El odio al indio

El odio racial solo puede destruir; no es un horizonte, no es más que una primitiva venganza de una clase histórica y moralmente decadente que demuestra que detrás de cada mediocre liberal se agazapa un consumado golpista.

La pregunta que todos debemos responder es ¿cómo es que esta clase media tradicional pudo incubar tanto odio y resentimiento hacia el pueblo llevándola a abrazar un fascismo racializado centrado en el indio como enemigo? ¿Como hizo para irradiar sus frustraciones de clase a la policía y a las Fuerzas Armadas y ser la base social de esta fascistización, de esta regresión estatal y degeneración moral?

Álvaro García Linera

Como una espesa niebla nocturna, el odio recorre vorazmente los barrios de las clases medias urbanas tradicionales de Bolivia. Sus ojos rebalsan de ira. No gritan, escupen; no reclaman, imponen. Sus cánticos no son de esperanza, ni hermandad, son de desprecio y discriminación contra los indios. Se montan en sus motos, se suben a sus camionetas, se agrupan en sus fraternidades carnavaleras y universidades privadas y salen a la caza de indios alzados que se atrevieron a quitarles el poder.

En el caso de Santa Cruz, organizan hordas motorizadas 4 x 4, con garrote en mano para escarmentar a los indios, a los que llaman collas y que viven en los barrios marginales y en los mercados. Cantan consignas de que hay que “matar collas”, y si en el camino se les cruza alguna mujer de pollera, la golpean, la amenazan y la conminan a irse de su territorio.

En Cochabamba, organizan convoyes para imponer su supremacía racial, en la zona sur donde viven las clases menesterosas y cargar, como si fuera un destacamento de caballería, sobre miles de mujeres campesinas indefensas que marchan pidiendo paz. Llevan en la mano bates de béisbol, cadenas, granadas de gas, algunos exhiben armas de fuego. La mujer es su víctima preferida, agarran a una alcaldesa de una población campesina, la humillan, la arrastran por la calle, la golpean, la orinan cuando cae al suelo, le cortan el cabello, le amenazan con lincharla y cuando se dan cuenta que son filmados deciden echarle pintura roja simbolizando lo que harán con su sangre.

En La Paz, sospechan de sus “empleadas” y no hablan cuando ellas llevan la comida a la mesa, en el fondo les temen, pero también las desprecian. Más tarde salen a las calles a gritar, insultan a Evo y en él a todos estos indios que osaron construir democracia intercultural con igualdad. Cuando son muchos, arrastran la Wiphala, la bandera indígena, la escupen, la pisan, la cortan y la queman. Es una rabia visceral que se descarga sobre este símbolo de indios al que quisieran extinguir de la tierra junto con todos los que se reconocen en él.

El odio racial es el lenguaje político de esta clase media tradicional. De nada sirven sus títulos académicos, viajes y fe; porque al final todo se diluye ante el abolengo. En el fondo, la estirpe imaginada es más fuerte y parece adherida al lenguaje espontáneo de la piel que odia, de los gestos viscerales y de su moral corrompida. Seguir leyendo “El odio al indio”

Tensiones y contradicciones en Nuestramérica

El que no cambia todo no cambia nada dice la setentista canción popular de César Isella y Armando Tejada Gómez, tan genialmente interpretada y matizada por Mercedes Sosa y Alfredo Zitarroza. Es sugerente la letra para pensar nuestro tiempo desde la transición necesaria, para terminar con el neoliberalismo que es la política hegemónica del capitalismo contemporáneo. No alcanza con la impugnación al neoliberalismo y lo que debe impugnarse es el capitalismo. Es cierto que hubo tiempo para el reformismo del orden capitalista, pero fueron tiempos de bipolaridad y confrontación entre capitalismo y socialismo. Fueron tiempos del Estado del bienestar y políticas keynesianas entre 1945 y 1975, los treinta años gloriosos del capitalismo mundial, solo posible por la visibilidad de una propuesta anticapitalista. Por eso, solo es reformable el capitalismo si se opone la potencialidad del orden alternativo, de confrontación anticapitalista. No es una cuestión de consignas, sino de colocar objetivos que reviertan la situación, al estilo de la citada canción “Triunfo agrario”, que dice: “hay que dar vuelta el viento como la taba, el que no cambia todo, no cambia nada”.


