Bolivia: Conspiración separatista deviene de hace medio siglo

Adalid Cabrera Lemuz

La Época

Sorpréndase. Los afanes separatistas en los que trabajan con empeño grupos cívicos, empresariales y políticos de algunos departamentos de la Media Luna devienen desde hace poco más de medio siglo cuando por detrás de la pugna por el poder entre el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y Falange Socialista Boliviana (FSB) se cernían oscuros intereses provenientes del exterior y del interior del país.

Mediante documentos, el alto dirigente del Partido Socialista Uno (PS-1) de Marcelo Quiroga Santa Cruz, Walter Vásquez Michel, hizo conocer a LA ÉPOCA uno a uno los pasos que tejieron desde la década de los años 50 algunos sectores y dirigentes orientales para promover la división de Bolivia.

Vásquez Michel era número dos del PS-1 y un colaborador incondicional de Quiroga Santa Cruz, quien murió en el golpe militar encabezado por el general Luis García Meza en julio de 1980 cuando se reunía en la sede de la Central Obrera Boliviana (COB) en La Paz para planificar la resistencia al movimiento insurreccional. Vásquez es un político orureño que estuvo detenido por varios años en cárceles y campos de concentración durante los regimenes militares y civiles que detentaban el poder.

Reactivación del separatismoSeñaló que lo que ocurre en la actualidad en el conflicto entre las oligarquías del oriente y el Gobierno es un reflejo de lo que ya pasó en épocas anteriores, aunque esta vez con mayor fuerza porque nunca como antes se trata de una lucha por la sobrevivencia de los grupos de poder que otrora dominaron Bolivia y que hoy comenzaron a ver negros sus intereses tras el ingreso al poder del presidente Evo Morales Ayma el pasado 22 de enero de 2006.

En opinión de este dirigente, el nuevo escenario está marcado por una realidad innegable: Bolivia no es la misma de hace 50 años en lo que se refiere a los grupos de poder, por lo que la estrategia de conspirar en las filas de las Fuerzas Armadas para derrocar a gobiernos que no eran afines a los poderes, ha dejado de ser una alternativa valedera para estos intereses.

En la actualidad los militares ratificaron su lealtad al cumplimiento de la Constitución Política del Estado y lo demostraron fehacientemente con su intervención cuando la seguridad e integridad nacional estaban en peligro en algunos departamentos como Pando a mediados de septiembre pasado, donde grupos paramilitares al mando del entonces Prefecto Leopoldo Fernández masacraron a una decena de campesinos que se dirigían a una reunión en la localidad de Porvenir.

Vásquez subrayó por ello es que en esta coyuntura estos grupos de poder económico y de la oligarquía, principalmente asentados en el departamento de Santa Cruz, no tendrían la mira puesta en dar un golpe de Estado militar, sino en conservar a toda costa sus prebendas, tierras y millonarias fortunas que acumularon a lo largo de varias décadas cuando apoyaron financieramente a mandatos militares y neoliberales.

Atentados contra la unidad“La salida es clara y no es nueva, es una reedición de acciones del pasado”, dijo Vásquez, al subrayar que todas sus reivindicaciones para una autonomía a su servicio y exigencias para captar recursos por la vía del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) sin solidarizarse con aquellos departamentos no poseedores de esos recursos naturales, en el fondo siempre escondían afanes separatistas que hoy reflotaron para generar condiciones que fracturen la unidad entre oriente y occidente.

“Estoy seguro de que si la oligarquía repite los mismos pasos del pasado fracasaría en forma rotunda y pondría en riesgo hasta su existencia, por lo que ahora se ha fijado como objetivo promover acciones de violencia y conflictos que propicien una polonización del país”, reiteró.

Vásquez dijo que esos intentos comenzaron a surgir ya en 1956 cuando gobernaba el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) bajo la presidencia de Hernán Siles Zuazo, que se hallaba enfrascado en pugnas políticas con la Falange Socialista Boliviana (FSB), a cuyos principales dirigentes exilió y después los tuvo en campos de concentración.

