Incertidumbres en la economía mundial

La crisis convoca a renovar al capitalismo, pero también a desafiar el orden civilizatorio sustentado en la explotación y el saqueo, que afecta a los seres humanos y a la propia naturaleza. El COVID19 es expresión de ese fenómeno, del modelo productivo capitalista. Por ello es que se debe pensar y actuar críticamente, en la búsqueda de un nuevo orden económico social sustentado en el cuidado de la naturaleza y la satisfacción de las amplias necesidades sociales. El orden capitalista y sus incertidumbres del presente solo auguran mayores miserias para los pueblos del mundo e impone la necesaria construcción de otro orden social No se trata de resetear al capitalismo, sino que se requiere combatirlo y desplegar nuevas relaciones socioeconómicas entre las personas. Como siempre sostenemos, no es solo economía, sino política, dos esferas de la actividad humana indisociables.

Julio C. Gambina

Alainet

No hay que esperar grandes cambios en la economía mundial del 2021 respecto de lo acontecido el pasado año e incluso, de los inmediatos anteriores, aun cuando pesa y mucho el impacto del COVID19 en el 2020, lo que agravó el proceso  recesivo, o de desaceleración, verificable desde la gran crisis del 2007/09, o si se quiere desde el 2001 estadounidense. Seguir leyendo “Incertidumbres en la economía mundial”

La ciencia maltratada, privatizada y mercantilizada

En plena pandemia, nos aprestamos a un nuevo ejercicio dialéctico, donde las derivas comerciales, estarán nuevamente presentes, en efecto grupos de investigadores, laboratorios, empresas farmacéuticas están en la actualidad lanzados en la comercialización de la vacuna. Apenas diez meses después la gente ya está siendo vacunada contra la Covid-19, a pesar de que, al comienzo de la pandemia, nos advirtieron que se necesitan años para desarrollar una vacuna. Nos encontramos, por tanto, ante una situación de ¿falta de legitimidad de la ciencia, al estar enmarcada en el ciclo de valorización capitalista, el cual intenta hacer pasar como “saber” lo que es interés económico; por lo tanto, el saber vale como forma de obtención de plusvalía?. Sublime realidad, capitalista, que precede un asunto de feroz competencia entre los Estados-nación, quienes, además, entran en conflicto con las grandes multinacionales, que también desean poseer ese saber para reforzar sus posiciones, además de establecer sutilmente un marco ideológico con las vacunas chinas y rusas.

Eduardo Camin|

Estrategia.la

Durante miles de millones de años, la vida se ha abierto camino en todos y cada uno de los rincones existentes en el planeta Tierra. Vida en continuo cambio, no solo proliferando sino adaptándose a todo tipo de condiciones, con diferentes formas de alimentarse, reproducirse y crecer. Pero la historia humana no es sino una entre miles, tantas como ramas en las que se diversifica el árbol de la vida en la Tierra. Grande es la fuerza de los conocimientos y, pertrechados con ellos el hombre es invencible. Pero ¿nos son asequibles los conocimientos? Seguir leyendo “La ciencia maltratada, privatizada y mercantilizada”

El 18 de brumario de los EE.UU.

El concepto teórico y práctico de democracia bipartidista estadounidense que con el nombre de “american way of life” (forma de vida de Estados Unidos) se impuso en el globo terrestre como una metástasis incontenible, durante los años dorados posteriores a la Segunda Guerra Mundial, ha quedado pulverizado: Ya nadie, ni Bolsonaro, ni Piñera, ni Duque, o ese pobre mentecato de Almagro, podrá invocar como ejemplo o modelo a seguir en aquellos aquelarres de la OEA o del grupo de Lima donde a la manera de Trump se invoca un fraude electoral irreductible para dar golpes de Estado fraudulentos en Nuestramérica o, para imponer un presidente autodesignado de una ínsula más imaginaria que la misma Barataria del sufrido Sancho Panza; nadie repito, nadie puede ya discernir cuando es farsa o cuando es tragedia; cuando es tragedia y cuando se ha convertido en farsa. Pues el viejo topo de la historia ha vuelto a sacar a la luz su pequeño hocico, para darle la razón una vez más al profeta de Tréveris.

