Sacco y Vanzetti: significación histórica y proyección artística (Descargar Texto)

El caso Sacco y Vanzetti, que se desarrolló en Estados Unidos durante la década del 20, y que desató una avalancha de críticas, reclamos y actos masivos de repudio y solidaridad en el mundo entero, todavía hoy suscita emoción e indignación en los todas las almas justas y sensibles que han tenido la oportunidad de conocer los avatares de su viacrucis. Su confinamiento por más de siete años en los presidios de Charlestown y Dedham, seguido de su ejecución en la silla eléctrica (1927), constituyen uno de los ejemplos de prevaricación contra presos políticos más resonantes del siglo XX.

Federico Mare

sinpermiso.info

Fragmento

La trágica historia de los mártires de Boston no pasó, por cierto, desapercibida a los ojos de los artistas consustanciados con lo que Sartre, años después, llamaría estética del compromiso. Tanto las letras y las artes plásticas, como el cine, la música, el teatro y la historieta, se hicieron eco muy pronto de ella, articulando la denuncia de persecución ideológica con la reivindicación moral y política de aquellos dos entrañables soñadores de la Acracia proletaria.

Allá por 1920, Nicola Sacco (30) y Bartolomeo Vanzetti (32), dos humildes trabajadores de origen italiano y militancia anarquista radicados en Massachusetts, fueron acusados de un crimen que no habían cometido (un asalto a una fábrica de calzados en South Braintree derivado en doble homicidio) después de caer bajo arresto en una redada policial. El juicio, repleto de irregularidades escandalosas, dejaría al desnudo la naturaleza xenófoba, clasista y reaccionaria del sistema judicial estadounidense, que, cediendo a las presiones del establishment, no dudaría en sacrificar la verdad, las garantías del debido proceso y dos vidas inocentes en aras de darle al movimiento obrero norteamericano un «buen escarmiento» por su creciente receptividad a la prédica revolucionaria (…)

Texto tomado de: https://www.sinpermiso.info/

Descargar Texto: Sacco y Vanzetti: significación histórica y proyección artística

La hormiga

La Historia Del Día

Marco Denevi  Argentina (1922-1998) hormiga

Un día las hormigas, pueblo progresista, inventan el vegetal artificial. Es una papilla fría y con sabor a hojalata. Pero al menos las releva de la necesidad de salir fuera de los hormigueros en procura de vegetales naturales. Así se salvan del fuego, del veneno, de las nubes insecticidas. Como el número de las hormigas es una cifra que tiende constantemente a crecer, al cabo de un tiempo hay tantas hormigas bajo tierra que es preciso ampliar los hormigueros. Las galerías se expanden, se entrecruzan, terminan por confundirse en un solo Gran Hormiguero bajo la dirección de una sola Gran Hormiga. Por las dudas, las salidas al exterior son tapiadas a cal y canto. Se suceden las generaciones. Como nunca han franqueado los límites del Gran Hormiguero, incurren en el error de lógica de identificarlo con el Gran Universo. Pero cierta vez una hormiga se…

Ver la entrada original 131 palabras más

Fredric Jameson: La utopía de la política (Descargar Texto)

La Historia Del Día

La utopía parecería ofrecer el espectáculo de esos raros fenómenos cuyo concepto resulta indistinguible de su realidad, cuya ontología coincide con su representación. ¿Conserva esta entidad peculiar todavía una función social? Si ya no la tiene, entonces acaso la razón resida en esa extraordinaria disociación histórica entre dos mundos diferentes que caracteriza la globalización a día de hoy. En uno de esos mundos, la desintegración de lo social es tan absoluta –entre miseria, pobreza, desempleo, hambre, desdicha, violencia y muerte– que los programas sociales de compleja elaboración de los pensadores utópicos resultan de una frivolidad equiparable a su irrelevancia. En el otro, una riqueza sin precedentes, la producción informatizada, descubrimientos científicos y médicos inimaginables hace un siglo, así como una variedad infinita de placeres comerciales y culturales, parecen haber vuelto la fantasía y la especulación utópicas tan aburridas y anticuadas como los relatos pretecnológicos del viaje espacial.

