Tariq Ali. El turno de Yemen (Descargar Texto)

Tariq Ali

New Left Review

En la actualidad son claramente visibles algunas de las características generales de la recolonización imperialista del mundo árabe que empezó con el brutal ensayo general de la Primera Guerra del Golfo. Demasiada gente supuso que después del colapso de la Unión Soviética, el águila estadounidense desecharía sus garras; querían que fuera así de modo que pensaron que así era.

La realidad ha mostrado cómo Washington ha atacado incesantemente la soberanía nacional en esas partes de Oriente Próximo donde todavía existe. Los países que se han resistido a la sumisión total a la hegemonía estadounidense, impuesta directamente o a través de conexiones locales, están siendo desmantelados. El cambio de régimen va acompañado por la masiva destrucción del país y la pérdida de vidas, seguidas por la división de facto entre corrientes etno religiosas y la entrada de gigantescas corporaciones, algunas encargadas de la reconstrucción de ciudades bombardeadas por Estados Unidos y sus aliados europeos y otras a la búsqueda de petróleo. Todo esto en medio de un generalizado caos político bajo la vigilancia de los militares estadounidenses e israelíes. Seguir leyendo “Tariq Ali. El turno de Yemen (Descargar Texto)”

Nakba. Palestina, 1948, y los reclamos de la memoria (Descargar Libro)

Una mujer. Palestina. Un cuerpo sufriente ante el horror. Una mujer tapando su boca. Una mujer en un campo de refugiados bombardeado. Una mujer en un lugar: en el campo Baq´a, Jordania. Una mujer y una fecha. Un color, sepia. Una palabra: NAKBA. Una ausencia: la tierra. Un trabajo colectivo: la memoria palestina. Mentado cuando Ahmad H Saadi y Lilia Abu-Lughod se encontraron en el funeral de Ibrahim, su padre, en Jaffa, quien en el fin de su vida ejerció el derecho de retorno. “El retornó, dijo el poeta Mahmoud Darwish en el funeral, para plantar en ella el árbol del conocimiento y el él era ese árbol. El nació en Jaffa y a Jaffa retornó, para permanecer allí por la eternidad, cerca del árbol del paraíso”. No todos los libros merecen el mismo lugar en la historia de la humanidad. En particular, Nakba. Palestina, 1948 y los reclamos de la memoria posee el valor testimonial de una fecha, igualmente traumática para Palestina y para la humanidad: el 15 de mayo de 1948. Ahmad H Saadi y Lilia Abu-Lughod nos recuerdan que la Nakba es el punto al que retornan los palestinos a cierta edad, que la Nakba no está finalizada todavía. Ella es la piedra de toque de la esperanza de cada palestina y palestino que ansía retornar a su hogar.

Ahmad H. Saadi. Lila Abu-Lughod. [Editores]

ISBN 978-987-1643-30-1
Editorial Canaán. CLACSO. https://www.clacso.org.ar/

Buenos Aires. Mayo de 2018

Descargar Libro: Nakba. Palestina, 1948, y los reclamos de la memoria

Macri – Netanyahu: relaciones peligrosas (Messi en Jerusalem, fútbol y lanchas de guerra)

#ArgentinaNoVayas  #NothingFriendly

Muchos de los jugadores de la selección argentina, y el técnico Jorge Sampaoli, han solicitado ante la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que el partido del 9 de junio no se lleve a cabo (y menos aún la obligatoria visita al Muro de los Lamentos). La respuesta que obtuvieron fue que la cancelación no podía tomarla la AFA dado que existía un acuerdo intergubernamental (entre Mauricio Macri y Netanyahu) que “de ninguna manera podía quebrantarse”.