De presencias croatasFSB, jefaturizada por Oscar Unzaga de la Vega, tenía ramificaciones bien pertrechadas en Santa Cruz, donde contaba con milicias entrenadas autodenominadas como las “Camisas Blancas” que conspiraban en forma permanente contra el MNR y que tomaron contacto con militares brasileños y con empresarios croatas que residían en esa región, quienes les aseguraron su financiamiento en caso de que estallara el golpe.

Mientras que el ala occidental de FSB, que tenía a la mayoría de sus dirigentes en el exilio, entre ellos Unzaga de la Vega, recibieron adhesiones en Buenos Aires de políticos yugoeslavos refugiados en ese vecino país y que estaban comandados por Dante Pavelic, un connotado opositor al régimen de Josip Broz, “Tito”, nacido en Kumrovec, Croacia, líder de Yugoslavia desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Según Vásquez, quien también estaba exiliado en Buenos Aires, Pavelic comprometió apoyo a un golpe falangista contra el MNR, que en ese entonces había reivindicado tendencias de derecha, e inclusive con el envío de expertos para entrenar a milicias. Entre La Paz y Santa Cruz se movía uno de los miembros de esa organización dirigida por Pavelic, de apellido Reina, quien ya trabajaba en la conspiración.

Una vez producida una de las asonadas falangista en 1957, las “camisas blancas” tomaron en 10 minutos Santa Cruz y en La Paz se produjeron largos y sangrientos combates en los que fueron presos y cayeron los principales dirigentes falangistas.

¿Toma del poder o separatismo?Vásquez dijo que fracasó este golpe y otras conspiraciones porque en el seno de FSB se produjeron desavenencias internas sobre los objetivos del movimiento, una vez que Unzaga de la Vega quería la toma del poder y el derrocamiento del MNR, pero el ala de Santa Cruz, dirigida por Mario Gutiérrez, buscaba trasladar el poder a ese departamento con afanes separatistas.

En ese entonces los intereses de Brasil sobre Bolivia habrían influido en esa determinación, dijo Vásquez, quien reveló que durante el golpe falangista en Santa Cruz llegaron a aterrizar a esa capital dos aviones con paracaidistas brasileños. Tras el fracaso de la subversión, las autoridades brasileñas justificaron entonces que a presencia de esas aeronaves con tropas fue porque estaban en tránsito al Perú donde irían a participar en ejercicios militares.

Unzaga de la Vega ya sabía de esos intentos separatistas al ser informado que la dirigencia cruceña iba a declarar la independencia de la región en un masivo Cabildo, lo que no fue aceptado por el máximo dirigente falangista.

Poco tiempo después de la toma de Santa Cruz, campesinos de Cochabamba, de la población de Ucureña, que respondían al mando del MNR, aplacaron el golpe con apoyo de tres regimientos, no sin antes provocar muchas víctimas entre los universitarios cruceños en Terebinto.

Tras varios intentos golpistas para derrocar al MNR, Unzaga de la Vega se suicidó el 19 de abril de 1959 en una vivienda de la calle Larecaja de La Paz.

Las Logias orientales y la división nacionalSin embargo y por influjo de las logias, la muerte de Unzaga y el debilitamiento de FSB no aplacaron a los grupos de poder económico y cívico en Santa Cruz para promover una separación del departamento de la República unitaria. Para impulsar esas acciones se destacó una denominada Logia de Oro con encabezadas por prominentes patricios cruceños, como Melchor Pinto, considerado conductor de las luchas cívicas de Santa Cruz.

Banzer apoyado por separatistasVásquez manifestó que el golpe militar del entonces coronel Hugo Bánzer Suárez el 21 de agosto de 1971 fue apoyado civilmente por los mismos grupos falangistas de camisas blancas que conspiraban desde 1956 y que en ese período se concentraron en el Comité Cívico, una vez que Mario Gutiérrez, ya encaramado como jefe de FSB, ingresó al gobierno militar en alianza con el MNR. Gutiérrez fue canciller del Gobierno de Bánzer.

