Capitalismo digital: Los algoritmos son política

¿Qué es un algoritmo? Es un listado de instrucciones finito, estructurado, secuencial y altamente específico. O como dice la metáfora, una receta, también de naturaleza analógica. En nuestra realidad pandémica, el triaje en las urgencias médicas sigue un protocolo asimilable a un algoritmo. En matemáticas son comunes en operaciones como la multiplicación o la división, pero es con la digitalización cuando han experimentado una auténtica edad de oro, gracias a la aparición de los algoritmos de aprendizaje automático. Esta tecnología, denominada machine learning en inglés, no es nada más que un sistema para optimizar un determinado resultado en otros algoritmos sin requerir supervisión humana.

Octavi Bioy: miembro del Grupo de Tecnología del Seminari Taifa.

Artículo original en catalán – Traducción: viento sur

Un algoritmo no hace más que reproducir desigualdades inherentes al sistema capitalista. Seguir leyendo “Capitalismo digital: Los algoritmos son política”

Las TIC en debate o el colonialismo digital

Las redes sociales también forman parte del dispositivo para disciplinar la comunidad. 4.540 millones de personas están ahora en línea

En su origen, la ciencia estaba para comprender y explicar el mundo. Cuantas veces pensamos en Galileo Galilei el gran hombre del Renacimiento, cuando puso en duda la base conceptual del oscurantismo católico medieval al afirmar “comprobamos que la tierra se mueve”. Tal afirmación, permitió una verdadera innovación del conocimiento y el orden instituido. La intensificación de las relaciones entre ciencia y tecnología a través del tiempo ha conducido a su fusión, hoy conocida como tecnociencia. Motorizada por corporaciones de base norteamericana, en el último cuarto del siglo XX dicha fusión potenció el desarrollo de la ciencia de los grandes proyectos (big science) que ha orientado el conocimiento científico para cumplir el objetivo de lograr innovaciones tecnocientíficas comercialmente rentables.

Alfredo Moreno

Alainet

El mundo continúa abrazando a Internet y a los medios y redes sociales. El impacto de 5G está empezando a notarse, la televisión e Internet se transforman en uno, la mitad de la población mundial es usuaria de los medios y redes sociales. Seguir leyendo “Las TIC en debate o el colonialismo digital”

Premio Nobel a la guerra genética

No deja de tener cierta ironía que el premio Nobel de química de 2020 –nombrado así por Alfred Nobel, el inventor de la dinamita y una de las mayores fábricas de armas del globo- se le haya otorgado a las investigadoras que encontraron una forma de ingeniería genética -CRISPR-Cas9- cuyas aplicaciones podrían causar un efecto tan explosivo en la naturaleza y la gente que hasta se le ha llamado bomba genética.

Artículo relacionado: Detengamos la bomba genética

Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC

Alainet

CRISPR en sí no es una invención, es una forma natural de las bacterias para reconocer virus. Las galardonadas J. Doudna y E. Charpentier, publicaron en 2012 la forma de replicar esa construcción sintéticamente y agregarle un sistema asociado (Cas9) que permite reconocer un sitio específico en los organismos donde se introduce y allí cortar las hebras del ADN. De esa forma se pueden silenciar genes o introducir nuevo material genético, o sea hacer transgénicos Seguir leyendo “Premio Nobel a la guerra genética”

La nueva universidad. ¿Hacia la universidad algorítmica? (Descargar Texto)

Nos hallamos en uno de los tantos momentos decisivos. No sólo por su carácter global, sino también por la profundidad de las mutaciones que experimentamos diariamente. Sin embargo, ninguna de ellas remite exclusivamente al coronavirus, sino a las tendencias inmanentes que operaban ya en el veloz devenir de nuestras sociedades de control. Como ha sido varias veces advertido, la penetración neoliberal en la Universidad moderna ha introducido transformaciones muy decisivas que pasan por una modificación sustantiva de sus modos de producción de conocimiento y la institucionalización de un léxico económico – gestional que impregna a los procesos académicos en su totalidad.