Jorge Elbaum

Rebelión

La visita de la selección argentina de fútbol a Israel está atravesada por una extorsión política a los jugadores y al técnico. Detrás de un partido amistoso se divisan sobreprecios en compras de embarcaciones, negociados vinculados a la venta de armas y alianzas estratégicas cuyo antecedente son los atentados terroristas sangrientos en Buenos Aires de 1992 y 1994. Seguir leyendo “Macri – Netanyahu: relaciones peligrosas (Messi en Jerusalem, fútbol y lanchas de guerra)”

Nakba, 70 años de limpieza étnica programada

Koldo Alzola Rebelión

Lectura recomendada: Israel-Palestina: Raíces del conflicto (Descargar Texto)

Ayer, 15 de mayo, se cumplieron 70 años de que el movimiento sionista declarara de manera unilateral el estado de Israel sobre el territorio histórico de Palestina. Un proyecto de estado que siete décadas después sigue suponiendo una anormalidad sin precedentes según los estándares internacionales -carece de fronteras reconocidas o de una constitución, y sólo reconoce plenos derechos de ciudadanía a las personas de confesión judía-. La fundación de Israel supuso además el desplazamiento forzoso de gran parte de la población local, alrededor de 800.000 palestinas; en lo que Ilan Pappe, historiador israelí exiliado en Gran Bretaña, calificó como una limpieza étnica programada. Esta fatídica efeméride es conocida en árabe como Nakba, o día del desastre; y a día de hoy sigue siendo una fecha de reivindicación del derecho de la población refugiada palestina -actualmente alrededor de seis millones- al retorno a sus hogares, como les reconoce la resolución 194 de las NNUU.

Hace unas semanas, en una entrevista concedida con motivo de la publicación de su último libro « Nakba. 48 relatos de vida y resistencia en Palestina», el escritor palestino refugiado en Barcelona, Salah Jamal, decía que, en realidad, las europeas damos más importancia a esta efeméride que las propias palestinas, inmersas en una Nakba permanente en la que cada tragedia arrastra a otra tragedia desde hace más de 70 años. Sería incluso más exacto decir que el desastre palestino ni finaliza ni comienza con la Nakba, si tenemos en cuenta que el proyecto que se implementa en 1948 se comienza a gestar en 1917, cuando en la declaración de Balfour el Ministro de Asuntos Exteriores británico rubricaba la cesión del territorio de Palestina al movimiento sionista para la construcción del “hogar nacional judío”. Seguir leyendo “Nakba, 70 años de limpieza étnica programada”

Estados Unidos y la demolición de la legalidad internacional

Editorial de la Jornada

La Jornada

“La razón para negar el reconocimiento a la pretensión israelí es simple: la anexión de Jerusalén fue un acto de fuerza que conllevó actos de desplazamiento forzado de población, despojo, violencia y barbarie. Cualquier país que sitúe su embajada ante el gobierno de Israel en esa ciudad legitima, en consecuencia, tales métodos, y lesiona, con ello, los principios básicos de la legislación internacional. Así pues, el anuncio de Trump constituye un ataque frontal en contra de las normas elementales de convivencia, representa una irresponsable y torpe ofensa para palestinos, árabes y musulmanes, y se traduce en un nuevo atropello a las causas de la paz, la estabilidad y la vigencia del derecho en el mundo.”

El presidente estadunidense, Donald Trump, confirmó ayer su determinación de trasladar a Jerusalén la representación diplomática de Washington en Israel, a contrapelo de los señalamientos de estadistas y líderes del mundo sobre los peligros que conlleva semejante medida. Hasta el rey saudiárabe, Salmán bin Abdulaziz, gobernante del principal aliado histórico de Estados Unidos en la región, advirtió que esa mudanza podría desatar la cólera de los musulmanes en todo el mundo, en tanto que el turco Recep Tayyip Erdogan, presidente de otro régimen amigo de Washington, le dijo al republicano que el estatuto de Jerusalén es una línea roja para los musulmanes, y amagó con romper las relaciones diplomáticas de Ankara con Tel Aviv. Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, recalcó que el gesto de la Casa Blanca tendría consecuencias negativas para la situación de Palestina y para la región árabe e islámica. Por descontado, todas las instituciones y facciones palestinas, que representan a la parte más directamente agraviada por la medida, expresaron su repudio a lo que sería un reconocimiento oficial de Estados Unidos al reclamo unilateral israelí de Jerusalén como su capital. Seguir leyendo “Estados Unidos y la demolición de la legalidad internacional”

