El retorno de la lucha de clases (Descargar Texto)

Un fantasma recorre el mundo. No es aún el del comunismo pero sí el de la lucha de clases con mayúsculas

Un párrafo aparte merece la dinámica que están tomando los acontecimientos en América del Sur donde las burguesías autóctonas y el imperialismo norteamericano comandado por Trump se habían apresurado a celebrar la llegada de las derechas regionales al poder, tras el agotamiento del ciclo de los gobiernos “populistas”. Macri en Argentina, Piñera en Chile, Duque en Colombia, y el ultraderechista Bolsonaro en Brasil parecían confirmar que el péndulo se había corrido por un periodo hacia la derecha. Se preparaban para aplicar nuevos ataques neoliberales, privatizaciones y planes de ajuste del FMI. Incluso intentaron un golpe en Venezuela para que sea la derecha rancia y proimperialista de Guaidó la que capitalice el descontento con el gobierno autoritario de Maduro. Pero desde muy temprano empezaron a mostrar sus límites para llevar adelante este programa reaccionario. Hoy sin duda los procesos más avanzados de la lucha de clases del continente son las “jornadas revolucionarias” de Ecuador y Chile, que por su magnitud, radicalidad y violencia recuerdan los levantamientos que pusieron fin a los gobiernos de la derecha neoliberal entre fines de la década de 1990 y comienzos de los 2000.

Claudia Cinatti

Ideas de Izquierda

Un fantasma recorre el mundo. No es aún el del comunismo pero sí el de la lucha de clases con mayúsculas. La irrupción de los “chalecos amarillos” en Francia, que por primera vez en muchos años despertó el miedo a la revuelta en las clases dominantes en un país imperialista, dio inicio a esta nueva oleada de protestas que desde entonces no cesa de extenderse.

Cientos de miles, quizás millones, se levantaron en Argelia y Sudán contra las dictaduras eternas que sirven a sus amos imperiales, dándole una segunda vida a la “primavera árabe”. En Irak, el país devastado por 15 años de guerra y la ocupación norteamericana, estallaron protestas masivas contra el desempleo y las condiciones de vida paupérrimas, que se prolongaron por días a pesar de que la represión dejó más de 100 muertos. Imágenes parecidas se ven en el Líbano, donde una multitud enardecida pide que se vaya el gobierno de Hariri.

En el otro extremo del mundo, desde hace meses miles protestan en Hong Kong, ese paraíso de los negocios capitalistas donde la desigualdad social ha alcanzado niveles intolerables para la gran mayoría de la población.

En Cataluña se ha reactivado la lucha independentista. Está en curso una verdadera rebelión contra el reaccionario régimen monárquico español que pretende castigar con más de diez años de prisión a los dirigentes del “procés”.

Esta ola de protestas llegó a América Latina y está cambiando el signo de la situación política. En Puerto Rico un levantamiento popular tiró al gobierno y puso en cuestión el dominio colonial norteamericano. En Haití, el país más pobre de la región, desde hace meses hay una revuelta intermitente contra el gobierno de Jovenel Moïse.

No se trata de hacer una enumeración, o mejor dicho, la enumeración está al servicio de poner de manifiesto que los de arriba cada vez pueden menos y los de abajo están cada vez más hartos. En todos los casos los gobiernos capitalistas responden con una represión recargada. Mientras los medios corporativos y los intelectuales al servicio de los explotadores demonizan a los que se rebelan, los acusan de violentos y “golpistas”. Esta reacción de las clases dominantes, de sus estados y sus aparatos ideológicos, confirma desde otro ángulo que se trata de protestas que tienen el potencial de abrir una dinámica revolucionaria, y que la única forma de cerrarlas es dar palos primero y luego ver qué concesiones hacer (…)

Fuente original del texto: https://www.laizquierdadiario.com/

Descargar Texto: El retorno de la lucha de clases

Teoría y práctica de los ‎Derechos Humanos

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de la ONU, reunida en París, adopta la ‎Declaración Universal de los Derechos Humanos.‎

