Mario Vargas Llosa: El sueño del celta (Descargar Libro)

Mario Vargas Llosa: El sueño del Celta (2010)

Esta novela histórica es una especie de crónica periodística, que se sirve de la ficción para relatarnos la terrible explotación colonial de África y América —Congo y Perú—. Los hechos centrales narrados en El sueño del celta son la esclavización, la tortura, la explotación inmisericorde y la muerte, es decir, el genocidio de los indígenas del Congo y Perú, todo ello motivado por la feroz codicia de compañías mercantiles que habían sobornado y corrompido a las estructuras sociales, políticas y administrativas de sus respectivos países. Vargas Llosa describe los viajes y los informes oficiales de Roger Casement como cónsul británico, gobierno que le otorga las máximas condecoraciones; y que, sin embargo, le condena a muerte.

Seguir leyendo “Mario Vargas Llosa: El sueño del celta (Descargar Libro)”

Albert Camus: La caída (Descargar Libro)

Albert Camus – La caída 1956

“La vida se me hacía menos fácil: cuando el cuerpo está triste, el corazón languidece. Me parecía que  iba olvidando en parte aquello que nunca había aprendido y que, sin embargo, sabía hacer tan bien, quiero decir, vivir.  Sí, creo que fue entonces cuando comenzó todo”. Albert Camus

La Caída es la tercera y última novela del  filósofo Albert Camus. Se considera una obra fundamental de la literatura francesa de la postguerra y clásico del existencialismo.

En esta novela se aborda el yo, el ego, la conciencia, la culpa y el desarraigo. Al recordar a la joven suicida inerte en las aguas del Sena, se hace una analogía a la vida de Clamence, quien de ser un exitoso abogado cae hasta el punto de convertirse un ser abominable, derrumbándose profesional y personalmente.

Una lectura detallada presenta un espejo ante el cual observamos lo deleznable de la moralidad, así como las contradicciones de todo ser humano. No falta una inteligente alusión a la ocupación nazi y a la guerra, con sus horrores y sufrimientos. Sus planteamientos sobre el balance entre la justicia y las libertades individuales, el temor a un futuro en que la ética se ciña sólo a intereses personales, son motivos por los cuales, algunos, siguen considerándola una obra de la resistencia francesa.

Opción 1:  https://sobrelaanarquiayotrostemas.wordpress.com/

Descargar Libro Albert Camus: La caída

Opción 2: https://es.scribd.com/

Descargar Libro Albert Camus: La caída

Mario Vargas Llosa : La ciudad y los perros (Descargar Libro)

Mario Vargas Llosa

La ciudad y los perros 1962

Gabriel García Márquez, Jorge Edwards, Mario Vargas Llosa, José Donoso y el cineasta Ricardo Muñoz Suay (Barcelona, 1974).

La obra narra las vivencias de los alumnos internos del Colegio Militar Leoncio Prado.

Los  personajes de La ciudad y los perros usan las palabras como instrumentos para ejercer o resistir al poder. El Jaguar es quien «bautiza» al Esclavo como tal. Sin embargo, evita revelar su verdadero nombre. Sabemos los nombres verdaderos del poeta (Alberto Fernández) y del Esclavo (Ricardo Arana), pero el nombre del Jaguar nunca aparece.

La ciudad y los perros se inicia con un ritual cuyas consecuencias se van a prolongar a lo largo de toda la novela. Los dados se han echado a rodar y la primera frase del libro es una sentencia.

«-Cuatro -dijo el Jaguar».

A partir de entonces empieza una secuencia inapelable de la historia. El tres y el uno se ven claros, letales, en el aire húmedo. Las dos sílabas que componen la voz de condena del Jaguar son seguidas y resaltadas por un silencio que recorre los rostros de los demás cadetes. La suerte está echada. Cuando el Jaguar insiste en saber quién ha salido sorteado, el Cava admite tener el número cuatro. Él debe robar el examen de Química. No hay tiempo para protestar o matizar la sentencia de lo real. En ese instante el Jaguar es el dios que da cuenta de una conclusión del azar. Su presencia es tan indiscutible como de los dos números en la oscuridad. La narración nos informa que el Cava se ha echado a temblar. Hay mucho frío a esa hora en las cuadras, pero sabemos que el Cava, viniendo de la sierra, está acostumbrado al frío. En realidad tiembla de miedo. Solo quedan las circunstancias sobre cómo debe cumplirse la sentencia. El Jaguar le da una orden práctica que le recuerda un pacto: «Ya sabes, el segundo de la izquierda».

