ESPIRAL de Enrique Anderson Imbert

Enrique Anderson Imbert

Argentina (1910-2000)

Regresé a casa en la madrugada, cayéndome de sueño. Al entrar, todo obscuro. Para no despertar a nadie avancé de puntillas y llegué a la escalera de caracol que conducía a mi cuarto. Apenas puse el pie en el primer escalón dudé de si ésa era mi casa o una casa idéntica a la mía. Y mientras subía temí que otro muchacho, igual a mí, estuviera durmiendo en mi cuarto y acaso soñándome en el acto mismo de subir por la escalera de caracol. Di la última vuelta, abrí la puerta y allí estaba él, o yo, todo iluminado de Luna, sentado en la cama, con los ojos bien abiertos. Nos quedamos un instante mirándonos de hito en hito. Nos sonreímos. Sentí que la sonrisa de él era la que también me pesaba en la boca: como en un espejo, uno de los dos era falaz. “¿Quién sueña con quién?”, exclamó uno de nosotros, o quizá ambos simultáneamente. En ese momento oímos ruidos de pasos en la escalera de caracol: de un salto nos metimos uno en otro y así fundidos nos pusimos a soñar al que venía subiendo, que era yo otra vez.

Tomado de Entremeses literarios (CXC)

http://eljineteinsomne2.blogspot.com.ar/

Anuncios

El ciclo dependiente cuarenta años después (Descargar Texto)

Claudio Katz   ClaudioKatz/LaHaine

Una variedad de procesos define actualmente el status de los distintos países en la jerarquía global. El lugar en la división del trabajo es el principal condicionante histórico de una ubicación estrechamente conectada al valor de la fuerza de trabajo, la dinámica de las transferencias, el destino de la renta, la gravitación geopolítico-militar y el papel de las clases dominantes, burocracias y gobiernos… Esos factores determinan las distancias que separan a los centros avanzados (Estados Unidos) y los nuevos centros (China) de las semiperiferias ascendentes (Corea, Noruega), estancadas (Australia) o de evolución incierta (India). Los mismos elementos inciden en el status de las semiperiferias descendentes (Brasil, México), las nuevas periferias integradas a la globalización productiva (Bangladesh) o los exportadores de productos básicos (Guatemala).

En los años 80 Marini estudió el ciclo dependiente de las economías latinoamericanas. Evaluó la crisis de la industrialización y los desequilibrios comerciales, financieros y productivos de la región (Marini, 2012: 21-23).

Cuarenta años después las mismas contradicciones reaparecen en un nuevo escenario de retroceso fabril, explotación regresiva de los recursos naturales y fragilidad financiera.

En este contexto, los contrapuntos con el Sudeste Asiático sustituyen las viejas comparaciones con el capitalismo metropolitano. Cobran también relevancia los estudios de países que manejan la renta de sus exportaciones primarias. El papel de China despierta más atención que la dominación estadounidense y el devenir de Brasil ya no suscita tanto interés.

Contenido:

  • -Tensiones y crisis
  • -Regresión industrial, obstrucción al consumo
  • -Efectos del extractivismo
  • -Ciclo y crisis
  • -El contraste con Corea
  • -Otras interpretaciones
  • -Otras comparaciones
  • -La relación con China
  • -Geopolítica, clases, gobiernos
  • -Determinantes de la dependencia
  • -Propósitos de una reconsideración

Ilustración tomada de: https://www.alainet.org

Texto tomado de: https://katz.lahaine.org

Descargar Texto: El ciclo dependiente cuarenta años después

El Fondo Monetario Internacional, arma absoluta del capital financiero transnacional

Alejandro Teitelbaum Alainet

Un pequeño grupo de países, muy poderosos económicamente, impone al resto del mundo las orientaciones de la política económica. Y en el caso particular de la deuda externa y de las políticas de ajuste sucede lo mismo. De manera que las “recomendaciones” y “principios directores” del FMI no son otra cosa que la coacción ejercida sobre los países que quieren renegociar la deuda u obtener préstamos del sistema financiero internacional, a fin de que adapten su política económica y financiera a los intereses del gran capital transnacional: privatización de los servicios públicos, reducción del gasto social, aumentos de las tarifas de dichos servicios, congelación de los salarios, apertura incondicional de las fronteras a los productos y servicios extranjeros, etc. Son las llamadas “condicionalidades”.

