Marco D’Eramo: La epidemia del filósofo (Descargar Texto)

Es cierto que estamos asistiendo a un gigantesco e inédito experimento de disciplina social en el que tres mil millones de personas han sido obligadas por ley a encerrarse en sus casas sin que hayan existido apenas muestras de resistencia activa, porque la mayoría ha aceptado estas restricciones a su libertad. Hace cuarenta años, esto habría sido impensable. En muchos casos este experimento se lleva a cabo a ciegas y de forma arbitraria, como por ejemplo en la India, donde Modi ha dado instrucciones a todo el país para que se quede en casa, a pesar de la presencia de una población flotante compuesta por 120 millones de trabajadores migrantes que a menudo se ven obligados a vivir en las calles. En gran parte del mundo, el confinamiento en el hogar solo es concebible para el estrato más rico, mientras que para la mayoría conduce directamente al desempleo y al hambre. En este sentido la India es un caso extremo, pero en todos los países se observa una respuesta a la epidemia que afecta de forma desigual a las clases sociales.

No habrá recuperación. Habrá disturbios sociales. Habrá violencia. Habrá consecuencias socioeconómicas: un paro brutal. Los ciudadanos sufrirán de forma dramática: algunos morirán, otros se sentirán terriblemente mal»1 . Quien así habla no es ningún escatólogo, sino Jacob Wallenberg, descendiente de una de las dinastías más poderosas del capitalismo global, que prevé una contracción económica mundial del 30 por 100 y un desempleo altísimo como resultado de los confinamientos provocados por el coronavirus. Mientras los filósofos andan preocupados porque nuestros gobernantes estén explotando la epidemia para imponer la disciplina biopolítica, la clase dominante parece tener la preocupación opuesta: «Estoy aterrado por las consecuencias para la sociedad […]. Tenemos que sopesar los riesgos de que la medicina afecte al paciente de una manera demasiado drástica». Aquí el magnate sueco se hace eco del pronóstico de Trump, según el cual la terapia matará al paciente. Si los filósofos ven las medidas anticontagio –toques de queda, cierre de fronteras, restricciones a las reuniones públicas– como un siniestro mecanismo de control, los gobernantes temen que los confinamientos relajen su control.

Al evaluar el impacto del covid-19, los filósofos en cuestión han citado las extraordinarias páginas sobre la peste de Vigilar y castigar, donde Foucault describe las nuevas formas de vigilancia y regulación ocasionadas por el brote de finales del siglo xvii2 . El pensador que ha tomado la posición más clara sobre la pandemia es Giorgio Agamben en una serie de artículos combativos que comienzan con «La invención de una epidemia», publicado por Il manifesto el 26 de febrero de 2020. En este artículo, Agamben describe las medidas de emergencia implementadas en Italia para detener la propagación del virus como «frenéticas, irracionales y completamente infundadas». «El miedo a la epidemia da rienda suelta al pánico –escribe– y en nombre de la seguridad aceptamos medidas que restringen severamente la libertad, justificando el estado de excepción». Para Agamben, la respuesta al coronavirus demuestra una «tendencia a utilizar el estado de excepción como paradigma normal de gobierno»: «Es casi como si, con el terrorismo agotado como causa de las medidas excepcionales, la invención de una epidemia ofreciera el pretexto ideal para mantenerlas más allá de cualquier limitación». Agamben reafirmó estas ideas en otros dos textos, que aparecieron en el sitio web de la editorial italiana Quodlibet a mediados de marzo (…)

Texto original tomado de : https://newleftreview.es/

Descargar Texto Marco D’Eramo: La epidemia del filósofo

¿Quién genera la cultura gratuita?

La confusión entre cultura e industria cultural.

Que las personas no cobren por su trabajo no es romper el capitalismo, es reforzarlo. Es, de hecho, el sueño húmedo de cualquier magnate: hacernos trabajar gratis (…)  No olvidemos que el acceso a la academia no está al alcance de todo el mundo. Es necesario un capital económico que sostenga los largos años hasta alcanzar el puesto de trabajo y es necesario un capital cultural que contemple esa posibilidad con el que no todos crecemos. Y aunque esos capitales no existiesen, es dramático para la cultura que su producción tenga que pagar semejante servitud a la institución que ha convertido el conocimiento, precisamente, en una cuestión de clase. Así que la gratuidad de los productos culturales repercute directamente en una exclusión de clase para la creación de esos productos culturales y en el monopolio de las grandes cadenas de producción, cuyos intereses tienen mucho más que ver con el capitalismo que con la cultura.

Brigitte Vasallo

El Salto

Con el confinamiento se ha abierto de nuevo a lo grande el melón nunca cerrado de la gratuidad de la cultura. Cultura gratis para que todas tengamos acceso a la cultura. El argumento, sin embargo, tiene trampa, que se visualiza de manera mucho más clara pensándola desde cualquier otra industria Seguir leyendo “¿Quién genera la cultura gratuita?”