Fuente original de la imagen  https://blogs.uoregon.edu/lcylp/2016/10/25/jose-donoso-sobre-la-ciudad-y-los-perros/

Libro tomado de: https://aplicacionesbiblioteca.udea.edu.co/

Descargar Libro Mario Vargas Llosa: La ciudad y los perros

Todos los cuentos. Gabriel García Márquez (Descargar Libro)

Este volumen excepcional reúne por primera vez todos los cuentos del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.  El lector encontrará sus relatos tempranos recogidos bajo el título Ojos de perro azul, donde se incluye «Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo», célebre texto que puso los cimientos del gigantesco edificio, tan imaginario como real, de lo que acabaría siendo el espacio literario más poderoso de las letras universales de nuestro tiempo: Macondo. Con Macondo se inauguraron los años del realismo mágico y de los personajes inmersos en el mundo denso y frutal del Caribe americano. De esta etapa, en plena madurez del autor, son sus siguientes libros de cuentos: Los funerales de la Mamá Grande, donde se narran las fastuosas exequias de la auténtica soberana de Macondo, y La increíble y triste historia de la cándida Eréndida y de su abuela desalmada.

Los relatos más recientes, los de Doce cuentos peregrinos, trasladan el escenario a la vieja Europa para hablarnos de la suerte de los latinoamericanos emigrados, de su melancolía y su tenacidad. Son cuarenta y un relatos imprescindibles que recorren la trayectoria del autor de Cien años de soledad y que constituyen un impresionante legado para la literatura universal.

Índice 

  • La tercera resignación – 1947
  • La otra costilla de la muerte – 1948
  • Eva está dentro de su gato – 1948
  • Amargura para tres sonámbulos – 1949
  • Diálogo delo espejo – 1949
  • Ojos de perro azul – 1950
  • La mujer que llegaba a las seis – 1950
  • Nabo, el negro que hizo esperar a los ángeles – 1951
  • Alguien desordena estas rosas – 1952
  • La noche de los alcaravanes – 1953
  • Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo – 1955
  • La siesta del martes  – 1962
  • Un día de estos  – 1962
  • En este pueblo no hay ladrones  – 1962
  • La prodigiosa tarde de Baltasar  – 1962
  • La viuda de Montiel – 1962
  • Un día después del sábado – 1962
  • Rosas artificiales  – 1962
  • Los funerales de la mamá grande  – 1962
  • Un señor muy viejo con unas alas enormes  – 1968
  • El mar del tiempo perdido  – 1961
  • El ahogado más hermoso del mundo  – 1968
  • Muerte constante más allá del  amor – 1970
  • El último viaje del buque fantasma  – 1968
  • Blacamán el nuevo vendedor de milagros  – 1968
  • La increíble historia de la Cándida Heréndira  y su abuela desalmada  – 1972

 

Libro tomado de: http://www.ignaciodarnaude.com/

Descargar Libro: Todos los cuentos de Gabriel García Márquez

García Márquez. El general en su laberinto (Descargar Libro)

Gabriel García Márquez.

El general en su laberinto 1989

El general en su laberinto es una novela del escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura” Gabriel García Márquez.”  Se trata de una novela histórica que recrea los últimos días de Simón Bolívar, uno de los principales líderes de los procesos de independencia política desarrollados en América del Sur en el primer cuarto del siglo XIX.

La novela está ambientada en 1830, en la recta final de la primera campaña para asegurar la independencia de América de España. Para estas fechas, la mayor parte de Hispanoamérica había ganado la independencia; sólo Cuba y Puerto Rico quedaban bajo el control español.

A las pocas décadas de la llegada de Cristóbal Colón a las costas de lo que hoy es Venezuela, en 1498, América del Sur había sido eficazmente conquistada por España y Portugal. Para principios del siglo diecinueve varios factores afectaban el control de España sobre sus colonias: la invasión de España por Napoleón en 1808, la abdicación de Carlos IV, la renuncia de Fernando VII a sus derechos de sucesión, y la puesta de José Bonaparte en el trono español. ​ Las colonias estaban prácticamente incomunicadas con España y la Revolución francesa y la Americana inspiraron a muchos criollos a sacar ventaja de la debilidad española. Como resultado, América Latina se vio dirigida por juntas independientes y auto-gobiernos coloniales. ​

Los comienzos del siglo diecinueve vieron los primeros intentos de liberarse del control español, liderados en el norte de América Latina por Bolívar. Él y los movimientos independentistas ganaron numerosas batallas en Venezuela, Nueva Granada y los actuales Ecuador y Perú. Su sueño de unir las naciones hispanoamericanas bajo un único gobierno central fue casi alcanzado. Sin embargo, al poco tiempo de independizarse las colonias, en las capitales empezaron los problemas, y en algunas regiones se iniciaban las guerras civiles; Bolívar perdió a muchos de sus partidarios y enfermó. La oposición a su presidencia aumentó y en 1830, tras once años de gobierno, dimitió del cargo de presidente de la Gran Colombia.

Libro tomado de: http://www.educando.edu.do/

Descargar Libro Gabriel García Márquez: El general en su laberinto 

Las dos campanas de Hemingway

Diego M. Vidal

Miradas al Sur  23/09/12

El legendario escritor y Premio Nobel de Literatura actuó como un disparatado doble agente para las agencias de inteligencia de EE.UU. y la URSS, antecesoras de la CIA y la KGB.