En julio de 1944 la Conferencia Monetaria y Financiera de Bretton Woods acordó la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRD). Este último como parte del grupo del Banco Mundial.

Ya en 1943, cuando comenzaba a vislumbrarse el fin de la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses y los ingleses comenzaron a discutir las bases de la organización de la economía mundial en la posguerra. Seguir leyendo “El Fondo Monetario Internacional, arma absoluta del capital financiero transnacional”

Macri pide ayuda al Fondo Monetario Internacional

En octubre del año pasado, en su documento “Perspectivas de la Economía Mundial” de periódica actualización, los economistas del Fondo pidieron que el ajuste fiscal en marcha fuese aún mayor. “El reequilibrio fiscal tendría que basarse en nuevos recortes de los subsidios generosos y mal focalizados de la energía y en una racionalización del gasto en muchos otros ámbitos, como salarios, bienes y servicios y transferencias discrecionales al sector privado y las provincias”, sugirieron. El gobierno obró en consonancia con esas ideas: convalidó una nueva ronda de tarifazos en gas, electricidad y transporte, reduciendo los subsidios oficiales a esos servicios; sacó el pie del acelerador en el plan de obras públicas que había lanzado unos meses antes para ganar las elecciones legislativas de medio término; y presionó para que las negociaciones salariales se realizaran con una pauta inflacionaria bastante inferior a la verdadera.


Marcelo Colombres – Tiempo Argentino

El presidente Mauricio Macri anunció en un breve mensaje que “inició conversaciones” para pedir un crédito del Fondo Monetario Internacional e intentar frenar la corrida cambiaria que desde hace un par de semanas generaron una gran crisis política.

“Nuestra política depende del financimianto externo”, manifestó el presidente y aseguró que cambiaron las “condiciones internacionales favorables” que tuvo el gobierno en los primeros años.

“En esta nueva situación y de manera preventiva, hemos decidió iniciar conversaciones con el FMI para que nos otorgue una línea de apoyo financiero”, anunció. Seguir leyendo “Macri pide ayuda al Fondo Monetario Internacional”

Argentina: Devaluación y subas de las tasas de interés

Julio C. Gambina  Rebelión

Puede ser muy peligroso imaginar un derrumbe de la política oficial por corridas contra la moneda o descontrol de la inflación, aun cuando baja la imagen de la gestión Macri. El problema es la no existencia de un proyecto diferenciado para organizar la economía y la política. Esa es la clave en la coyuntura, es más, existen indicios de quienes, desde la oposición política, ya se prueban el traje para gestionar el capitalismo argentino desde 2019… Eso demuestra que puede haber reemplazo de gobierno sin modificar esencialmente el rumbo. Ejemplos tenemos en la historia y sin ir más lejos veamos el cambio de 1999 que no modificó esencialmente el rumbo de la economía y aceleró procesos críticos de la conflictividad que derivaron en el 2001.

En el eje de la tormenta política en la Argentina está la protesta social contra el tarifazo, ahora en debate en el Parlamento con la oposición sistémica disputando al macrismo el consenso de la sociedad. Desde el gobierno responden que la actualización tarifaria es un límite, y en un año no electoral pretenden hacer pasar el ajuste, por ahora con alza de tarifas y si pueden, disciplinando paritarias en torno al 15%, con muy pocas que por ahora se escapan por encima de ese techo.

