Susan Watkins: ¿Qué Feminismos? (Descargar Texto)

Susan Watkins

New Left Review 109

El paradigma de la antidiscriminación estadounidense, generado en la década de 1960 para neutralizar la amenaza de las protestas radicales negras, ha proporcionado el palimpsesto del feminismo mundial durante los pasados veinte años. ¿Cómo le afectará la erupción de las nuevas protestas de género que están teniendo lugar desde Buenos Aires a Varsovia, de Washington a Madrid y Roma?

De todos los movimientos de oposición que desde 2008 han salido a la palestra, situándose en el centro del debate público, quizá el más sorprendente sea el renacimiento de un feminismo militante, aunque nunca se hubiera difuminado por completo; el empoderamiento de las mujeres viene siendo desde hace mucho tiempo un mantra del establishment global.

Sin embargo, los indicios de que algo nuevo estaba bullendo se habían multiplicado en las protestas estudiantiles de Estados Unidos y el Reino Unido en 2010 y en las acampadas de 2011 del movimiento de los indignados en la Puerta del Sol y de Occupy Wall Street en Zuccotti Park. En India, las asambleas masivas registradas en 2012 para condenar la violación en grupo de Jyoti Pandey y los flash-mobs feministas han puesto un dique a las operaciones de control moral de los fundamentalistas hindutva. En 2014 las protestas contra las agresiones sexuales en los campus estadounidenses colma- ron de modo incesante los medios de comunicación neoyorquinos; en Brasil, treinta mil mujeres negras tomaron la capital en 2015 para mani- festarse contra la violencia sexual y el racismo, pidiendo la destitución del corrupto presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha; en agosto de ese mismo año, la quinta Marcha das Margaridas reunió a más de cincuenta mil mujeres del campo en Brasilia. En Argentina, las activistas feministas contra la violencia doméstica estuvieron a la vanguardia de las protestas contra la terapia de choque de Macri. En China, la detención en 2015 de cinco jóvenes –miembros de Activismo Feminista Joven, una coalición on line que viene jugando al gato y el ratón con las autoridades– cuando se disponían a cubrir de pegatinas contra la violencia sexual el transporte público de Beijing, tuvo como res- puesta más de dos millones de peticiones firmadas en la red, pidiendo su inmediata puesta en libertad.

En enero de 2017 un «feminismo del 99 por 100» reunió en diversas ciu- dades estadounidenses a cientos de miles de mujeres contra el gobierno recién estrenado de Trump. En Polonia, las protestas masivas de las mujeres obligaron al gobierno de Ley y Justicia a renunciar a endurecer la ya restrictiva ley del aborto. En Italia, España y Portugal, se produjeron grandes marchas contra la violencia doméstica y la precariedad econó- mica. El 8 de marzo de 2017 todos esos movimientos confluyeron para volver a poner el Día Internacional de la Mujer en el calendario radi- cal, con manifestaciones y huelgas en tres continentes. La aparición de #MeToo en octubre de 2017 y las convulsiones que le han seguido son solo los últimos de toda una serie de acontecimientos masivos acaecidos en el mundo entero (…)

Fuente original de texto: http://newleftreview.es/

Descargar Texto Susan Watkins: ¿Qué Feminismos?

Anuncios

Cae el Gobierno de Rajoy y el “socialista” Sánchez es el nuevo presidente

Josefina L. Martínez La Izquierda Diario

Con el voto de 180 diputados (el bloque del PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas de Cataluña y País Vasco) fue aprobada la moción de censura contra el gobierno del PP.

El bipartidismo español (cambiar al PP por el “mal menor” del PSOE) ha sido la trampa del régimen desde sus orígenes para contener el descontento social, ofreciendo una cara “progresista” a las mismas políticas conservadoras. Ese mecanismo fue cuestionado hace 7 años cuando los indignados ocuparon las plazas españolas el 15M, al grito de “PSOE y PP: la misma mierda es”. Hoy esa trampa vuelve a ponerse en funcionamiento, con la colaboración de Unidos Podemos. En el próximo período los trabajadores y los movimientos sociales tienen el desafío de sortear esa trampa y recuperar la movilización obrera y popular en las calles, para luchar por un programa de reivindicaciones sociales y democráticas, de forma independiente a todos los partidos del régimen.

