La crisis de Turquía: Se terminan las opciones

Larry Elliott

The Guardian

Hace diez años, la crisis financiera golpeó a los principales bancos europeos y estadounidenses, el corazón de la economía mundial. Pero había llevado un tiempo llegar hasta ahí. La “gran” crisis de 2008 era la continuación de una serie de “mini crisis” que se habían ido desatando en otras partes del mundo. Los problemas de los mercados emergentes se sucedieron durante 15 años hasta que llegaron al corazón del sistema internacional. México, Tailandia, Indonesia, Corea del Sur, Brasil, Rusia y Argentina… Fueron señales de alerta. Avisaban de que desatar a las finanzas mundiales terminaría siendo perjudicial también para los países ricos. Desafortunadamente, nadie escuchó esas advertencias. Por eso, lo que está pasando en Turquía ahora es importante. Tras la recesión sufrida en 2008, la recuperación de la economía turca no ha sido equilibrada, con tensiones comerciales crecientes y una reforma del sistema financiero incompleta.

Hasta ahora, la de Turquía parecía una crisis localizada y sin efectos secundarios importantes. Pero podría ser mucho peor que eso.

Para empezar, porque Turquía es un país relativamente grande, con 80 millones de habitantes y una economía cuatro veces mayor que la de Grecia, el país vecino. Desde el punto de vista geopolítico es relevante porque se extiende a ambos lados de Europa y Asia y porque, como miembro de la OTAN, ha sido tradicionalmente uno de los bastiones de occidente para frenar el expansionismo ruso. También, porque hoy viven en Turquía unos 3 millones de refugiados sirios y muchos de ellos quieren mudarse a la Unión Europea. Seguir leyendo “La crisis de Turquía: Se terminan las opciones”

Los aranceles de Estados Unidos contra China “inician una guerra comercial de 50 años”

Lectura recomendada:

China lidera las reservas de divisas en el mundo: 3,2 billones de dólares

Implícito en el telón de fondo se encuentran los líderes chinos que parecen interpretar el primer disparo de Tump como la aceleración de la Estrategia de Seguridad Nacional de los EE.UU. La conclusión a la que ha llegado Pekín es forzosa, Estados Unidos ahora está amenazando el sueño chino. Como el sueño chino incluye sin discusión “el rejuvenecimiento de la nación”, el proyecto “Made in China 2025”, Las Rutas de la Seda, la multipolaridad y China como motor de la integración de Eurasia no son negociables, no es de extrañar que el escenario esté preparado para una inevitable e importante turbulencia.

Pepe Escobar

Asia Times

Más allá del primer misil de la medianoche del 5 de julio, un disparo que podría convertirse en una guerra comercial despiadada, la lucha de aranceles entre China y los Estados Unidos debe verse en el contexto de un gran escenario de combate geopolítico y económico.

Este “big game”, como todo tipo de escenarios especulativos sobre cómo evolucionan las luchas tarifarias, son cuestiones periféricas. El objetivo final que acaba de comenzar no es supuestamente un “libre comercio” disfuncional; el objetivo es “ Made in China 2025”  o una China establecida como una potencia de alta tecnología a la par, o incluso superior a los EE. UU. y a la Unión Europea.

Ahora conviene recordar que fue Alemania quien realmente proporcionó algunas de las ideas del plan “Made in China 2025” a través de su estrategia Industry 4.0.

Made in China 2025 se dirige a 10 campos tecno-estratégicos: tecnología de la información, incluidas las redes 5G y la ciber-seguridad; robótica; aeroespacial; ingeniería oceánica; ferrocarriles de alta velocidad; vehículos con nueva energía; equipo de poder; maquinaria de agricultura; nuevos materiales y biomedicina. Seguir leyendo “Los aranceles de Estados Unidos contra China “inician una guerra comercial de 50 años””

Jordania: ¿Por qué la crisis social?