El término sólo…

Ver la entrada original 276 palabras más

Aristóteles. Política

Aristóteles observó que los seres humanos tienen tendencia natural a formar unidades sociales: se juntan para formar familias; las familias, para formar aldeas; y las aldeas, para formar ciudades. Así como hay animales –las abejas o el ganado– que se distinguen por formar colonias o rebaños, los humanos son sociables por naturaleza, Así como podría haber definido a un lobo como un animal de manada, Aristóteles dice que «el hombre es un animal político por naturaleza». Esto no quiere decir que tenga una tendencia natural hacia las actividades de la política en el sentido moderno de la palabra, sino que su naturaleza le impulsa a vivir socialmente en una polis.

No cierres los ojos Grupo Akal

Hijo de un médico de la familia real de Macedonia, Aristóteles nació en Estagira, península Calcídica, al noreste de la Grecia actual. Fue a Atenas a los 17 años para estudiar con Platón en la Academia, y allí se quedó hasta la muerte del maestro, veinte años más tarde. Sin embargo, no se le nombró sucesor de Platón, y entonces se trasladó a Jonia, donde se dedicó al estudio de la fauna y la flora hasta que Filipo II de Macedonia le invitó a ser tutor de su hijo, el futuro Alejandro Magno. Seguir leyendo «Aristóteles. Política»

Argentina, Tres posturas frente a la deuda: Sometimiento, resignación o resistencia (Descargar Texto)

Argentina afronta nuevamente enormes vencimientos de una deuda externa que no puede saldar. El país ha quedado otra vez entrampado en la conocida secuencia de compromisos que desbordan su capacidad de pago. Esa asfixia financiera generada por los poderosos agobia a las mayorías populares.  

Pero el repetido peligro de una cesación de pagos presenta esta vez una modalidad diferente al formato tradicional. El acreedor comprometido con los vencimientos del país no es un banco o un fondo de inversión, sino el propio Fondo Monetario Internacional.

Claudio Katz

Un escándalo internacional

La deuda con los financistas extranjeros privados fue refinanciada el año pasado, mediante el canje de viejos bonos incobrables por nuevos títulos igualmente impagables, pero con fechas más prolongadas de cancelación. Quedó pendiente la voluminosa cuenta con el FMI, que involucra casi 48.000 millones dólares, a desembolsar en tres cuotas durante el próximo trienio. El país no está en condiciones de afrontar un mínimo porcentual de esa obligación. Seguir leyendo «Argentina, Tres posturas frente a la deuda: Sometimiento, resignación o resistencia (Descargar Texto)»

El Coimperialismo en Medio Oriente (Descargar Texto)

Israel es el principal socio estratégico de Estados Unidos en la región. El establishment norteamericano asume esa familiaridad como una política de estado, fervientemente auspiciada por Republicanos y Demócratas. Washington confía en su estrecho aliado para reconfigurar el mapa zonal y con ese objetivo potencia la superioridad bélica de Tel Aviv.

La peculiar relación entre ambos países se forjó al compás de la exitosa sucesión de guerras que el ejército sionista libró contra sus vecinos. La neutralización de Egipto en 1967 determinó el ensamble de Israel con Estados Unidos. La “guerra de los seis días” no sólo frustró el despunte de El Cairo como potencia regional, sino que introdujo la dominación del Pentágono sobre ese país. La Casa Blanca financia a Egipto como un gendarme interno, pero inhibe sus acciones externas. Ese sometimiento ha consolidado el rol del vecino sionista, como principal exponente de los intereses norteamericanos en Medio Oriente.

