La Unión Europea y el regreso a la CEE

 

Julio Anguita

El economista

A los 60 años del Tratado de Roma que creó la CEE y a los 24 del Tratado de Maastricht que estableció la UE, Merkel, Hollande, Paolo Gentiloni y Rajoy plantean la necesidad de una Europa a dos velocidades. Ninguna novedad porque la actual UE es un Frankenstein en el que sus 28 componentes ya funcionan a dos, cuando no a tres velocidades.

Hollande ha declarado que reducir nuestra comunidad a una moneda única y un mercado constituiría unan regresión. Pero ¿acaso no ha sido ese el proyecto europeo desde la década de los noventa? Lo que los mandatarios reunidos han constatado es que la actual UE ha sido construida con ligereza, torpeza y ausencia del sentido de la realidad. La ampliación desde el núcleo de los seis se hizo sin tener en cuenta los retos derivados de las diferencias económicas y fiscales que los nuevos incorporaban.

Se siguió igual. La ampliación a los países de la antigua órbita soviética, a instancias de unos Estados Unidos que buscaban cercar a Rusia, colocó un torpedo en la línea de flotación de la UE surgida en Maastricht.

A la huida hacia adelante que supuso aquél tratado se le venían a añadir más y mayores diferencias. Aquella situación que demandaba un nuevo modelo basado en la creciente cohesión económica y social, fue mantenida sin variar el modelo, ya de por sí inviable, que reiteró y sancionó el Tratado de Lisboa.

Tres de los cuatro países reunidos en Versalles, fundaron la CEE; los otros tres, Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos son economías muy homologadas con los tres primeros. No es de extrañar que los seis sean los de la primera velocidad, con algún añadido por el Norte.

Tras sesenta años el proyecto europeo que tantas ensoñaciones ha producido vuelve a su origen. Por el camino han quedado algo más que ilusiones. La pretensión española de sumarse a esa velocidad está en la línea del hidalgo quevedesco que se ponía migas de pan en la barba para simular que había comido. Nos esperan días de ayuno y fanfarrias.

Fuente: http://www.eleconomista.es/

José Martí. Obras completas. Edición crítica. Tomo 11 (Descargar)

1881-1882 (volumen 3). Estados Unidos

José Martí. [Autor]

Obras completas José Martí.

ISBN 959-7006-08-1

Centro de Estudios Martianos. CLACSO. http://www.clacso.org.ar/

La Habana. Buenos Aires. Septiembre de 2016

Versión impresa

La Edición Crítica de las Obras completas de José Martí (1853-1895) recoge sus manuscritos e impresos conocidos hasta hoy: proclamas, discursos, manifiestos, comunicaciones, dedicatorias, cartas, correspondencias periodísticas, crónicas, artículos, ensayos, narraciones, obras de teatro, poemas, semblanzas biográficas, traducciones, dibujos, borradores, fragmentos de escritos y cuadernos de apuntes.

El contenido de los tomos se ha ordenado y combinado por fechas, temas y géneros, apreciando tanto la evolución y línea del pensamiento martiano como el paralelismo de su accionar político, periodístico y literario, simultaneidad que empieza a manifestarse a partir de los años 1875-1876, para intensificarse posteriormente. Organizar cronológicamente los textos nos permite observar esa evolución del pensamiento martiano, pero —a su vez— separa en diferentes tomos grupos de textos que habitualmente (y por deseo expreso del autor en su carta devenida testamento literario) se han presentado juntos, como ocurre con las Escenas norteamericanas y las Escenas europeas.

La confrontación de los textos con sus originales —o variantes de estos— ha conllevado a la natural rectificación de erratas, así como la fijación del texto más permisible. Los escritos de época han suscitado convenciones editoriales, atendiendo a los modernismos en la ortografía y el lenguaje. La peculiar puntuación martiana ha sufrido modificaciones imprescindibles, pero siempre respetando la intencionalidad del autor.

