Régimen de excepción y superexplotación del trabajo

Emir Sader

El telégrafo

“Los regímenes de excepción, en que el Poder Judicial ya no es garante del Estado de derecho, en que gobiernan los banqueros, en que se impone la tercerización de las relaciones de trabajo, en que se retira las defensas de los sindicatos para defender las conquistas de los trabajadores, en que se impone el Estado mínimo, con la centralidad del mercado, es el mejor escenario político para que la superexplotación de los trabajadores se imponga”

Conforme los trabajadores fueron logrando disminuir la duración de la jornada de trabajo, los grandes empresarios fueron implementando métodos nuevos de explotación de la fuerza de trabajo. Como no podían disponer de los trabajadores por tantas horas, han tenido que implementar la productividad del trabajo, la utilización de la mano de obra de manera más intensa, para mantener e incluso extender la extracción del excedente.

En el centro del capitalismo ese mecanismo ha permitido un gran ciclo de desarrollo económico, que ha combinado expansión e integración de amplios sectores de la clase trabajadora. Mientras que, en la periferia, los mecanismos han sido otros. Llegando retrasada al mercado internacional, las burguesías periféricas han intensificado la explotación de la clase obrera para lograr condiciones competitivas en el plan internacional, que les permitiera encontrar espacios en ese mercado. De ahí que los mecanismos de superexplotación se hayan desarrollado tan ampliamente en la periferia Seguir leyendo “Régimen de excepción y superexplotación del trabajo”

Anuncios

Planeta de ciudades miseria (Descargar Libro)

Mike Davis

En el Tercer Mundo la elección de la vivienda supone un complicado cálculo de variables poco claras.  Los pobres urbanos tienen que resolver una complicada ecuación para intentar optimizar los costes de la vivienda, la seguridad de la propiedad, la calidad del refugio, el desplazamiento al trabajo y algunas veces la seguridad personal. Para algunos, incluyendo muchos de los que viven en la calle, la localización cercana al trabajo, a un centro de producción o una estación de tren, es más importante que el propio techo.

Fragmento

Probablemente hay más de 200.000 áreas hiperdegradadas sobre el planeta, con una población que oscila entre unos centenares y más de un millón de personas. Las cinco grandes metrópolis del sur de Asia (Karachi, Bombay, Delhi, Calcuta y Dacca) cuentan ellas solas con unas 15.000 comunidades diferentes de este tipo, cuya población total es superior a los 20 millones de habitantes. Cuando las barriadas de chabolas y los asentamientos ocupados se desarrollan en cinturones continuos de pobreza y vivienda informal, asistimos a la formación de megaáreas urbanas hiperdegradadas. Un ejemplo de esta evolución es Ciudad de México, donde en 1992 se podía encontrar a 6,6 millones de personas con rentas bajas, viviendo en un espacio continuo de 348 kilómetros cuadrados de vivienda informal. Lo mismo sucede en Lima, donde la mayoría de la población sin recursos se concentra en tres grandes conos periféricos que parten del propio centro. Estas grandes concentraciones de pobreza urbana son también frecuentes en África y Oriente Próximo. En el sur de Asia, la pobreza urbana tiende a repartirse entre un número más elevado de áreas, diseminadas por todo el tejido urbano y dotadas de una complejidad digna de los fractales. En Calcuta existen miles de thika bustees (aglomeraciones de cinco barracones de 45 metros cuadrados cada uno con una ocupación media de 13,4 personas por barracón) mezcladas con otras formas de vivienda y de uso de la tierra. En Dacca tiene más sentido considerar las zonas no degradadas como enclaves en medio de un panorama de pobreza abrumadora.

Aunque algunas de estas zonas tienen una larga historia a sus espaldas –la primera favela de Río de Janeiro (Morro de Providencia) se remonta a la década de 1880–, la mayor parte de las megaáreas urbanas hiperdegradas se han desarrollado a partir de la década de 1960. Ciudad Nezahualcóyotl, por ejemplo, apenas tenía 10.000 residentes en 1957; en la actualidad esta empobrecida área de Ciudad de México tiene 3 millones de habitantes. El floreciente Manshiet Nasr a las afueras de El Cairo nació en la década de 1960 a partir de un campamento para los trabajadores que levantaban el barrio de Nasr City; mientras que Orange/Baldia, la extensa área urbana hiperdegradada que se extiende sobre la colina en Karachi se fundó en 1965 con una población mixta de refugiados musulmanes de India y pastunes de Afganistán. Una de las mayores barriadas de Lima, Villa El Salvador, se creó en 1971 con el mecenazgo del gobierno militar y pocos años después alcanzaba una población de más de 300.000 personas (…)

Libro tomado de: http://redpaemigra.weebly.com/

Descargar Libro: Planeta de ciudades miseria

Concentración económica y poder político

Alejandro Nadal  

Sinpermiso.info

“… La concentración está íntimamente ligada con la creciente desigualdad en la distribución del ingreso. El pasado enero se dio a conocer un estudio (nber.org/papers/) en el que se muestra que a mayores niveles de concentración en la industria, corresponde una menor participación del trabajo en el producto…”

El discurso político en casi todo el mundo hace constante referencia a la competencia en el mercado y su contribución al crecimiento y la eficiencia. México y Europa no son casos aislados, pero en ningún país el mensaje es tan explotado como en Estados Unidos.