Julio C. Gambina

Rebelión

Lula libre ya no es una consigna, sino una realidad. Fue una decisión judicial que responde a una demanda social extendida y que anima las contradicciones de nuestro tiempo en la región. Los inversores actuaron ante la sola mención de la posible liberación de la injusta prisión al líder del PT. El resultado de ese accionar impactó a la baja sobre las cotizaciones de acciones y a la variación de las divisas, afectando vía devaluación monetaria las condiciones de vida de la mayoría empobrecida del Brasil. La algarabía popular es preocupación de los ganadores bajo el gobierno Bolsonaro, antes de Temer, que festejaban en estas horas el alineamiento del Brasil con EEUU e Israel para sostener el bloqueo a Cuba. Brasil condensa en estas horas las tensiones y contradicciones en nuestra región, que nos motiva a pensar en otros procesos y en debates postergados en aras del imaginario de lo posible y lo necesario para transformar la realidad. Seguir leyendo “Tensiones y contradicciones en Nuestramérica”

“No me escuchas ¿Verdad?”: La marginalidad en Joker

Arthur no es mas que aquel que no puede ajustarse a las reglas y por ende se mueve en los márgenes del sistema.

Sin duda Joker es una película sobre marginalidad, la de quienes son descuidados por una clase dirigente enriquecida que trata de payasos a la población pero a la vez les promete que sus vidas serán mejores si los eligen, y que deja en claro que la plutocracia es la distopía mas cercana a esta realidad. Arthur, y su propia marginalidad, se convierte en símbolo de esa marginalidad y a la vez en héroe. El éxito de Joker no creo que solo se apoye en la comunidad nerd de comics, lo crítico y lo distópico se vende bien en épocas en las que no hay utopías presentes mas que como viejos fantasmas que asustan el orden hegemónico por momentos. La lectura del film tiene la capacidad de descarrilarse de los comics y la ciencia ficción estableciendo puentes con el presente en el que cada vez mas los ideales son trastocados por los nuevos discursos y puestos en dudas tal como la democracia, entendida como gobierno del pueblo, lo que no es real pero que, sin embargo, sin ella se termina el único discurso en el que somos libres y dueños de nuestro futuro.

SUBCLTRAXX

La historia de Arthur Fleck pone dudas sobre el bien y el mal en la mismisima historia de Batman. Los límites entre el bien y el mal son tan invisibles, casi tanto como cuando Wendy Brown (filósofa y politóloga norteamericana) plantea al neoliberalismo como una racionalidad dominante y exitosa, a causa de su invisibilidad. Seguir leyendo ““No me escuchas ¿Verdad?”: La marginalidad en Joker”

Deuda, FMI y auditoria en un contexto inédito

Macri deja una herencia catastrófica, con improvisaciones finales contrapuestas a su credo neoliberal. Inició un insólito default, que debería transformarse en suspensión y reordenamiento de todos los pagos. Otras alternativas de renegociación no permitirán recomponer el ingreso popular. El FMI comparte con el modelo económico y el gobierno la responsabilidad del colapso actual. Afronta, además, severos cuestionamientos que afectan su status de acreedor privilegiado. Para esclarecer cómo se financió la fuga de capital corresponde implementar una auditoría, que surgirá de la movilización popular. Esa presencia callejera es indispensable para recuperar lo perdido.

Contenido:

  • -Improvisaciones al por mayor
  • -La tragedia social
  • -Un default en expansión
  • -Suspender y reordenar los pagos
  • -Alternativas de renegociación
  • -Auditoria para conocer los responsables
  • -¿Reconstuir desmovilizando?