Otra de las revelaciones de Vásquez para conocer en qué momento ingresaron los croatas y sus descendientes en los poderes de Santa Cruz es que Bánzer aprobó en su dictadura un Decreto Supremo reservado mediante el que entregó grandes extensiones de tierras a sus ministros que las vendieron poco tiempo después a precios irrisorios a familias croatas que ya se habían instalado en Santa Cruz, entre ellos la de Zvonko y Branko Marinkovic, quienes posteriormente controlarían el movimiento cívico departamental y emprendimientos empresariales agrícolas de magnitud.

Dijo que Bánzer tuvo entre sus ministros a representantes de las logias cruceñas como Mario Serrate Ruiz que ejercieron el poder con las banderas de las luchas cívicas cruceñas apoyadas por el Comité Cívico, cuya creación data de 1950 en el seno de Federación de Estudiantes de la Universidad Gabriel René Moreno (UGRM).

Enfatizó que las organizaciones cívicas de Santa Cruz siempre han impulsado reivindicaciones regionales más que emprendimientos nacionales para lograr el apoyo de los gobiernos militares, al igual que de los neoliberales como los encabezados por Víctor Paz Estenssoro (1985-1989), Jaime Paz Zamora (1989-1993), Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), Hugo Bánzer Suárez y Jorge Quiroga Ramírez (1997-2001) y los posteriores de Sánchez de Lozada, Carlos Mesa Gisbert y Eduardo Rodríguez Veltzé entre 2001 y enero de 2006, cuando comenzó el mandato del presidente Evo Morales Ayma.Evo, el dolor de cabeza de los cívicos cruceños

Morales, ganador absoluto de las elecciones generales de diciembre de 2005, inició en enero de 2006 un proceso de cambio en el que echó por tierra las proyecciones de anteriores mandatos que apoyaban a empresas trasnacionales y consorcios bolivianos velando mayormente por esos intereses antes que por los del país. Es así que esos gobiernos promovieron privatizaciones y capitalizaciones de empresas estatales estratégicas.

De acuerdo con el entrevistado, el ingreso al poder de Morales Ayma produjo la reactivación de los movimientos separatistas apoyados por poderes económicos, cívicos y políticos de Santa Cruz, a los que se adhirieron sus pares de Beni, Pando y Tarija. Posteriormente también lo hicieron los de Chuquisaca bajo la tutela de un denominado Comité Interinstitucional dominado por representantes de grupos oligarcas de ese departamento sureño.

Para Vásquez Michel, no es casualidad que esos grupos hayan respaldado la organización de bandas de mercenarios extranjeros para que entrenen milicias que desencadenen la violencia y el conflicto en el país con el fin de precipitar la división nacional, de acuerdo con las investigaciones del Ministerio Público y de los organismos de inteligencia del Estado.Separatistas en problemas

En opinión de Vásquez, esas agrupaciones separatistas están actualmente con problemas porque tienen al frente a un gobierno con un Presidente que ha ganado en forma contundente varias consultas electorales y que cuenta con un apoyo militante de los movimientos sociales y campesinos.

Sin embargo señaló que es importante que la seguridad Presidencial sea reforzada porque no puede descartarse la posibilidad de que en un desesperado y último intento por lograr sus propósitos, estas agrupaciones atenten contra la vida del Presidente Evo Morales.

Las afirmaciones de este dirigente del PS-1 son coincidentes con lo observado en las estrategias que utilizan las organizaciones cívicas y empresariales en Santa Cruz los últimos años con la conformación de entidades que concentraban el poder y que administraban el manejo de los recursos económicos que recaudaban para financiar las actividades separatistas.La Torre

Fue precisamente una de las dirigentes de una organización denominada La Torre, Kathy Rabzuck, quien confirmó que los movimientos cívico- reivindicatorios de Santa Cruz llegaron a movilizar aportes de diversas instituciones que sumaban mensualmente millones de dólares, aunque dijo desconocer si parte de esos montos estaban destinados a solventar a grupos de mercenarios o movilizaciones armadas.

Subrayó que el manejo dispendioso de esos dineros provocó más de un problema interno entre los dirigentes cruceños.

