].‎ Después de la fase de desestabilización económica [3] y del ‎subsiguiente periodo de preparación militar, la operación propiamente dicha debería comenzar en ‎los próximos años con una agresión militar contra Venezuela. En esa agresión participarían Brasil ‎‎(con apoyo de Israel), Colombia (aliada de Estados Unidos) y Guyana (o sea, el Reino Unido). ‎ Vendrían después agresiones militares contra Cuba y Nicaragua, los dos países que completan la ‎‎«troika de la tiranía», según el consejero estadounidense de seguridad nacional John Bolton.‎ Pero el plan inicial pudiera verse modificado, principalmente por las nuevas ambiciones ‎imperiales del Reino Unido [4], que ‎podría ejercer cierta influencia sobre el Pentágono. ‎

Contenido:

  • -La evolución de Venezuela
  • -Coordinación de los medios logísticos
  • -Colombia
  • -Guyana
  • -Brasil

Veamos el panorama actual:‎ ‎ ‎ Seguir leyendo “La terrible destrucción que se planea ‎para la «Cuenca del Caribe»‎”

Tendencias a los extremos : tres claves y una hipótesis estratégica sobre la dinámica política española

“La democracia está en grave peligro, sobre todo en sus feudos europeos”, así comienza el libro de Tariq Ali. El concepto de “extremo centro” había sido formulado por el autor en artículos y ensayos anteriores, para dar cuenta de la transformación de los partidos de los regímenes bipartidistas en dos caras de un mismo bloque político neoliberal. Los republicanos y los demócratas en Estados Unidos, los nuevos laboristas y los tories en Gran Bretaña, los socialistas y los conservadores en Francia y el Estado español, las “grandes coaliciones” en Alemania, la centro-derecha y la centro-izquierda en los países escandinavos. En casi todos los casos, dice Tariq Ali, el sistema bipartidista se ha metamorfoseado en un gobierno de unidad nacional.  “El cascarón democrático en el que el capitalismo occidental ha prosperado hasta hace poco muestra numerosas grietas. Desde la década de 1990, la democracia ha adoptado en occidente la forma de un extremo centro, donde el centroizquierda y el centro-derecha se han compinchado para mantener el statu quo; una dictadura del capital que ha reducido los partidos políticos a la condición de muertos vivientes”

Diego Lotito

La Izquierda Diario

La tendencia a la polarización es el signo político del 2019. La crisis del extremo centro, la emergencia de la extrema derecha y el fin de ciclo del neorreformismo. La necesidad de una nueva hipótesis para el surgimiento de una extrema izquierda anticapitalista y de clase.

Contenido:

  • La crisis del extremo centro
  • La emergencia de la extrema derecha
  • El fin de ciclo del neorreformismo
  • Extrema izquierda: la necesidad de una nueva apuesta estratégica

Seguir leyendo “Tendencias a los extremos : tres claves y una hipótesis estratégica sobre la dinámica política española”

Seattle. ¿Ciudad corporativa? Por Cal Winslow

Seattle crece de modo exuberante: es un lugar importante. Cabe, sin embargo, preguntarse: ¿qué clase de lugar? Un escenario, tal vez, para la nueva Gilded Age, donde la riqueza corporativa y una vida callejera «vibrante» pueden distraer la mirada de todo tipo de contradicciones sociales. A los habitantes de Seattle no les importa que llueva; de hecho, les encanta el aire libre. Sin embargo, los espacios públicos escasean y el acceso al mar está severamente restringido. Los empleados de las empresas tecnológicas llevan muy a gala los altos índices de «calidad de vida» que distinguen a Seattle, pero los precios de la vivienda se disparan incluso a un mayor ritmo que en el Área de la Bahía de San Francisco y el tráfico es con frecuencia insoportable. En Pioneer Square, cientos de desempleados duermen regularmente en la calle cada noche. Surgen poblados de tiendas de campaña que recuerdan a «Hooverville», el complejo de chabolas erigido en la década de 1930.

