Se va el buen Obama, negro por gusto

Ilka Oliva Corado

Crónicas de una inquilina  17 enero 2017

obama-6

Muchos creyeron que por negro, Obama representaría un cambio trascendente en la política interna y externa de Estados Unidos, pero el buen samaritano resultó negro de balde. Un negro afín al sistema y tan Ku Klux Klan como la propia Hillary Clinton y Trump.

No hay punto de comparación ni como ser humano, ni como político entre él y Martin Luther King o el propio Malcolm X; sin embargo el buen Obama como buen oportunista los utiliza en sus discursos, como también utilizó el 50 aniversario de las marchas en Selma, Alabama, para tomarse la foto y figurar una memoria histórica que no tiene. Porque en sus narices los policías blancos asesinan negros, como quien mata perros callejeros. El buen Obama se dispuso a construir un monumento a Martin Luther King para honrarlo, sin embargo cada día como presidente toma decisiones que lo avergonzarían.

Un injerencista, invasor, genocida, un Nobel de la Paz desperdiciado. Un mentiroso que ofreció una Reforma Migratoria Integral y que utilizó como slogan de campaña una frase de Dolores Huerta, para acaparar el voto latino (“Yes, we can”) y en respuesta al apoyo fue el presidente que más indocumentados ha deportado en la historia de Estados Unidos; cosa que no han hecho ni los republicanos. No solo, también, calladita la boca militarizó desde la frontera sur de Estados Unidos hasta Honduras, con el Plan Frontera Sur y Maya-Chortí. Le ha dado continuidad al Plan Mérida, implementó el Plan Alianza para la Prosperidad. También mantiene vigente el Plan Colombia. Sin embargo se irá sin haber implementado El ALCA en Suramérica Seguir leyendo “Se va el buen Obama, negro por gusto”

Anuncios

Los años de Obama

Higinio Polo

Rebelión

Obama -

“… La emoción y las lágrimas con que tantos ciudadanos norteamericanos, sobre todo negros, recibieron al nuevo presidente, la esperanza con que fue acogido por tantos europeos que se agolpaban en las plazas, en 2008, para verle, se han convertido, ocho años después, en la decepción Obama, en la constatación (aunque a la nueva y vieja izquierda moderada le cueste pronunciar esa palabra) de que el imperialismo sigue descargando su veneno de sufrimiento y muerte, sigue desterrando el futuro, subastando la vida…”

 

A unos meses de cerrarse los ochos años de la presidencia de Obama, puede decirse que su etapa no ha sido peor que la de Bush, pero tampoco la ha mejorado. Llegó con la esperanza de que un presidente negro acabaría con las viejas heridas de la segregación y la discriminación racial: no ha sido así, y muchas organizaciones civiles norteamericanas creen incluso que los problemas se han agravado. La población negra sigue marginada en el país: es una de las maldiciones del capitalismo estadounidense. Los negros son menos del 15 por ciento de la población, pero suponen el 35 por ciento de los reclusos: casi un millón de afroamericanos se hallan en prisiones, muchos más que alumnos negros en las universidades. Hay más negros encerrados en cárceles norteamericanas que en todo el resto del mundo.

obama-y-la-casa-blanca1Estados Unidos es más injusto, más desigual, que cuando llegó Obama. Su apuesta por los derechos humanos se ha revelado en gran parte inútil, y los derechos civiles han visto la guadaña de la policía y el espionaje, que jalonan los casos de Snowden, la NSA, las agencias de seguridad, el control de la vida privada de los ciudadanos, y su gobierno lo ha hecho no sólo en Estados Unidos: ha adoptado un monstruoso programa de control policial, con la complicidad de las grandes empresas tecnológicas, que amenaza a la población del planeta y a la libertad.
. Seguir leyendo “Los años de Obama”

Acuerdos entre Estados Unidos e Irán: Lo que usted no sabe

Thierry Meyssan

Voltairenet

 

John Kerry y Mohammad Javad Zarif llegaron a un preacuerdo político bilateral secreto. Y concluyeron a la vez un acuerdo público en el marco de las negociaciones multilaterales 5+1… Hace 2 años que Estados Unidos viene negociando en secreto una tregua regional con Irán. Después de llegar a un entendimiento bilateral, anunciaron una solución al diferendo nuclear y a las sanciones económicas en el marco de las negociaciones bilaterales que se mantenían estancadas desde 2003. Testigo privilegiado de este proceso, Thierry Meyssan revela lo que está juego y cómo Washington pretende organizar el Levante y el Golfo para los 10 próximos años.

Las conversaciones bilaterales secretas

Estados Unidos e Irán vienen conversando en secreto desde marzo de 2013. Esos contactos secretos se iniciaron en Omán. Ahogados por un asedio económico y monetario sin precedente en la historia, los iraníes no tenían intenciones de ceder ante el imperialismo sino de obtener varios años de tregua, un tiempo para respirar y recuperar fuerzas. Para Estados Unidos, que quiere desplazar sus tropas del Medio Oriente hacia el Lejano Oriente, esta oportunidad tenía que venir acompañada de garantías precisas de que Teherán no aprovechará ese respiro para seguir extendiendo su influencia.