Rabzuck no cree que las manifestaciones realizadas en Santa Cruz tras el referéndum revocatorio del pasado 10 de agosto, donde fueron tomadas varias instituciones estatales y hasta destruidas, hayan sido financiadas por el grupo La Torre. “Fueron movimientos espontáneos de protesta”, dijo.

Sin embargo las movilizaciones masivas de miembros de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) a lo largo de Santa Cruz para contener las manifestaciones de las organizaciones campesinas contra el poder central regional e inclusive a Sucre para obstaculizar la marcha de la Asamblea Constituyente tuvieron que ser costeadas por alguien.

Tras la desarticulación en abril pasado en Santa Cruz del grupo de mercenarios encabezados por el boliviano-húngaro Eduardo Rosza Flores, ha comenzado a develarse el fondo de los movimientos separatistas y desestabilización originados en Santa Cruz. Curiosamente los informes más reveladores salieron de los propios dirigentes cruceños interesados en deslindar responsabilidades sobre esos hechos.Sálvese quien pueda

El prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas Aguilera, fue colocado por algunos de esos grupos, otrora sus aliados, como un “traidor” a sus intereses debido a que en esa región se decía defensor de los intereses independistas cruceños, pero en reuniones en La Paz decía lo contrario, según dijeron Rabzuck y Mauricio Iturri, quien se encuentra autoexiliado en Estados Unidos.

.

Silvio Rodríguez habla sobre Cuba, la música y la política

Bruno Binbi

Crítica Digital

“El pluripartidismo no es garantía per se de que los pueblos se gobiernen; más que partidos, hace falta más voluntad de hacer justicia”

Entrevista al cantautor cubano Silvio Rodríguez

Esta es la versión íntegra de la entrevista a Silvio Rodríguez realizada para la publicación argentina Crítica Digital, que, por limitaciones de espacio, fue publicada resumida en ese medio

En estos días usted ha denunciado que el gobierno de los Estados Unidos le ha negado la visa para el viaje que pensaba realizar para participar en las celebraciones por el 90º cumpleaños de Peter Seeger. ¿Podría relatarnos lo sucedido?

Sucedió que fui invitado por la familia de Pete Seeger a formar parte de un homenaje que se le hizo el pasado 3 de mayo, cuando cumplió 90 años. Para mí era un honor formar parte de la celebración de una vida dedicada a cantar a favor de muy buenas causas. El abogado del evento me ayudó a solicitar una visa especial que el gobierno norteamericano tiene instituida para eventos culturales. Todos estábamos entusiasmados con ser parte de un reinicio de intercambios culturales entre Estados Unidos y Cuba, pero la realidad es que la visa no llegó. No la negaron; técnicamente todavía está en trámites, pero no llegó para lo que fue solicitada. El revuelo se produce porque unos días antes Obama había declarado que tenía la intención de cambiar las relaciones de los Estados Unidos con el mundo, incluyendo a Cuba.

Supongamos que en vez de pedir la visa, usted se hubiese lanzado al mar en una balsa, ¿lo habrían dejado entrar?

No solo me hubieran dejado entrar: me hubieran exhibido como trofeo.

Quizás este hecho sirva para explicar mejor lo que sucede con los cubanos que quieren viajar a los Estados Unidos. ¿En qué consiste la ley de ajuste cubano y cuál es su relación con el fenómeno de los “balseros”?

Según esa ley, hay dos tipos de cubanos: pies mojados y pies secos. Los pies mojados son los emigrantes ilegales que son interceptados en el mar y son devueltos a Cuba. Los pies secos son los afortunados que logran pisar tierra antes que la marina norteamericana los detecte, por lo que adquieren el derecho a la residencia al cabo de un año. Esta suerte de concurso macabro ha estimulado las salidas ilegales y el tráfico humano (somos el único país del mundo al que Estados Unidos se lo aplica) y el albur de cruzar el estrecho de la Florida le ha costado la vida a mucha gente.

¿Los cubanos pueden salir de Cuba cuando quieren o el gobierno les impide la salida?

Para salir o entrar de nuestro país los ciudadanos cubanos requerimos un permiso especial que otorga el gobierno. Esa medida no es una ley: se tomó a principios de la Revolución, como control de fronteras. En mi criterio es obsoleta, además de que daña mucho a Cuba políticamente. Yo creo que debiera ser eliminada.

