Dylan Riley ¿Qué es Trump? (Descargar Texto)

La cuestión no es por qué nuestras políticas contemporáneas se parecen a las de la década de 1930, sino por qué no lo hacen. Para ello es necesario abordar seriamente la comparación, contrastando sistemáticamente la era del fascismo clásico –aproximadamente desde 1922 a 1939– con el periodo actual para conseguir una mayor claridad teórica y política sobre la situación presente. Para ello establezco cuatro ejes comparativos: el contexto geopolítico, la crisis económica, las relaciones de clase y nación y, finalmente, el carácter de la sociedad civil y de los partidos políticos. Me centro en el gobierno de Trump en vez de generalizar para todo el abanico de dirigentes y partidos derechistas.

Contenido:

1.La europa de entreguerras

  • Dinámicas imperialistas
  • Partido, clase y nación
  • La unidad de la clase dominante

2. Estados Unidos en el siglo XXI

  • Deuda y globalización

3. El ascenso de trump

  • Atracción limitada

Editorial Dylan Riley – New Left Review 114

 

Fragmento:

Los debates sobre las políticas de Trump y de otros líderes de la nueva derecha han producido un torrente de analogías históricas que recuperan la amenazadora experiencia de la década de 1930. De acuerdo con gran parte de estas observaciones, Trump –por no hablar de Orbán, Kaczynski, Modi, Duterte o Erdoğan– es un personaje autoritario justificadamente comparable con los de la era fascista. Los defensores de esta perspectiva se extienden por todo el espectro político, desde la derecha neoconservadora y la corriente liberal mayoritaria hasta el anarquismo insurgente. El habitual aparato retórico que despliegan es presentar y proteger la identificación de Trump con el fascismo por medio de desmentidos nominales de esa identificación. De ese modo, para Timothy Snyder, un liberal de la Guerra Fría, «hay diferencias», sin embargo, «Trump ha dejado claro desde el principio su deuda con el fascismo. Desde su vinculación inicial de los inmigrantes con la violencia sexual hasta su continua identificación de los periodistas con “el enemigo” […] nos ha ido proporcionado todas las claves que necesitamos». Para Jason Stanley, su colega de Yale: «No estoy sosteniendo que Trump sea un líder fascista en el sentido de que gobierna como un fascista», pero «su estrategia retórica es muy fascista». Para Richard Evans, un colega liberal de Cambridge, «no es lo mismo», sin embargo, «Trump es un potencial dictador del siglo xxi que utiliza el poder sin precedentes de la redes sociales y de Internet para propagar teorías conspiratorias», «alarmantemente reminiscentes de los fascistas de las décadas de 1920 y 1930»1 (…)

Texto original tomado de: https://newleftreview.es/

Descargar Texto: Dylan Riley ¿QUÉ ES TRUMP?

Fernández-Fernández: audacia y moderación

Fernando Rosso analiza el terremoto político que significó la designación de Alberto Fernández como candidato a presidente y de Cristina como vice.

La gravedad de la situación llevó también a que muchos aseguren que las biografías no importan: que Alberto Fernández haya nacido de las entrañas de cavallismo; que haya criticado incluso las medidas que fueron consideradas como las más progresistas del kirchnerismo (ley de medios, disputa con las patronales del campo); que haya sido el armador de la punitivista campaña de Sergio Massa en 2013 e incluso de la resentida campaña de Florencio Randazzo en 2015 (en la que además, votó en blanco, un dato que sólo se reclama con rabia a la izquierda); que sea un hombre con relaciones carnales con el grupo Clarín, que haya criticado el intento de subir algunos puntos de retenciones a la oligarquía sojera. Que todo eso, es nada. Yo creo que el pasado dice algo de lo que se puede hacer en el presente y sobre todo en el futuro.

Fernando Rosso

La Izquierda Diario

  •  La sorpresiva designación de Alberto Fernández como candidato a presidente por parte de Cristina Kirchner –con ella como candidata a vice- sacudió el escenario político.
  •  En primer lugar, la fórmula generó expectativas y aspiraciones como posible herramienta para desalojar al macrismo de la Casa Rosada. Anhelos que son tan entendibles, como injustificables las ilusiones de que va a ser una alternativa con la capacidad de sacar al país de la crisis bajo la promesa de un pacto social en el que todos ganan.

