Las fake news en tiempos de la posverdad: desafíos 4.0

Las fake news es un término que traducido al español significa falsas noticias, más precisamente un producto pseudo periodístico difundido a través de portales de noticias, medios escritos, radio, televisión y principalmente en redes sociales, lugar por donde se canalizan la mayoría de éstas, en tiempos de la nueva era tecnológica y cuyo principal objetivo es la desinformación deliberada o el engaño, armas de destrucción masiva que sirvieron en estos últimos años, a diversos partidos políticos, entre otros, para llegar al poder y realizar unos de los peores daños que se puede ocasionar a un estado con políticas nefastas, subordinantes y colonialistas.

 

Mario Ramón Duarte

Alainet

Las fake news se emiten con la intención y el fin de inducir al error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer una institución, entidad o persona, según sea el caso, a los efectos de obtener ganancias económicas o rédito político; éste último mecanismo, haciendo honor a la verdad, fue utilizado como prima facie en los países latinoamericanos, contra quienes fueron damnificados por políticas netamente contrarias a los intereses del conjunto de la sociedad, principalmente los más vulnerables (ancianos, discapacitados y niños) y la clase trabajadora, sumado a ello, los aparatos económicos mundiales utilizaron este modus operandi, para, una vez sorteado el acto eleccionario, ejercer el poder a gusto y piacere ante los ojos de la ciudadanía en general. Seguir leyendo “Las fake news en tiempos de la posverdad: desafíos 4.0”

Auge y caída del periódico (Descargar Texto)

Marco D’eramo

New Left Review

Quién sabe si la posteridad no mirará las viejas fotografías de los quioscos de prensa de hoy de la misma manera en que nosotros vemos las imágenes de las antiguas bibliotecas, Alejandría o Bagdad: pilas de periódicos con un aspecto tan peculiar como las estanterías llenas de rollos de papiro1. Todo parece indicar que la era de la información, que circula a diario a través del papel impreso, no durará en total más de tres siglos, y que será archivada como otro de tantos métodos con que la humanidad ha producido, acumulado, comunicado e intercambiado noticias y conocimientos. Hablamos del periódico en papel, como invento, instrumento y símbolo de la modernidad, estandarte de la ascendente clase burguesa y vehículo que plasma la así llamada «opinión pública». Hoy en día, los signos de su declive están por todas partes; en primer lugar, en la desaparición progresiva de su punto de venta, el quiosco.

Fragmento:

La invención del periódico

Como síntesis de la modernidad y del ascenso de la burguesía, la prensa diaria nace en Londres, donde a finales del siglo xvii la modernidad capitalista genera una específica, peculiar y quizá irrepetible configuración entre el flujo de las noticias, la opinión pública y el dinero: en 1702 nace, de hecho, el que podría considerarse el primer periódico de los tiempos modernos, el Daily Courant, que en una sola página publicaba «sin comentarios», pero con anuncios, únicamente noticias del extranjero. Y no es casualidad que en septiembre de 2013 cerrara su edición impresa el londinense Lloyd’s List, uno de los periódicos más antiguos del mundo –había nacido en 1734–, publicado precisamente por la compañía de seguros más antigua, que informaba a los inversores de las llegadas, las salidas, los retrasos, las averías, los naufragios o las tarifas de transporte, para ofrecer una panorámica del tráfico marítimo mundial (o, por lo menos, del asegurado por Lloyds). Seguir leyendo “Auge y caída del periódico (Descargar Texto)”

Reflexiones sobre la ciberguerra

La naturaleza de la guerra está cambiando y acciones que actualmente no son consideradas como “guerra” podrían convertirse en los principales medios a través de los cuales la guerra se librará en el futuro (…) Es cada vez más evidente que la seguridad de los dispositivos de IoT (la Internet de las Cosas, por sus siglas en inglés), es inadecuada, lo que podría tener consecuencias catastróficas.  Es más, a diferencia de las armas físicas, las ciberarmas pueden ser replicadas esencialmente a costo nulo, por lo que su producción y almacenamiento presentan peligros aún más grandes que en el caso del armamento físico. El incidente WannaCry puede ser considerado un preaviso de lo que viene: un ciberataque con apoyo estatal contra la infraestructura de otro país (por ejemplo la red eléctrica, el sistema de control de vuelos, los sistemas informáticos de gobierno, etc.). Este tipo de ataque podría paralizar un Estado del mismo modo que un bombardeo aéreo intensivo.

Richard Hill

Alainet

La Guerra podría estar mutando

La naturaleza de la guerra está cambiando y acciones que actualmente no son consideradas como “guerra” podrían convertirse en los principales medios a través de los cuales la guerra se librará en el futuro.