Alberto Pinzón Sánchez

Rebelión

“Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa”.Así comienza K. Marx su insuperable y clásico análisis del 18 brumario de Luis Napoleón, escrito en marzo de 1852, refiriéndose a los acontecimientos que rodearon al golpe de Estado dado por el sobrino del emperador Napoleón Bonaparte, llamado Luis Napoleón, aquel trágico 2 de diciembre de 1851. Esta es la imagen que inmediatamente viene a la memoria, viendo este 06.01. 20121, las imágenes en directo de la toma del majestuoso edificio del “Congreso de la Nación” en Washington, y de conocer los intentos coordinados y planeados de antemano para la toma de otros “Capitolios federales” de la Unión: en Nuevo México, Georgia, Oregón, Kansas, Hawái, Nevada, Arizona, Wisconsin, Colorado, Carolina del Sur, según lo informa la agencia noticiosa Seguir leyendo “El 18 de brumario de los EE.UU.”

Las guerras que cambiaron el Cáucaso Sur

La guerra de 2008 marcó un giro en la política internacional. Después de unas dos décadas de repliegue militar ruso, el 008 marcó un cambio radical en la política rusa. Moscú no sólo puso fin al desafío georgiano de retirar sus fuerzas de Osetia del Sur, sino también a las ambiciones georgianas de unirse a la OTAN. En 2020, esta tendencia se vio confirmada. La intervención de última hora de Rusia no sólo salvó lo que quedaba de Karabaj del riesgo de ser aniquilado por las fuerzas azerbaiyanas, sino que también impuso sus “fuerzas de mantenimiento de la paz” dentro de Azerbaiyán [corredor de Latchin], algo que los sucesivos líderes de Bakú habían rechazado en el pasado. Actualmente, Moscú tiene un pie dentro de Azerbaiyán y podría utilizarlo contra cualquier desafío a su influencia en la zona de conflicto de Karabaj. Rusia también consiguió el objetivo de marginar a Turquía tanto del acuerdo de alto el fuego del 9 de noviembre como de las dimensiones militares del mantenimiento de la paz. Al final, Rusia salió ganando en un conflicto en el que había invertido muy poco.

Vicken Cheterian  sinpermiso.info

Seguir leyendo “Las guerras que cambiaron el Cáucaso Sur”

Teletrabajo: ¿Oportunidad o amenaza?

La pandemia de COVID-19 aceleró los tiempos sociales de producción.

Se observa como tendencia un aumento mundial y sistemático de la explotación laboral y la expulsión de grandes masas de trabajadores del proceso productivo … La explotación no es el único factor que afecta a la clase trabajadora mundial, la desocupación también aumenta y amenaza ya con crear el ejército de desocupados más grande en la historia de la humanidad. El informe de Adecco antes citado, refleja que los procesos de tecnologización de las cadenas globales de valor, han llevado a una suplantación continua de la fuerza de trabajo. Se prevé que “para 2030, el 14% de la fuerza laboral mundial habrá tenido que evolucionar, adaptarse y transformar sus capacidades”.

OITRAF Observatorio Internacional de Trabajo del Futuro

Seguir leyendo “Teletrabajo: ¿Oportunidad o amenaza?”

Aberraciones del capitalismo: Wall Street líquido y sociedades sedientas.

Las lógicas del capitalismo se extienden hacia cada vez más dimensiones de la vida. Como resultado de esa dinámica, se consolida la transformación del agua en una mercancía, sometida al mundo del negocio y la especulación como cualquier otro commoditie (más allá de que se usen etiquetas de marketing como la “economía verde” o similares, para suavizar y maquillar el proceso de acumulación del capital). Si bien esta tendencia es indignante, francamente no debería sorprendernos: en el capitalismo, tarde o temprano, prácticamente todo termina por volverse una mercancía.

Alberto Acosta, John Cajas-Guijarro

Rebelion

Al inicio de la pandemia del coronavirus se llegó a pensar –hasta ingenuamente – que la cruel pedagogía del Covid-19 dejaría enseñanzas a la Humanidad que motivarían al surgimiento de cambios significativos, sobre todo en las lógicas de la economía mundial (responsables de transformar la pandemia en una sindemia [1]). Incluso se dijo en algún momento que, con la pandemia, la Naturaleza podría tomarse “un respiro”. Pero no. Con o sin pandemia, la reproducción del capital continúa ampliando la mercantilización de toda dimensión de la vida. Uno de los ejemplos más explícitos al respecto es el inicio de la cotización del agua en los mercados de futuros de Wall Street, tal como ocurre con el petróleo, los minerales, el trigo u otros productos primarios. Seguir leyendo “Aberraciones del capitalismo: Wall Street líquido y sociedades sedientas.”