La Declaración Universal de los Derechos Humanos plantea, en primer lugar, que los seres ‎humanos nacen «libres e iguales en dignidad y derechos» ya que son responsables no sólo de ‎sí mismos sino también unos de otros (Art. 1). Por primera vez, ‎la Declaración Universal de los ‎Derechos Humanos‎‏ ‏plantea que los Derechos Humanos son no sólo idénticos en cada país sino ‎‎incluso a pesar de los países (Art. 2), algo que la Sociedad de las Naciones había rechazado con un solo ‎objetivo: proteger el sistema colonial. La Declaración Universal de los Derechos Humanos‎ ‎establece además una jerarquía entre los Derechos al proclamar, en primer lugar, el derecho ‎«a ‎la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona»‎‏ ‏‎(‎Art‎.‎‏ ‏‎3‎‏). ‏‎¿Por qué? Porque no se trata de ‎redactar un catálogo de buenas intenciones contradictorias entre sí sino de organizar lo que ‎podríamos llamar la sociedad mundial. Vienen después la lucha contra la esclavitud (Art. 4) y ‎sólo después se menciona la lucha contra la tortura (Art. 5). Todos esos principios son ‎importantes, pero sólo en ese orden pueden llegar a concretarse

Thierry Meyssan

Voltairenet

La Declaración Universal de los Derechos Humanosexpone un ideal que toda ‎persona responsable debería tratar de llevar a la práctica. Sin embargo, es imposible ‎luchar contra todos los males al mismo tiempo, así que ese documento establece un ‎orden de jerarquía entre esos derechos para que podamos ir aportando mejoras concretas ‎a la situación. Ciertas potencias acusan a otros países de violar los derechos humanos, ‎pero así tratan de esconder sus propios crímenes. Muchas veces un solo árbol impide ‎ver el bosque. ‎ Seguir leyendo “Teoría y práctica de los ‎Derechos Humanos”

Deuda, FMI y auditoria en un contexto inédito

Macri deja una herencia catastrófica, con improvisaciones finales contrapuestas a su credo neoliberal. Inició un insólito default, que debería transformarse en suspensión y reordenamiento de todos los pagos. Otras alternativas de renegociación no permitirán recomponer el ingreso popular. El FMI comparte con el modelo económico y el gobierno la responsabilidad del colapso actual. Afronta, además, severos cuestionamientos que afectan su status de acreedor privilegiado. Para esclarecer cómo se financió la fuga de capital corresponde implementar una auditoría, que surgirá de la movilización popular. Esa presencia callejera es indispensable para recuperar lo perdido.

Contenido:

  • -Improvisaciones al por mayor
  • -La tragedia social
  • -Un default en expansión
  • -Suspender y reordenar los pagos
  • -Alternativas de renegociación
  • -Auditoria para conocer los responsables
  • -¿Reconstuir desmovilizando?

Claudio Katz

CADTM Comisión para la abolición de las deudas ilegítimas Seguir leyendo “Deuda, FMI y auditoria en un contexto inédito”

Arabia Saudita, entre Vietnam y el 11-S

Arabia Saudita ahora corre el riesgo de que la guerra comience a librase en su territorio especialmente en las provincias del sur donde no solo se ubican los grandes yacimientos petroleros, sino que también se localiza la mayoría de la comunidad chiita del reino, siempre perseguidos y postergados. Sin las características gravísimas de los ataques contra Abqaiq, desde hace aproximadamente un año las incursiones houtíes en territorios del sur saudita se han convertido en un evento casi diario, siempre por medio de drones a la que las defensa antiaérea de origen norteamericano no han logrado ponerle coto, a diferencia de lo conseguido por los sistemas antiaéreos rusos instalados en Siria, que han conseguido una efectividad absoluta, logrando interceptar por medios de bloqueos electrónicos todos los drones y misiles lanzados por los integristas que operaron en la guerra siria particularmente contra las bases de Rusia en Tartus y Latakia. A pesar del actual derrotero de la guerra con Yemen, lo que amenaza la estabilidad del gobierno saudita, el príncipe MbS, se niega a sentarse a negociar una salida que acabe con esta carnicería.

