Idióticos

Bernardo Maresca

Página/12

argentina-el-pais-atendidos-por-sus-duenos

 

“…Los CEO (directores ejecutivos) de las corporaciones Axion, Banco Galicia, General Motors, Citibank, Coca Cola, Deutsche Bank, Farmacity, Grupo Clarín, HSBC, JP Morgan, LAN, La Nación, Monsanto (ahora Bayer), Pan American Energy, Shell, Techint, Telecom y Telefónica, entre otros grupos concentrados –esto es, la representación más genuina de la idiótica que supimos conseguir–, han devenido en ministros y secretarios del Poder Ejecutivo nacional y titulares de organismos descentralizados, con el objetivo claro de optimizar las ganancias de sus respectivas empresas y de ningún modo para impulsar políticas públicas que beneficien al conjunto de la sociedad, especialmente, a sus sectores más postergados…”

“El peor analfabeto es el analfabeto político. El que no ve, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. El que no sabe que el costo de la vida, el precio de los garbanzos, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado o de las medicinas, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece e hincha el pecho diciendo que odia la política. No sabe el imbécil, que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado, el asaltante y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.

Bertolt Brecht (1898-1955)

Desde hace casi veinticuatro siglos es pacíficamente aceptado que el concepto de “política”, deriva del griego antiguo y hace referencia al gobierno de las “polis”, las ciudades estados griegas. El sufijo “tica”, en términos estrictos, se traduce generalmente como “relativo a”, pero se ha entendido que “lo relativo a la polis” es su gobierno. Ese sufijo es utilizado en múltiples palabras y, – en general, y sin forzar su significado -, remiten también al concepto de gobierno.

La aceptación, difusión y popularidad del concepto se debe a “Polìtica”, una de las obras más conocidas del filósofo Aristóteles (384 a.C. a 322 a.C.). Con el tiempo el “gobierno de la polis” significó también el “gobierno del Estado”, sea este nacional, provincial o municipal Seguir leyendo “Idióticos”

Anuncios

Las sanciones económicas, principal obstáculo para el desarrollo de Cuba (Descargar Texto)

Salim Lamrani

Rebelión

Lectura recomendada: Conozca los países sancionados por EE.UU

bloqueo-5

 

“…Las sanciones contra Cuba son anacrónicas, crueles e ineficientes. Tienen un impacto desastroso sobre la economía cubana y afectan durablemente el bienestar de la población de la isla. A pesar de las declaraciones constructivas de la Casa Blanca a favor de un levantamiento de este estado de sitio, no se ha adoptado ninguna medida de envergadura para aliviar a los cubanos de este estrangulamiento económico que dura desde hace más de medio siglo y que la comunidad internacional condena de modo masivo. Desde luego, ninguna normalización completa de las relaciones será posible mientras esté en vigor esta política hostil…”

A pesar del establecimiento de un diálogo histórico con La Habana el 17 de diciembre de 2014 y pese a la visita oficial del presidente Barack Obama a la isla en marzo de 2016, Washington sigue aplicando sanciones económicas contra la población cubana, suscitando la incomprensión de la comunidad internacional. Establecidas en 1960, en plena Guerra Fría, las sanciones perduran más de medio siglo después, ocasionan importantes dificultades a la economía cubana e infligen sufrimientos inútiles a las categorías más vulnerables de la población. Su costo elevado y su alcance extraterritorial motivan el rechazo unánime de la comunidad internacional. No obstante la resolución de este conflicto asimétrico depende del poder ejecutivo estadounidense, que dispone de las prerrogativas necesarias para desmantelar gran parte de la red de sanciones impuestas a la isla.

Descargar Texto: Las sanciones económicas, principal obstáculo para el desarrollo de Cuba

El estado de vigilancia en los países libres

Noam Chomsky

Alainet

cibernetica

“… Al tiempo que el gigante satisface su curiosidad, cada cosa que cualquiera de nosotros escribe en un teclado de computadora podría estar siendo enviado en este mismo momento a las cada vez más enormes bases de datos del presidente Obama en Utah… Por otra parte y valiéndose de otros recursos, el constitucionalista de la Casa Blanca parece decidido a demoler los fundamentos de nuestras libertades civiles, haciendo que el principio básico de presunción de inocencia, que se remonta a la Carta Magna de hace 800 años, ha sido echado al olvido desde hace mucho tiempo…”

En los últimos tiempos, hemos aprendido mucho sobre la naturaleza del poder del Estado y las fuerzas que impulsan sus políticas, además de aprender sobre un asunto estrechamente vinculado: el sutil y diferenciado concepto de la transparencia.

