Debatir los diversos marxismos latinoamericanos – Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano Nº 49 (Descargar)

Elvira Concheiro Bórquez. Jaime Ortega Reyna. [Autores]

Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano.

CLACSO. http://www.clacso.org.ar/

Buenos Aires.  Octubre de 2017

El conocimiento de la historia y los aportes de los diversos marxismos en América Latina es, hasta ahora, extraordinariamente pobre. Tenemos algunos rigurosos estudios de algunos países latinoamericanos, entre los que destacan los realizados en Argentina y Brasil, en donde la relevancia simbólica de los trabajadores y las características y fuerza de las corrientes de izquierda, conjugadas con una tradición intelectual importante, genera ron una cantidad significativa de trabajos locales. Pero hasta ahora hay pocas aproximaciones que intenten una visión de conjunto de las peculiaridades y aportes de esta importante corriente político-intelectual en la región; es decir, que conjuguen positivamente aquello del carácter latinoamericano de la producción que se hace a propósito de Marx y los marxismos con las transformaciones de la realidad de estos países.

Descargar Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano N° 49

Anuncios

Panamá: En los 40 años de la firma de los Tratados Torrijos – Carter

Olmedo Beluche

Alainet

La conmemoración de los 40 años de la firma de los Tratados Torrijos-Carter ha sido utilizada por los dirigentes del Partido Revolucionario Democrático (PRD) para exaltar la figura de su fundador, Omar Torrijos, y resaltar el supuesto “error” de los que, por razones patrióticas o antiimperialistas, no apoyamos en ese momento el acuerdo. El momento obliga a la evaluación objetiva de los hechos, donde la verdad histórica suele estar equidistante de cualquier unilateralismo.

Las razones del Sí y las razones del No

Desde el momento en que se conoció el texto del tratado, y durante los pocos días de debate democrático que se abrió, entre el 7 de septiembre, fecha de la firma, y el 23 de octubre, fecha del plebiscito, quedó en evidencia su carácter contradictorio. Sin duda alguna, el tratado contenía grandes conquistas, pero también contenía importantes retrocesos que afectaban, y siguen afectando, la soberanía.

Quienes se inclinaban por el voto Sí, reivindicaban el desmantelamiento de la Zona del Canal, el comienzo de la reversión y una fecha fija para la salida de Estados Unidos y sus bases militares, el 31 de diciembre de 1999. Quienes se inclinaban por el voto No, señalaban la legalización de las bases militares, el Pacto de Neutralidad que no era neutral y no tenía fecha de finalización, así como ceder por 23 años la administración primaria del canal.

Por supuesto, también las subjetividades y convicciones políticas influyeron en el debate. Las razones para votar “Sí” o para votar “No” eran tan diversas como la sociedad panameña: desde los gringueros de derecha, para quienes Panamá sólo podía existir como colonia; hasta los oportunistas que aprobaban lo que dijeran los militares panameños sin importar más razones.

En la izquierda también había sus extremos, desde los pancistas que, desde 1972, recibían prebendas del régimen a cambio de apoyo incondicional; hasta la izquierda independiente, separada de Torrijos por las violaciones a los derechos humanos, los asesinados y desaparecidos de los años anteriores.

Entre esos extremos estaba la mayoría de la ciudadanía, motivada por verdaderos sentimientos antiimperialistas y patrióticos forjados por generaciones que lucharon valientemente contra la Zona del Canal y su status colonial. Aquí también la gente se dividió, la mayoría a favor del tratado, la minoría en contra, evaluando “los pros y los contras” según fuera su lectura del tratado.

El mérito es de los Mártires del 64

Algo que se suele pasar por alto es que las conquistas contenidas en el tratado se deben primero que, y por encima de todo, a la lucha generacional del pueblo panameño, pero especialmente a los Mártires del 9 de Enero de 1964. Ellos fueron los que obligaron al imperialismo yanqui a sentarse a negociar y a aceptar la derogación del oprobioso Tratado Hay-Bunau Varilla, impuesto durante la invasión de noviembre de 1903 y la manipulada separación de Colombia, para imponer una república intervenida y colonizada Seguir leyendo “Panamá: En los 40 años de la firma de los Tratados Torrijos – Carter”

La victoria de Siria remodela el Medio Oriente

Alastair Crooke

Consortium News

Contenido:

  • -Estrategias coloniales
  • -Un ciclo de violencia
  • -Nuevo esquema de Israel
  • -Un cambio hacia la diversidad

El fracaso del proyecto de “cambio de régimen” en Siria entre los Estados Unidos, Israel y Arabia cambia el futuro del Medio Oriente, posiblemente iniciando una era de mayor laicidad y tolerancia.