Sin embargo, aun siendo las tarifas el eje de la disputa política, el BCRA apareció en escena durante la semana pasada en un juego de alza del tipo de cambio (dólar a 21 pesos) y la tasa de interés (30,25%) que merece ser analizado cuidadosamente, ya que algunos se apresuran a definir límites de la política gubernamental, cuando la realidad también puede pensarse como inducción a los “mercados” para impulsar la recesión con alzas de tasas y propiciar una redistribución de ingresos vía devaluación, como forma del ajuste por los mismos “mercados”. Con el eufemismo de los mercados esconden a los dueños del poder económico. Seguir leyendo “Argentina: Devaluación y subas de las tasas de interés”

Comercio electrónico y la agenda de las transnacionales

Sally Burch – Alainet

El comercio electrónico, uno de los componentes de la nueva economía digital, está en rápido crecimiento.  Entre las plataformas de Internet más conocidas en América Latina están Amazon, eBay, Alibaba o Mercado Libre (este último, latinoamericano).  

Es atractivo para consumidores por la amplia gama de opciones, facilidad de comparar precios y, a menudo, entrega a domicilio.  Para las empresas, permite abrir nuevos mercados, a veces sin límites geográficos.  Ofrece también oportunidades para pequeños y medianos productores, una de cuyas principales dificultades es la comercialización.

Se podría pensar que para los países del Sur, sería muy beneficioso desarrollar sus capacidades en este plano.  Vale la pregunta, entonces: ¿Por qué una mayoría de países en desarrollo se negaron a abrir negociaciones sobre el comercio electrónico, en la última reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio -OMC-?

La economía digital

Lo que abarca el concepto de comercio electrónico en realidad es mucho más amplio que las tiendas en línea.  Comprende la venta o distribución de bienes o servicios físicos, facilitada por medios electrónicos, incluyendo, por ejemplo, la llamada “economía colaborativa” en servicios como transporte o alojamiento (como Uber y AirBnB).  Contempla, además, bienes anteriormente físicos que están siendo remplazados por bienes digitales (libros, música); pero también está emergiendo toda un área híbrida, como los diseños digitales de bienes físicos (con opción de personalización) para reproducirlos en impresoras 3D, desde vestimenta, hasta maquinaria y casas e incluso ciertos alimentos o prótesis para el cuerpo humano. También abarca los productos y servicios propios de la economía digital, donde los datos son el bien comerciable, o éstos son utilizados para proveer un servicio, sea en plataformas de la Web o aplicaciones de la inteligencia artificial.

Estamos hablando, entonces, de una parte significativa de la economía actual y que se acrecentará mucho más a futuro.  Consecuentemente, cualquier acuerdo comercial que regule (o desregule) el “comercio electrónico” estaría de hecho sentando las bases globales para el conjunto de la nueva economía digital, hacia la cual estamos transitando velozmente, con enormes implicaciones para el modelo económico, el empleo, el desarrollo, la dependencia o soberanía nacional e incluso los derechos humanos.  Por lo mismo, requiere de un análisis a fondo y de mucho cuidado, en particular desde la ciudadanía y los países en desarrollo, para no ceder a presiones a cambio de concesiones puntuales. Seguir leyendo “Comercio electrónico y la agenda de las transnacionales”

Hegemonía y democracia en disputa. Trump y la geopolítica del neoconservadurismo (Descargar Libro)

 

Marco A. Gandásegui, hijo. Jaime Antonio Preciado Coronado. [Coordinadores] 

Colección Grupos de Trabajo. 
ISBN 978-84-17290-14-6 
CLACSO. https://www.clacso.org.ar/

Buenos Aires. Noviembre de 2017 

En los tiempos de incertidumbre que vivimos, editar un libro sobre la trascendencia de las elecciones de Estados Unidos en la geopolítica mundial y de manera particular en américa Latina, es tarea urgente y necesaria.

El presente libro plantea por ello de qué manera las elecciones en Estados Unidos recordaron al mundo la existencia de los olvidados y mostraron la realidad de una sociedad “violenta en lo individual y belicosa en lo social”, en la cual el uso del lenguaje políticamente correcto se convierte hiperbólicamente en elemento represor. También se expone cómo los poderes fácticos y revisa muchas categorías políticas tales como el racismo, la discriminación machista y patriarcal, el populismo, la soberanía popular, el nacionalismo y plantea interrogantes cruciales para entender la geopolítica actual.

Descargar Libro: Hegemonía y democracia en disputa. Trump y la geopolítica del neoconservadurismo