Totalitarismo del mercado. El mercado capitalista como ser supremo (Descargar Libro)

Autor: Franz J. Hinkelammert

La obra de Franz J. Hinkelammert está mostrando desde hace décadas cómo el capitalismo y la modernidad produjeron una realidad tal que obnubiló nuestra visión o comprensión de lo que hace posible cualquier realidad. Esta visión moderna de la realidad no surgió en 1492, sino que viene gestándose desde mucho antes. Desde cuando se empezó a configurar lentamente en la tradición occidental un tipo de subjetividad de dominación, que aplastando cualquier proceso de liberación, fue configurando poco a poco una visión de la realidad que la modernidad pudo desarrollar hasta sofisticaciones tan inauditas, que ahora, con lenguaje y hasta discurso emancipador se pueden producir relaciones de dominio muy sofisticadas y crudas en nombre del ser humano y de la libertad. Es el problema del fetichismo que fue formulado por Marx y que Hinkelammert desarrolla como muy pocos en este tiempo.

Supuestamente vivimos en un mundo y época en la cual el ser humano después de tanta “prehistoria” tiene al fin acceso no solo al conocimiento científico, o sea verdadero, sino que ahora ha alcanzado por fin su humanidad. El problema es; ¿por qué en medio de tanto conocimiento “supuestamente verdadero”, de tanto desarrollo científico y tecnológico sin precedentes, hay tanta acumulación de miseria y tanta injusticia y destrucción de la naturaleza a niveles nunca antes imaginados? Ya no es solo el capitalismo el problema, sino su horizonte histórico y cultural que la hizo posible y que llamamos modernidad. Ella produjo su propio conocimiento, su propia cultura y su propia ciencia para justificarse a sí misma como lo mejor y al capitalismo como bueno. Y para poder fundamentarlos a todos ellos como lo más desarrollado, superior y racional, produjo su propia idea de racionalidad. Por ello es que ahora la producción de miseria y la destrucción de la naturaleza se pueden hacer conforme a esta racionalidad. Los grandes organismos internacionales como el FMI, la ONU, el Banco Mundial, utilizan argumentos lógicos, racionales y hasta científicos para justificar sus actos como buenos o necesarios.

Pero los resultados de este proceso de racionalización y modernización son; aparte de desastrosos, irracionales. Es lo que Hinkelammert llama la “irracionalidad de lo racionalizado”, es decir, el problema no es con la razón en general, sino con el tipo de racionalidad que produjo la modernidad, que no es conforme a la razón, ni a la humanidad, ni a la vida, sino a la sinrazón y hasta la destrucción de las condiciones de posibilidad de toda forma de vida. Y supuestamente la modernidad, es, lo más racional que la humanidad pudo crear a lo largo de su historia. ¿Dónde está la contradicción? (…)

Libro tomado de: www.pensamientocritico.info/

Descargar Libro: Totalitarismo de mercado. El mercado capitalista como ser supremo

Anuncios

¿Fin del Unipolarismo Occidental?

Wim Dierckxsens, Walter Formento Alainet

Desde el fin de la guerra fría, con la ´caída´ de la URSS entre1991, la política de decisiones unilaterales (sin consultar ni consensuar con RU, Alemania, Francia) del unipolarismo financiero continental de Washington ha sido la regla y las ´sanciones´ han sido parte integral de la política exterior de EUA, impuestas incluso a pesar del Consejo de Seguridad de la ONU, en lugar de la diplomacia que fue la regla entre el fin de la guerra de Vietnam (1973) y los últimos años anteriores a 1991. Ejemplos claros de ello son las sanciones a Rusia, Irán, Yugoslavia, Corea del Norte y Venezuela.

El acuerdo nuclear con Irán firmado en julio de 2015 por EUA (Obama), China, Francia, Inglaterra, Rusia y Alemania, llamado Irán y el 5+1, fue ´roto´ unilateralmente en mayo de 2018 por EUA (Trump). El presidente de China criticó la “decisión unilateral” de EUA y señaló que su gobierno trabajará con Rusia para preservar el acuerdo nuclear. Ante la ruptura del acuerdo con Irán de Trump, los miembros de la Organización para la Cooperación de Shanghái (OCS) consideraron inmediatamente otorgar la membrecía a Irán, que hasta la fecha participaba como país observador, y que recibió para ello, el 10 de junio de 2018, el pleno apoyo de China y Rusia. Lo cual fue una demostración de apoyo total a Irán (y con ello al acuerdo de uso “exclusivamente pacífico” de la energía nuclear1 firmado en 2015) lo que constituye un desafío a EUA, para medir hasta donde avanzara para aplicar sus sanciones. Trump incluso amenazó a los ´socios´ europeos de aplicarles sanciones sino lo siguen, tras retirarse del acuerdo.

