A desalambrar la “fortaleza” terrestre. El miedo hacia el otro, discurso hegemónico

Migrantes en el intento de llegar a Estados Unidos Foto: ONU

Las ONG co-autoras del informe sostienen que este incremento acelerado de muros a nivel internacional es resultado de un “complejo industrial fronterizo”, en el cual participan empresas de construcción locales y organismos gubernamentales, como el ejército. Adicionalmente, estas murallas se complementan por una gran gama de sistemas tecnológicos –como equipos de monitoreo, detección e identificación, vehículos, aviones y armas– que las empresas militares y de seguridad proporcionan. También se utilizan sistemas autónomos y robóticos, como drones y torres inteligentes, físicamente integrados a muros y vallas o de que pueden ser operados a distancia. La investigación conduce a grandes empresas armamentistas como Airbus, Thales, Leonardo, Lockheed Martin, General Dynamics, Northrop Grumman y L3 Technologies como las principales ganadoras de contratos relacionados con la construcción de muros fronterizos y vallas en Europa y Estados Unidos. Otras, como Elvis, Indra, Dat-Con, CSRA, Leidos y Raytheon, también son parte activa de este “mercado global de muros y vallas”.

Sergio Ferrari

Alainet

La inmigración causa pánico. En particular la que proviene de los países del Sur buscando asegurar su sobrevivencia en el Norte desarrollado. La construcción de muros fortificados –o franjas militarizadas– se multiplica como respuesta de autoprotección.  4.679 millones de personas en el mundo, es decir el 60,98% de la población total, viven en países que han construido algún tipo de muro para protegerse. ¿El enemigo? Según los argumentos más usuales, la inmigración es el peor de todos. Pero también aparecen el terrorismo, el narcotráfico, el contrabando, las tensiones territoriales, entre otros. Seguir leyendo “A desalambrar la “fortaleza” terrestre. El miedo hacia el otro, discurso hegemónico”

RCEP: el gran Tratado de Libre Comercio asiático

La Asociación Económica Integral Regional (abreviadoRCEP por sus siglas en inglés) es un acuerdo de libre comercio (TLC) entre los diez estados miembros de laAsociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN)  (Birmania, Brunéi, Camboya, Filipinas, 

Indonesia, Laos,Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam) y cinco estados de Asia y Oceanía con los que la ASEAN tiene acuerdos de libre comercio existentes (Australia, China, Corea del Sur, Japón yNueva Zelanda). El tratado fue firmado en la Cumbre de la ASEAN del 15 de noviembre de 20201​2​ y se espera que entre en vigor en un plazo inferior a dos años, después de que sea ratificado por todos los estados miembros.

Carlos de León

OBELA

En medio de las turbulencias provocadas por la crisis de la COVID-19, el tratado de libre comercio (TLC) más grande del mundo fue firmado. La Asociación Económica Integral Regional (RCEP por sus siglas en inglés) está formado por 15 países: Brunéi, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia, Vietnam (ASEAN), China, Japón, Corea del Sur (ASEAN +3) Nueva Zelanda y Australia. En el Plan de la comunidad económica para 2025 del ASEAN se propone que la región se integrara a la economía mundial por medio de TLC’s. Este nuevo tratado es un paso más para concretar este propósito. Seguir leyendo “RCEP: el gran Tratado de Libre Comercio asiático”

La Nueva Ruta de la Seda: aproximaciones contradictorias en cuestión (Descargar Texto)

El diseño integral de la Nueva Ruta de la Seda se compone de dos vías, conocidas como “Un Cinturón, Un Camino”, siendo la primera el “Cinturón Económico de la Ruta de la Seda” que aspira a unir a nivel terrestre el centro de Asia con Rusia y Europa; mientras que la otra es la “Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI” que busca conectar el Pacífico occidental, el Océano Índico y el mar Mediterráneo, incluyendo también a África y ciertos países de América Latina. Además, en correspondencia con los objetivos antes señalados, dicho proyecto incluye una serie de nuevas instituciones estatales, como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB) y el Fondo de la Ruta de la Seda (FRS), que están destinadas a facilitar el financiamiento de proyectos de infraestructura a gran escala. Hasta finales de 2019, China ha firmado acuerdos de cooperación con más de 60 gobiernos nacionales y numerosas organizaciones internacionales; y ha celebrado dos importantes foros de la Franja y la Ruta en Beijing en 2017 y 2019. Mientras tanto se están ejecutando una serie de proyectos de infraestructura clave en todo el continente euroasiático y, según varios informes de medios, se han comprometido inversiones adicionales por más de $ 8 billones de dólares estadounidenses.

