Nosotras, las que no pudieron quemar

Silvia Federici

Redacción La Tinta

Lectura recomendada: Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria (Descargar Libro)

Locas, histéricas o brujas, llámennos como quieran. Para nosotras no es un insulto sino el devenir de nuestras antepasadas, aquellas que cargaron con los estigmas sociales por denunciar y querer romper la lógica patriarcal que nos oprime. Las mismas que abrieron el camino que hoy nos permite que nuestra voz sea más fuerte, que cada vez seamos más caminando a paso firme y seguras. Convencidas de que este mundo no es el que queremos seguir pariendo.

 La cacería de brujas, la verdad de un gran femicidio

(…)  Hay una parte de la historia de las mujeres que no sabemos muy bien, que alguna vez hemos escuchado, pero no conocemos en profundidad y es la cacería de brujas. Y no la conocemos porqué fue y es intencionalmente ocultada y negada por aquellos que cuentan y escriben  la “verdadera” Historia.

Según Federici “la caza de brujas rara vez aparece en la historia del proletariado. Hasta hoy, continúa siendo uno de los fenómenos menos estudiados en la Historia de Europa o, tal vez, de la Historia mundial, si consideramos que la acusación de adoración al Demonio fue llevada al «Nuevo Mundo» por los misioneros y conquistadores como una herramienta para la subyugación de las poblaciones locales. El hecho de que las víctimas, en Europa, hayan sido fundamentalmente mujeres campesinas da cuenta, tal vez, de la indiferencia de los historiadores hacia este genocidio; una indiferencia que ronda la complicidad, ya que la eliminación de las brujas de las páginas de la Historia ha contribuido a trivializar su eliminación física en la hoguera, sugiriendo que fue un fenómeno de significado menor, cuando no una cuestión de folclore. Al tiempo que deploraban el exterminio de las brujas, muchos han insistido en retratarlas como necias despreciables, que padecían alucinaciones. De esta manera su persecución podría explicarse como un proceso de «terapia social», que sirvió para reforzar la cohesión amistosa y que podría ser descrita en términos médicos como «pánico», «locura», «epidemia», caracterizaciones todas que exculpan a los cazadores de brujas y despolitizan sus crímenes” Seguir leyendo “Nosotras, las que no pudieron quemar”

Anuncios

Introducción a la filosofía

No Cierres Los Ojos/ Grupo Akal

Esta entrada es la introducción de “El libro de la Filosofía” publicado por Ediciones Akal.

La filosofía no es un coto tan sólo reservado a pensadores extraordinarios y excéntricos, tal y como se suele suponer. Todos filosofamos cuando no estamos inmersos en nuestras tareas cotidianas y tenemos la oportunidad de hacernos preguntas sobre la vida y sobre el universo. Los seres humanos somos curiosos por naturaleza y no podemos evitar plantearnos interrogantes acerca del mundo que nos rodea y del lugar que ocupamos en él. También disponemos de una capacidad intelectual muy potente que permite que, además de plantearnos preguntas, podamos razonar sobre las mismas. Aunque no nos demos cuenta, siempre que razonamos pensamos filosóficamente.

La filosofía consiste más en el proceso de intentar encontrar respuestas a preguntas fundamentales mediante el razonamiento, sin aceptar las opiniones convencionales o la autoridad tradicional antes de cuestionarlas, que en el hecho propiamente dicho de encontrar esas respuestas.

Los primeros filósofos de la historia, en la Grecia y la China antiguas, fueron pensadores a los que no satisfacían las explicaciones establecidas procedentes de la religión y de la costumbre, y que buscaron respuestas con una base racional. Del mismo modo que nosotros podemos compartir nuestras opiniones con amigos y colegas, ellos comentaban sus ideas entre ellos, e incluso fundaron «escuelas» en las que, además de enseñar las conclusiones a las que habían llegado, también presentaban el proceso de pensamiento que les había llevado hasta ellas. Animaban a sus alumnos a disentir y a criticar las ideas que les planteaban, para perfeccionarlas y pensar en otras distintas. La idea del filósofo solitario que llega a sus conclusiones en el aislamiento es muy habitual, pero también errónea, ya que en realidad esto sucede en muy raras ocasiones. Las ideas nuevas surgen del debate, del examen, del análisis y de la crítica de las ideas de los demás. Seguir leyendo “Introducción a la filosofía”