Después de siete años de gobierno, el conservador Partido Popular es desalojado del poder, acosado por los casos de corrupción y una sentencia judicial que condenó a la organización política hace una semana.

El 24 de mayo, la sentencia del caso Gürtel (una trama de corrupción investigada desde hace 9 años) envió a varios cargos del PP a prisión y condenó al partido por financiar campañas electorales con dinero obtenido de forma ilegal. La sentencia también cuestionó el testimonio de Mariano Rajoy, quien había negado la existencia de una caja “B” en el Partido Popular, alimentada con dinero de empresarios amigos que después se beneficiaban de contratos del Estado.

La moción de censura es un mecanismo parlamentario por el cual una mayoría simple en el Congreso (176 diputados sobre un total de 350) puede poner fin a un gobierno y reemplazarlo por un nuevo presidente. La moción fue presentada por los social-liberales del PSOE (Partido Socialista Obrero Español), el principal partido de la oposición, que cuenta con 84 diputados. Es la primera vez que una moción de censura es aceptada y logra desalojar a un gobierno del poder. Seguir leyendo “Cae el Gobierno de Rajoy y el “socialista” Sánchez es el nuevo presidente”

Revolución industrial 4.0. La robotización amenaza a uno de cada siete puestos de trabajo en todo el mundo

Diego Herranz     Público

La Industria 4.0, germen de la digitalización, nació en Alemania en 2011. El término lo acuñó y popularizó Henning Kagermann, responsable de la Academia Nacional Alemana de Ciencia e Ingeniería (Acatech), para describir una iniciativa gubernamental de renovación de la política de innovación industrial. Desde su nacimiento, emporios como BASF, Bosch, Daimler, Klöckner & Co, Trumpf o Deutsche Telekom iniciaron un camino de no retorno. Al que se unieron, algo más tarde Siemens o, fuera de Alemania, General Electric y, casi sin excepción, las principales marcas de automoción. Hasta contabilizar alrededor de 2.000 compañías de 26 naciones, que fueron catalogadas por centros de investigación como líderes en economía digital, al inicio de 2016. Estados Unidos, Japón, China, Reino Unido y los países nórdicos acompañan a la locomotora de la UE en el top-tende latitudes que han dejado atrás la tercera revolución, la de la informática, de la segunda mitad del siglo pasado, que siguió a la primera, la mecánica, del Siglo XVIII, y a la segunda, de la proliferación de la energía eléctrica, de finales del XIX y principios del XX.

La OCDE no tiene dudas. El proceso de digitalización, la Cuarta Revolución Industrial, la 4.0 —entre cuyos parámetros esenciales está la robotización y, por ende, la transformación de los modelos productivos hacia la automatización—, transformará de forma significativa las actuales plantillas de trabajadores. A lo largo y ancho de todo el mundo. Su diagnóstico, publicado a comienzos de este mes, no deja mucho resquicio a las dudas: los robots harán que se pierdan casi 66 millones de empleos. Al menos. Y en un margen temporal corto, de apenas un decenio. En términos más elocuentes, esta sustitución de plantilla supone uno de cada siete trabajos actuales. Focalizadas de forma mayoritaria, en las potencias industrializadas. En concreto, en sus 32 países asociados. Aunque este fenómeno no se circunscribe sólo a este think-tank, considerado de las economías de rentas altas. También afecta a ciertos mercados emergentes —en especial, en China o India—, que han dado un salto hacia la Industria 4.0 sin precedentes.

En su reciente informe, los expertos de esta institución multilateral asegura que el 14% de los puestos laborales de sus socios se pueden catalogar de “altamente automatizables” y que el 32% de sus mercados de trabajo se verán sometidos a cambios considerables. En concreto, a un giro en sus habilidades técnico-profesionales, lo que les exigirá someterse y aprobar cursos de adaptación y readecuación de conocimientos. Impartidos de manera interna por sus empresas o en cooperación con el mundo académico y el entramado institucional del país. Es decir, con una estrategia gubernamental que integre participación académica, subvenciones estatales y la aportación del road map profesional que demandarán las empresas y que debe partir desde las patronales. Seguir leyendo “Revolución industrial 4.0. La robotización amenaza a uno de cada siete puestos de trabajo en todo el mundo”

La corrupción: Más allá de la moralina (Descargar Libro)

Alainet  Revista No. 531 – Marzo 2018

La corrupción nuevamente está en la escena político-mediática, pero poco se habla de sus causas estructurales. Esta edición explora diferentes facetas del eje capitalismo/ empresas/ sistema político/ corrupción y su carácter sistémico. El término corrupción, en su sentido más amplio, se refiere a las estrategias privadas que subvierten los intereses colectivos de determinadas comunidades y encontraremos casos tan antiguos como la propia historia.