Claudio Lara Cortés

Alainet

Las visiones tradicionales y críticas de relaciones internacionales describen la Nueva Ruta de la Seda como la representación de un ambicioso impulso chino hacia la hegemonía global que deja atrás su larga reticencia hacia los asuntos externos. En ese ascenso cumple un papel clave su política exterior, especialmente después del estallido de la crisis global en 2008. Si bien la implementación de esta pretenciosa iniciativa aún se encuentra en una etapa incipiente, los proyectos diseñados y las primeras inversiones en infraestructura ya afectan de hecho al futuro del vasto espacio euroasiático. Estas breves notas aspiran a identificar ciertos puntos que motivan controversias en la numerosa literatura existente sobre el tema, de modo de facilitar la compresión del espacio territorial que imagina esta iniciativa china, su alcance y eventuales consecuencias en los escenarios económicos y geopolíticos.

Texto tomado de: https://www.alainet.org/

Descargar Texto: La Nueva Ruta de la Seda aproximaciones contradictorias en cuestión

No politizan la pandemia, infectan la política

Es político todo aquello que afecta a los intereses colectivos y merece o demanda, por tanto, una decisión de esa naturaleza. En consecuencia, sustraer del debate colectivo (de la política) lo que es de interés colectivo (político) equivale a evitar que la sociedad en su conjunto (la polis) pueda decidir (hacer política) sobre lo que le interesa, dejando así la decisión en manos de sólo unos pocos . La derecha española (pero no sólo ella sino la de casi todos los países) que defiende los intereses de los grupos oligárquicos que desean sólo más ganancias y libertad para obtenerlas y que no necesitan (o que creen que no necesitan) servicios públicos para satisfacer sus necesidades, ha optado por esta vía de expulsar de la política a la gente para conseguir lo que desean quienes la financian y controlan. 

Juan Torres López

Público.es

El hecho de politizar alguna actividad se suele entender habitualmente como algo negativo. Es lógico, si ese término se utiliza en el sentido estricto que le proporciona la Real Academia Española: dar orientación o contenido político a acciones, pensamientos, etc., que, corrientemente, no lo tienen. En este sentido implica, efectivamente, desnaturalizar aquello que se politiza. Seguir leyendo “No politizan la pandemia, infectan la política”

Los desafíos a la soberanía de los Estados nación en tiempos de internet

Para el Estado, el ejercicio de su soberanía está asociado con el uso del poder sobre su base territorial y poblacional, y con el equilibrio y balance de ese poder en su interacción con otros Estados, atributos constitutivos de la noción de Estado nación surgido en Westfalia. En síntesis, tradicionalmente se consideran atributos esenciales de la soberanía del Estado el territorio, la población y la independencia en su política exterior. Internacionalmente, un Estado será soberano en tanto ejerza su capacidad decisional en el contexto de un marco jurídico de coordinación (derecho internacional público), y mantenga derechos básicos del atributo de la soberanía como el ius legationen y el ius tratatum (Arbuet, 2016). Frente al derecho internacional público, los Estados son nominalmente soberanos e iguales, aunque no pueden ejercer este atributo si carecen de poder real para lograrlo. Entre otras variables, el dinámico desarrollo de las nuevas tecnologías ha influido en esta capacidad de los Estados y acentuado el desfase entre la teoría y la práctica.

Dianet Doimeadios Guerrero

Alainet

Introducción: Los Estados y la soberanía en la era de internet

El siglo XX nos legó internet. Pareciera que su advenimiento e incesante evolución pretende tornar la geografía planetaria en un espacio sin fronteras, aunque los viejos mapas digan otra cosa. La red, sistema nervioso central de la comunicación y la información, la investigación, la economía y la política actuales, extiende los límites de los Estados nación y les plantea no pocos desafíos a la hora de ejercer su soberanía en una era globalizada en la que actúan en el ciberespacio –terreno de competencia y de crecientes conflictos– no solo Estados sino también corporaciones multinacionales, grupos de poder con agendas políticas y económicas, poderes supranacionales y ciudadanos, actores estatales y no estatales. Seguir leyendo “Los desafíos a la soberanía de los Estados nación en tiempos de internet”

Argentina: El voto en Ginebra: un deplorable retroceso

Cuesta mucho, causa mucho dolor, escribir sobre la votación de la Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Tenía la posibilidad de asumir una conducta más equilibrada plegándose a otras veintidós naciones –entre ellas dos potencias nucleares como la India y Paquistán, además de México, Indonesia, Nigeria, Qatar y Bangladesh, entre otras- que no convalidaron la agresión estadounidense y se abstuvieron de apoyar la resolución 43 promovida por el Grupo Lima en la que se asumen como propias las condenas de la oposición violentista venezolana y promueve la intervención extranjera en asuntos internos de ese país.