La pandemia habilita el debate sobre el Estado y las políticas públicas

¿A cuánto llegará la pobreza o el desempleo en cada país luego de la pandemia? ¿Cómo se modificarán las relaciones laborales, a favor del empleo a domicilio o teletrabajo, el que se generaliza en ámbitos tales como la educación? ¿Cuántos contratos laborales serán reformulados a la baja en ingresos y deterioro de las condiciones laborales?

Interrogantes que imaginamos con respuestas regresivas, no solo por lo que acontece en reducciones de ingresos salariales y populares, sino producto de una ofensiva del capital contra el trabajo. Se trata de medidas con ejecución continua desde la salida de la crisis de los años 70 y que se han denominado “políticas neoliberales”, de apertura y liberalización. La pandemia es de final incierto, incluso y más allá de la aparición de una vacuna, puede involucrar al ciclo del 2020/2021, incluso más allá, por lo que es vital el debate sobre el ¿qué hacer con la economía, la salud y la propia pandemia?

Lectura relacionada: Los miserables que privilegian las ganancias

 Julio C. Gambina

Alainet

La economía está en debate en todo el mundo. Lo que preocupa es la recesión en curso y el paro forzoso de la producción, con un elevado porcentaje de población mundial en aislamiento. Las cuarentenas se mantienen y amplían, con mucha discusión sobre el impacto en la salud y en la economía.

 La pandemia del capitalismo, el coronavirus y la crisis económica. Partes I, II y III (Descargar Textos)

La crisis económica y financiera es uno de sus aspectos. La amplitud de la disminución de la producción en los meses posteriores a marzo de 2020 no tendrá precedentes en comparación con las crisis de los últimos 70 años. No hay duda al respecto. Cientos de millones de personas pierden repentinamente sus medios de vida y quedan desempleadas. La caída de la actividad económica es enorme y durará. Ahora es el momento de reflexionar y actuar en favor de cambios completamente radicales. Es una carrera de velocidad. Por un lado, hay quienes anuncian que cambiarán todo para que nada cambie y el mundo vuelva al funcionamiento normal del sistema capitalista lo antes posible. Por otro lado, hay quienes quieren un cambio real. La respuesta necesaria a la pandemia del coronavirus debe ser la ocasión de ir hacia una auténtica revolución para modificar radicalmente la sociedad en su forma de vida, su modo de propiedad, su modo de producción, su relación con la naturaleza.

Eric Toussaint – CADTM  Seguir leyendo ” La pandemia del capitalismo, el coronavirus y la crisis económica. Partes I, II y III (Descargar Textos)”

Concentración económica y poder político en América Latina (Descargar Libro)

Para estudiar la concentración económica y el poder político en América Latina es indispensable plantear cuestionamientos metodológicos, teóricos y empíricos. También es pertinente preguntarnos sobre el contexto histórico en que se desenvuelven los grupos económicos en la región, identificar el proceso de consolidación a lo largo de su trayectoria y preguntarnos de dónde surgieron y en qué condiciones se han fortalecido. En este sentido, el libro que aquí ofrecemos es una iniciativa colectiva de intelectuales comprometidos a denunciar, reflexionar, debatir y proponer alternativas al capitalismo.

En cada país de América Latina, las corporaciones ejercen su poder. En esta obra evidenciamos la precariedad de los sistemas políticos locales para controlarlas y su predisposición para direccionar su política económica en articulación con los grupos financieros. En la actualidad podemos ver que “todos los Estados han perdido poder frente a las organizaciones económicas supranacionales”,1 tesis que nos obliga a reconocer que los gobiernos nacionales no son los únicos actores que dirigen las políticas públicas, sino que la influencia de estos poderes fácticos es cada día más evidente y cotidiana. Seguir leyendo “Concentración económica y poder político en América Latina (Descargar Libro)”

COVID-19, el virus de la era neoliberal

Mirando hacia el pasado, podríamos pensar en el coronavirus como la  gran pandemia del neoliberalismo, una enfermedad que marca un punto de no retorno –como la peste negra marcó el final del feudalismo–. Pues no hace más que poner en el centro y de manera aguda las contradicciones existentes entre el capital y la propia vida. Immanuel Wallerstein señaló, no mucho antes de dejarnos, que estábamos cruzando el Rubicón del capitalismo histórico. El punto de bifurcación se resolvería à la Marx, con redistribución de la riqueza, igualdad y un sistema mundo más democrático, o à la Hobbes, en un interregno autoritario que daría lugar a un sistema anti–democrático, tiránico y más desigual. Está claro que el Estado de alarma impuesto por la cuarentena no ofrece un panorama halagüeño –tampoco la extrema derecha y los soberanismos reaccionarios–. Pero la gente que protesta en sus balcones, que construye redes de apoyo mutuo y busca crear comunidad más allá de las dificultades, insiste en la esperanza. Esperanza y deseo no de volver a la normalidad –esa normalidad destructiva con el planeta y la sociedad que nos ha traído hasta aquí–, sino de romper con el estado de sitio al que nos ha conducido el capitalismo, haciendo valer el derecho a una vida digna por encima de cualquier variable económica.