(Fragmento)

El derecho griego fue el primero en abordar el tema de la corrupción y el derecho romano, el primero en tipificarla. En el siglo XVI las denuncias de Martín Lutero contra la corrupción en el seno de la Iglesia Católica por medio de la venta de indulgencias motivaron el llamado “cisma” que daría origen a las vertientes protestantes.

Sin embargo, justamente porque la corrupción estuvo siempre directamente asociada a las estrategias de poder, obviamente que en cualquier época o lugar es muy difícil denunciarla e incluso tener claridad sobre dónde empiezan y dónde terminan los actos corruptos. La historia demuestra con muchos ejemplos que el desarrollo del capitalismo está asociado a la constitución de lazos de corrupción entre los grupos políticos que comandan a los Estados nacionales y los grupos privados que tienen el poder económico. Seguir leyendo “La corrupción: Más allá de la moralina (Descargar Libro)”

8 de Marzo: Huelga internacional de mujeres

Sarah Jaffe http://inthesetimes.com/

Por qué mujeres del todo el mundo planean hacer huelga el 8 de Marzo

“ … Me parece que la huelga de mujeres es una contribución muy importante a la tradición de la huelga política, porque debido al ataque masivo a los sindicatos desde la década de 1970 por parte de la élite gobernante global, pienso que la gente de clase trabajadora ha perdido en buena medida el arma más potente que tenía para la huelga en el puesto de trabajo, que son los sindicatos. Opino que, en este contexto, una huelga política es muy importante, porque lo que ocurrió el 8 de marzo del año pasado, precisamente en EE UU, lo llamaron huelga. Hicimos lo posible por mantener esta identificación de la palabra, pero lo que ocurrió a resultas de ello fue que hubo una intensa discusión política sobre la relación entre las movilizaciones asociadas al puesto de trabajo y las ajenas al mismo. Creemos firmemente que en una época en que se ha perdido capacidad para actuar en el puesto de trabajo, la huelga política es una manera útil de reanudar aquel debate y tal vez recuperar esa capacidad de movilización en el lugar de trabajo…“

Entrevista a Cinzia Arruzza y y Tithi Bhattacharya, organizadoras en Estados Unidos de la huelga internacional de mujeres.

-Sarah Jaffe: Empecemos hablando un poco sobre la huelga de este año. ¿Cuáles son los planes y por qué habéis decidido volver a hacerla este año?

TB: Creo que todo el mundo recuerda el contexto de la huelga del año pasado, que comenzó con un nivel extraordinario de coordinación internacional entre feministas de todo el mundo. Este año, el contexto es el mismo y, en el caso de EE UU, se ha visto agravado de alguna manera por la elección de Donald Trump. La conclusión lógica era que se repitiera este año, tanto a escala internacional como en EE UU.

CA: El 25 de noviembre también hubo una jornada internacional contra la violencia machista. Lamentablemente no en EE UU, pero en todo el mundo hubo manifestaciones masivas. El éxito de aquella jornada de movilización también dio el impulso para pensar que era posible organizar otra huelga este año.

-SJ: Hablemos de la historia de huelgas de mujeres, pues es algo que lleva varias décadas comentándose en el movimiento feminista, pero que vuelve a la palestra ahora.

CA: Las huelgas de mujeres no son exactamente una novedad. El precedente se produjo en la década de 1970, con la huelga de mujeres en Islandia por la igualdad salarial 1/. Hace ahora dos años, el movimiento feminista polaco decidió recuperar esta forma de lucha y organizar una huelga de mujeres en Polonia en contra de la prohibición del aborto en su país. Lo mismo ocurrió en 2016 en Argentina, con oleadas de huelgas y movilizaciones de mujeres en contra de la violencia machista. A partir de ahí, y especialmente dado el gran éxito de estas movilizaciones y huelgas en Argentina y Polonia, surgió la idea de tratar de organizar una huelga internacional el 8 de marzo. Las huelgas de mujeres son un instrumento de movilización muy potente para el movimiento feminista, porque no solo sacan a la luz la victimización de las mujeres, sino también el poder que tienen las mujeres en la medida en que son trabajadoras que trabajan tanto en el mercado laboral formal como en la esfera de la reproducción social, en el hogar, etc. Muy a menudo, este trabajo no se reconoce ni se valora como es debido.