La CIA iluminó las sombras en la vida del autor de Adiós a las armas, a través del trabajo de un historiador orgánico de la agencia. Nicholas Reynolds publicó Ernest Hemingway, espía en tiempos de guerra, basado en documentos desclasificados por Langley, donde el barbado escritor queda expuesto como doble agente durante los albores de la Guerra Fría.

Esta revelación extrañamente no tuvo la repercusión esperada, aun cuando vio la luz en vísperas de cumplirse 60 años del clásico El viejo y el mar (publicada en la revista estadounidense Life el 1° de septiembre de 1952) y sólo mereció un excelente artículo del periodista chileno Carlos Basso en el sitio Diario W5 de Chile. Sin embargo, el vínculo de Hemingway con el mayor servicio de espionaje occidental ya había sido sugerido por la investigadora británica Frances Stonor Saunder, quien publicó en 1999 su libro Who paid the piper? The CIA and the cultural cold war (¿Quién pagó la música? La CIA y la guerra fría cultural). En él desarrolló los lazos de la inteligencia de Estados Unidos con un impresionante número de artistas, músicos e intelectuales de todo el mundo, en pos de anular la influencia y avance nazi, primero, y soviético después. Pero la novedad de lo que salió a la superficie sobre el pasado de Papa Hemingway fue su binaria lealtad al Kremlin y la Casa Blanca.

¿Por quién doblaban las campanas?. Si bien los primeros capítulos de la novela ambientada en la Guerra Civil Española fueron escritos en la habitación 511 del hotel Ambos Mundos de La Habana, la conflagración en la que Ernest Hemingway tomó partido a favor del bando republicano fue el escenario para su contacto con los rusos. Antes aún, en Nueva York, fue reclutado por el enviado de Stalin Jacob Golos. Según los archivos de la KGB, Golos fue el enlace con el jefe de la NKVD (antecesor de la temible policía secreta de la Urss) en España, Alexander Mijailovich Orlov. Allí, bajo el nombre clave de Argo, Hemingway comenzó a colaborar con los comunistas y Orlov a llenarlo de favores más propios de un burgués vividor que de un combatiente libertario. De ese modo, el norteamericano no se privó de degustar lo mejor del caviar y el vodka rusos en medio del fragor de la lucha antifascista Seguir leyendo “Las dos campanas de Hemingway”

Gabriel García Márquez – Cien años de soledad: la novela detrás de la novela

Gabo  revela los secretos del manuscrito de Cien Años de Soledad que va a ser subastado en Barcelona por más de medio millón de dólares.

Por Gabriel García Márquez México, DF, 2001

Revista Cambio

A principios de agosto de 1966 Mercedes y yo fuimos a la oficina de correos de San Angel, en la Ciudad de México, para enviar a Buenos Aires los originales de Cien Años de Soledad. Era un paquete de quinientas noventa cuartillas escritas en máquina a doble espacio y en papel ordinario, y dirigido al director literario de la editorial Sudamericana, Francisco (Paco) Porrúa. El empleado del correo puso el paquete en la balanza, hizo sus cálculos mentales, y dijo:

—Son ochenta y dos pesos.

Mercedes contó los billetes y las monedas sueltas que llevaba en la cartera, y me enfrentó a la realidad:

—Sólo tenemos cincuenta y tres.

Tan acostumbrados estábamos a esos tropiezos cotidianos después de más de un año de penurias, que no pensamos demasiado la solución. Abrimos el paquete, lo dividimos en dos partes iguales y mandamos a Buenos Aires sólo la mitad, sin preguntarnos siquiera cómo íbamos a conseguir la plata para mandar el resto. Eran las seis de la tarde del viernes y hasta el lunes no volvían a abrir el correo, así que teníamos todo el fin de semana para pensar.

Ya quedaban pocos amigos para exprimir y nuestras propiedades mejores dormían el sueño de los justos en el Monte de Piedad. Teníamos, por supuesto, la máquina portátil con que había escrito la novela en más de un año de seis horas diarias pero no podíamos empeñarla porque nos haría falta para comer. Después de un repaso profundo de la casa encontramos otras dos cosas apenas empeñables: el calentador de mi estudio que ya debía valer muy poco, y una batidora que Soledad Mendoza nos había regalado en Caracas cuando nos casamos. Teníamos también los anillos matrimoniales que sólo usamos para la boda, y que nunca nos habíamos atrevido a empeñar porque se creía de mal agüero. Esta vez, Mercedes decidió llevarlos de todos modos como reserva de emergencia.

El lunes a primera hora fuimos al Monte de Piedad más cercano, donde ya éramos clientes conocidos, y nos prestaron —sin los anillos— un poco más de lo que nos faltaba. Sólo cuando empacábamos en el correo el resto de la novela caímos en la cuenta de que la habíamos mandado al revés: las páginas finales antes que las del principio. Pero a Mercedes no le hizo gracia porque siempre ha desconfiado del destino

—Lo único que falta ahora —dijo — es que la novela sea mala. Seguir leyendo “Gabriel García Márquez – Cien años de soledad: la novela detrás de la novela”