Los palestinos olvidados de Israel, extranjeros hostiles en su propia patria

No cierres los ojosGrupo Akal

Algunos estudios recientes demuestran que la mayoría de los miembros de la última generación, la de los jóvenes judíos que cursan estudios de enseñanza secundaria, no son partidarios de conceder plenos derechos a los ciudadanos palestinos de Israel, y que no les importaría que abandonaran el país voluntariamente o a la fuerza. Al parecer, son partidarios acérrimos de Avigdor Lieberman, a la sazón ministro de Asuntos Exteriores israelí, quien ha expresado en público, incluso en un discurso pronunciado ante la Asamblea General de la ONU en octubre de 2010, su deseo de trasladar a los palestinos de Israel a un «Bantustán» palestino en Cisjordania como contrapartida a la anexión de los asentamientos judíos de esta región.

En 1948 se fundó el Estado de Israel. Si los ciudadanos judíos se congratulaban de ello, los 160.000 palestinos que vivían en la región no sabían a qué atenerse, sintiendo la mirada de sospecha del gobierno israelí sobre ellos, controlados por un sistema militar que determinaba sus vidas. Muchos de ellos perdieron sus hogares bajo los buldóceres o a manos de inmigrantes judíos.

Ilan Pappe (profesor de Ciencias políticas en la Universidad de Haifa):

La percepción de que los palestinos eran un pueblo inoportuno y molesto se convertiría en un elemento importante del discurso y de la actitud sionista que impulsaron la fundación del Estado de Israel en 1948. Más de un siglo después, los descendientes de algunos de estos palestinos son ciudadanos del Estado judío, pero esta posición no impide que se considere que representan una peligrosa amenaza en su propia patria y se los trate en consecuencia. Esta actitud ha calado en la clase dirigente israelí, y se expresa de distintas maneras.

Los futuros líderes del Ejército y de los aparatos de seguridad (el Shabak y el Mossad) se gradúan en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Israel, que trabaja en estrecha colaboración con el Centro de Estudios de Seguridad Nacional y Geoestrategia de la Universidad de Haifa. Seguir leyendo “Los palestinos olvidados de Israel, extranjeros hostiles en su propia patria”

Centenario de la Declaración Balfour. En el origen del conflicto palestino

Paul Delmotte

OrientXXI

A menudo resulta difícil establecer la fecha en que se inicia un conflicto, determinar la fecha de su nacimiento. Sin embargo, el de Palestina nació el 2 de noviembre de 1917 con la “Declaración Balfour” cuando, según explica el escritor húngaro de origen judío y nacionalizado británico Arthur Koestler, “una nación (Reino Unido) ofreció solemnemente a otra (los judíos) el territorio de una tercera (los árabes de Palestina)”. 

El 2 de noviembre de 1917 el ministro de Relaciones Exteriores británico Arthur James Balfour dirigía una “carta de intención” al diputado conservador y banquero Lionel Walter Rotschild, amigo de Haïm Weizman, líder de la rama británica de la Organización Sionista Mundial (OSM) y futuro primer presidente de Israel, verdadero destinatario de la misiva. El 8 de noviembre la carta aparecerá en la prensa británica antes de entrar en la historia como la Declaración Balfour. ¿Qué decía aquella carta?:

“El gobierno de Su Majestad ve favorablemente el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina y dedicará sus mayores esfuerzos para lograr este objetivo, quedando en claro que no se hará nada que pueda atentar contra los derechos civiles y religiosos de las colectividades no judías ni contra los derechos ni los estatutos políticos de los que gozan los judíos en cualquier otro país”.

Se imponen, de entrada, algunas observaciones referentes a los términos usados. En efecto, la Declaración Balfour es digna de una antología de circunloquios. Así, la expresión “hogar nacional en Palestina” constituye un testimonio de la prudencia del gobierno británico – que luego el movimiento sionista adoptará como propia – en lo referente a un compromiso claro respecto a un Estado judío y su extensión. Volveremos sobre lo que se sobrentiende en la afirmación de que “no se hará nada que atente contra los derechos civiles y religiosos de las colectividades no judías”. Señalemos, sin embargo, que con el término “colectividades no judías” la carta se refería por medio del negativo a unos 700.000 árabes palestinos, musulmanes y cristianos, que entonces vivían en Palestina.  Seguir leyendo “Centenario de la Declaración Balfour. En el origen del conflicto palestino”