Cal Winslow  New Left Review

Fragmento

Seattle reluce bajo los cielos grises que caracterizan su clima. En Elliot Bay aguardan para descargar los portacontenedores procedentes de China, mientras las embarcaciones turísticas parten hacia los glaciares menguantes de Alaska. Una concurrida atracción, la noria conocida como la Great Wheel, se alza sobre el muelle 57 y los turistas pululan por todas partes. Dos gigantescos estadios deportivos dominan el extremo sur del paseo marítimo, donde en épocas pasadas los marineros solían resolver sus trifulcas y los estibadores en lucha inmovilizaban los grandes buques, siendo derrotados en 1916 y alzándose victoriosos por fin en 1934. Seguir leyendo “Seattle. ¿Ciudad corporativa? Por Cal Winslow”

20 años de dolarización en Ecuador: ¿es sostenible?

Este 2019 se cumplen 20 años del feriado bancario en Ecuador, el saqueo más grande de la época contemporánea y epílogo de un modelo oligárquico-neoliberal que dominó el país durante todo el siglo XX. El 12 de marzo de 1999 el Gobierno neoliberal de Jamil Mahuad y el Partido Social Cristiano anunciaban la subida del precio de los combustibles en 169%, el IVA del 10% al 15%, un impuesto del 4% a los vehículos y el congelamiento de los depósitos de los ecuatorianos. Lo que hoy pocos recuerdan es que ante de terminar su intervención Mahuad sentenciaba que el paquete económico “sentará las bases para implementar una futura convertibilidad, o directamente la dolarización de la economía”[1] La dolarización fue una decisión de las élites tomada en 1999 a espaldas del pueblo y que no fue anunciada hasta el 9 de enero del año 2000.

Unidad Debates Económicos

CELAG

Hay que entender que existieron dos dolarizaciones. La primera, para la oligarquía, fue en el año 1999. Los ricos con información privilegiada, ya sabían en 1999 de la dolarización y tuvieron meses para cambiar sus depósitos en sucres a un dólar preferente (7 mil sucres). Esta demanda por dólares presionaba aun más el tipo de cambio que, cuando fue anunciada oficialmente, la cotización llegaba a los 25 mil sucres por dólar. Mahuad fue derrocado el 21 de enero del 2000, días después del anuncio. De poco sirvió. La oligarquía había llegado antes y se había quedado con los dólares. Los dólares que sobraron, se entregaron a la sociedad para que viva como pueda. Seguir leyendo “20 años de dolarización en Ecuador: ¿es sostenible?”

Neoliberalismo: la historia (Descargar Texto)

Hacer historia es hacer crítica. Si un fenómeno social no tiene orígenes, si no tiene génesis, entonces es candidato a pensarse como algo que siempre ha estado ahí, desde los orígenes del tiempo, y lo que no tiene principio tampoco tendrá acabamiento. La conclusión es inmediata: ese fenómeno social sería algo natural y, por tanto, algo que no se cuestiona. Ese fenómeno social no acepta una crítica en el sentido analítico: no tiene inicio, y eso impide pensar sus determinaciones históricas.

Alejandro Nadal

Sinpermiso.info

Fragmento

La historia que tradicionalmente se escucha sobre los orígenes del neoliberalismo es que al final de la era dorada del capitalismo (1945-1975), el sistema entró en crisis. Inflación y estancamiento en Estados Unidos condujeron a un replanteamiento de las relaciones entre mercados y gobierno. En esta narrativa se dice que el régimen keynesiano, que estuvo en pie durante esos años, tuvo que ser remplazado por otro en el que el mercado sin reglamentaciones pudiera guiar las decisiones económicas a niveles micro y macroeconómico. El marco de referencia keynesiano había mantenido la idea de que la intervención de la política macroeconómica podía y debía corregir la inestabilidad del capitalismo y mantener niveles adecuados de la demanda agregada para afianzar las economías capitalistas. Pero la historia es que el estancamiento y la inflación mostraron los límites del régimen keynesiano y obligaron a rectificar el camino. Esa versión de la historia del neoliberalismo es simplista y errónea (…)