La fuente de la instrucción, por supuesto, es el conjunto de documentos referidos al sistema de vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) dados a conocer por el valeroso luchador por la libertad, el señor Edward J. Snowden, resumidos y analizados de gran forma por su colaborador Glenn Greenwald en su nuevo libro No Place to Hide (Sin lugar donde esconderse).

imperio_dementeLos documentos revelan un notable proyecto destinado a exponer a la vigilancia del Estado información vital acerca de toda persona que tenga la mala suerte de caer en las garras del gigante, que viene a ser, en principio, toda persona vinculada con la moderna sociedad digital.

Nada tan ambicioso fue jamás imaginado por los profetas distópicos que describieron escalofriantes sociedades totalitarias que nos esperaban.

No es un detalle menor el hecho que el proyecto sea ejecutado en uno de los países más libres del planeta y en radical violación de la Carta de Derechos de la Constitución de Estados Unidos, que protege a los ciudadanos de persecuciones y capturas sin motivo y garantiza la privacidad de sus individuos, de sus hogares, sus documentos y pertenencias Seguir leyendo “El estado de vigilancia en los países libres”

Argentina: Seis meses de garrote de los uniformados

Horacio Cecchi

Página/12

macri-represor

La violencia de las fuerzas de seguridad en Argentina en un semestre de Cambiemos

Durante el primer semestre de este año, la represión a manifestaciones sociales, las detenciones arbitrarias y el gatillo fácil fueron los argumentos más utilizados por las fuerzas de seguridad para sugerir que nadie se aparte de las indicaciones presidenciales. Estos y otros datos como que la Poliocía Bonaerense seguida por la Federal fueron las fuerzas que más pasión le pusieron a partirle la cabeza a alguien, surgen del primer Registro de Casos de Violencia Estatal (ReCaVE) desarrollado por el Centro de Estudios en Política Criminal y DDHH (Cepoc), con la colaboración de la Asociación Civil de Familiares de Detenidos en Cárceles Federales (AciFaD) y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH). Del mismo modo que el Registro de Femicidios de la Casa del Encuentro, el ReCaVE se nutrió de la información periodística ya que no existe una estadística oficial de la violencia propia. También, para entender los límites que surgen del Registro, la cobertura periodística de la violencia estatal estaría resultando, últimamente, en cobertura y encubrimiento.

La producción del ReCaVE surgió a partir de una serie de evidencias que revelaban a los autores que, a partir del 10 de diciembre pasado, se había abierto la puerta a la fórmula represiva con amplia participación de las fuerzas de seguridad. El decreto de la Emergencia en seguridad; la elaboración del protocolo para reprimir protestas sociales; la inclusión en agenda de la idea de intervención de las Fuerzas Armadas en actividades vinculadas con la seguridad interior, con el caballito de batalla de la guerra contra las drogas; la sentencia del Tribunal Superior de Justicia porteño que habilita a las fuerzas de seguridad a la utilización de la identificación de personas en base al olfato policial; la prisión preventiva política de Milagro Sala; la habilitación de la Corte Suprema de la Nación para el uso de pistolas eléctricas Taser, fueron síntomas de la regresión punitiva Seguir leyendo “Argentina: Seis meses de garrote de los uniformados”

Argentina: El regreso del FMI

Alfredo Zaiat

Página/12

fmi

 

El regreso de las auditorias anuales del FMI tiene una carga simbólica y política debido a la traumática historia que une a la Argentina con ese organismo financiero multilateral. Simbólica por lo que ha significado la acción del Fondo como entidad tutelar de la economía. Política por la relación de subordinación de gobiernos mendigando paquetes financieros de auxilio para garantizar el pago a los acreedores con estrategias de ajuste, hasta que a comienzos de enero de 2006 se canceló la totalidad de la deuda con ese organismo para quitar su bota opresiva sobre el país. Hoy, en cambio, el regreso del FMI en términos económicos no significa ningún retroceso ni alteración de las actuales condiciones económicas. No lo es porque la orientación económica del gobierno de Mauricio Macri coincide con las recomendaciones habituales del FMI en la necesidad de instrumentar una política de ajuste, desregulación, privatización y apertura comercial.