En Argentina ha tenido mucha repercusión el caso de la médica cubana Hilda Molina, cuyo hijo y nietos viven en Buenos Aires, y ella ha dado entrevistas a medios argentinos reclamando públicamente a Fidel y luego a Raúl que la dejen viajar a la Argentina. ¿Por qué no le permiten viajar?

Ignoro por qué no le permiten viajar a esa señora. Si fuera por mí, hace mucho que estaría donde desea.

En los últimos meses se ha hablado de la posibilidad del inicio de un diálogo entre el gobierno cubano y el nuevo presidente norteamericano Barack Obama, que de hecho fue uno de los reclamos que el presidente norteamericano recibió de sus pares de Latinoamérica en la última cumbre de la OEA. ¿Cree usted que ese diálogo es posible?

De ese asunto conozco la reiterada disposición de diálogo del gobierno cubano y las manifestaciones presuntamente conciliatorias de Obama en la cumbre de Trinidad y Tobago. Después la prensa ha dicho que funcionarios cubanos y norteamericanos se han reunido en Washington para precisar los puntos que deberán hablarse a más alto nivel. Hasta ahí mi información. Seguir leyendo “Silvio Rodríguez habla sobre Cuba, la música y la política”

Sigue campaña internacional por el cierre de Escuela del Crimen de las Américas, en Fort Benning

Aporrea / ADITAL/ inSurGente

¿Envía militares el gobierno español?

 
Entre fines de abril y comienzos de este mes de mayo, integrantes del movimiento Observatorio de la Escuela de las América (Soaw, por sus siglas en inglés) visitaron Honduras y El Salvador para pedir a los gobiernos de esos países que paren de enviar a sus soldados para ser entrenados en la academia militar comandada por Estados Unidos. De acuerdo con el Observatorio, se estima que la Escuela recibirá este año 1.126 soldados latinoamericanos. En la famosa Escuela del Crimen se imparten técnicas militares -muchas de las cuales han sido varias veces condenadas por organizaciones de derechos humanos, por ser consideradas violadoras, incluyendo la práctica de tortura. Las organizaciones defensoras de los derechos humanos deberían exigir que todos los países que mantienen acuerdos “de formación militar” con los EEUU –España está incluida en ese colectivo- suspendieran la colaboración y revisaran si el contenido de los cursos viola las convenciones y tratados sobre protección de los derechos humanos. Nada disparatada la suspensión preventiva cuando se leen los documentos que afirman la doctrina de intervención exterior de los Washington, como la Nueva Doctrina de Seguridad Nacional de los Estados Unidos; un compendio de conceptos que niegan la soberanía de los demás estados y afirman el derecho universal de intervención armada, sin limitaciones de derecho internacional y humanitario, y al margen de las Naciones Unidas. Una verdadera apología del genocidio y de la impunidad que será digerida por los alumnos de las escuelas militares del Imperio. La revisión y la suspensión en su caso de la “formación” otánica de los militares españoles –que sería un verdadero acto antiterrorista- no será realizada por el Cándido sumiso e hipócrita, Zapatero. Tampoco ninguno de los tribunales del Reino de las Españas.

 

 Según datos del movimiento, el Instituto de Cooperación y Seguridad del Hemisferio Occidental (Whinsec, por sus siglas en inglés) -que tiene su sede en Georgia (EUA)- recibió en 2008, alrededor de 44 militares hondureños. La estimación es que en 2009 sean enviados otros 92 soldados para recibir instrucción de técnicas militares -muchas de las cuales han sido varias veces condenadas por organizaciones de derechos humanos, por ser consideradas violadoras, incluyendo la práctica de tortura.
En Tegucicalpa, la organización llegó a entregar personalmente un documento conteniendo varias informaciones al presidente Manuel Zelaya. A la reunión también asistieron otras organizaciones sociales que rechazan el envío de soldados a la Escuela de las Américas.