Los despidos en medios buscan imponer un discurso único

Martin Espinoza

La Izquierda Diario

El panorama se complementa con un enorme disciplinamiento  y protección mediáticos por parte de los grandes medios y un plantel de periodistas que funcionan aceitadamente como “fuerza de choque” mediática, operadores de la mentira, como se demostró frente a la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, logrando niveles históricos de encubrimiento como no se veía desde” la prensa canalla” de la última dictadura cívico-militar (…)  La consolidación de un concierto de opiniones monocordes en los multimedios es agravada por la decisión política del gobierno nacional de que se “caigan” los medios que deban caerse y que sea “el mercado” el que termine de “sincerar” la situación.

La semana pasada se conocieron los despidos de Víctor Hugo Morales, Roberto Pettinato y el programa TVR de C5N. Tiempo atrás fue el despido de Roberto Navarro. La dinámica de acallar voces críticas al gobierno de Cambiemos se viene desarrollando desde la asunción de Mauricio Macri, aunque parece profundizarse tras el triunfo electoral del 22 de octubre pasado.

El impacto que provoca el despido de figuras reconocidas del periodismo, muchas de ellas identificadas con el kirchnerismo, no significa que la cuestión se detenga ahí. Una serie de hechos este año en el mundo de los medios, hacen caer los argumentos de “salvar la república y las instituciones” con los que el macrismo hizo campaña para llegar a la Casa Rosada. Seguir leyendo “Los despidos en medios buscan imponer un discurso único”

La dependencia político-económica de América Latina (Descargar Libro)

Helio Jaguaribe. Aldo Ferrer. Miguel S. Wionczek. Theotonio Dos Santos. [Autores]

Colección Clásicos Recuperados.

ISBN 978-987-722-264-7

CLACSO. http://www.clacso.org.ar/

Buenos Aires.  Octubre de 2017

“…Un clásico es un prisma, un artefacto que forja –apelando al filósofo mexicano Luis Villoro– una “imagen del mundo”. Nervaduras dentro de una red textual, los clásicos son puntos nodales de una constelación hecha de formaciones teóricas, debates y puntos de encuentro, estéticas y tramas afectivas, lecturas y polémicas en torno a esas lecturas. Ítalo Calvino entrevió que, si para algo servía la lectura de un clásico, era “para entender quiénes somos y a donde hemos llegado”. Dicho de otro modo: salir al encuentro de un clásico no representa otra cosa que una invitación a demorarse en el pasado en busca de huellas y legados que permanecen en el presente…”

Fragmento

La autonomía política y económica de las sociedades latinoamericanas frente a los grandes centros del poder de América del Norte y Europa occidental parece representar un objetivo histórico de la región desde la desaparición de los imperios español y portugués a principios del siglo pasado. Este objetivo no se había logrado hasta la fecha, debido con toda probabilidad a un conjunto de factores, entre los que destacan la herencia socioeconómica de la colonia, la resistencia de las clases dirigentes de la América Latina poscolonial al cambio social y la modernización política, el funcionamiento de la economía mundial basado en la división internacional del trabajo entre los centros industriales y las periferias productoras de materias primas, y, finalmente, el crecimiento continuo del poder político, económico y tecnológico de Estados Unidos, tanto en el ámbito mundial como en el hemisférico.

Al terminar la segunda guerra mundial, que trajo consigo el gran impulso hacia la descolonización de las periferias del mundo desarrollado, se extendió por América Latina la esperanza de que se abrirían nuevos caminos para la consumación de este proceso en las esferas económica y social, también en nuestra parte del mundo. De estas esperanzas han surgido las doctrinas y políticas económicas conocidas con el nombre de desarrollismo que postulaban que el fomento de la industrialización dentro del marco sociopolítico existente incrementaría la autonomía del área frente al resto del mundo. Hoy, un cuarto de siglo después, parece claro que los intentos posbélicos de modernizar y descolonizar América Latina —económica, social y políticamente— han fracasado. El grado de dependencia de la región respecto a los centros de poder del mundo industrial capitalista ha aumentado. Las razones de tal estado de cosas no se ven todavía con bastante claridad. Unos insisten en que la creciente dependencia de la región respecto del mundo externo es el resultado casi automático del imperialismo norteamericano. Otros postulan que la dependencia se debe a la indolencia de las élites del poder latinoamericanas (…)

Descargar Libro: La dependencia político-económica de América Latina

Contradicciones Centro/Periferia en la Unión Europea y la crisis del euro

Eric Toussaint

CADTM

Desde 2010, las políticas aplicadas por la CE y los gobiernos nacionales sólo han profundizado la crisis y esto es particularmente cierto en los países más débiles de la Eurozona. Al comprimirse la demanda pública y la demanda privada, los recursos del crecimiento económico se redujeron, en la práctica, a la nada.