Mario Espinoza Pino

lavoragine.net

Toda época es víctima de sus propias pandemias. Enfermedades que irrumpen de manera masiva, reventando los diques de lo previsible y las costuras de la normalidad. Su virulencia es tal, que cuando aparecen nos impiden escondernos, no nos dejan mirar para otro lado ni ponernos del todo a salvo. Como un seísmo que remueve las hechuras de la tierra, lo alteran todo a su paso. Ni siquiera dejan en pie nuestros razonamientos más acostumbrados, aquellos que solían brindarnos cierta estabilidad y familiaridad antes de los primeros contagios. Imaginemos fenómenos epidemiológicos como la peste, la viruela, el cólera, el sida o la gripe a lo largo de la historia. Pensemos ahora en el COVID-19. A pesar de parecer mucho menos agresivo y letal en comparación con otras epidemias, el shock que ha provocado es comparable –y lo que está por venir–. Seguir leyendo “COVID-19, el virus de la era neoliberal”

Coronavirus y crisis sistémica del capitalismo

En la Gran Formación Social Emergente (con potencialidad de estar integrada por diversos países con soberanía nacional recuperada)  han cobrado un claro tinte de “desconexión”, con marcados rasgos antiimperialistas como es el caso de China y Rusia. De cualquier forma, es muy probable que el mundo del capital que hemos conocido hasta ahora, comandado por el Eje Anglosajón desde 1700, con sus sucesivas expansiones globalizadoras unipolares que han abortado cualquier clase de soberanía popular nacional, esté llegando a su fin con esta Gran Depresión. El colapso e implosión de esta última fase de globalización en la actual Gran Depresión afectará también, ya lo está haciendo, la propia existencia de bloques económicos y políticos, basados en el neoliberalismo como la Unión Europea.

Contenido:

  • Introducción
  • La crisis del coronavirus como causa pantalla de la Gran Depresión
  • El enfrentamiento con las Grandes Plataformas de Comunicación
  • Un Gran Cambio de Paradigma
  • Bibliografía

Wim Dierckxsens, Walter Formento

Alainet Seguir leyendo “Coronavirus y crisis sistémica del capitalismo”

Argentina 24 de Marzo: Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia

El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia es la denominación que se adoptó en el año 2002, con el que se designa en Argentina al 24 de marzo, la conmemoración del aniversario del golpe cívico-militar del año 1976, y donde se recuerda al terrorismo de Estado, los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura y a los 30 000 detenidos desaparecidos.

Lecturas recomendadas:

 

 

Osvaldo Bayer: El Terrorismo de Estado en la Argentina. (Descargar Libro)

 

 

 

 

Marco Roitman Rosenmann: Por la razón o por la fuerza (Descargar Libro)

 

 

La Guerra de Big Data en 2020

En la actualidad la pugna por el liderazgo en el 5G es una pugna por la dominación en el terreno de Grandes-Datos (Big-Data), estos son los verdaderos motivos que subyacen en la guerra comercial que Washington mantiene con Pekín, dado que la empresa china Huawei ha tomado la delantera en el desarrollo del ´big data´, porque quién controle la red 5G controlará la producción de los Grandes-Datos (Big-Data) y luego, el proceso de la producción social, económico, político e ideológico-cultural.

Wim Dierckxsens, Walter Formento

Alainet

Introducción

Con Trump en el gobierno de EEUU, desde enero de 2017, se manifiesto claramente la crisis mundial estructural e integral, pero también el momento agónico, turbulento y altamente contradictorio que recorre el capitalismo actual. Además, pone en evidencia cada vez más la imposibilidad que tienen las diferentes fracciones del gran capital financiero para encontrarle una salida a esta crisis estructural en los marcos del capitalismo financiero. Tal vez, por causas que guardan relación con la presencia de opciones emergentes alternativas a los unipolarismos financieros. Tal vez por las capacidades de estos multipolarismos, tanto en el terreno de la economía real como también en el terreno cultural-filosófico, por lo inclusivo de un sistema de ideas-valores que integra y convoca a toda la humanidad como actor principal.

Trump procuró desde la asunción misma como presidente en 2017, salir de la “crisis norteamericana” sin importar los costos y por todos los medios. Recorriendo un sendero de conflictos estratégicos y enfrentamientos que lo muestran expresando un nacionalismo industrialista americanista y anti-oligarquía financiera global como contradicción principal. Representados políticamente por el estado profundo del poder financiero-político globalista, dominantes en las cúpulas del Partido Demócrata, de la City Financiera de Nueva York y de la OTAN. Seguir leyendo “La Guerra de Big Data en 2020”