La idea de que la competencia entre empresas conduce a menores precios y mayor bienestar del consumidor es la espina dorsal de la ideología y política económica neoliberal. Su corolario es que entre menos regulación, las fuerzas del mercado enfrentan menores obstáculos para alcanzar eficiencia y prosperidad.

En la jerga de la teoría económica dominante, la que se inculca a los estudiantes de economía, este es el mundo de la competencia perfecta. Es un ámbito fantástico en el que coexisten millones de pequeñas empresas que carecen de poder económico y no tienen ningún control sobre los precios.

En las antípodas de esta quimera se encuentra el mundo real, en el que existe un altísimo grado de concentración en casi todos los rubros de la actividad económica. La lista de ramas de actividad en las que la concentración se ha incrementado significativamente en las últimas dos décadas incluye la farmacéutica y cosméticos, alimentos procesados y bebidas, insumos agrícolas, cerveza, óptica, hotelería, transporte aéreo, comercio al menudeo, bienes raíces y bancos. El problema no se limita a Estados Unidos, en donde sólo dos empresas producen toda la pasta de dientes que se consume en ese país. Por ejemplo, como resultado de la fusión de Bayer y Monsanto (anunciada en 2016) una sola empresa gigantesca controlará el 25 por ciento del mercado mundial de semillas y plaguicidas Seguir leyendo “Concentración económica y poder político”

Imaginar un país. América Latina, procesos constituyentes y proyecto de nación en México (Descargar Libro)

“…Construir alternativas de acción implica una complejidad mayúscula, la participación política casi está condenada a experimentar frustraciones antes de comprender cabalmente la complejidad estructural y del día a día, mientras se cae en un pavoroso vértigo ante la aceleración de las coyunturas políticas de la urgencia: presos políticos, desapariciones forzadas, procesos de desinstitucionalización, crímenes de Estado, masacres, genocidios, despojos, vulneración de derechos. En términos generales, la reducción de la política a formas de lucha en clave de supervivencia…”

Hace años que México atraviesa por una crisis de largo aliento, combinada con sucesivos estallidos de indignación y reclamos populares. Este texto propone ubicar y pensar la crisis de México a nivel específico del estado, considerándolo en su doble faz de instrumento de dominación y promesa no inocua de bienestar y evitando salidas sencillas. Este tipo de crisis no es nuevo en la región latinoamericana, por lo que recurrimos a otras experiencias (Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela) con ánimos de analizar qué podemos recuperar. El factor que nos permite la comparación con estos casos es la instancia de renovación constituyente: la convocatoria a renovar los acuerdos más básicos que nos ligan como pueblo. Pensamos la renovación constituyente no como simple recambio legal o técnico, sino como la convocatoria amplia a re-construir la nación a partir de acuerdos sociales básicos. ¿La figura del Congreso Constituyente es útil para estos fines? ¿Cuál ha sido la experiencia al respecto en América Latina en el último movimiento constituyente? ¿Cómo se ven las perspectivas de México a la luz de esas experiencias? Estas son las preguntas que guían el texto.

Francisco José Cantamutto. Antonio Hernández. Daniel Vázquez. [Autores]

ISBN 978-607-97498-4-2

Fundación para la Democracia, Alternativa y Debate A.C.. CLACSOhttps://www.clacso.org.ar/

Ciudad de México. Mayo de 2017

Descargar Libro: Imaginar un país. América Latina, procesos constituyentes y proyecto de nación en México

Argentina: La clase trabajadora ocupa el centro de la nueva situación política

Eduardo Lucita

Resumen latinomericano

Lectura relacionada: Al maestro con palos

Este ciclo de movilizaciones deja en claro que no hay ninguna acción destituyente,  que la democracia no peligra que lo que hay es la defensa del salario y de las condiciones laborales, del empleo y del cumplimiento de la emergencia social, de la defensa de los derechos de la mujer y de la libre expresión y organización del conjunto.

Distintos condicionantes de la economía y la política, también raíces ideológicas profundas, confluyeron en una dinámica social hasta cierto punto inédita. Se trata de un momento bisagra, lo que define la coyuntura es que las clases y fracciones de clase van tomando posición.

Las fuerzas parece se van alineando. No se trata de un alineamiento en términos electorales, este se agita pero no concreta nada todavía, el oficialismo no tiene candidatos de peso y la oposición peronista sigue encerrada en su propio laberinto. Lo que en realidad define es la dinámica social en curso.