Fuente del texto:http://sinpermiso.info/

Descargar Texto: Neoliberalismo: la historia

Enero 1919. A cien años de la Semana Trágica

En enero de 1919, la huelga de los obreros metalúrgicos de los talleres Vasena, después de una feroz represión en la puerta de la fábrica de Nueva Pompeya, se transforma en una huelga general que conmueve a la Ciudad de Buenos Aires durante más de una semana, con elementos semiinsurreccionales, movilizaciones de masas, barricadas y enfrentamientos con las fuerzas represivas, y el despliegue de una gran espontaneidad, combatividad y solidaridad obrera y popular.

Alicia Rojo

La Izquierda Diario

La llamada “semana trágica” se inscribe en una etapa de ascenso de la lucha de clases en el país, del que fueron hitos también las huelgas de La Forestal (1920-1922) y las de los peones rurales de la Patagonia (1920-1922) y fue parte de la oleada revolucionaria internacional abierta con la Revolución rusa.

Para estos años Vasena es una de las empresas más importantes del país con unos 2.500 empleados. Los trabajadores exigen la jornada laboral de 8 horas, aumento de salarios y mejores condiciones laborales y comienzan una huelga a principios de diciembre de 1918. La empresa se mantiene funcionando con un pequeño sector de obreros que no adhiere y con carneros enviados por la Asociación Nacional del Trabajo. La organización patronal, fundada un año antes, se encarga de contratar los rompehuelgas y llevarlos a las fábricas, es presidida por Pedro Christophersen, también presidente de la Bolsa de Comercio, junto a Joaquín Anchorena, una figura central de la Sociedad Rural y del gobierno radical de Yrigoyen. Seguir leyendo “Enero 1919. A cien años de la Semana Trágica”

¿Por qué todo el mundo ama “Cinema Paradiso”?

Cinema Paradiso: Película de Giuseppe Tornatore, tres décadas.

jovencísimo Salvatore Cascio interpretó a Totò, diminutivo siciliano de su propio nombre real, un niño que vive por y para el cine. No es que haya mucho más que hacer en su pueblo, donde los hombres -incluido su padre- han partido hacia la guerra y la única alegría colectiva parece ser ir a gritarle un rato a la gran pantalla del Cinema Paradiso. Allí trabaja Alfredo (Philippe Noiret) como operador, proyectando las cintas a ese público entregado, deseoso de evasión. Él las mira desde la cabina, a través de un agujero, aprendiendo frases de Spencer Tracy o John Wayne que después irá soltando como pequeñas joyas de sabiduría. Sin duda, Alfredo y Totò estaban destinados a encontrarse y quererse. Les une una amistad preciosa, basada en su amor por el cine, que se va convirtiendo en algo más profundo: acaba ocupando la figura paterna ausente para el niño, mientras éste ocupa, a su vez, el espacio del hijo que nunca tuvo. Una relación que encajaba en las dos direcciones, y que nos regaló una de las relaciones más sinceras, divertidas y emotivas del cine.

 Mirela Mullor

Fotogramas

Hacía 30 años que Salvatore no volvía a Giancaldo. No quería, no podía. La localidad siciliana que le vio nacer, crecer y partir le asustaba demasiado. Muchos recuerdos, personas y sentimientos que enterró en algún lugar de su cabeza al aterrizar en Roma. Y lo hizo, no por egoísmo, sino porque un buen amigo se lo pidió. Porque Alfredo, antes de marchar, le advirtió que no volviese jamás a ese pequeño pueblo de expectativas limitadas y fantasmas en vida. Que viviese como él no había podido, como no se había atrevido. Que intentase rozar, pues no es posible más que eso, los sueños que vivían juntos en las películas del Cinema Paradiso. Seguir leyendo “¿Por qué todo el mundo ama “Cinema Paradiso”?”