En San Salvador, la Soaw realizó otras reuniones con dirigentes locales y con el futuro vicepresidente, Salvador Sánchez. El asunto se atuvo al compromiso de Mauricio Funes, presidente que asumirá el cargo el próximo mes, de conversar sobre la cuestión de envío de soldados.

Todas estas visitas son parte del trabajo del Observatorio para conscientizar y sensibilizar a gobiernos y sociedad civil sobre el cierre de la Escuela y para que no envíen más soldados. Este año, el SOAW-Chile envió a la presidente Michelle Bachelet una carta solicitando el retiro de las tropas chilenas que se encuentran en Whinsec. “Chile figura como el segundo país, después de Colombia, que envía más soldados al instituto militar”, informa. En 2008, 210 soldados se graduaron en la “Escuela de Asesinos”. Los llamamientos también se realizarán a los gobiernos de Nicaragua y de Costa Rica.

Este año, el movimiento inició una campaña de recolección de firmas pidiendo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que cierre Whinsec.

“Sr. Presidente, tenemos esperanzas en Usted. Martín Luther King decía que la paz no es la ausencia de conflictos sino la existencia de justicia. Le pedimos que cierre la Escuela de las Américas y que apueste a la paz y por la justicia que son los únicos caminos para que la humanidad pueda sobrevivir”, se afirma en la carta.

Para participar de la campaña entre en

www.soawlatina.org 

 
 

 

América Latina: La ofensiva de la derecha

Guillermo Almeyra

La Jornada

 

 

 

Como en toda gran crisis, junto a la radicalización de sectores de los explotados y oprimidos, se produce el recrudecimiento de las alas extremas de la derecha, que temen perder nuevas franjas de poder o deciden pasar a la ofensiva antes de que sea demasiado tarde, contando con sus fuerzas económicas, sociales y políticas para ganar posiciones.

Esa derecha no es abiertamente golpista sino ocasionalmente, porque la relación de fuerzas real no se lo permite, pero sí es destituyente, o sea que lleva la desestabilización de sus respectivos gobiernos y sociedades al límite del golpe de Estado. Su arma principal son los medios de información, con los cuales intenta reforzar su hegemonía político-cultural. Por eso asistimos a un golpismo mediático que se concreta por medio de la desinformación, de la tergiversación de los hechos, del uso de calificativos sin sustento, de la sátira malintencionada, de la creación de miedos a la inseguridad, a las pandemias, a la crisis económica, todas las cuales no serían resultado –¡faltaría más!– del sistema capitalista sino del populismo y de la ineficacia y corrupción de los gobiernos que no son simples peones del capital financiero (como, por ejemplo, el de Venezuela, el de Cuba, el de Bolivia, el de Ecuador y hasta el moderadísimo gobierno de Argentina).

Podemos ver así cómo la CNN pide en pantalla, directamente, la renuncia del presidente guatemalteco al que entrevista y machaca todos los días, dando por cierto que el presidente Álvaro Colom ordenó un asesinato y ocultando que el odio de la derecha contra ese gobierno proviene de las limpiezas que ordenó a las fuerzas armadas y ala policía, y de sus tímidas medidas sociales. También podemos observar cómo Globovisión exhorta a los militares venezolanos a ponerse los pantalones contra el gobierno, o como todos los medios del grupo argentino Clarín especulan sobre la necesidad de la renuncia de la presidenta Cristina Fernández si no gana en forma aplastante las elecciones, y dicen que el vicepresidente ya tiene un gabinete formado.

Al mismo tiempo, aumentan las provocaciones, como las que hace Perú al dar asilo político a delincuentes y asesinos de Venezuela y de Bolivia disfrazados para la ocasión de opositores democráticos y, a pesar de todas las acusaciones por corrupción y complicidad en homicidios contra Uribe, éste avanza a paso redoblado en Colombia hacia la preparación de su relección, pisoteando la Carta Magna. Pero también la derecha se pone la piel de cordero, como en Chile, para que se olviden de Pinochet y de la dictadura, y adelanta al propietario de LAN, Sebastián Piñera, como candidato a presidente de la República; Calderón se presenta como el garante del orden contra la delincuencia organizada (que siempre tuvo lazos estrechos en los gobiernos mexicanos, como lo demuestran las declaraciones de De la Madrid sobre los Salinas); la derecha brasileña se prepara a acabar con el gobierno de Lula, y la derecha argentina, a quitarle la mayoría en las Cámaras a los Kirchner, para someter a juicio político a la presidenta o sabotear su política todos los días.