La crisis desencadenada en Estados Unidos en los años 2007-2008 alcanzó con fuerza a los países de la Unión Europea en 2008, provocando graves perturbaciones en la Eurozona a partir de 2010 |1|. Los bancos de los países europeos más fuertes se encuentran en el origen del contagio de Europa, puesto que habían realizado inversiones masivas en productos financieros estructurados. Dicho esto, es importante explicar por qué esta crisis afecta más duramente a la Unión Europea, y en particular a la zona euro, que a Estados Unidos.

Entre los 28 países de la Unión Europea, 19 de ellos tienen una moneda común, el euro |2|. La UE cuenta con una población de unos 500 millones de habitantes |3|, o sea, casi la mitad de la de China, de África o de la India; dos tercios de la latinoamericana, y un 50 % más que la estadounidense.

Se observa una gran desigualdad entre los Estados de la Unión Europea: los países industrializados y más fuertes de la UE son Alemania, el Reino Unido, |4| Francia, los Países Bajos, Italia, Bélgica y Austria; hay once países que provienen de la antigua Europa del Este (tres repúblicas bálticas —Estonia, Letonia y Lituania—, Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria y Rumania que formaban parte del bloque soviético; Croacia y Eslovenia, que constituían una parte de Yugoslavia); y luego están los países fuertemente afectados por la crisis del euro: Grecia, Portugal, España, Irlanda y Chipre. Seguir leyendo “Contradicciones Centro/Periferia en la Unión Europea y la crisis del euro”

La política cínica

Juan Nicolás Padrón

La Jiribilla

Lecturas recomendadas:

Cronología: intervenciones militares de EE.UU. en América Latina

Intervenciones militares de EE.UU. en los últimos 30 años

Nunca ha sido, ni transparente ni convincente, la explicación de algunos trascendentales sucesos en la historia de Estados Unidos, como el atentado al presidente John F. Kennedy o el derribo de las Torres Gemelas de Nueva York. Desde la Guerra de Independencia cubana en 1898, sus mandatarios han ordenado sistemáticamente intervenciones imperialistas con agresiones armadas en casi todos los escenarios del mundo, y decenas de veces en lo que consideran su patio trasero: América Latina.

 

El 2 de agosto de 1964 el destructor norteamericano USS Maddox, que se encontraba en una misión de espionaje en el golfo de Tonkín, aguas que el gobierno estadounidense reclamaba como internacionales y que el entonces Vietnam del Norte demandaba por su cercanía como parte de su territorio, recibió un supuesto ataque de tres lanchas torpederas norvietnamitas, aunque “casualmente” ninguno de los torpedos alcanzó al destructor. “La gran prensa” se hizo eco de inmediato de la noticia, conocida como “el incidente del golfo de Tonkín”.

Al día siguiente, el destructor USS Turner Joy se unió al primero, y según nos contaba esa gran prensa, un día después se detectaron en los radares cinco objetos sospechosos dirigidos a ellos en formación de ataque; los destructores abrieron fuego y los medios afirmaron que habían hundido dos lanchas. Inmediatamente Lyndon B. Johnson ordenó el ataque de cazabombarderos ubicados en los portaviones USS Ticonderoga y USS Constellation, que demolieron embarcaciones e instalaciones petrolíferas de Vietnam del Norte: se destruyeron 8 barcos, se dañaron otros 21 y se arrasó con la refinería de Hon Gai.

El presidente de Estados Unidos solicitó al Congreso la aprobación de la Resolución del Golfo de Tonkín, que concedía plenos poderes para realizar operaciones militares en Vietnam. En marzo de 1965 desembarcaron en la base de Da Nang, en Vietnam del Sur, unos 3500 marines que se unían a los 60 000 que ya se encontraban allí como “asesores militares” de ese ejército títere, todo ello impulsado por Johnson. Se avecinaba la primera crisis petrolera y el golfo de Tonkín era una zona de interés para el Grupo Suite 8-F, una red política y de negocios vinculados al sector conservador del Partido Demócrata; Johnson y John Connally, el Secretario de la Marina, formaban parte del Grupo.