Existen diferentes definiciones del término “Guerra cibernética”, de las cuales se derivan distintas comprensiones de sus consecuencias y las medidas preventivas.  En términos estrictos, se refiere a ataques masivos organizados por un Estado, similares a una guerra convencional, pero también se lo usa en forma más general.  Asimismo, el concepto “guerra” se utiliza a menudo figurativamente, como en guerra económica, guerra contra la droga o el terrorismo.  La Unión Interparlamentaria adoptó una resolución en 2015 titulada “Guerra cibernética: una amenaza seria a la paz y la estabilidad global”; resolución que señala: “…la guerra cibernética incluye, aunque no está necesariamente limitada a ellas, operaciones contra computadoras o sistemas de computación a través de un flujo de datos como medio y método de guerra, cuyo objetivo es recolectar inteligencia con fines económicos, políticos o de desestabilización social o de la que puede razonablemente esperarse que cause muerte, heridas, destrucción o daño durante conflictos armados, aunque no exclusivamente en ellos”.

La ciberguerra

La ciberguerra podría reemplazar asesinatos en masa y bombardeos como la vía preferida para forzar a un adversario a rendirse. Seguir leyendo “Reflexiones sobre la ciberguerra”

Las venas abiertas de Eduardo Galeano

Armado de la conciencia, con el sol en los labios, el poeta rehusa las apariencias. Galeano expresa este estado: “Revelar la realidad no significa copiarla. Copiarla sería traicionarla, sobre todo en países como los nuestros, donde la realidad está enmascarada por un sistema que obliga a mentir para sobrevivir y que cotidianamente prohíbe llamar a las cosas por su nombre”. Liberación y sometimiento: la creación consiste en sacar a la luz la parte más secreta de nosotros mismos y, simultáneamente, someter la naturaleza a un orden que le es extraño. 

Román Cortázar Aranda

Revista de la Universidad de México 126

La poesía mueve hacia lo desconocido porque entabla un diálogo con el mundo. El íntimo deslumbramiento lleva a la revelación y a la comunión. En realidad, parece que esto lo supo Galeano siempre. En 1976, cuando su nombre fue incluido en la lista del escuadrón de la muerte y se exilió en España, su palabra cobró plena significación; o más exactamente: para vivir de veras la vida debió afirmar el nosotros. Ante la bancarrota de la libertad, en Defensa de la palabra, Galeano anotó: “Uno escribe a partir de una necesidad de comunicación y de comunión con los demás, para denunciar lo que duele y compartir lo que da alegría. Uno escribe contra la propia soledad y la soledad de los otros. Uno supone que la literatura transmite conocimiento y actúa sobre el lenguaje y la conducta de quien la recibe; que nos ayuda a conocernos mejor para salvarnos juntos”. Antonio Machado se dio cuenta de que el poeta moderno se canta a sí mismo porque no encuentra temas de comunión. Pero la obra de Galeano ofrece una vía: desemboca en la historia. Seguir leyendo “Las venas abiertas de Eduardo Galeano”

AMLO y el poder real

Como dice Ilán Semo, en México la Presidencia de la República encierra potencialidades simbólicas insospechadas; una suerte de carisma institucional. No importa quién la ocupe, incluso a un inepto (pensemos en Vicente Fox), el cargo le trasmite un aura: es el Presidente. Tras la Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana, AMLO quiere trascender a la historia como el hombre de la cuarta transformación. Pero para ello se necesita un cambio de régimen e impulsar grandes saltos en la conciencia política de los sectores populares; sin un pueblo organizado y movilizado tras un proyecto de cambio radical y profundo, no hay carisma que alcance.

Carlos Fazio

La Jornada

El primero de julio,   millones de mexicanos salieron a votar, y si no hubo un fraude de Estado monumental, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) será el próximo presidente de la República. De no ocurrir nada extraordinario en el periodo de transición, el primero de diciembre próximo AMLO deberá asumir el gobierno. Pero en ese lapso, y aún más allá del mediano plazo, el poder seguirá estando en manos de la clase capitalista ­trasnacional.

Es previsible, también, que a partir de este 2 de julio, el bloque de poder (la plutonomía, Citigroup dixit), incluidos sus medios hegemónicos (Televisa y Tv Azteca, de Azcárraga y Salinas Pliego, ambos megamillonarios de la lista Forbes), y sus operadores en las estructuras gubernamentales (el Congreso, el aparato judicial, etcétera), escalarán la insurgencia plutocrática buscando ampliar sus privilegios y garantizar sus intereses de clase, y para seguir potenciando la correlación de fuerzas en su favor.

Más allá del ruido de las campañas, el proceso electoral transcurrió bajo el signo de la militarización y la paramilitarización de vastos espacios de la geografía nacional, y de una guerra social de exterminio (necropolítica) que elevó los grados de violencia homicida a límites nunca vistos en el México moderno, similares a los de un país en guerra (naturalizándose en vísperas de los comicios el asesinato de candidatos a cargos de elección ­popular).

