Declaración de Independencia Latinoamericana y Caribeña

luis britto garcía

Preámbulo

Nosotros latinoamericanos y caribeños

Huérfanos de los caminos

Descendientes de los éxodos

Expulsados de los confines

Fugitivos de los infinitos

Gotas de todas las sangres

Herederos de todos los yugos

Inquilinos de las fosas comunes

Tataranietos de los genocidios

Habitantes de la desmemoria

Náufragos de la humillación

Ahítos de asco

Considerando

Que nadie puede negarnos el derecho a ser nosotros

Que ninguna boca requiere que otra hable por ella

Que nuestra mano no debe estrangularnos

Que idea impuesta no es idea

Que quien piensa es libre

Y quien oprime, esclavo

Nos proclamamos

Irrevocablemente libres de toda Conquista y Reconquista y Corona

Irreversiblemente independientes de toda Dependencia

Ecológica, Social, Económica,

Política, Diplomática, Militar, Cultural

Habida o por haber

Venida o por venir

Pensada o impensable

Criaturas del Reino de la Libertad

¿Acaso cinco siglos de destrucción de nuestra América no bastan?

Pronunciamos por siempre libre el cuerpo de nuestra geografía

Declaramos exentos de sobreexplotación nuestros recursos;

Proclamamos la sustentabilidad, la conservación, el reciclaje

Respiramos con los impolutos pulmones del mundo

Rescatamos de toda privatización la sangre de nuestras aguas

Declaramos cuerpo propio la tierra, los bosques, los minerales

Órganos nuestros para nuestras necesidades

Exento el amor del contaminante y del desecho tóxico

Nuestra biodiversidad inmune a la patente y al exterminio

Absueltos de la hipoteca sobre el genoma humano

Desencadenados de concesiones a las transnacionales

Hijos de la Tierra de donde surgimos y hacia la cual regresamos

¿Acaso quinientos años de dependencia no bastan?

Declaramos abolido el oligopolio sobre el trabajo

El dividendo sobre la infamia

El monopolio sobre el sudor

El latifundio sobre la sangre

La esclavitud de la deuda

La servidumbre de la especulación

No reconocemos diferencia de raza ni etnia ni casta ni clase

Ni hombres ni pueblos vendidos como esclavos

Ya no más rematados comprados ni alquilados

Hipotecados ni subarrendados ni dados en prenda

Ni subastados ni pignorados

Libres del Libre Comercio

Protegidos contra Tratados de Protección de Inversiones

Desempaquetados de Paquetes

Recetados contra Recetarios

Escapados de usura y especulación

Liberados de capitales golondrinas, que no volverán

Por siempre libres de la pobreza

Dueños de la riqueza que creamos

Amos todos de industrias que producen para todos

Proclamamos la Moratoria Universal de la Deuda Odiosa

De cada quien según su corazón y a cada cual según su humanidad

Exentos de la servidumbre hacia la divisa

Intercambiando en un mismo signo la infinitud de los signos

Por único valor el trabajo

Por único trabajo la felicidad

Ante la agonía del orden de la infamia

¿Acaso cinco siglos sin soberanía no bastan?

Por la sangre derramada libres

Por la carne engendrada soberanos

Zafados de los pactos que entregan aguas y aires

Libres del fariseo que monta leyes como cepos para esclavizarnos

Anulada la sentencia leprosa que nos unce a la ley y al tribunal extranjeros

Arrojados los fariseos del juzgado y los burócratas del Palacio

Libres de los tributos recesivos que perdonan al rico y sacan el ojo al pobre

Desagregados del Impuesto al Valor Agregado

Salvados de los Tratados contra la Doble Tributación que arrancan las entrañas al latinoamericano y exoneran de impuesto al extranjero

Inmunizados contra el político con un bolsillo y diez lealtades

Borradas las fronteras entre América Nuestra y Nuestra América

¿Acaso cinco siglos de invasiones no bastan?