La vacuna, Putin y el verdadero poder de Rusia

El devenir de Rusia durante las casi tres décadas transcurridas desde la caída del régimen soviético llevan a pensar que los años de Gorbachov fueron solo un accidente dentro de un largo período histórico atravesado por el control social ejercido “desde arriba”. La conclusión sería que la mayoría de los rusos –con excepción de las clases medias de las grandes ciudades– valoran positivamente un liderazgo fuerte y responden ante los llamados nacionalistas impulsados desde el poder, mostrándose dispuestos a pagar el costo de aceptar restricciones al ejercicio de sus derechos políticos: “votar por Putin no es apoyar un programa sino expresar patriotismo”. A partir de este tipo de definiciones, la instauración de un modelo democrático-occidental parece estar fuera de los objetivos de la sociedad rusa, y en este sentido la memoria de la Perestroika y de los años de Yeltsin contribuye a potenciar ese sentimiento generalizado.

Contenido:

  • -Caída y resurrección
  • -Los objetivos de Putin
  • -El tipo de régimen
  • -Conclusión

Jorge Saborido

Le Monde diplomatique, edición Cono Sur

Desde que empezó la pandemia, Rusia ha ocupado la primera plana de los periódicos del mundo por tres noticias diferentes: en primer término, entre el 25 de mayo y el 1 de junio se llevó a cabo un referéndum para modificar la Constitución. Seguir leyendo “La vacuna, Putin y el verdadero poder de Rusia”

Neoliberalismo: Desigualdad y violencia

Jorge Molina Araneda. 

En 1754, veintidós años antes que Adam Smith publicara Investigación acerca de la naturaleza y causas de La riqueza de las naciones, la Academia de Dijon lanzó una osada pregunta y ofreció un premio para quien se atreviera a responderla: ¿Cuál es el origen de la desigualdad entre los hombres? ¿Es acaso la consecuencia de una ley natural? El filósofo Jean Jacques Rousseau se interesó por el tema y en respuesta escribió su obra Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres. En ella, Rousseau sostiene que la desigualdad social y política no es natural, que no deriva de una voluntad divina y que tampoco es una consecuencia de la desigualdad natural entre los hombres. Por el contrario, su origen es el resultado de la propiedad privada y de los abusos de aquellos que se apropian para sí de la riqueza del mundo y de los beneficios privados que derivan de esa apropiación; ya en esa época, buscar respuestas a la desigualdad social era un tema central para las ciencias sociales. 

Es un siglo más tarde, con el creciente proceso de industrialización, que comienza a crearse una diferencia importante en los niveles de ingreso, cuya relación, a nivel de ingreso medio entre los países “pobres” y los países “ricos” llegó, a principios del siglo XX a una proporción de 1 a 4, para pasar a principios de este siglo a una proporción de 1 a 30. Seguir leyendo “Neoliberalismo: Desigualdad y violencia”

A desalambrar la “fortaleza” terrestre. El miedo hacia el otro, discurso hegemónico

Migrantes en el intento de llegar a Estados Unidos Foto: ONU

Las ONG co-autoras del informe sostienen que este incremento acelerado de muros a nivel internacional es resultado de un “complejo industrial fronterizo”, en el cual participan empresas de construcción locales y organismos gubernamentales, como el ejército. Adicionalmente, estas murallas se complementan por una gran gama de sistemas tecnológicos –como equipos de monitoreo, detección e identificación, vehículos, aviones y armas– que las empresas militares y de seguridad proporcionan. También se utilizan sistemas autónomos y robóticos, como drones y torres inteligentes, físicamente integrados a muros y vallas o de que pueden ser operados a distancia. La investigación conduce a grandes empresas armamentistas como Airbus, Thales, Leonardo, Lockheed Martin, General Dynamics, Northrop Grumman y L3 Technologies como las principales ganadoras de contratos relacionados con la construcción de muros fronterizos y vallas en Europa y Estados Unidos. Otras, como Elvis, Indra, Dat-Con, CSRA, Leidos y Raytheon, también son parte activa de este “mercado global de muros y vallas”.

Sergio Ferrari

Alainet

La inmigración causa pánico. En particular la que proviene de los países del Sur buscando asegurar su sobrevivencia en el Norte desarrollado. La construcción de muros fortificados –o franjas militarizadas– se multiplica como respuesta de autoprotección.  4.679 millones de personas en el mundo, es decir el 60,98% de la población total, viven en países que han construido algún tipo de muro para protegerse. ¿El enemigo? Según los argumentos más usuales, la inmigración es el peor de todos. Pero también aparecen el terrorismo, el narcotráfico, el contrabando, las tensiones territoriales, entre otros. Seguir leyendo “A desalambrar la “fortaleza” terrestre. El miedo hacia el otro, discurso hegemónico”