Dos negociadores excepcionalmente hábiles, Jake Sullivan y William Burns, encabezaban el equipo estadounidense. Se desconoce la composición de la delegación iraní.

Sullivan había sido uno de los principales consejeros de la secretaria de Estado Hillary Clinton, con quien no compartía sin embargo ni el respaldo incondicional a Israel ni la fascinación por la Hermandad Musulmana. Organizó las guerras contra Libia y contra Siria. Cuando el presidente Obama decidió deshacerse de la señora Clinton, Sullivan se convirtió en consejero de seguridad nacional del vicepresidente Joe Biden y fue desde ese puesto que inició los contactos con Irán. William Burns, por su parte, es un diplomático de carrera, se dice que uno de los mejores de Estados Unidos, y se unió a las conversaciones a título de adjunto del secretario de Estado John Kerry.

De esos contactos salieron al menos 2 decisiones. En primer lugar, el Guía de la Revolución, ayatola Ali Khamenei, se ocuparía de excluir de la carrera presidencial a Esfandiar Rahim Mashaie –el ex responsable del servicio de inteligencia de los Guardianes de la Revolución, convertido en jefe de la oficina del entonces presidente iraní Mahmud Ahmadinejad. El objetivo era garantizar que Irán bajara el tono en las instancias internacionales. Posteriormente, Estados Unidos se ocuparía de que sus aliados anti-iraníes también bajaran el tono y desbloquearan las negociaciones con el grupo 5+1 sobre el tema nuclear para preparar el fin de las sanciones.
. Seguir leyendo “Acuerdos entre Estados Unidos e Irán: Lo que usted no sabe”

América Latina está con Venezuela

Editorial de la revista “Punto Final”

Artículos relacionados:

Obama topa con pared

¿Qué significa que EEUU declare a Venezuela una amenaza a su seguridad nacional y política exterior?

 Venezuela

La VII Cumbre Presidencial que se efectuará en Panamá los días 10 y 11 de abril, esta vez con participación de Cuba, debería corroborar el histórico rechazo que ha hecho el continente a las amenazas de EE.UU. contra Venezuela. Esa Cumbre es la mejor oportunidad para que el presidente Barack Obama conozca de labios de los mandatarios de América Latina y el Caribe la indignación que provocan sus desplantes de matón de barrio.

 

Obama se pasó de la raya al firmar el 9 de marzo un decreto ejecutivo que declara que Venezuela “constituye una infrecuente y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y a la política exterior de Estados Unidos”, por lo cual declara “la emergencia nacional para tratar con esa amenaza”. Declaraciones de corte similar han conducido a EE.UU. por un callejón que desemboca en invasiones, bombardeos, golpes de Estado, asesinatos políticos, etc., habituales en el comportamiento del imperio. El propio Obama -paradojalmente Premio Nobel de la Paz- se ha destacado en la utilización de la fuerza militar para imponer los intereses norteamericanos en el mundo. Siria y Ucrania son ejemplos recientes, como ayer fueron Vietnam, Iraq, Libia y Afganistán, Cuba, Chile, Granada, Nicaragua, Panamá, Ecuador, Bolivia, Honduras y Paraguay, por mencionar sólo ejemplos contemporáneos.

Casi siempre la intervención yanqui fue precedida por declaraciones como la de Obama contra Venezuela. Los zarpazos yanquis se descargaron luego de provocaciones de enorme magnitud -como la del Golfo de Tonkín, en los años 90, o la falsa existencia de “armas de destrucción masiva” en Iraq-. EE.UU. no vaciló tampoco en usar los autoatentados contra sus propias embajadas y empresas. Utilizó el terrorismo en todas sus formas. Creó y equipó grupos paramilitares, secuestró, torturó y asesinó. Nada en el instrumental del crimen es ajeno al imperialismo norteamericano. En ese sentido, Venezuela debe estar muy alerta a estas provocaciones. Una tarea difícil, porque tiene una extensa frontera con Colombia, permeable a las incursiones de sicarios y mercenarios paramilitares.

Las fabulosas reservas de petróleo, gas, hierro y agua y otras riquezas naturales, convierten a Venezuela en una presa estratégica para EE.UU. Ya a comienzos del siglo pasado el presidente Theodore Roosevelt -el del garrote y la zanahoria- consideró la intervención militar de Venezuela. El país caribeño estaba “agotando la paciencia de EE.UU.”. (Se refería a las medidas nacionalistas del presidente Cipriano Castro). Una flota norteamericana apoyó el golpe de Estado de Juan Vicente Gómez, que instauró una prolongada dictadura (1908-1935), abriendo las puertas a las compañías petroleras norteamericanas y europeas.(1)
Seguir leyendo “América Latina está con Venezuela”

El rearme de Obama (Descargar Texto)

Thierry Meyssan

Voltairenet

 

National Security Strategy, USA 2015 (original en inglés)
(PDF – 505.5 KB)