Estas Obras completas son fruto de la colaboración de investigadores y editores del Centro de Estudios Martianos, expertos conocedores de la obra y de la caligrafía de Martí, estudiosos de la obra martiana en el mundo y numerosas instituciones, que han convertido esta “obra” en reflejo de la sentencia que incluyó Juan Marinello, en 1963, en su prólogo a la edición de las Obras completas de la Editorial Nacional de Cuba: “Una edición crítica es el hombre y su tiempo —todo el tiempo y todo el hombre—, o es un intento fallido”.

Descargar Libro: José Martí. Obras completas. Edición crítica. Tomo 11

Réquiem a la codicia: David Rockefeller

Jorge Molina A.

Rebelión

David Rockefeller en sus Memorias, publicadas el año 2004, escribió, entre otras cosas:

“Lo más emblemático de esos años sombríos en América Latina fue Chile durante la presidencia de Salvador Allende a comienzos de los ‘70. La historia se ha vuelto bien conocida y bastante controvertida. Allende, un marxista confeso y líder del Partido Socialista de Chile, hizo campaña en 1970 sobre la plataforma de una reforma agraria radical, la expropiación de todas las corporaciones extranjeras, la nacionalización de la banca, y otras medidas que hubiesen puesto a su país derechamente en la senda del socialismo. En marzo de 1970, mucho antes de la elección, mi amigo Agustín (Doonie) Edwards, propietario de El Mercurio, el principal diario de Chile, me dijo que Allende era un embaucador soviético que destruiría la frágil economía chilena y extendería la influencia comunista a la región. Si Allende ganaba, advertía Doonie, Chile se convertiría en otra Cuba, un satélite de la Unión Soviética. Insistió en que los Estados Unidos debía impedir la elección de Allende. Las preocupaciones de Doonie eran tan intensas que lo puse en contacto con Henry Kissinger. Más tarde me enteré que los informes de Doonie confirmaron la información de inteligencia ya recibida de fuentes de inteligencia oficiales, lo que llevó a que el gobierno de Nixon aumentara sus subsidios financieros clandestinos a grupos opositores a Allende. Pese a esta intervención, Allende ganó la elección por un estrecho margen… Una vez en el cargo, el nuevo Presidente, fiel a sus promesas electorales, expropió las propiedades norteamericanas y apuró el paso en la confiscación de tierras de la elite y su redistribución al campesinado. La mayor parte de las propiedades de Doonie Edwards fueron tomadas, y él y su familia huyeron a EEUU, donde Donald Kendall, alto ejecutivo de Pepsico, contrató a Doonie como vicepresidente, y Peggy (cónyuge de Rockefeller) y yo los ayudamos a instalarse”.

Los Rockefeller, junto a otras familias, eran los propietarios de la Anaconda Copper Mining Company (Chuquicamata). La mina de cobre a tajo abierto más grande del mundo, que fue nacionalizada en 1971 por el gobierno de Salvador Allende, con la aprobación unánime del Congreso Nacional. Esta expropiación junto a otras medidas de tintes socialistas impuestas en Chile, fueron uno de los principales motivos por los cuales Richard Nixon y Henry Kissinger promovieron la defenestración de Allende Seguir leyendo “Réquiem a la codicia: David Rockefeller”

El Terrorismo de Estado en la Argentina. (Descargar Libro)

Osvaldo Bayer/Atilio A. Boron/Julio C. Gambina

Instituto Espacio para La Memoria

Apuntes sobre su historia y sus consecuencias

El contenido se este libro, que abarca un recorrido por la historia argentina teniendo como eje el Terrorismo de Estado con todo lo que éste ha implicado e implica en el devenir de la realidad en la que estamos inmersos, se aborda esta práctica en su estrecha vinculación con los fundamentos económicos del poder que necesitaba, mediante su brazo represivo, crear las condiciones de implementación de un neoliberalismo a ultranza que habría de tener su apogeo con el advenimiento del menemismo. Las fuerzas de seguridad de la Dictadura fueron las encargadas de llevar adelante la tarea del horror, del secuestro, la tortura, la desaparición y la muerte de gran parte de una joven generación y de otros exponentes de una lucha por una sociedad distinta. Pero esta maquinaria del crimen respondió – siempre fue así en la historia de la humanidad- a la defensa de los intereses de unos pocos en desmedro de la inmensa mayoría de la población. El resultado de las dictaduras que asolaron la región en esos años dejó, además de un saldo siniestro de terror y muerte, la exclusión de millones de personas del acceso a los más elementales derechos humanos, como el derecho al trabajo, a la salud, a la educación.

