Cuba: ¿Socialismo sin anticapitalismo? La cuadratura del círculo

La transición socialista que no plantee sus bases anticapitalistas solo alcanzará la cuadratura del círculo (…) Estos no son debates nuevos, los mismos están desglosados desde la década del 20 en la Rusia soviética. Asuntos como las formas de propiedad, el uso del dinero, la ley del valor y el mercado, las distintas formas de incentivar el trabajo, redundan en tensión permanente entre el nuevo orden que no acaba de nacer y el viejo orden que no acaba de morir.

Ariel Dacal Díaz

La Tizza

Ponencia presentada por el autor en la Mesa de Debate: Marx y una economía política para la transición socialista, Instituto Cubano de Investigación Cultural “Juan Marinello”, 16 de mayo, 2018.

Pareciera que el problema fundamental de Cuba es económico, y por tanto debería centrar toda nuestra atención. Pero, ¿qué es lo económico? Contrario a esa idea, pareciera que el problema es político, y que este debería ser nuestro enfoque prioritario. Pero, ¿qué es lo político?

Para comprender la realidad cubana, ambos referentes tienen limitado alcance interpretativo el uno sin el otro. Sin embargo, ambos cobran sentido al preguntarles ¿a qué proyecto social sirven?, ¿a qué condición del ser humano tributan?, ¿a qué comprensión sobre la naturaleza responden?

El modo de relación entre lo natural, lo social y lo humano tiene carácter histórico concreto. Épocas, sistemas, modelos, cosmovisiones e ideologías dan cuenta del largo tránsito de lo económico y lo político como soluciones a esa relación. Tránsito que ha dejado, esencialmente, una traza de disputas antagónicas entre la libertad y la opresión, la que desde hace un buen tiempo se polariza entre dos referentes: el capitalismo y el comunismo.

Las líneas gruesas de la teoría sobre la transición al comunismo enmarcan un proceso histórico contrario a las relaciones de producción capitalistas. Este pretende superar la contradicción entre el creciente carácter social de la producción y la apropiación privada de la riqueza por una minoría, y supone el avance del control político de la clase trabajadora en su condición de productora y propietaria colectiva. En una formulación más abstracta, busca dirimir el conflicto entre el Capital y el Trabajo. Seguir leyendo “Cuba: ¿Socialismo sin anticapitalismo? La cuadratura del círculo”

Anuncios

Elecciones en Cuba. Los desafíos del relevo generacional

Daniel Cubilledo Gorostiaga

CELAG

Las próximas elecciones en Cuba tendrán un carácter inédito. Y con ellas, se abrirá una nueva etapa en el proceso de reformas donde uno de los grandes desafíos será gobernar sin la legitimidad histórica y la autoridad moral de aquellos que protagonizaron la revolución latinoamericana más radical e influyente del siglo XX. De esta manera, no solo será puesta a prueba -como nunca antes- la capacidad de gestión de los nuevos representantes, sino la de todo el sistema político, esto –además- en una coyuntura sumamente compleja y delicada que analizaremos a continuación.

Pese a las reservas, dudas y cautelas mostradas por algunos analistas y diversos medios de comunicación, Raúl Castro no continuará siendo el presidente de Cuba tras las elecciones generales que se celebrarán el próximo 11 de marzo. Esto no solo confirma lo que el propio mandatario ya había anunciado en múltiples ocasiones[i], sino que también ratifica lo acordado en el 2011 durante el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), sobre la limitación de los principales cargos del Gobierno y el Estado a un máximo de dos períodos consecutivos (diez años).

La pregunta que emerge de inmediato es quién sucederá a Raúl Castro cuando el próximo 19 de abril los nuevos diputados electos a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) ejerzan su voto, aunque hasta ahora todos los pronósticos apuntan al actual Primer Vicepresidente, Miguel Díaz Canel. A esta incógnita se suma el hecho de que, por primera vez desde 1959, el jefe del Gobierno y del Estado -así como la mayoría de sus principales miembros- no pertenecerán a la llamada Generación Histórica. Sobre este punto no habría que pasar por alto el posible significado – más allá de lo simbólico- de las condecoraciones otorgadas por Raúl Castro el pasado 24 de febrero en el recién inaugurado Capitolio (futura sede de la Asamblea Nacional, como ha señalado a través de redes sociales el exdiplomático y académico cubano Carlos Alzugaray[ii]). Los condecorados como Héroes del Trabajo de la República de Cuba fueron José Ramón Machado Ventura (vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros, además de Segundo Secretario del PCC) y los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez (también vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros y miembro del Buró Político del PCC) y Guillermo García Frías (miembro del Consejo de Estado y del Comité Central del PCC). El mensaje posible es que no solamente haya un nuevo presidente en abril, sino todo un Consejo de Estado y Consejo de Ministros sin miembros de la Generación Histórica. Seguir leyendo “Elecciones en Cuba. Los desafíos del relevo generacional”

Un conflicto que era evitable

Manuel E. Yepe  Rebelión

Desde 1994, la producción del Havana Club y su distribución mundial, exceptuando Estados Unidos, se ha venido haciendo por una empresa conjunta de la francesa Pernod Ricard y la cubana Ron Cuba, en defensa del intenso acoso del bloqueo contra la Isla. En poco tiempo, el Ron Havana Club ha captado la preferencia de los tomadores de ron de todo el mundo que, por motivos de calidad, dejaron de consumir Bacardí (fabricado en Puerto Rico) ya que los degustadores estadounidenses del mejor ron del mundo no se conforman con la falsificación que es hoy Bacardí.