Seguir leyendo “Fernández-Fernández: audacia y moderación”

Palestina: El enemigo no es la resistencia

Gaza sufre, pero no a causa de Hamás y su Administración. Hamás ha hecho todo lo posible para evitar al pueblo palestino en Gaza los efectos devastadores del asedio israelí.

Hamás no mantiene a dos millones de personas encerradas en una prisión al aire libre, con una economía carcelaria destrozada, Israel lo hace. El cinismo de la declaración del Estado no tiene paralelo: “Los países del mundo han intentado ayudar a la gente de Gaza”, pero Hamás ha destruido sus buenas obras, según el Representante Especial. ¿Tal vez tenía en mente el aeropuerto post-Oslo, construido por el liderazgo multinacional, atacado en 2001 por las fuerzas aéreas israelíes, con sus pistas arrasadas por Israel unos años más tarde? ¿O el daño catastrófico causado en el sistema de agua por los ataques aéreos israelíes durante la Operación Plomo Fundido en 2008? ¿O el extenso bombardeo al sistema de saneamiento en la Operación Pilar de Defensa en 2012? ¿O la única central eléctrica de Gaza, atacada en 2006, 2008 y finalmente arrasada por misiles israelíes en la Operación Borde Protector de 2014?… La continua tragedia de Gaza, en verdad de toda Palestina, no es tan fácil de ocultar… y la resistencia palestina continúa. No hay elección.

Stanley L. Cohen

Counterpunch

El Movimiento de Resistencia Islámica comenzó hace más de treinta años en un momento histórico que se sabía que estaba cargado de peligro absoluto para su nación. Los fundadores de esta lucha de liberación nacional examinaron las abrumadoras capacidades militares de Israel, alimentadas por su patrocinador global y superpotencia, los Estados Unidos. Consideraron los programas expansionistas de Israel, el proyecto sionista de asentamientos ilegales que borran sus hogares y aldeas, desposeen a madres y padres, hermanas y hermanos, y el fracaso de la comunidad internacional para detenerlos. Entonces sabían que dentro de una generación los palestinos lo perderían todo, su patria y patrimonio y su nación, dejándolos sin hogar cautivos de los caprichos de otros hombres. En ese momento la resistencia no era una elección de estilo de vida ni una postura revolucionaria. Era una necesidad existencial, como lo es ahora. Seguir leyendo “Palestina: El enemigo no es la resistencia”

No hay perspectivas de cambio en Panamá

La estructura política que privilegia el sector servicios, desde la construcción del Canal a principios del siglo pasado, se prestó para que la ciudad de Panamá se convirtiera en un centro financiero para que las grandes corporaciones británicas y norteamericanas guardaran sus ganancias legales e ilegales. A pesar de que estos ingresos eran pequeños, las fortunas que buscaban ‘refugio’ en los paraísos fiscales eran monumentales. 

Marco A. Gandásegui hijo

Alainet.

Panamá no ha podido superar su profunda dependencia de la economía mundial. En agosto, se cumplen 500 años que el Istmo es saqueado sistemáticamente por las potencias imperiales. La fundación de la ciudad de Panamá (1519) marcó el momento en que la Corona española selló la suerte del país. Desde entonces sus habitantes han luchado por romper las cadenas que mantiene a su población en una situación de dependencia. Seguir leyendo “No hay perspectivas de cambio en Panamá”

Cierre de fronteras: chantaje de Trump a estadounidenses y mexicanos

Si lo desea, mañana Trump puede cerrar las fronteras. Ya se hizo en dos ocasiones, una vez Ronald Reagan en 1985 y otra George W. Bush cuando los ataques a las torres gemelas y las pérdidas económicas para empresarios estadounidenses fueron brutales. Ningún argumento de Trump para clausurar ahora los pasos fronterizos con México es válido (…) México no se moverá de su posición de no reprimir y de dar empleo en el sureste a decenas de miles de centroamericanos que lo deseen, ni abandonará los planes de desarrollo económico y social del sur mexicano, Honduras, Guatemala y El Salvador con cuyo financiamiento inicial de 10 mil millones de dólares, paradójicamente, Trump se ha comprometido.