Claudio Katz

Fragmento

La noción de coimperio -que en ciertas ocasiones se utiliza para describir el rol internacional de Canadá o Australia- es igualmente pertinente para Israel. Los tres países comparten un rol complementario en la custodia del orden global y remodelan sus acciones en consonancia con las demandas de su tutor. Apuntalan a escala regional los mismos intereses que Estados Unidos asegura a escala mundial. Seguir leyendo «El Coimperialismo en Medio Oriente (Descargar Texto)»

LA INTRUSA. Pedro Orgambide

Ella tuvo la culpa, señor Juez. Hasta entonces, hasta el día en que llegó, nadie se quejó de mi conducta. Puedo decirlo con la frente bien alta. Yo era el primero en llegar a la oficina y el último en irme. Mi escritorio era el más limpio de todos. Jamás me olvidé de cubrir la máquina de calcular, por ejemplo, o de planchar con mis propias manos el papel carbónico. El año pasado, sin ir muy lejos, recibí una medalla del mismo gerente. En cuanto a ésa, me pareció sospechosa desde el primer momento. Vino con tantas ínfulas a la oficina. Además ¡qué exageración! recibirla con un discurso, como si fuera una princesa. Yo seguí trabajando como si nada pasara. Los otros se deshacían en elogios. Alguno deslumbrado, se atrevía a rozarla con la mano. ¿Cree usted que yo me inmuté por eso, Señor Juez? No. Seguir leyendo «LA INTRUSA. Pedro Orgambide»

Datos, algoritmos y políticas. Una encrucijada de presente y futuro

Cuando Hitler pronunciaba un discurso en la radio, apuntaba al mínimo común denominador porque no podía construir un mensaje a medida de cada oyente, no podía personalizarlo. Ahora sí es posible hacerlo, no solamente se personaliza el mensaje, sino que se conoce los sentimientos y los gustos de los destinatarios.

Las corporaciones digitales y el poder info-comunicacional concentrado cuentan con recursos en biotecnología, bioinformática, el Big Data y la infraestructura de Telecomunicaciones a escala global. Cuando logren hackear el sistema operativo humano no solo podrán predecir nuestras decisiones, sino también manipular nuestros sentimientos e impactar en nuestras emociones. La Inteligencia Artificial es la nave insignia de la redefinición digital en la vida orgánica, el software es el gran tablero de herramientas donde habitan los algoritmos.

Alfredo Moreno

Alainet Seguir leyendo «Datos, algoritmos y políticas. Una encrucijada de presente y futuro»

Todo para el pueblo, pero sin el pueblo

Los monarcas absolutos de Europa, durante la época del despotismo ilustrado (segunda mitad del siglo XVIII) y con el propósito de preservar el Antiguo Régimen, decidieron impulsar políticas para el progreso material de la nación, pero acompañadas con beneficios sociales. Servían al pueblo, pero no permitieron ningún acceso al poder. La frase que les identificó fue: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”.

Los triunfos de las revoluciones burguesas europeas y la instauración del capitalismo, no trajeron nuevos beneficios sociales, porque durante largas décadas los trabajadores tuvieron pésimos salarios, jornadas extenuantes y carecían de derechos laborales. Sin embargo, las constantes y crecientes luchas obreras durante el siglo XIX, obligaron a cambios y los Estados comenzaron a intervenir para garantizar derechos mínimos a los trabajadores. Solo así progresaron los salarios, fueron disminuidas las jornadas, mejoraron las condiciones de vida. Entre las diversas naciones destacó Alemania, bajo Otto von Bismarck, el “Canciller de Hierro” (1871-1890), quien, al mismo tiempo que combatió al socialismo y al movimiento obrero, buscó el apoyo de los trabajadores al Reich implantando, por primera vez en el mundo, el sistema de seguro de enfermedad (1883), de accidentes (1884) y de jubilaciones y pensiones (1889), financiado con aportes de patronos, obreros y Estado. Paradójicamente fue acusado de “socialista”.

Juan J. Paz-y-Miño Cepeda Seguir leyendo «Todo para el pueblo, pero sin el pueblo»