Proclamamos la Independencia Permanente

Pueblos en armas y armas del pueblo

Ejército del pueblo y pueblo ejército

Implantamos la legítima defensa de la dicha

Nunca más hincados los puñales de las bases militares foráneas

Sanados de la herida de las intervenciones

Salvada la patria de la planta insolente del mercenario extranjero

Borrada la huella del marine

Expurgados de paramilitares y paragobiernos y paratribunales

Purgados de narcopresidentes y narcobingos y narcocasinos

Redimidos del juicio del Cartel y la ley del sicario

Inmunes contra el Terrorismo de Estados

Ya no más desaparecidos ni falsos positivos

Ni desplazados ni Madres enlutadas

Irreductibles en el deber sagrado de la Rebelión

Integrados en alianza defensiva propia

Antes coordinados siempre hermanados

En defensa de la frontera sin fronteras

Ni bloqueos ni escisiones ni secesiones

No queremos Republiquitas, ni aldeítas

no anhelamos parroquias ni feudos

La Patria Grande para el Pueblo Inmenso

Para nosotros la Patria es América

¿Acaso cinco siglos de anticultura no bastan?

 

Fugitivos de la mazmorra del caletre

Incrédulos de toda divinidad que no se eleve a humana

Creyentes del evangelio del pan y de la letra

Libres del pecado mortal de la ignorancia;

Convencidos de que la sabiduría sólo sabe bien al compartirla

Redimidos de la enseñanza tarifada;

Por siempre absueltos de la pedagogía de la servidumbre;

Bautizados en el santo credo de la curiosidad

Irreductibles en la rebelión de la originalidad;

Ahítos de los frutos de la ciencia del bien y del mal:

Exentos de la cultura de puertos

Prófugos de la maquila del pensamiento

Inmunizados contra la franquicia intelectual

Descalzos de las hormas de la academia exquisita

Saneadores del prostíbulo de la industria cultural

Sin concesiones sobre la mente ni el espacio radioeléctrico

Dueños de medios que enseñan a no tener dueños

Convertidos el pueblo y el mundo en aulas

Herreros de la fusión de la ciencia y la conciencia

Inmersos en la humanidad de las Humanidades

Irrevocablemente amos de la voz conque hablamos

Estremecidos en la eucaristía de la palabra

Empecinados en el vicio de pensarnos

Conquistadores del sueño de la propia imagen

Mirándonos en el espejo de las aguas del pueblo

Libertinos de la fiesta de la Idea

Sangres unidas en la Hermandad de la Invención

Luces encendidas para las Américas

Signos para quien nos comprende

Y para quien no, deslumbramiento

Pensar esta Independencia es vivirla

Vivirla es conquistarla

Patria Grande y Vida

Luis Britto García blogspot

La España plus ultra

Yolanda Castro

No es de extrañar que haya sido en España donde el presidente colombiano Álvaro Uribe encuentre mayor connivencia política y legitimidad democrática a su gobierno narcoparamilitar. Tampoco es sorprendente que haya sido precisamente en este país donde se le haya otorgado el I Premio de las Cortes de Cádiz a la libertad. Conviene recordar que antes del posfranquismo, el régimen constitucional español existente era una dictadura fascista impuesta mediante el terror tras la sublevación militar contra el gobierno legítimo de la II República. Corresponde hacerlo porque, después de ese periodo, el que heredamos y continúa vigente no se ha desprendido de las diversas expresiones o manifestaciones del terrorismo de Estado, tanto a nivel interno como en el plano internacional.

No voy a entrar a analizar el carácter represivo en materia socioeconómica ni la sujeción o sometimiento ejercido de manera continua sobre  todas aquellas manifestaciones culturales o sociales plurinacionales, sino que quiero detenerme en algunas consideraciones sobre la violación que las estructuras institucionales y de poder del estado español han realizado de sus propias normas de derecho nacional y de derecho internacional público y que muestran, a grandes rasgos, el carácter violento y reaccionario de esas transgresiones. Es un rasgo común a todas ellas la negación de su autoría por parte del Estado o, en caso de ser públicas y notorias, su legitimación fáctica Seguir leyendo «La España plus ultra»