Trump con ello tal vez, vuelve a poner a Alemania, RU y Francia ante la opción de tener que avanzar con estrategias propias, rompiendo su anterior política subordinada a EUA por lo menos desde los ´acuerdos/imposiciones´ de Bretton Woods, pos-segunda guerra mundial. Amenazas que, llamativamente, no son seguidas de medidas concretas que afecten a los amenazados. Amenazas que sí distraen la atención pública en los Mass-Media y en las redes sociales de comunicación, pero que no tienen su correlato en acciones concretas que afecten a los amenazados sino más bien a las instituciones y acuerdos pro-globalistas como la comisión de DDHH de la ONU, la OTAN, el acuerdo TPP/TIPP/TISA y TLCAN, el Acuerdo de Paris, el financiamiento de paramilitarismo tipo EI-ISIS en Siria.

Los países de la Unión Europea se han comportado como ´vasallos´, hasta la reunión para tratar el Acuerdo de Paris y la de la OTAN en junio 2017, pero ahora han empezado a realizar movidas que ya no están subordinadas ni coordinadas con EUA, como si lo fueron hasta Obama.

La pregunta que nos hacemos es, si al haber desarrollado ya grandes inversiones en Irán, consideran que la situación estratégica ahora permite afirmar sus decisiones, avanzar y no retirarse del acuerdo firmado. Líderes y funcionarios de la Unión Europea afirman que es hora que Europa no represente más los intereses de Washington, sino que luche por sus propios intereses. Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea (gobierno de la UE), afirmó en este contexto que es hora de parar los ataques a Rusia y que Europa debe considerar reconectarse con este país Seguir leyendo “¿Fin del Unipolarismo Occidental?”

Finanzas y poder (Descargar Texto)

Geoffrey Ingham New Left Review 109

(…) The City: London and the Global Power of Finance mantiene la tesis de que el sistema financiero global debe analizarse en términos de la economía del imperialismo, en la que «un puñado de grandes corporaciones de un reducido número de países domina el mercado mundial», y donde las grandes potencias pueden utilizar los mercados financieros para «controlar los recursos del planeta y extraer el valor creado en otros lugares». Según esta perspectiva, el sector financiero es una parte esencial de la economía capitalista; lejos de ser un cáncer que debería extirparse para restaurar la salud al cuerpo, hay que entenderlo como el sistema nervioso central, cuyos beneficios son poco más que deducciones parasitarias del plusvalor creado en la producción de mercancías. Si bien es cierto que los gobiernos de las grandes potencias conceden apoyo a sus respectivos sectores financieros, cuyos rendimientos son importantes para cuadrar las cuentas públicas (lo cual es especialmente cierto en el caso del Reino Unido, cuya dependencia de los beneficios de la City ha sido profusamente documentada durante los últimos dos siglos), Norfield sostiene que las instituciones políticas están subordinadas a fuerzas económicas. Los poderes públicos no tienen prácticamente más alternativa que seguir la lógica de los imperativos del mercado global.

Estos temas –la City en tanto que elemento esencial del imperialismo económico; la primacía, en términos explicativos, de lo económico sobre lo político– atraviesan nueve capítulos vagamente conectados, que tratan dos cuestiones distintas pero relacionadas. La primera es de carácter general: Norfield se propone establecer el papel parasitario que juega el sector financiero internacional, a partir de su apropiación del plusvalor global. La segunda es, desde un punto de vista histórico, más específica: pretende explicar la supervivencia de la City como «principal centro financiero internacional». Con todo, la insistencia de Norfield en la subordinación teórica de lo político provoca una tensión no resuelta entre los dos temas. Gran parte del relato histórico de The City: London and the Global Power of Finance transita por terrenos muy discurridos. Norfield comienza documentando la posición excepcional que ocupa el Reino Unido en el sistema financiero global. Entre los primeros cincuenta países del mundo en cuanto a número de bancos, Reino Unido ocupa el segundo lugar, solo por detrás de Estados Unidos. Aún más reseñable es el hecho de que en 2013 Londres representara el 40,9 por 100 del volumen del mercado de divisas: más del doble que Estados Unidos (18,9 por 100) y a mucha distancia del tercer contendiente, que apenas llegaba al 5,7 por 100. Este dato, entre otros, es invocado a modo de correctivo de una presuposición generalizada, que parte, por definición, del predominio absoluto de Estados Unidos. Norfield rechaza de plano la descripción que hace Gowan de la City en tanto que «centro de servicios para la zona monetaria del dólar y satélite de Wall Street» (más tarde, en la nlr, Gowan describiría la City de una forma más expresiva, como el «Guantánamo de Wall Street», donde se podían hacer cosas que en casa estaban prohibidas). Por el contrario, Norfield comprende las finanzas globales como un sistema binario, donde los mercados financieros del Reino Unido y Estados Unidos se hallan sometidos a una «significativa fuerza “gravitacional”» recíproca (…)