La cuestión central no es el desembarco de un grupo de tecnócratas de Washington, recibido con entusiasmo por diferentes actores económicos y políticos, incluso por sectores que serán víctimas del neoliberalismo que postula, por ejemplo industriales reunidos en la UIA. El aspecto relevante es precisamente esas políticas que derivarán, de acuerdo a experiencias pasadas en Argentina y en América latina y presentes en Europa, en retrocesos en las condiciones sociales, laborales y económicas de la mayoría de la población. Seguir leyendo “Argentina: El regreso del FMI”

La sociedad smartphone

Nicole Aschoff

jacobinmag.com

el-diablo-moderno-predrag-srbljanin

 

“…El uso generalizado de smartphones para prolongar la jornada laboral y ampliar el mercado de empleos deplorables, resulta de la debilidad de los trabajadores y de los movimientos de la clase a que pertenecen. La compulsión y disposición de un creciente número de trabajadores a interactuar con sus empleadores a través de sus teléfonos normaliza y justifica el uso de smartphones como herramienta de explotación. Opera como acicate de una constante disponibilidad convertida en requisito para obtener un salario. (…) El smartphone es crucial en este proceso. Proporciona un artefacto físico que permite el acceso constante a nuestros seres digitales y abre una frontera aún desconocida para la mercantilización.

Los individuos no cobran salario alguno por crear y conservar seres digitales. Su paga consiste en la satisfacción que procura participar en rituales y ejercer cierto control sobre sus interacciones sociales. Ganan en la sensación de flotar en la gran conectividad virtual, aun cuando sus máquinas de mano median los lazos sociales, ayudando a la gente a imaginarse como colectivos mientras se mantienen separados como entidades productivas distintas. El carácter voluntario de estos nuevos rituales no los vuelve menos importantes o rentables para el capital…”

Texto tomado de: http://www.rebelion.org/

Leer texto completo

Del 11 de septiembre de 2001 a nuestros días. 15 años de crímenes.

Thierry Meyssan

Voltairenet.org

torres-gemelas-11-s

“…Quince años más tarde, las consecuencias del golpe de Estado del 11 de septiembre no son obra de los musulmanes, ni del pueblo estadounidense sino de quienes lo perpetraron y de sus aliados. Son ellos quienes convirtieron la tortura en una simple herramienta, generalizaron las ejecuciones extrajudiciales perpetradas ahora en cualquier lugar del mundo, debilitaron la ONU, masacraron más de 2 millones de personas, saquearon y destruyeron Afganistán, Irak, Libia y gran parte de Siria…”

(…) Desde el 11 de septiembre de 2001, el Estado federal se halla al margen de la Constitución

En primer lugar, aunque la aplicación de algunas de sus disposiciones fueron brevemente suspendidas en 2015, Estados Unidos sigue viviendo actualmente bajo los términos de la USA Patriot Act. Adoptado apresuradamente, 45 días después del golpe de Estado, ese texto constituye una respuesta al terrorismo. Dado su volumen, sería más adecuado hablar de un código antiterrorista que de una simple ley. Se trata, en realidad, de un texto preparado por la Federalist Society durante los 2 años anteriores a los hechos del 11 de septiembre. Sólo 4 parlamentarios se opusieron a su adopción.

La USA Patriot Act, o Acta Patriótica, suspende las limitaciones que la Constitución de los Estados Unidos podría imponer a las iniciativas del Estado federal en materia de lucha contra el terrorismo. Esas limitaciones están formuladas en la «Carta de Derechos», o sea en las 10 primeras enmiendas de la Constitución y su suspensión corresponde al principio del estado de emergencia permanente. El Estado federal puede entonces practicar la tortura fuera de su territorio y espiar masivamente a su población. Al cabo de 15 años de aplicación de tales prácticas ya no es técnicamente posible que Estados Unidos pretenda presentarse como un «Estado de derecho».

Para aplicar el Acta Patriótica, el Estado federal comenzó por crear un nuevo ministerio: el Departamento de Seguridad de la Patria (United States Department of Homeland Security). El nombre real de este ministerio estadounidense resulta tan chocante que en el mundo entero lo traducen como «Seguridad Interna» o «Seguridad Nacional», lo cual es falso.

Posteriormente, el Estado federal se dotó de un conjunto de cuerpos de policía política que, según un amplio estudio del Washington Post empleaban en 2010 al menos 850 000 nuevos funcionarios para espiar a 315 millones de habitantes [5].

La gran innovación institucional de ese periodo es la relectura de la separación de poderes. Hasta entonces se consideraba, según la concepción de Montesquieu, que la separación de poderes permitía mantener un equilibrio entre el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, equilibrio indispensable para el buen funcionamiento y la preservación de la democracia. Seguir leyendo “Del 11 de septiembre de 2001 a nuestros días. 15 años de crímenes.”