Libro tomado de: http://ens9004.mza.infd.edu.ar/

Descargar Libro: El terrorismo de estado en argentina

Atilio Boron – El fascismo como categoría histórica: en torno al problema de las dictaduras en América Latina (Descargar Texto)

La Historia Del Día

Atilio Boron 

CLACSO  

Tomado del libro Atilio Boron:  Estado, capitalismo y democracia en América Latina

dicatdores-latinoamericanos-pinochetbanzervidelastroessner 

El fascismo es algo más que una de las formas excepcionales del estado capitalista; como el bonapartismo, es, al mismo tiempo, un concepto teórico capital en la teoría política marxista y que por lo tanto no puede ser utilizado indiscriminadamente, como si tan sólo fuera una eficaz etiqueta apta para vituperar gobiernos represivos. Ahora bien, ¿qué restricciones se desprenden de todo esto? Principalmente una: la necesidad de comprender que el fascismo es una categoría histórica y no un concepto abstracto-formal. Lo que proponemos, entonces, es asumir plenamente el carácter histórico del fascismo como forma del estado capitalista de excepción y, al hacerlo, introducir en nuestro discurso elementos conceptuales que recuperen la historicidad del fenómeno.

(Fragmento)

 “… El reflujo experimentado por los movimientos populares en América Latina en la década…

Ver la entrada original 1.594 palabras más

Argentina : Golpe de estado 1976 … ¡Nunca Más!

La Historia Del Día

Eduardo Lucita 

nunca-mas

“… Aquel fatídico 24 de marzo de 1976 confluyeron tres tendencias claramente definidas. La que determinaba una elevación del nivel de la lucha de clases en el país como nunca antes habíamos conocido; la posibilidad cierta de que los trabajadores y el conjunto de las clases subalternas avanzaran hacia su autonomía social y la independencia política de los partidos tradicionales; el agotamiento del modelo de acumulación basado en la expansión del mercado interno, el distribucionismo y la intervención del Estado … La contrapartida de estas tendencias confluentes no era otra que la necesidad de las clases dominantes locales de poner fin a ese ciclo de la lucha de clases en el país y eliminar política y físicamente a las organizaciones revolucionarias. Estas luego de recorrer un largo camino habían logrado romper con la lógica política del ideologismo y el sindicalismo y poner en el centro de sus…

Ver la entrada original 3.387 palabras más

Argentina: multitudinaria marcha docente en reclamo de una paritaria nacional

La izquierda diario

Con una movilización de decenas de miles de docentes provenientes de todo el país, finalizó en la Plaza de Mayo la Marcha Federal Educativa convocada por los cinco gremios docentes con representación nacional (Ctera, UDA, AMET, CEA y Sadop) y los gremios universitarios Conadu y Conadu Histórica.

Los discursos de los dirigentes sindicales tuvieron fuertes cuestionamientos al Gobierno de Mauricio Macri y a su ministro de Educación Esteban Bullrich, quienes siguen negándose a abrir la paritaria nacional y vienen intentando deslegitimar las masivas y persistentes medidas de lucha protagonizadas por la docencia en todo el país.

Pasadas las 14, en un palco montado frente la Casa Rosada se dispuso gran parte de la dirigencia de los gremios docentes, con el centro ocupado por los secretarios generales y por algunos referentes de la CTA y la CGT de otras ramas gremiales. También ocuparon un lugar en la primera fila Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo) y algunas Madres de Plaza de Mayo alineadas con el kirchnerismo.

Entre discurso y discurso, se leyeron algunas consignas generales del tipo “queremos salarios dignos”, “por una educación pública, popular y democrática” y “la educación es un derecho” Seguir leyendo “Argentina: multitudinaria marcha docente en reclamo de una paritaria nacional”