Es evidente que el éxito de Siria para resistir -a pesar de la advertencia del presidente Bashar al-Assad al afirmar que las señales de éxito no son el éxito en sí mismo- en contra de todo pronóstico, todos los intentos de derribar el Estado sugieren que ha ocurrido un punto de inflexión en la geopolítica de la región.

Hemos escrito antes que el resultado de Siria empequeñece el de la guerra de 2006 de Israel contra Hezbollah, aunque el resultado de esa guerra también fue significativo.

Ambos eventos juntos han llevado al final del frente unipolar de Estados Unidos en Oriente Medio (aunque no totalmente, ya que Estados Unidos aún conserva su collar de bases militares en toda la región). Los éxitos han corroído la reputación de los Estados del Golfo y han desacreditado el yihadismo suní instrumentado como una herramienta política de “uso” para Arabia Saudita y sus partidarios occidentales.

Pero, aparte de la geopolítica, el resultado de Siria ha creado una conectividad o continuidad física que no ha existido desde hace algunos años: la frontera entre Irak e Irán está abierta; la frontera entre Siria e Irak se está abriendo y la frontera entre Líbano y Siria también está abierta. Esto constituye una masa crítica de tierra, recursos y población de peso real.

La región escuchará atentamente lo que estos vencedores tendrán que decir acerca de su visión futura para la región y para el islam. En particular tendrá una profunda importancia la forma en que Siria articule las lecciones para las sociedades de Oriente Medio a la luz de su experiencia de la guerra Seguir leyendo “La victoria de Siria remodela el Medio Oriente”

La Organización Mundial del Comercio (Descargar Texto)

Alejandro Teitelbaum

Editorial Icaria

“…Las decisiones de la Organización Mundial de Comercio son obligatorias y los Estados que no las acatan pueden sufrir sanciones. Las consecuencias de estas decisiones pueden ser dramáticas para los derechos fundamentales de los pueblos…”

 

La Organización Mundial del Comercio (OMC) se creó en virtud de uno de los acuerdos contenidos en el Acta Final de la Ronda Uruguay, firmada en Marrakech en abril de 1994 y entró oficialmente en funciones el 1º de enero de 1995.

El GATT (Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio) que existía desde 1947, no era una institución sino un tratado de 38 artículos, con una estructura burocrática muy ligera: un director, un director general adjunto, tres subdirectores, etc., hasta que fue reemplazado en 1995 por la Organización Mundial del Comercio. En el GATT las negociaciones entre países podían ser globales, lo que posibilitaba que las partes pudieran hacer concesiones recíprocas sobre sectores distintos, por ejemplo productos agrícolas contra productos manufacturados.

Los países del Tercer Mundo participan en las discusiones preliminares y en las discusiones de fondo en la OMC con una serie de desventajas. En primer lugar, la OMC tenía, en julio de 2008, 153 Estados Miembros y 30 observadores, pero en las negociaciones participan realmente entre 30 y 35 Estados, siendo la mayoría de los ausentes Estados del Tercer Mundo. Además, sólo un tercio de dichos Estados tienen una delegación permanente en la OMC 1 . Las negociaciones se realizan por sector y estos son numerosos, lo que requiere que cada Estado cuente con muchos funcionarios especializados, cosa que no sucede con la mayoría de los países del Tercer Mundo.

En el cúmulo de reuniones y negociaciones, a muchas de las cuales la mayoría de los Estados no asisten, se discuten asuntos aparentemente técnicos pero con serias consecuencias de política económica, como ser qué subsectores entran en cada sector. Por ejemplo hay que decidir si la gestión de un hospital se la clasífica en los servicios de gestión (liberalizados) o en la esfera del servicio público de la salud (excluido hasta ahora de las negociaciones) o si el audiovisual es una mercancía (sector liberalizado) o un servicio (todavía sujeto a negociación). Después muchos países se encuentran con el hecho consumado y deben soportar las consecuencias (…)