Atilio A. Boron

Rebelion

La resolución votada en Ginebra prorroga por dos años el mandato de la “Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela” creada por el Consejo debido al escándalo que suscitó la publicación del sesgado y prejuicioso Informe Bachelet. (No es un dato menor recordar que dicha “Misión” está financiada por los países integrantes del Grupo de Lima). El remedio, justo es decirlo, resultó ser peor que la enfermedad por que dicha “Misión” jamás puso pie en Venezuela. Se contrató a un equipo de supuestos expertos procedentes de tres países abiertamente hostiles al gobierno bolivariano: Chile, Portugal y Reino Unido, que reconocen a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela con lo cual las sospechas sobre parcialidad y prejuicios de los integrantes de esa “Misión Internacional Independiente” crecieron exponencialmente. Seguir leyendo “Argentina: El voto en Ginebra: un deplorable retroceso”

Cáucaso, la guerra más anunciada del mundo

Todas las guerras tienen un principio, más o menos concreto, aunque su final, siempre es absolutamente incierto. En el caso de este nuevo capítulo de una guerra armenia-azerí que comienza a principio del siglo XX, nunca ha tenido un recorrido claro, fue interrumpida por décadas en el interregno soviético, se reinició incluso antes de la disolución de la URSS, pero ahora tiene nuevos ingredientes. De manera inicial a los Estados Unidos le resulta una guerra particularmente cómoda ya que, de estallar con fuerza, sería un conflicto a las puertas nada menos que de Irán y Rusia, lo que, para el Departamento de Estado, es una plegaria atendida, a lo que hay que sumarle la presencia turca que, con las ansias expansionistas de Erdogan y su sueño de reinstalar, de alguna manera, el imperio otomano, que podría por primera vez participar abiertamente en un conflicto que le incumbe, sin sentirse un intruso como lo es en Siria e Irak.

Lectura recomendada: Otra vez el Cáucaso

Guadi Calvo

Alainet

Otra vez el Cáucaso es foco de la atención mundial, otra vez Azerbaiyán y Armenia se acercan a una guerra, que, de estallar en toda la línea, será difícil que se contenga en sus fronteras.

Como una mancha de aceite o mejor dicho de petróleo, las noticias recorrieron rápidamente el mundo, siempre confusas, siempre arbitrarias e interesadas respecto a quien o cómo se inició esta nueva escalada en la región de Nagorno-Karabaj, la que legalmente es considerada parte de Azerbaiyán, pero que ha sido controlada por los armenios desde su independencia en 1991. Seguir leyendo “Cáucaso, la guerra más anunciada del mundo”

Argentina: Fuerte presión por la devaluación y la dolarización

 

Es curioso constatar la fuerte presión económica y política, precisamente en momentos en que se difunden alarmantes datos sobre la evolución del PBI, con un -16,2% para el segundo trimestre del 2020 y un índice interanual del -12,6%. En esos registros se destaca una caída del consumo privado del -18,9%, y del -10,4% para el consumo público; una baja de la inversión del -27,5%; una merma de las exportaciones del -7,9% y del -19,1% para las importaciones. Es un cuadro preocupante, con fuerte caída de la actividad económica que supone 2,5 millones menos de ocupados. La tasa de desocupación alcanza al 13,1% y resulta grave cuando se pone el acento en grandes centros urbanos, caso de Rosario con el 17,9%; Córdoba con el 19,1%; Santa Fe con el 20,3%; Ushuaia con el 22% y Mar del Plata con el 26%.

Julio C. Gambina  Rebelion

Resulta interesante verificar la fuerte iniciativa económica, mediática y política del poder más concentrado en la economía y la política local para avanzar en su proyecto estratégico. Seguir leyendo “Argentina: Fuerte presión por la devaluación y la dolarización”

Marx y los marxismos. Una reflexión para el siglo XXI (Descargar Texto)

Marx es un clásico. Un clásico interdisciplinario. Un clásico de la filosofía mundanizada, del periodismo fuerte, de la historiografía con ideas, de la sociología crítica, de la teoría política con punto de vista. Y, sobre todo, un clásico de la economía que no se concibe sólo como crematística. Contra lo que se dice a veces, no fue Marx quien exaltó el papel esencial de lo económico en el mundo moderno. Él tomó nota de lo que estaba ocurriendo bajo sus ojos en el capitalismo del siglo XIX. Fue él quien escribió que había que rebelarse contra las determinaciones de lo económico. Fue él quien llamó la atención de los contemporáneos sobre las alienaciones implicadas en la mercantilización de todo lo humano. Leen a Marx al revés quienes reducen sus obras a un determinismo económico. Como leyeron a Maquiavelo al revés quienes sólo vieron en su obra desprecio de la ética en favor de la razón de Estado. Marx no cabe en ninguno de los cajones en que se ha dividido el saber universitario en este fin de siglo. Pero está siempre ahí, al fondo, como el clásico con el que hay que dialogar y discutir cada vez que se abre uno de estos cajones del saber clasificado: economía, sociología, historia, filosofía.

Fragmento:

Karl Marx sido, sin duda, uno de los faros intelectuales del siglo XX. Seguir leyendo “Marx y los marxismos. Una reflexión para el siglo XXI (Descargar Texto)”