Claudio Katz

CADTM Comisión para la abolición de las deudas ilegítimas Seguir leyendo “Deuda, FMI y auditoria en un contexto inédito”

El peronismo y la izquierda frente al ocaso de Macri

La voz de los candidatos de izquierda aporta el programa que necesita el país para resolver su gravísima crisis. Sólo ese sector expone con claridad las iniciativas requeridas para confrontar con el FMI. La difusión de ese planteo es indispensable, en medio de la gran burbuja de promesas y vaguedades que domina la campaña electoral. La izquierda subraya en forma categórica la prioridad de los salarios y las jubilaciones frente al pago de los intereses de la deuda. En lugar de cumplir con los acreedores propone garantizar los derechos de las mayorías populares. Remarca, además, la imprescindible revisión de todas las erogaciones externas. Como el grueso del pasivo contraído por Macri financió la fuga de capitales, resulta impostergable investigar quién se apropió de ese dinero. Una auditoría de la deuda serviría para conocer a los enriquecidos con las Leliqis, las Lebacs y los bonos a 100 años. Esos beneficiarios de la bicicleta financiera deberían solventar las consecuencias de su desfalco.

Claudio Katz

Rebelión

El enorme impacto de la fórmula Fernández-Fernández ilustra el cambio de escenario político, que ha generado el fracaso económico de Macri. Ese categórico revés deteriora todos los preceptos neoliberales de los últimos años, facilita el resurgimiento del peronismo y replantea la intervención de la izquierda.

Ya nadie discute que el alocado endeudamiento oficial financió la fuga de capitales. Los préstamos no sirvieron para construir puentes, represas u hospitales, sino para perpetrar un vaciamiento financiero mayúsculo. Las consecuencias están a la vista: demolición de la industria, desempleo de dos dígitos, estanflación y agravamiento de la indigencia. Seguir leyendo “El peronismo y la izquierda frente al ocaso de Macri”

Dylan Riley ¿Qué es Trump? (Descargar Texto)

La cuestión no es por qué nuestras políticas contemporáneas se parecen a las de la década de 1930, sino por qué no lo hacen. Para ello es necesario abordar seriamente la comparación, contrastando sistemáticamente la era del fascismo clásico –aproximadamente desde 1922 a 1939– con el periodo actual para conseguir una mayor claridad teórica y política sobre la situación presente. Para ello establezco cuatro ejes comparativos: el contexto geopolítico, la crisis económica, las relaciones de clase y nación y, finalmente, el carácter de la sociedad civil y de los partidos políticos. Me centro en el gobierno de Trump en vez de generalizar para todo el abanico de dirigentes y partidos derechistas.

Contenido:

1.La europa de entreguerras

  • Dinámicas imperialistas
  • Partido, clase y nación
  • La unidad de la clase dominante

2. Estados Unidos en el siglo XXI

  • Deuda y globalización

3. El ascenso de trump

  • Atracción limitada

Editorial Dylan Riley – New Left Review 114 Seguir leyendo “Dylan Riley ¿Qué es Trump? (Descargar Texto)”

El suicidio de Alan García

Bien podría decirse que tres razones empujaron a García a asumir la acción que lo condujo a la muerte. La certeza de la autenticidad de las acusaciones en su contra y la seguridad que en cada caso existían pruebas incontestables; la presencia en su mente de los trágicos hechos que protagonizara en el pasado y que costaran la vida de tantos peruanos –Desde los Penales hasta Bagua, pasando por Accomarca, Llocllapampa, Parcco Alto, Puccas, Pomatambo, Cayara, Santa Rosa, Los Molinos y otros- y el temor a verse recluido en un prisión, él, que jamás había pisado una cárcel en condición de reo. Sería por eso un grave error de percepción el considerar que las circunstancias de su muerte, borren la responsabilidad de sus acciones. Independientemente del hecho ocurrido, tanto los delitos cometidos en el área de pertinente; como los crímenes consumados contra centenares de ciudadanos; siguen en pie. No han dejado de existir.

Gustavo Espinoza M  Alainet Seguir leyendo “El suicidio de Alan García”