Texto tomado de: http://newleftreview.es/

Descargar Texto Geoffrey Ingham: Finanzas y Poder

Nakba. Palestina, 1948, y los reclamos de la memoria (Descargar Libro)

Una mujer. Palestina. Un cuerpo sufriente ante el horror. Una mujer tapando su boca. Una mujer en un campo de refugiados bombardeado. Una mujer en un lugar: en el campo Baq´a, Jordania. Una mujer y una fecha. Un color, sepia. Una palabra: NAKBA. Una ausencia: la tierra. Un trabajo colectivo: la memoria palestina. Mentado cuando Ahmad H Saadi y Lilia Abu-Lughod se encontraron en el funeral de Ibrahim, su padre, en Jaffa, quien en el fin de su vida ejerció el derecho de retorno. “El retornó, dijo el poeta Mahmoud Darwish en el funeral, para plantar en ella el árbol del conocimiento y el él era ese árbol. El nació en Jaffa y a Jaffa retornó, para permanecer allí por la eternidad, cerca del árbol del paraíso”. No todos los libros merecen el mismo lugar en la historia de la humanidad. En particular, Nakba. Palestina, 1948 y los reclamos de la memoria posee el valor testimonial de una fecha, igualmente traumática para Palestina y para la humanidad: el 15 de mayo de 1948. Ahmad H Saadi y Lilia Abu-Lughod nos recuerdan que la Nakba es el punto al que retornan los palestinos a cierta edad, que la Nakba no está finalizada todavía. Ella es la piedra de toque de la esperanza de cada palestina y palestino que ansía retornar a su hogar.

Ahmad H. Saadi. Lila Abu-Lughod. [Editores]

ISBN 978-987-1643-30-1
Editorial Canaán. CLACSO. https://www.clacso.org.ar/

Buenos Aires. Mayo de 2018

Descargar Libro: Nakba. Palestina, 1948, y los reclamos de la memoria

El Mago de Oz va al banco central

Alejandro Nadal La Jornada

La historia del Mago de Oz ha pasado siempre como un divertido cuento para niños cuyo tema central es que los milagros siempre son posibles, aun en circunstancias difíciles. Pero pocos saben que la intención del autor, L. Frank Baum, era escribir una alegoría política en la que los personajes representaban segmentos de la sociedad estadounidense a principios del siglo XX. Por ejemplo, en la metáfora de Baum, el hombre de paja representa al campesinado y a los farmers, cuyo análisis político es muy poco sofisticado. Por eso anda en busca de un cerebro. Por su parte, el hombre de hojalata personifica a los obreros industriales, explotados por políticos y líderes sindicales corruptos. Los demás personajes encarnan otras figuras de la sociedad estadounidense y el famoso camino amarillo simboliza el patrón oro que muchos suponían podría resguardar el valor de la moneda y evitar las arbitrariedades de gobiernos y banqueros.

La creencia de que el patrón oro permitiría combatir los abusos de la clase política y de los banqueros es una de las creencias populares más aceptadas aun en nuestros días. No es la única creencia errónea sobre el funcionamiento de la política monetaria y casi siempre se acompaña de otro mito clave sobre el sistema bancario: la idea de que el banco central controla efectivamente la oferta monetaria. Seguir leyendo “El Mago de Oz va al banco central”

Ya está el proyecto de aborto legal que se tratará hoy en Diputados

14/6  Histórica votación en diputados

El aborto legal, seguro y gratuito logró media sanción en Diputados por 129 votos a favor,  125 en contra y 1 abstención

___ . ___

Educación sexual para decidir

Anticonceptivos para no abortar

Aborto legal para no morir

Con el voto de 64 diputados, el plenario de comisiones aprobó el dictamen de mayoría de un proyecto “consensuado”. El texto completo.