Piñera puede llegar a ganar en Chile; en Uruguay es posible un segundo turno que una a las derechas para dejar en minoría al Frente Amplio; en las elecciones del 28 de junio el gobierno argentino, con el auxilio de la abstención y de los votos en blanco, puede sacar menos sufragios que la alianza entre la extrema derecha peronista, la oligarquía terrateniente, el capital financiero y los partidos tradicionales antiperonistas; existe la posibilidad de que la candidata de Lula pierda y la suerte del Mercosur pende de un hilo ante la posibilidad concreta de gobiernos derechistas en Uruguay, Brasil y Argentina. Los factores determinantes de esos muy posibles retrocesos y de la reanimación de la derecha son fundamentalmente dos: el reflejo conservador de las clases medias urbanas ante la crisis mundial, el derrumbe de su nivel de vida, la inseguridad social y el aumento de la lucha de clases e, interrelacionado con el mismo, la incapacidad y el carácter timorato de las políticas de los gobiernos mal llamados progresistas, que siguen aplicando esencialmente las mismas políticas neoliberales de los años noventa.

Ellos, en efecto, como los Kirchner o Lula, no han sido capaces de movilizar una fuerza propia con medidas audaces: no han nacionalizado el comercio exterior de granos, ni fijado políticas antiminería ni protegido el ambiente y, por el contrario, han financiado a la gran industria (que es extranjera y está ligada a la oligarquía y al capital financiero internacional) y no les han tocado un pelo a éstos. Sólo las movilizaciones populares y la perspectiva de políticas de cambio pueden arrastrar sectores pobres de las clases medias, como en Bolivia o Ecuador, o contrarrestar la base social clasemediera de la derecha venezolana. La tibieza de la Concertación chilena, del kirchnerismo, de Lula, se convierten en cambio en la fuerza de la derecha frente a gobiernos socialmente aislados y que persisten en las políticas y concepciones neoliberales que llevaron al desastre mundial. Si agregamos a esto que los trabajadores están dando una respuesta débil y desunida a la utilización capitalista de la crisis mundial y, en general, no han podido elaborar un proyecto propio de salida de la crisis, vemos también por qué la derecha y el capitalismo pueden mantener su hegemonía político-cultural. ¡Más que nunca es esencial dar la batalla ideológica contra los valores y los medios del capital y organizar la actividad política independiente de las víctimas del mismo!

La Jornada

 

Tupac Amaru, hace 228 años

Fortunato Esquivel

Bolpress 

Habían pasado apenas 80 años desde que unos hombres blancos, barbudos y soberbios, llegaron a lo que hoy es América, creyendo que lo hacían a las Indias. Los dueños de esta tierra les recibieron amablemente, pero éstos les sometieron de inmediato. Les llamaron “indios” y de principio declararon que éstos no tenían alma. Así comenzó el saqueo, el pillaje y el sometimiento.

Era 1572, cuando el último soberano del imperio del Tahuantinsuyo, el Inca Tupac Amaru, fue sometido por los españoles. Durante 40 años, había resistido en las montañas del Perú. Cuando el sable de su verdugo, le partió el pescuezo, los sabios y los profetas del imperio aseguraron que en algún momento del futuro, la cabeza se juntaría nuevamente con el cuerpo para seguir la resistencia. (1)

Tuvieron que pasar dos siglos, en 1781, José Gabriel Condorcanqui Noguera, era el líder de la rebelión más grande de estas tierras. La cabeza y el cuerpo separados se juntaron en él, cuando tomó el nombre de “Tupac Amaru”, cumpliéndose así la profecía de su resurrección. Los gratuitos trabajadores de las minas, las haciendas y los talleres, se levantaron, siguiendo al líder que sumaba victoria tras victoria, haciendo peligrar al imperio español. Seguir leyendo “Tupac Amaru, hace 228 años”