Luis Manuel Arce

Alainet

El presidente Donald Trump amenaza de nuevo a México con cerrar la frontera y descarga en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador la responsabilidad por el creciente flujo de migrantes hacia Estados Unidos.

El chantaje mezcla sentimientos de soberbia y egocentrismo consustanciales a su idiosincrasia, con intereses creados en la realidad de una batalla electoral que libra desde que fue elegido presidente en 2016.

A Trump parece molestarle no solo la posición de López Obrador de que el éxodo migratorio solamente termina si se mejoran las condiciones de vida en los países emisores y que eso se consigue con programas de desarrollo sustentables, sino que México tiene un gobierno diferente a sus intereses. Seguir leyendo “Cierre de fronteras: chantaje de Trump a estadounidenses y mexicanos”

¿Hasta cuándo van a llover bombas sobre Gaza?

Con esta escalada generalizada, los civiles palestinos de la Franja de Gaza han vuelto a sufrir ataques aéreos desproporcionados -que se inscriben en la política de castigo colectivo que les aplica Israel”. Estos nuevos ataques también son una respuesta a las Marchas del Retorno, que desde el año pasado se realizan todos los viernes. Frente a las protestas masivas de palestinos y palestina, Israel no varió en sus respuestas: francotiradores y soldados hacen puntería sobre hombres, mujeres y niños que reclaman la tierra que les pertenece y le es negada. Durante las Marchas del Retorno, Israel asesinó a 196 manifestantes, entre ellos ocho personas discapacitadas, tres paramédicos que asistían a gente herida y dos periodistas que cubrían las protestas. A esto se suma que más de 15.200 personas han resultado heridas, incluyendo 3.300 menores, 177 paramédicos y 154 periodistas.

Leandro Albani

La tinta

Israel desató bombardeos masivos contra la Franja de Gaza, destruyendo 500 casas y generando una nueva crisis de pánico entre el pueblo palestino.

Las ecuaciones siempre parecen cerrar de forma perfecta para Benjamín Netanyahu. El primer ministro israelí, acusado de corrupción por la justicia de su país, no vacila en ordenar una catarata de bombardeos sobre la Franja de Gaza cuando huele que su credibilidad está en juego. Pero Netanyahu no sólo se mueve por el sencillo instinto de sobrevivir; su formación dentro del sionismo, una ideología ultraderechista y racista, lo define como un líder consciente de que uno de sus principales objetivos es reprimir (en lo posible hasta el exterminio) al pueblo palestino. Seguir leyendo “¿Hasta cuándo van a llover bombas sobre Gaza?”

Argentina: A 43 años del Golpe de 1976

Julio C. Gambina

24 de Marzo: Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Resulta de interés recuperar los objetivos del poder económico, político, social y cultural para el Golpe del 24 de marzo de 1976, con antecedentes inmediatos en el “rodrigazo” del mes de Julio de 1975; y aún antes, con la instalación del terror parapolicial y paramilitar de la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) desde el propio Estado, luego continuado y exacerbado ya como terrorismo de Estado con la asunción de la Junta Militar. Esos propósitos del Poder solo fueron posibles por el uso de la violencia estatal del golpe genocida, que buscó frenar la acumulación de poder popular, cultural, sindical y territorial del movimiento social en el país. Se buscó con el Golpe “des-acumular el poder popular” conquistado en décadas anteriores con la lucha social, política y cultural en la Argentina. Había que transformar regresivamente a la sociedad para recuperar el proyecto de acumulación capitalista.

Vale mencionar el poder popular acumulado, que era en rigor un clima de época, con extensión planetaria del anticapitalismo, incluso por el socialismo.

Evidencia de lo dicho pasa por el triunfo entre 1973-75 de Vietnam sobre la invasión militar de EEUU; y por cierto la situación latinoamericana y caribeña con la experiencia de Cuba desde 1959 y su objetivo por el socialismo luego de la invasión estadounidense a Playa Girón en 1961, lo que convalidaría la Constitución cubana de 1976. Seguir leyendo “Argentina: A 43 años del Golpe de 1976”