Por Redacción Prensa Obrera

El plenario de comisiones que trató el proyecto de aborto legal que llegará mañana a la Cámara de Diputados aprobó por mayoría de 64 votos un dictamen favorable, mientras que 57 diputados suscribieron el dictamen de rechazo, poniendo de manifiesto una mayoría a favor mucho más amplia que la prevista. Resta ver cómo impactará en la Cámara, donde circulan versiones de supuesta paridad, mientras un puñado de legisladores se declara “indeciso” a menos de 24 horas de la votación en el recinto.

Las comisiones que trataron en conjunto el proyecto –en su mayoría dominadas por el bloque oficialista– fueron las de Legislación General, Legislación Penal, de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, y de Acción Social y Salud Pública, bajo la presidencia de Daniel Lipovetzky. Seguir leyendo “Ya está el proyecto de aborto legal que se tratará hoy en Diputados”

Susan Watkins: ¿Qué Feminismos? (Descargar Texto)

Susan Watkins

New Left Review 109

El paradigma de la antidiscriminación estadounidense, generado en la década de 1960 para neutralizar la amenaza de las protestas radicales negras, ha proporcionado el palimpsesto del feminismo mundial durante los pasados veinte años. ¿Cómo le afectará la erupción de las nuevas protestas de género que están teniendo lugar desde Buenos Aires a Varsovia, de Washington a Madrid y Roma?

De todos los movimientos de oposición que desde 2008 han salido a la palestra, situándose en el centro del debate público, quizá el más sorprendente sea el renacimiento de un feminismo militante, aunque nunca se hubiera difuminado por completo; el empoderamiento de las mujeres viene siendo desde hace mucho tiempo un mantra del establishment global.

Sin embargo, los indicios de que algo nuevo estaba bullendo se habían multiplicado en las protestas estudiantiles de Estados Unidos y el Reino Unido en 2010 y en las acampadas de 2011 del movimiento de los indignados en la Puerta del Sol y de Occupy Wall Street en Zuccotti Park. En India, las asambleas masivas registradas en 2012 para condenar la violación en grupo de Jyoti Pandey y los flash-mobs feministas han puesto un dique a las operaciones de control moral de los fundamentalistas hindutva. En 2014 las protestas contra las agresiones sexuales en los campus estadounidenses colma- ron de modo incesante los medios de comunicación neoyorquinos; en Brasil, treinta mil mujeres negras tomaron la capital en 2015 para mani- festarse contra la violencia sexual y el racismo, pidiendo la destitución del corrupto presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha; en agosto de ese mismo año, la quinta Marcha das Margaridas reunió a más de cincuenta mil mujeres del campo en Brasilia. En Argentina, las activistas feministas contra la violencia doméstica estuvieron a la vanguardia de las protestas contra la terapia de choque de Macri. En China, la detención en 2015 de cinco jóvenes –miembros de Activismo Feminista Joven, una coalición on line que viene jugando al gato y el ratón con las autoridades– cuando se disponían a cubrir de pegatinas contra la violencia sexual el transporte público de Beijing, tuvo como res- puesta más de dos millones de peticiones firmadas en la red, pidiendo su inmediata puesta en libertad.

En enero de 2017 un «feminismo del 99 por 100» reunió en diversas ciu- dades estadounidenses a cientos de miles de mujeres contra el gobierno recién estrenado de Trump. En Polonia, las protestas masivas de las mujeres obligaron al gobierno de Ley y Justicia a renunciar a endurecer la ya restrictiva ley del aborto. En Italia, España y Portugal, se produjeron grandes marchas contra la violencia doméstica y la precariedad econó- mica. El 8 de marzo de 2017 todos esos movimientos confluyeron para volver a poner el Día Internacional de la Mujer en el calendario radi- cal, con manifestaciones y huelgas en tres continentes. La aparición de #MeToo en octubre de 2017 y las convulsiones que le han seguido son solo los últimos de toda una serie de acontecimientos masivos acaecidos en el mundo entero (…)

Fuente original de texto: http://newleftreview.es/

Descargar Texto Susan Watkins: ¿Qué Feminismos?