Como recordó Gilberto López y Rivas en La Jornada, ese conflicto armado no reconocido es la dimensión represiva de lo que William I. Robinson denomina acumulación militarizada, cuya finalidad es la ocupación y recolonización integral de vastos territorios rurales y urbanos para el saqueo y despojo de los recursos geoestratégicos, mediante una violencia exponencial y de espectro completo que es característica de la actual configuración del capitalismo; el conflicto y la represión como medio de acumulación de la ­plutonomía. Seguir leyendo “AMLO y el poder real”

Reflexiones sobre Ayotzinapa en la perspectiva nacional (Descargar Libro)

Decir 43, quizá para muchas personas no tendrá mayor sentido que un número, pero decir 43, para muchas y muchos otros tiene un significado especial: Ayotzinapa, estudiantes, Normal Rural Isidro Burgos, 26 de septiembre, Iguala, desaparecidos. Estas 13 letras nos dejan una sensación de vacío, de que faltan 43, de que los jóvenes que estaban esa tarde-noche no han vuelto a ver la mañana de la que muchas y muchos todavía disfrutamos.

Fragmento

A pesar de toda la presión nacional e internacional por los hechos de Iguala; del desprestigio que enfrenta el gobierno mexicano por la sistemática violación de los derechos humanos; de la desfachatada verdad histórica y, a dos años de los hechos de detencióndesaparición de los 43 jóvenes normalistas de la escuela normal rural de Ayotzinapa, el Estado mexicano no da señales de rectificación. Al contrario, el linchamiento mediático en contra del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes antes de la publicación de sus conclusiones en abril de 2016 y la postura del Gobierno Federal para que el grupo saliera del país y abandonase el caso, hablan de una preocupante obstinación por ocultar la verdad. Ocultar la verdad, negar la justicia, alimenta la impunidad. La impunidad, como la vimos tras los hechos del 2 de octubre de 1968, del 10 de junio de 1971, de la guerra sucia de los setenta y ochenta, de las matanzas en Chipas y Guerrero durante los noventa, de las violaciones a los derechos humanos durante el foxismo y el calderonismo, etcétera, siempre anuncia posteriores crímenes. Quienes en ese momento –como ahora– han luchado por la verdad y la justicia, también lo han hecho por todos nosotros… pero ha faltado fuerza y unidad. Un reto es cómo le hacemos para avanzar, para sumar. Coincido con Ackerman cuando afirma que para tener éxito “será necesario que todos dejen de lado, por un momento, sus prejuicios teóricos y legítimas desconfianzas históricas para unirse e identificarse en una lucha común en contra del saqueo, la represión y la corrupción. ¿Habrá otra manera de caminar juntos, si de caminar juntos se trata?

  • Carmen Chinas Salazar. Jaime Antonio Preciado Coronado. [Coordinadores] 
    ISBN 978-607-742-727-8 
    Universidad de Guadalajara. CLACSO. https://www.clacso.org.ar/
    Guadalajara. Mayo de 2018 

Descargar Libro: Reflexiones sobre Ayotzinapa en la perspectiva nacional 

Cae el Gobierno de Rajoy y el “socialista” Sánchez es el nuevo presidente

Josefina L. Martínez La Izquierda Diario

Con el voto de 180 diputados (el bloque del PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas de Cataluña y País Vasco) fue aprobada la moción de censura contra el gobierno del PP.

El bipartidismo español (cambiar al PP por el “mal menor” del PSOE) ha sido la trampa del régimen desde sus orígenes para contener el descontento social, ofreciendo una cara “progresista” a las mismas políticas conservadoras. Ese mecanismo fue cuestionado hace 7 años cuando los indignados ocuparon las plazas españolas el 15M, al grito de “PSOE y PP: la misma mierda es”. Hoy esa trampa vuelve a ponerse en funcionamiento, con la colaboración de Unidos Podemos. En el próximo período los trabajadores y los movimientos sociales tienen el desafío de sortear esa trampa y recuperar la movilización obrera y popular en las calles, para luchar por un programa de reivindicaciones sociales y democráticas, de forma independiente a todos los partidos del régimen.

Después de siete años de gobierno, el conservador Partido Popular es desalojado del poder, acosado por los casos de corrupción y una sentencia judicial que condenó a la organización política hace una semana.

El 24 de mayo, la sentencia del caso Gürtel (una trama de corrupción investigada desde hace 9 años) envió a varios cargos del PP a prisión y condenó al partido por financiar campañas electorales con dinero obtenido de forma ilegal. La sentencia también cuestionó el testimonio de Mariano Rajoy, quien había negado la existencia de una caja “B” en el Partido Popular, alimentada con dinero de empresarios amigos que después se beneficiaban de contratos del Estado.

La moción de censura es un mecanismo parlamentario por el cual una mayoría simple en el Congreso (176 diputados sobre un total de 350) puede poner fin a un gobierno y reemplazarlo por un nuevo presidente. La moción fue presentada por los social-liberales del PSOE (Partido Socialista Obrero Español), el principal partido de la oposición, que cuenta con 84 diputados. Es la primera vez que una moción de censura es aceptada y logra desalojar a un gobierno del poder. Seguir leyendo “Cae el Gobierno de Rajoy y el “socialista” Sánchez es el nuevo presidente”