Cuba produce, consume y exporta sustanciales cantidades de puros habanos y ron, productos que disfrutan de mucho prestigio y demanda en el mercado internacional.

Es algo contrastante que una nación que según organismos especializados de Naciones Unidas aporta fuertemente a la prevención y curación de dolencias con la asistencia médica que prestan sus científicos en muchos países, sea así mismo un importante proveedor de productos nocivos a la salud en el mercado internacional, como el alcohol y el tabaco

Pero lo cierto es que, cuando los habitantes de las islas que componen el archipiélago cubano consiguieron tras cruenta lucha de liberación adueñarse de las riendas de su destino, sus humildes y explotados agricultores y obreros habían logrado desarrollar con sudor y lágrimas por la extenuante explotación capitalista, técnicas de cultivo, procedimientos artesanales y técnicas manufactureras que, aprovechando condiciones climáticas y agrícolas específicas de las diversas áreas del archipiélago cubano, habían situado a Cuba a la cabeza del mundo en estas producciones de las que hoy se enorgullece. Seguir leyendo “Un conflicto que era evitable”

Vaivenes económicos mundiales en 2017

Hedelberto López Blanch

Rebelión

La globalización unida a las políticas neoliberales ha posibilitado que las 62 personas más ricas del mundo acumulen más capitales que la mitad más pobres. Solo los diez mayores multimillonarios cuentan con una fortuna de 520 600 millones de dólares. A los acaudalados se les facilita además, esconder sus capitales en los llamados paraísos fiscales, cuyas fortunas ascienden ya a 7,8 billones de dólares. Contrariamente, en el mundo, 1 200 millones de personas viven en la pobreza extrema, 842 millones sufren hambre crónica, hay 774 millones de adultos analfabetos y 57 millones de niñas y niños no escolarizados. Innegablemente que se hace necesario un nuevo orden económico internacional para que la globalización no continúe siendo una bendición para los ricos y una maldición para los pobres.

Cambio climático

Desastrosos terremotos en Japón, Haití, China, Chile, Indonesia, Pakistán, México; inundaciones en Bolivia, Colombia, Venezuela, Brasil, Guatemala, Australia, Vietnam, Bangladesh, Filipinas, Mali, Níger; enormes incendios en Estados Unidos, Portugal, América del Sur, Asia; desproporcionadas nevadas en Estados Unidos, México, Europa; poderosos huracanes en el Caribe; elevación del nivel del mar y la casi segura desaparición de islas y grandes extensiones de tierra, no fueron óbice en este 2017 para que el presidente Donald Trump retirara a su país del Acuerdo de París sobre cambio climático aprobado por 195 países en 2015 y que tiene como fin reducir las emisiones de gases invernaderos a partir de 2020. El mundo se ha estremecido ante tamaña decisión que conllevará graves consecuencias para el clima del planeta.

China sigue adelante

Nuevamente China en 2017 marcó el paso del crecimiento económico entre las naciones emergentes y las desarrolladas al alcanzar un 6,7 % de PIB y continuó siendo la principal impulsora del comercio mundial. Asimismo, ayudó a mantener el auge de las economías de varios países asiáticos, africanos a la par que ocupó nuevos espacios en América Latina con la entrega de financiamientos para obras de infraestructura y desarrollo social que beneficiaron a las partes involucradas.

Persiste el bloqueo contra Cuba

Pese a que por 26 ocasiones consecutivas la Asamblea de Naciones Unidos ha condenado el bloqueo económico y financiero que Estados Unidos mantiene desde hace 58 años contra Cuba, esa arbitraria medida se mantiene y se incrementó este año con la llegada a la Casa Blanca del magnate Donald Trump. En octubre de este año, nuevamente 191 naciones del orbe votaron a favor de levantarlo contra solo dos de conservarlo: Estados Unidos y su aliado Israel. Durante casi seis décadas, el bloqueo ha provocado daños a la economía cubana que alcanzan la cifra de 822 280 millones de dólares , tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional. Seguir leyendo “Vaivenes económicos mundiales en 2017”

La salud que debería ser para todos

Granma

La vida de un niño, de un hombre o de una mujer, ha sido siempre lo primero para el Gobierno socialista cubano, que ha extendido ese humanismo fuera de sus fronteras, y ha defendido en disímiles rincones del mundo ese sagrado derecho a existir

No son mil, ni siquiera un millón. La mitad de los seres humanos que habita el planeta no tiene acceso a servicios sanitarios básicos, mientras otros tantos pasan a engrosar las filas de la pobreza cuando tienen que pagar por este tipo de atención.