Lecturas recomendadas:

 

Guadi Calvo  Rebelión

Ya es muy difícil que Arabia Saudita pueda revertir el curso de la guerra que ha declarado contra Yemen, y que creyó resolvería sin demasiada dificultad. Seguir leyendo “Arabia Saudita, entre Vietnam y el 11-S”

La insurgencia francesa. La economía política de los gilets jaunes (Descargar)

Análisis del programa y de la dinámica de grupo de los gilets jaunes, leído a través de las lentes de los Quaderni del carcere de Gramsci y a contraluz del sorprendente precedente de la economía política del movimiento cartista.

Stathis Kouvelakis

New Left Review 117

El movimiento gilets jaunes ha materializado la irrupción de un nuevo actor social, que surge de los estratos más «invisibilizados» de la sociedad francesa y que hasta ahora habían estado encerrados en la pasividad política: la clase obrera empleada en el trabajo manual o administrativo de las pequeñas o medianas empresas; fracciones de la pequeña burguesía sin educación universitaria, cercanas (espacial y socialmente) a las clases populares; jubilados de esos mismos estratos. El movimiento de los gilets jaunes, expresándose al margen de las formas establecidas de representación política o sindical, ha reunido a trabajadores asalariados y autónomos en el único terreno que su composición orgánica permitía: la protesta contra el Estado. Seguir leyendo “La insurgencia francesa. La economía política de los gilets jaunes (Descargar)”

La crisis que viene

Nos encontramos a las puertas de una crisis que no va a ser sistémica y quizá ni siquiera global, sino que va a manifestarse en detonaciones sucesivas, en diferentes lugares y con magnitud muy diversa, de oferta en el mercado de servicios y que no responderá a las terapias convencionales. Recurrir a los envejecidos paradigmas de conocimiento dominantes para diagnosticarla y aplicarle las medidas políticas de siempre mitigará alguno de sus efectos, pero seguirá dejando abiertas de par en par las ventanas por donde se colarán las siguientes y más peligrosas crisis del siglo XXI, la financiera, la de la deuda, la ambiental y la social. 

Contenido:

  • Las señales
  • Las causas de la crisis
  • Una crisis distinta a la de 2008
  • Los peligros que trae la crisis

Juan Torres López

Nueva Tribuna

Desde hace unos meses hay una convicción generalizada entre los expertos sobre la proximidad de otra crisis (un cambio en la senda actual de crecimiento económico seguido de inestabilidad) y quizá de una nueva fase de recesión económica (crecimiento negativo durante más de dos trimestres consecutivos) que conduzca a otra etapa posterior de nuevas dificultades. Seguir leyendo “La crisis que viene”

Brexit, Unión Europea y democracia

Resulta extremadamente interesante observar la emotiva reacción que la decisión de la reina ‎provocó en el Reino Unido. Todos los que se opusieron al Brexit se dan cuenta ahora de que ‎han pasado 3 años en discusiones estériles y que han alcanzado los límites de la democracia. ‎Algunos, incluso en la Europa continental, descubren con asombro que la democracia implica la ‎igualdad entre todos los ciudadanos y que, por consiguiente, es incompatible con un sistema que ‎sigue siendo una monarquía clasista. ‎

Thierry Meyssan

Voltairenet

En el momento de la disolución de la URSS, Francia y Alemania trataron de preservar sus lugares ‎en el mundo resolviendo el problema de su estatura ante el gigante estadounidense. Decidieron ‎entonces reunificar las dos Alemanias y fundirse juntas [Francia y la nueva gran Alemania] en un ‎Estado supranacional: la Unión Europea. Con la experiencia que ya tenían de cooperación entre los ‎Estados, creyeron que sería posible construir ese gran Estado supranacional a pesar del dictado ‎del entonces secretario de Estado James Barker, que imponía una ampliación forzosa de la UE hacia ‎el este. ‎ Seguir leyendo “Brexit, Unión Europea y democracia”