El peronismo y la izquierda frente al ocaso de Macri

La voz de los candidatos de izquierda aporta el programa que necesita el país para resolver su gravísima crisis. Sólo ese sector expone con claridad las iniciativas requeridas para confrontar con el FMI. La difusión de ese planteo es indispensable, en medio de la gran burbuja de promesas y vaguedades que domina la campaña electoral. La izquierda subraya en forma categórica la prioridad de los salarios y las jubilaciones frente al pago de los intereses de la deuda. En lugar de cumplir con los acreedores propone garantizar los derechos de las mayorías populares. Remarca, además, la imprescindible revisión de todas las erogaciones externas. Como el grueso del pasivo contraído por Macri financió la fuga de capitales, resulta impostergable investigar quién se apropió de ese dinero. Una auditoría de la deuda serviría para conocer a los enriquecidos con las Leliqis, las Lebacs y los bonos a 100 años. Esos beneficiarios de la bicicleta financiera deberían solventar las consecuencias de su desfalco.

Claudio Katz

Rebelión

El enorme impacto de la fórmula Fernández-Fernández ilustra el cambio de escenario político, que ha generado el fracaso económico de Macri. Ese categórico revés deteriora todos los preceptos neoliberales de los últimos años, facilita el resurgimiento del peronismo y replantea la intervención de la izquierda.

Ya nadie discute que el alocado endeudamiento oficial financió la fuga de capitales. Los préstamos no sirvieron para construir puentes, represas u hospitales, sino para perpetrar un vaciamiento financiero mayúsculo. Las consecuencias están a la vista: demolición de la industria, desempleo de dos dígitos, estanflación y agravamiento de la indigencia. Seguir leyendo “El peronismo y la izquierda frente al ocaso de Macri”

Fernández-Fernández: audacia y moderación

Fernando Rosso analiza el terremoto político que significó la designación de Alberto Fernández como candidato a presidente y de Cristina como vice.

La gravedad de la situación llevó también a que muchos aseguren que las biografías no importan: que Alberto Fernández haya nacido de las entrañas de cavallismo; que haya criticado incluso las medidas que fueron consideradas como las más progresistas del kirchnerismo (ley de medios, disputa con las patronales del campo); que haya sido el armador de la punitivista campaña de Sergio Massa en 2013 e incluso de la resentida campaña de Florencio Randazzo en 2015 (en la que además, votó en blanco, un dato que sólo se reclama con rabia a la izquierda); que sea un hombre con relaciones carnales con el grupo Clarín, que haya criticado el intento de subir algunos puntos de retenciones a la oligarquía sojera. Que todo eso, es nada. Yo creo que el pasado dice algo de lo que se puede hacer en el presente y sobre todo en el futuro.

Fernando Rosso

La Izquierda Diario

  •  La sorpresiva designación de Alberto Fernández como candidato a presidente por parte de Cristina Kirchner –con ella como candidata a vice- sacudió el escenario político.
  •  En primer lugar, la fórmula generó expectativas y aspiraciones como posible herramienta para desalojar al macrismo de la Casa Rosada. Anhelos que son tan entendibles, como injustificables las ilusiones de que va a ser una alternativa con la capacidad de sacar al país de la crisis bajo la promesa de un pacto social en el que todos ganan.

Seguir leyendo “Fernández-Fernández: audacia y moderación”

Argentina: A 43 años del Golpe de 1976

Julio C. Gambina

24 de Marzo: Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Resulta de interés recuperar los objetivos del poder económico, político, social y cultural para el Golpe del 24 de marzo de 1976, con antecedentes inmediatos en el “rodrigazo” del mes de Julio de 1975; y aún antes, con la instalación del terror parapolicial y paramilitar de la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) desde el propio Estado, luego continuado y exacerbado ya como terrorismo de Estado con la asunción de la Junta Militar. Esos propósitos del Poder solo fueron posibles por el uso de la violencia estatal del golpe genocida, que buscó frenar la acumulación de poder popular, cultural, sindical y territorial del movimiento social en el país. Se buscó con el Golpe “des-acumular el poder popular” conquistado en décadas anteriores con la lucha social, política y cultural en la Argentina. Había que transformar regresivamente a la sociedad para recuperar el proyecto de acumulación capitalista.

Vale mencionar el poder popular acumulado, que era en rigor un clima de época, con extensión planetaria del anticapitalismo, incluso por el socialismo.

Evidencia de lo dicho pasa por el triunfo entre 1973-75 de Vietnam sobre la invasión militar de EEUU; y por cierto la situación latinoamericana y caribeña con la experiencia de Cuba desde 1959 y su objetivo por el socialismo luego de la invasión estadounidense a Playa Girón en 1961, lo que convalidaría la Constitución cubana de 1976. Seguir leyendo “Argentina: A 43 años del Golpe de 1976”

Argentina: Espionaje y corrupción. Se ramifican los lazos del espía D Alessio con la Justicia

“Y en el mismo lodo todos manoseaos” (Cambalache)

Es inevitable que, en las sociedades infectadas por la corrupción, la política se judicialice. El poder se disputa en los tribunales. Una consecuencia lamentable de esa desviación es que la opinión pública comienza a presumir, con razón o sin ella, que la Justicia se ha politizado.