La economía que no ayuda

Las cifras, provengan de entidades privadas u oficiales, son inapelables. El último informe del INDEC mostró que en febrero la actividad industrial registró una baja del 6 por ciento y que la construcción se contrajo un 23.5. Que el consumo volvió a caer en enero y febrero (-7 y -5 respectivamente) y que acumula tres trimestres consecutivos de caída, algo que no sucedía desde el 2008. El INDEC confirmó que en 2016 la economía cayó un 2.3 por ciento, y que este año está creciendo al 2, por debajo de lo esperado.

A pesar de la recesión la inflación resiste a la baja. Las estimaciones para el mes de marzo arrojan un alza de precios en torno del 2.5 por ciento, con lo que el trimestre cerraría con 6.4 de inflación. Para varias consultoras privadas el piso para el año rondaría del 25 por ciento, mientras que para el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que produce el BCRA, “..la inflación esperada para todo 2017 pasó del 20,8% al 21,2%”. Cualquiera sea la estimación están alejadas de las metas oficiales del 12 al 17 por ciento para todo el año.. Seguir leyendo “Argentina: La clase trabajadora ocupa el centro de la nueva situación política”

Argentina: El 33 por ciento de la población está sumergida en la pobreza (Descargar Informe)

La Tinta

Uno de cada tres argentinos es pobre

Según el relevamiento del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA), el 33 por ciento de la población argentina está sumergida en la pobreza. Creció 4 puntos porcentuales desde que asumió Macri. Son los niveles más altos de los últimos años.

La Universidad Católica Argentina (UCA) publicó este jueves el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (OSDA) que estudia los niveles de pobreza y desigualdad por ingresos en la población urbana de Argentina.

Según indica el reporte anual, en menos de un año, del cuarto trimestre de 2015 al tercer trimestre de 2016, la pobreza pasó del 29 al 32,9% por ciento, casi cuatro puntos porcentuales más. Esto implica que hay más de 1,5 millones de nuevos pobres en el país.

Sumado a esto, el porcentaje de personas debajo de la línea de indigencia pasó de 5,3% a 6,9%, alrededor de 600 mil nuevas personas en la indigencia. Según la UCA, una persona necesita $2.200 para no ser indigente.

Así, en el país se estima que hay 2,7 millones de personas que sufren hambre y 13 millones de pobres. Se trata en ambos casos de los mayores niveles registrados desde 2010.

Las tasas de pobreza experimentaron una importante reducción entre 2010 y 2011, en el marco de un proceso de reactivación económica y mejoras en las políticas laborales y sociales. Luego, estas tasas evidenciaron una tendencia ascendente entre 2012 y 2015, con relativo estancamiento durante ese último año. El impacto inflacionario de la devaluación, sumado a los efectos recesivos de las medidas de ajustes adoptadas, elevaron nuevamente las tasas de pobreza en 2016, sobre todo en el primer trimestre de ese año.

“En la fase reciente -a partir de 2016- el impacto de la devaluación, las medidas anti-inflacionarias, el contexto internacional adverso y el rezago de la inversión privada y pública habrían generado un escenario crítico, aún más recesivo y adverso en materia de empleo y poder adquisitivo para amplios sectores sociales. El proceso habría generado especialmente un deterioro laboral y en el nivel de ingresos de los empleos de sectores informales (ODSA, 2016c)”.

ODSA señala que los niveles actuales de pobreza se asemejan a escenarios como los de 1983, 1987, 1994 o 2009. La actual coyuntura parece remitir a procesos recesivos generadas por efectos de crisis financieras (“Crisis del Tequila”) o dinámicas inflacionarias post-devaluación como en los ochenta o en 2014.

A modo de conclusión, la UCA indica que durante el período del Bicentenario “los indicadores laborales muestran la persistencia de la pobreza y desigualdades estructurales” y que “todavía estamos lejos de garantizar los derechos mínimos de inclusión social para una parte importante de la sociedad”. Existe una dificultad histórica de “perforar” un piso estructural de pobreza del 25 por ciento.

“La evolución de distintos indicadores de las condiciones materiales no ha sido equitativa al interior de la estructura social. Los más perjudicados en lo que respecta a las capacidades de subsistencia fueron los hogares de estratos muy bajos y de espacios segregados”, concluye.

Fuente: http://latinta.com.ar/

Descargar Informe Pobreza

En el aniversario de Virginia Woolf: Una habitación propia (Descargar Libro)

una-habitacion-propia-woolf

Virginia Woolf  (1882-1941) : Novelista y crítica británica cuya técnica del monólogo interior y estilo poético se consideran entre las contribuciones más importantes a la novela moderna…  En 1929 escribió su obra “Una habitación propia”. En este texto se planteó una reflexión en torno a la mujer y la literatura, en específico a la imagen que tenía la mujer de su época ante cualquier actividad intelectual, y a las condiciones propicias para que ésta pudiese escribir.

Libro tomado de: http://assets.espapdf.com/

Descargar Libro Virginia Woolf: Una habitación propia