“… La Doctrina Obama pasará a la historia como el reconocimiento de un fracaso y el anuncio de una catástrofe: Washington abandona su proyecto de reorganización militar y opta nuevamente por el desarrollo de sus ejércitos. Durante los 70 últimos años, el presupuesto militar estadounidense ha estado en constante aumento, con excepción del periodo 1991-1995, cuando Washington creyó poder conquistar el mundo sólo a través de los mecanismos económicos, y en 2013-2014, cuando Estados Unidos tomó conciencia de su desorganización. En efecto, desde hace años, mientras más dinero dedican a sus fuerzas armadas peor funcionan estas. Pero nadie logra reformar el sistema. No pudo hacerlo Donald Rumsfeld ni tampoco lo ha logrado Chuck Hagel….Así que habrá que seguir alimentando el monstruo, tanto en el plano presupuestario como inventando guerras para mantenerlo ocupado…”

 

Mientras la prensa atlantista saluda la nueva Doctrina de Seguridad Nacional de Estados Unidos como una voluntad de recurrir primero a las vías no militares para la solución de conflictos, Thierry Meyssan ve en esa doctrina una profesión de fe imperialista así como una declaración de guerra al resto del mundo. Nuestros lectores podrán comprobar quién tiene la razón al consultar por sí mismos el documento original, disponible para su descarga. (Arriba debajo de la imagen)

A— Los 8 obstáculos que enfrenta la dominación imperial

El primer obstáculo es la reducción del gasto militar. «La fuerza no es la primera opción de Estados Unidos» pero a veces es necesario optar por ella, lo cual implicaría que ese país tiene que conservar su aplastante superioridad militar [el presupuesto militar de Estados Unidos es superior a la suma de los presupuestos militares de todos los demás países del mundo] y debe renunciar a tratar de economizar dinero en ese aspecto.

El segundo obstáculo es el peligro de rebelión armada interna. Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, el miedo al terrorismo permitió fortalecer la vigilancia sobre la ciudadanía. La «Patriot Act» ha «protegido a personas vulnerables de ciertas ideologías extremistas que hubiesen podido llevarlas a [realizar] acciones en suelo» estadounidense.

El tercero es el terrorismo transnacional que Estados Unidos creó y que ahora se ve constantemente obligado a tratar de controlar. Como medio de evitar que la lucha contra ese obstáculo sea utilizada como pretexto para ajustes de cuentas internos, ese combate tendrá que desarrollarse en el marco de un riguroso respeto de las leyes estadounidenses [no del derecho internacional que interpreta el hecho de orquestar el terrorismo como un crimen internacional].

Texto tomado de: http://www.voltairenet.org/

Descargar TextoEl rearme de Obama

EE.UU: Los republicanos coparon el Capitolio

Página/12

 Obama-2

Duro revés para el presidente Obama cuando le quedan dos años de mandato

 

Además de conquistar el Senado por primera vez desde que asumió el presidente demócrata, el Partido Republicano retuvo con comodidad la Cámara baja y se alzó con gobernaciones en estados tradicionalmente demócratas, como Illinois.

El Partido Republicano obtuvo el control total del Congreso y victorias clave en gobernaciones históricamente demócratas. Estos comicios constituyen el mayor revés para el presidente Barack Obama, cuando aún restan dos años para el fin de su mandato. El jefe de la bancada senatorial republicana y futuro líder de la mayoría en la Cámara alta, Mitch McConnel, dijo que lo primero que hará será normalizar al Senado.

“El Senado tiene que arreglarse. Vamos a votar sobre ciertas cosas que sin duda no le gustarán al Ejecutivo”, afirmó. Con tres carreras aún sin definirse, la oposición conservadora tiene ya 52 bancas en el futuro Senado, dos más que la mayoría, que vuelve a detentar después de ocho años.

Los republicanos ganaron siete escaños del Senado que estaban ocupados por los demócratas: Virginia Occidental, Dakota del Sur, Arkansas, Montana, Colorado, Iowa y Carolina del Norte.
. Seguir leyendo “EE.UU: Los republicanos coparon el Capitolio”

Obama va a la guerra – Parte II

Ángel Guerra Cabrera

Rebelión

 

Estados Unidos siempre ha necesitado un enemigo externo para atemorizar y disciplinar a su población y justificar sus aventuras bélicas, cada vez más frecuentes por cierto. Asesinado Bin Laden y duramente golpeadas las estructuras de Al Queda según la versión obamiana , hacía falta un plato más fuerte.

Este llegó con la súbita y desmedida exposición mediática del Estado Islámico (EI), surgido en fin de cuentas a consecuencia de las políticas belicosas y anti islámicas de Washington y sus amanuenses europeos, y saltó a los espacios estelares con el grotesco montaje sobre la urgencia de socorrer a los yazidíes –un pequeño pueblo milenario de cuya existencia probablemente ni Obama conociera hasta ese momento-, así como las teatrales escenas de video sobre las decapitaciones de dos estadunidenses. Seguir leyendo “Obama va a la guerra – Parte II”