Artículos relacionados:

-Se ramifican los lazos del espía D Alessio con la Justicia

-Human Rights Watch condenó la embestida contra Ramos Padilla

-Ramos Padilla vuelve al Congreso para exponer ante la Bicameral de Inteligencia

-El oficialismo no quiere que se investigue lo que está investigando Ramos Padilla

-Revés para el Gobierno: la Corte Suprema respaldó a Ramos Padilla

Juez Federal Alejo Ramos Padilla

Los niños: los de arriba, los de abajo y los del medio (Eduardo Galeano)

Son incontables los niños pobres que trabajan, en su casa o afuera, para su familia o para quien sea. En su mayoría, trabajan fuera de la ley y fuera de las estadísticas. ¿Y los demás niños pobres? De los demás, son muchos los que sobran. El mercado no los necesita, ni los necesitará jamás. No son rentables, jamás lo serán. Desde el punto de vista del orden establecido, ellos empiezan robando el aire que respiran y después roban todo lo que encuentran. Entre la cuna y la sepultura, el hambre o las balas suelen interrumpirles el viaje. El mismo sistema productivo que desprecia a los viejos, teme a los niños. La vejez es un fracaso, la infancia es un peligro.

Eduardo Galeano.

Primer capítulo de PATAS ARRIBA: la escuela del mundo al revés (1998)

Día tras día, se niega a los niños el derecho de ser niños. Los hechos, que se burlan de ese derecho, imparten sus enseñanzas en la vida cotidiana. El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa. El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura, para que se conviertan en basura. Y a los del medio, a los niños que no son ricos ni pobres, los tiene atados a la pata del televisor, para que desde muy temprano acepten, como destino, la vida prisionera. Mucha magia y mucha suerte tienen los niños que consiguen ser niños. Seguir leyendo “Los niños: los de arriba, los de abajo y los del medio (Eduardo Galeano)”

El Grupo de Lima, EE.UU. y la disputa geopolítica

La reunión del grupo de Lima, tiene un alcance geopolítico y geoeconómico que trasciende los ataques al Gobierno de Venezuela, aunque éstos sean el centro de su acción. El Grupo resulta la excusa perfecta para unir en torno a los intereses de estadounidenses a los países que comparten la visión geopolítica que EE.UU. tiene para América Latina y el Caribe (ALC) y que pasa, en primera instancia, por aislar primero y derrocar después al Gobierno venezolano, para lograr así un orden homogéneo donde ningún país salga del ámbito de su influencia.

Arantxa Tirado, Javier Calderón Castillo, Silvina Romano, Tamara Lajtman y Aníbal García Fernández

CELAG

La semana pasada, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, realizó una visita a Colombia y Brasil, prácticamente en paralelo a la reunión del Grupo de Lima en Perú. Así, los temas abordados y el documento final de Lima no deben desligarse de los propósitos y los mensajes tácitos y explícitos de dicha gira. Pompeo ha buscado el respaldo de dos líderes clave de la derecha regional, Iván Duque y Jair Bolsonaro, para sumarlos al “refuerzo del gobierno democrático y los derechos humanos en Venezuela, Cuba y Nicaragua”.[1]

Mike Pompeo viajó a Brasilia como representante de EE.UU. en la toma de posesión de Jair Bolsonaro. Junto a su homólogo brasileño, el ministro de Relaciones Exteriores Ernesto Araújo, destacó las intenciones de reforzar las relaciones comerciales y de seguridad con Brasil,[2] además del compromiso de trabajar en común contra la tríada “del mal” (en referencia a Venezuela, Cuba y Nicaragua). En su primera entrevista como presidente, Bolsonaro se refirió a los ejercicios militares conjuntos realizados en diciembre entre Rusia y Venezuela en suelo venezolano advirtiendo que “Brasil tiene que preocuparse por ello”, y añadiendo que “las Fuerzas Armadas son el último obstáculo para el socialismo”.[3] No hay que olvidar que, en diversos actos públicos, Bolsonaro criticó a los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) por haber negado la utilización de la base de Alcántara (Maranhão) a EE.UU.[4] Además, su Gobierno habla de la posibilidad de ceder otra base a EE.UU. Seguir leyendo “El Grupo de Lima, EE.UU. y la disputa geopolítica”

Enero 1919. A cien años de la Semana Trágica

En enero de 1919, la huelga de los obreros metalúrgicos de los talleres Vasena, después de una feroz represión en la puerta de la fábrica de Nueva Pompeya, se transforma en una huelga general que conmueve a la Ciudad de Buenos Aires durante más de una semana, con elementos semiinsurreccionales, movilizaciones de masas, barricadas y enfrentamientos con las fuerzas represivas, y el despliegue de una gran espontaneidad, combatividad y solidaridad obrera y popular.

Alicia Rojo

La Izquierda Diario

La llamada “semana trágica” se inscribe en una etapa de ascenso de la lucha de clases en el país, del que fueron hitos también las huelgas de La Forestal (1920-1922) y las de los peones rurales de la Patagonia (1920-1922) y fue parte de la oleada revolucionaria internacional abierta con la Revolución rusa.

Para estos años Vasena es una de las empresas más importantes del país con unos 2.500 empleados. Los trabajadores exigen la jornada laboral de 8 horas, aumento de salarios y mejores condiciones laborales y comienzan una huelga a principios de diciembre de 1918. La empresa se mantiene funcionando con un pequeño sector de obreros que no adhiere y con carneros enviados por la Asociación Nacional del Trabajo. La organización patronal, fundada un año antes, se encarga de contratar los rompehuelgas y llevarlos a las fábricas, es presidida por Pedro Christophersen, también presidente de la Bolsa de Comercio, junto a Joaquín Anchorena, una figura central de la Sociedad Rural y del gobierno radical de Yrigoyen. Seguir leyendo “Enero 1919. A cien años de la Semana Trágica”