No hay más “afuera” de la Universidad, ella consuma el proyecto global, diseminando así, las murallas que en la noción estatal-nacional de Universidad aún establecían una diferencia entre el interior y el exterior. La publicación de la “Crisis no moderna de la Universidad moderna” de Willy Thayer implicó un acontecimiento decisivo que permitió inteligir la mutación experimentada no sólo por el aparato universitario sino la “universitarización” misma implicada en la deriva de las actuales sociedades de control.

El presente texto debe considerarse una pequeña nota al margen al texto de Thayer en la medida que introduce cómo el proceso de “universitarización” y el consecuente fin de la Universidad estatal-nacional se ha visto “acelerado” por la irrupción de la pandemia que ha ensayado modalidades de tele-mercado universitario en que la Universidad neoliberal –entendido como el dispositivo universitario consumado– devenga una Universidad propiamente algorítmica, esto es, que ella termine por fin coincidiendo con un conjunto de plataformas virtuales y sus académicos y estudiantes devengan, por fin, simples “archivos” digitales”.

El triunfo de esta posibilidad, implicaría acentuar los procesos de acumulación catalizados por el tercer ciclo neoliberal y abandonar toda posibilidad de imaginar una democratización de los saberes –un comunismo de las inteligencias– capaz de desafiar al modo de producción de la Universidad neoliberal.

Como ha sido varias veces advertido, la penetración neoliberal en la Universidad moderna ha introducido transformaciones muy decisivas que pasan por una modificación sustantiva de sus modos de producción de conocimiento y la institucionalización de un léxico económico – gestional que impregna a los procesos académicos en su totalidad (…)

Rodrigo Karmy Bolton Revista Bordes

Texto tomado de: https://publicaciones.unpaz.edu.ar/

Descargar Texto: La nueva universidad. ¿Hacia la universidad algorítmica?

La sociedad algorítmica

Los algoritmos operan dentro de “cajas negras”, no conocemos sus funcionalidades. El valor que mueve el cálculo algorítmico no es otro que el de la personalización, el del individualismo.  Este sesgo en la confección del software que implementa el algoritmo responde a modelos políticos y culturales de relaciones sociales y distribución del conocimiento y la riqueza. Esos sesgos también pueden afectar a decisiones como el seguro médico u obra social o prepaga, la escolaridad o el registro criminal, la aceptación a una candidatura laboral. Los datos no hablan más que en función de los cuestionamientos e intereses de quienes los interrogan. En la cultura actual, los cálculos algorítmicos atrapan deseos de libertades y servicios personales; donde los individuos por medio de sus representaciones, ambiciones y proyectos, se piensan como sujetos autónomos, por fuera de modelos políticos incluyentes o excluyentes.

Alfredo Moreno Alainet

Las democracias ante el desafío de control y regulación de los algoritmos Seguir leyendo “La sociedad algorítmica”

Datos y Algoritmos: el motor del Capitalismo de plataformas

Una de las columnas principales de la economía digital se afianza en la publicidad dirigida o personalizada, para lo cual los datos personales son el insumo clave para la gestión inteligente o la inteligencia artificial basada en datos de actividades de todo el comercio global. No alcanza con el anonimato de los datos. El valor predeterminado está dado por quien recopile dichos datos de forma total y exclusiva . Este incumplimiento, prepara el escenario para que algunas corporaciones digitales se conviertan en las más ricas a nivel mundial por capitalización de mercado.

Alfredo Moreno Alainet

  • Big Tech, como se conoce colectivamente a las empresas digitales, utiliza el modelo de negocio ‘plataforma’, que aprovecha las fuerzas combinadas de la conectividad a Internet y la inteligencia algorítmica (procesamiento paralelo) para producir ventaja competitiva derivada del aprendizaje con datos externos a través de la computación cognitiva.
  • La economía digital se desarrolla a una velocidad vertiginosa, impulsada por la capacidad para recopilar, analizar y utilizar el volumen masivo de datos que diariamente y en forma creciente fluye por “los caños” de internet con destino a computadoras donde los algoritmos los convierten en el valor central del Capitalismo de plataformas.
  • Esos datos provienen de las huellas digitales marcadas por las actividades personales, sociales, culturales y empresariales que se realizan en diversas plataformas digitales de la World Wide Web. El tráfico mundial se organiza a través del Protocolo de Internet (IP).

Seguir leyendo “Datos y Algoritmos: el motor del Capitalismo de plataformas”