Muchos años después, durante el gobierno de William Clinton, se desclasificó una información secreta de guerra y las grabaciones de las comunicaciones del USS Maddox; las conclusiones de esta investigación han dejado bien claro que aquellos ataques de Vietnam del Norte nunca existieron y la farsa fue una preparación para iniciar la guerra, terminada en 1975 con la rendición incondicional de Estados Unidos, y un dramático balance: alrededor de 5 000 000 víctimas por la parte vietnamita y más del 70% de su infraestructura devastada; casi 60 000 estadounidenses muertos, unos 1 700 desaparecidos y un gasto nunca bien calculado de cientos de miles de millones de dólares, por solo referirse a daños humanos y pérdidas económicas. Seguir leyendo “La política cínica”

Postimpresionismo

No cierres los ojos Grupo Akal

Postimpresionismo

Antes:

  • 1879 Cromática moderna, el influyente libro de Ogden Roods, explora los aspectos científicos del color.
  • 1881 Seurat realiza una copia de El pobre pescador, de Pierre Puvis de Chavannes, cuya obra admiraba profundamente.
  • 1884 Seurat conoce a su compañero colorista Paul Signac en el Salon des Indépendants.

Después:

  • 1888 Paul Gauguin visita a Vincent van Gogh en Arles, pero se va repentinamente tras una crisis de su amigo.
  • 1891 Gauguin se instala en Tahití para escapar de la «artificialidad» de Europa.
  • 1904 El Salon d’Automne acoge una exposición especial sobre la obra de Cézanne

Georges Seurat

georges-seuratSeurat nació en París en 1859, hijo de un agente judicial acaudalado y excéntrico. Muy pronto mostró talento para el dibujo e ingresó en la Escuela de Bellas Artes, pero aprendió más durante el tiempo que pasó junto al pintor simbolista Pierre Puvis de Chavannes. Su primera gran obra fue Bañistas en Asnières, expuesta en 1884, y, con el éxito de Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte, consolidó su reputación dentro de los círculos artísticos progresistas. Seurat afirmaba ser el inventor de la técnica neoimpresionista, que aplicaba a escenas parisinas y a series atmosféricas donde mostraba puertos desiertos en Normandía. Experimentó con ideas muy diversas y cuando una enfermedad no diagnosticada acabó prematuramente con su vida, se encontraba inmerso en investigaciones sobre los efectos psicológicos de la expresividad del color y la línea.

Otras obras clave:

  • 1883–1884 Bañistas en Asnières.
  • 1887 La parada del circo.
  • 1890 Mujer empolvándose.
  • 1890 El puerto de Gravelines.

Una obra de arte que no nazca de la emoción no es arte

Cuando en el año 1886 los impresionistas realizaron su última exposición en París, ya habían instaurado un nuevo estilo pictórico que revolucionó el arte francés. Los impresionistas, siguiendo la consigna de Manet que dictaba que «uno debe ser de su tiempo y pintar lo que ve», habían tratado de captar la fugacidad del momento: movimiento, luz y reflejo. Su interés en el aspecto visual de las obras, no obstante, generó reacciones de otros artistas que deseaban profundizar en temas con una mayor carga intelectual, espiritual o emocional. Esas obras a menudo han recibido la etiqueta de «postimpresionistas», término que no alude a una filosofía ni a un enfoque específicos, sino que engloba a los artistas que surgieron del impresionismo pero que, a la vez, renegaban de él. En concreto, describe la obra de cuatro maestros del arte de finales del siglo XIX –Georges Seurat, Paul Gauguin, Vincent van Gogh y Paul Cézanne– junto a sus respectivos círculos.

Exposición postimpresionista

Ninguno de estos artistas habría reconocido el término «postimpresionista», acuñado en 1910 por el crítico inglés Roger Fry cuando buscaba un título para una exposición en las Grafton Galleries de Londres. La exposición («Manet y los postimpresionistas») estaba dominada por las obras de Manet, Gauguin, Van Gogh y Cézanne. Seguir leyendo “Postimpresionismo”