TB: Incluso el año pasado, cuando se convocó, hubo algunas reticencias con respecto a la palabra huelga, porque tal como se entiende en general, huelga significa dejar de trabajar en el lugar de producción. Esta es una definición muy importante y poderosa del término, pero la palabra huelga tiene algunas otras aplicaciones históricas, como acaba de mencionar Cinzia. Creo que una de las cosas de las que nos resultó muy fácil de hablar en el contexto del año pasado, así como este año, es la diferencia entre una huelga en el puesto de trabajo y una huelga política.  Seguir leyendo “8 de Marzo: Huelga internacional de mujeres”

24F. No a la Europa fortaleza. Los derechos humanos no se negocian

Jesús Puente  elfaradio.com

Hoy, en pleno siglo XXI, millones de seres humanos padecen la mayor crisis humanitaria de personas refugiadas y migrantes desde la Segunda Guerra Mundial. El número de personas que huyen de su región o país de origen para salvar sus vidas por conflictos armados, vulneración de derechos y violencia, aumenta cada día… En gran medida, estas migraciones forzosas están provocadas por las políticas económicas y neocoloniales de la Unión Europea (UE) y de las demás potencias mundiales, por las guerras provocadas por intereses económicos y energéticos, por la vulneración descarnada de los derechos civiles y sociales, por la esclavitud laboral, por el hundimiento, gracias a la competencia desleal, de sectores económicos enteros como el agrícola o el pesquero. Frente a esta realidad, la reacción de las grandes potencias, la reacción de la UE, la reacción del reino de España, ha sido la de la aplicación de políticas migratorias criminales, de políticas migratorias que provocan un sufrimiento humano injustificable. 

No son palabras exageradas, no son acusaciones sin fundamento, los hechos están ahí, rezumando dolor y vergüenza. En el mar Mediterráneo han muerto ahogadas más de 35.000 personas en los últimos 17 años, 7.000 de ellas desde 2016. Semana a semana, día a día, el goteo incesante de naufragios y víctimas ahogadas, desvela la barbarie de los gobiernos responsables de estas muertes al cerrar cualquier vía de acceso legal y seguro a Europa. Seguir leyendo “24F. No a la Europa fortaleza. Los derechos humanos no se negocian”

LA MANO de Ramón Gómez de la Serna

Ramón Gómez de la Serna
España (1888-1963)

El doctor Alejo murió asesinado. Indudablemente murió estrangulado. Nadie había entrado en la casa, indudablemente nadie, y aunque el doctor dormía, por higiene, con el balcón abierto, era tan alto su piso que no era de suponer que por allí hubiese entrado el asesino. La policía no encontraba la pista de aquel crimen, y ya iba a abandonar el asunto cuando la esposa y la criada del muerto acudieron despavoridas a la Jefatura. Saltando de lo alto de un armario había caído sobre la mesa, las había mirado, las había visto, y después había huido por la habitación, una mano solitaria y viva como una araña. Allí la habían dejado encerrada con llave en el cuarto. Llena de terror, acudió la policía y el juez. Era su deber.

Trabajo les costó cazar la mano, pero la cazaron y todos le agarraron un dedo, porque era vigorosa como si en ella radicase junta toda la fuerza de un hombre fuerte. ¿Qué hacer con ella? ¿Qué luz iba a arrojar sobre el suceso? ¿Cómo sentenciarla? ¿De quién era aquella mano? Después de una larga pausa, al juez se le ocurrió darle la pluma para que declarase por escrito. La mano entonces escribió: “Soy la mano de Ramiro Ruiz, asesinado vilmente por el doctor en el hospital y destrozado con ensañamiento en la sala de disección. He hecho justicia”.

Tomado de: Entremeses literarios (CLXXXIX)

http://eljineteinsomne2.blogspot.com.ar/ Seguir leyendo “LA MANO de Ramón Gómez de la Serna”