No son mil, ni siquiera un millón, es la mitad de la humanidad, y ante lo abrumador de las cifras uno puede perder la perspectiva de que, incluso si fuera uno solo, habría que cambiar algo para que esa persona tuviese garantizado el más elemental de los derechos, el de vivir.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en un informe conjunto con el Banco Mundial, dio a conocer en días recientes tales resultados, que distan mucho de los propósitos de la agenda 2030.

«Acelerar urgentemente nuestros esfuerzos para establecer una cobertura universal de salud» fue el llamado del presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, sin embargo, la de­sigualdad en el reparto de las riquezas y el lucro de no pocos con lo que debería ser un derecho inalienable, hacen más gris el panorama para aquellos que padecen el desamparo. Seguir leyendo “La salud que debería ser para todos”

La política cínica

Juan Nicolás Padrón

La Jiribilla

Lecturas recomendadas:

Cronología: intervenciones militares de EE.UU. en América Latina

Intervenciones militares de EE.UU. en los últimos 30 años

Nunca ha sido, ni transparente ni convincente, la explicación de algunos trascendentales sucesos en la historia de Estados Unidos, como el atentado al presidente John F. Kennedy o el derribo de las Torres Gemelas de Nueva York. Desde la Guerra de Independencia cubana en 1898, sus mandatarios han ordenado sistemáticamente intervenciones imperialistas con agresiones armadas en casi todos los escenarios del mundo, y decenas de veces en lo que consideran su patio trasero: América Latina.

 

El 2 de agosto de 1964 el destructor norteamericano USS Maddox, que se encontraba en una misión de espionaje en el golfo de Tonkín, aguas que el gobierno estadounidense reclamaba como internacionales y que el entonces Vietnam del Norte demandaba por su cercanía como parte de su territorio, recibió un supuesto ataque de tres lanchas torpederas norvietnamitas, aunque “casualmente” ninguno de los torpedos alcanzó al destructor. “La gran prensa” se hizo eco de inmediato de la noticia, conocida como “el incidente del golfo de Tonkín”.

Al día siguiente, el destructor USS Turner Joy se unió al primero, y según nos contaba esa gran prensa, un día después se detectaron en los radares cinco objetos sospechosos dirigidos a ellos en formación de ataque; los destructores abrieron fuego y los medios afirmaron que habían hundido dos lanchas. Inmediatamente Lyndon B. Johnson ordenó el ataque de cazabombarderos ubicados en los portaviones USS Ticonderoga y USS Constellation, que demolieron embarcaciones e instalaciones petrolíferas de Vietnam del Norte: se destruyeron 8 barcos, se dañaron otros 21 y se arrasó con la refinería de Hon Gai.

El presidente de Estados Unidos solicitó al Congreso la aprobación de la Resolución del Golfo de Tonkín, que concedía plenos poderes para realizar operaciones militares en Vietnam. En marzo de 1965 desembarcaron en la base de Da Nang, en Vietnam del Sur, unos 3500 marines que se unían a los 60 000 que ya se encontraban allí como “asesores militares” de ese ejército títere, todo ello impulsado por Johnson. Se avecinaba la primera crisis petrolera y el golfo de Tonkín era una zona de interés para el Grupo Suite 8-F, una red política y de negocios vinculados al sector conservador del Partido Demócrata; Johnson y John Connally, el Secretario de la Marina, formaban parte del Grupo.

Muchos años después, durante el gobierno de William Clinton, se desclasificó una información secreta de guerra y las grabaciones de las comunicaciones del USS Maddox; las conclusiones de esta investigación han dejado bien claro que aquellos ataques de Vietnam del Norte nunca existieron y la farsa fue una preparación para iniciar la guerra, terminada en 1975 con la rendición incondicional de Estados Unidos, y un dramático balance: alrededor de 5 000 000 víctimas por la parte vietnamita y más del 70% de su infraestructura devastada; casi 60 000 estadounidenses muertos, unos 1 700 desaparecidos y un gasto nunca bien calculado de cientos de miles de millones de dólares, por solo referirse a daños humanos y pérdidas económicas. Seguir leyendo “La política cínica”

Bloqueo a Cuba: impacto y tensiones del legado de la Guerra Fría

Arantxa Tirado

CELAG

Este miércoles 1 de noviembre tendrá lugar en la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) una nueva votación para denunciar el bloqueo que desde 1962 EEUU viene imponiendo unilateralmente a Cuba. El proyecto de resolución, “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, se propone recabar apoyos internacionales y hacer presión para provocar el levantamiento del bloqueo, que ha sido recrudecido por la administración Trump.[1]

Este proyecto de resolución se viene presentando desde hace 25 años en el marco de la Asamblea General de la ONU y ha recibido siempre el apoyo mayoritario de los países miembros, como se puede apreciar en el gráfico:[2]

El clamor internacional por el levantamiento del bloqueo es compartido por organizaciones sociales y empresariales de EEUU, muchas de ellas agrupadas en organismos como “Engage Cuba”, “Cuba Now” o “Consortium”. Seguir leyendo “Bloqueo a Cuba: impacto y tensiones del legado de la Guerra Fría”