Texto tomado de: http://www.rebelion.org/

Descargar Texto: La Organización Mundial del Comercio

Germinal. Émile Zola

“…Los sueños de juventud, la búsqueda del amor, todo choca contra la realidad siniestra de la mina, que se cobra vidas y apenas permite vivir a los que logran salir de su oscuro pozo. Pero cuando falta el pan, los mineros inician una huelga hace brotar en todos y cada uno lo mejor y lo peor del ser humano, y aunque su desenlace puede dar la sensación de fracaso, el título de la novela lo dice todo, y es que no se puede perder la esperanza completamente porque queda una semilla que algún día germinará. Ellos no han hecho más que sembrarla…”

Germinal. Émile Zola

Publicado el 28/09/2017 por Grupo Akal

«La huelga de Anzin, la misteriosa huelga, continúa […] Son, ya, cinco semanas. Cada día, un comunicado de la Compañía, remitido al corresponsal de la agencia Havas, divulga, con una redacción lacónica y más bien oscura, la situación de las concesiones.» Le Figaro, 31 de marzo de 1884.

Coetáneo de Rodin y de Monet, un año menor que su gran amigo, Paul Cézanne, Émile Zola, nacido en París pero italiano hasta sus veintidós años, cuando adopta la nacionalidad francesa, vivió plenamente la revolucionaria segunda mitad del siglo XIX.

El París en el que Zola nació –un 2 de abril de 1840– sería desmembrado, diseñado y reconstruido por el Barón Haussmann, a las órdenes de Napoleón III y según los gustos de su esposa, Eugenia de Montijo. Será el Segundo Imperio –el anterior fue el de su tío, el general revolucionario Bonaparte convertido luego en el sangriento Napoleón I–, una dictablanda que impone un modo de vida, un estilo de mobiliario, una corte que Zola desdeña pero a cuya sombra, por adhesión o por oposición, se desarrolla el impresionismo y nace ese naturalismo literario del que Zola será estandarte Seguir leyendo “Germinal. Émile Zola”

Las guerras encubiertas del siglo XXI

Sandy E. Ramírez Gutiérrez

Alainet

Comando de Operaciones Especiales, SOCOM

We operate and fight in every corner of the world.

“Operamos y combatimos en cada esquina del mundo”   Raymond A.  Thomas, US SOCOM

La guerra infinita es la marca de nuestros tiempos.  El Departamento de Defensa estadounidense (DoD) ha sido el principal arquitecto de un escenario colmado de guerras: preventivas, contra el terrorismo, el crimen organizado o supuestos gobiernos autoritarios.  Sin embargo, la lógica de estas guerras ya no consiste en hacerlas para que un bando salga victorioso sino para “mantener los territorios en situación de guerra porque [estas] ya no son el medio, sino el fin” (Ceceña, 2014).

Lectura  recomendada:  La Guerra Infinita – Hegemonía y terror mundial (Descargar Libro)

 

El 11 de septiembre de 2001 fue el punto de inflexión en el modo de hacer la guerra.  A las fuerzas convencionales, se sumó cada vez más el despliegue de los cuerpos de fuerzas especiales.  Aunque su origen proviene de la guerra de Vietnam y de la creación del Comando de Operaciones Especiales (SOCOM) en 1987, fue a partir del 2001 que sus operaciones se ampliaron para abarcar el planeta entero bajo las más diversas modalidades, particularmente en la guerra contra el terrorismo Seguir leyendo “Las guerras encubiertas del siglo XXI”

Belicismo, globalismo y autoritarismo. Parte I y II (Descargar Texto)

Claudio Katz

Katz/La haine.org

En la OMC y el G 20 se verifican las nuevas tensiones entre potencias. Estados Unidos intenta recuperar primacía económica utilizando su poder geopolítico-militar. Restaura el unilateralismo comercial para hacer valer la competitividad de sus servicios, pero no logra concertar alianzas internacionales. Trump afianza el belicismo eludiendo el uso de los marines. Potencia las tensiones en la esfera internacional afrontando una aguda crisis interna.

Descargar: Belicismo, globalismo y autoritarismo. Parte I

Estados Unidos utiliza a Latinoamérica para su recomposición económica. Pretende desplazar a China, someter a México y apropiarse de los negocios de Brasil. La nueva agresión imperial tiene efectos devastadores. Transita más por presiones indirectas que por las intervenciones explícitas. Cuenta con el sostén de tres modalidades de restauración conservadora, que complementan la subordinación a Trump con acuerdos de libre-comercio favorables a Europa. Las plutocracias no se asientan en el sufragio y priorizan el acoso de Venezuela. Renace la batalla que sepultó al ALCA.

Descargar: Belicismo, globalismo y autoritarismo. Parte II

Página del autor:  https://katz.lahaine.org/