Cualquiera sea la naturaleza de estas manifestaciones en Jordania, el poder ha creado un nivel de desconfianza inédito, en uno de los países más estables de la región. Dependiente de la ayuda internacional, el reino hachemita ha debido plegarse a las demandas del FMI. “La caída del gobierno era una demanda importante”, continúa Mahmud Alabed. Y añade: “Pero tras la dimisión del primer ministro, los y las manifestantes han seguido elevando el nivel de las demandas exigiendo que el Estado revise la ley sobre los impuestos, reduzca los precios del carburante y de la electricidad, reinstale las subvenciones al pan, juzgue la corrupción y forme un “gobierno de salvación nacional”. Quizá aparezcan otras reivindicaciones según prosigan las concentraciones”.

Olivier Philippe-viela

Viento Sur

Una dimisión para calmar las reivindicaciones. El rey de Jordania, Abdalá II, ha demandado el lunes 4 de junio a su primer ministro, Hani Mulki, que abandone su puesto. Este anuncio se produce en un contexto de tensión social, con manifestaciones que duran ya varios días. El Ministro de Educación, Omar Al Razzaz, ha sido encargado de formar un nuevo gobierno.

Según el corresponsal de RFI en la capital del país, Amman, varios miles de personas (hasta 5000 el domingo por la noche) se reúnen todas las noches desde el 30 de mayo a algunos centenares de metros del despacho del jefe del gobierno. Los y las manifestantes gritan consignas como “el pueblo quiere la caída del gobierno” o “no, no a la corrupción”. Otras acciones han tenido lugar en las grandes ciudades de provincias, según las agencias de prensa con delegación en ellas 1/.

Medidas demandadas por el FMI

El periodista de los Eco, Salahddin Lemaizi, autor de un reportaje a mediados de marzo, explica para TelQel esta situación. Dice haber constatado, desde comienzos de la primavera, “movimientos de protesta en las regiones periféricas del país, cuando la capital aún estaba preservada de ellos”. ¿La causa? Subidas de precios ligadas a las medidas de austeridad demandadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de una ayuda financiera. “Como en Marruecos, el FMI ha recomendado en su informe anual la supresión de las subvenciones a los productos básicos: pan, petróleo, transportes, etc.” según el reportero. Seguir leyendo “Jordania: ¿Por qué la crisis social?”

Cae el Gobierno de Rajoy y el “socialista” Sánchez es el nuevo presidente

Josefina L. Martínez La Izquierda Diario

Con el voto de 180 diputados (el bloque del PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas de Cataluña y País Vasco) fue aprobada la moción de censura contra el gobierno del PP.

El bipartidismo español (cambiar al PP por el “mal menor” del PSOE) ha sido la trampa del régimen desde sus orígenes para contener el descontento social, ofreciendo una cara “progresista” a las mismas políticas conservadoras. Ese mecanismo fue cuestionado hace 7 años cuando los indignados ocuparon las plazas españolas el 15M, al grito de “PSOE y PP: la misma mierda es”. Hoy esa trampa vuelve a ponerse en funcionamiento, con la colaboración de Unidos Podemos. En el próximo período los trabajadores y los movimientos sociales tienen el desafío de sortear esa trampa y recuperar la movilización obrera y popular en las calles, para luchar por un programa de reivindicaciones sociales y democráticas, de forma independiente a todos los partidos del régimen.

Después de siete años de gobierno, el conservador Partido Popular es desalojado del poder, acosado por los casos de corrupción y una sentencia judicial que condenó a la organización política hace una semana.

El 24 de mayo, la sentencia del caso Gürtel (una trama de corrupción investigada desde hace 9 años) envió a varios cargos del PP a prisión y condenó al partido por financiar campañas electorales con dinero obtenido de forma ilegal. La sentencia también cuestionó el testimonio de Mariano Rajoy, quien había negado la existencia de una caja “B” en el Partido Popular, alimentada con dinero de empresarios amigos que después se beneficiaban de contratos del Estado.

La moción de censura es un mecanismo parlamentario por el cual una mayoría simple en el Congreso (176 diputados sobre un total de 350) puede poner fin a un gobierno y reemplazarlo por un nuevo presidente. La moción fue presentada por los social-liberales del PSOE (Partido Socialista Obrero Español), el principal partido de la oposición, que cuenta con 84 diputados. Es la primera vez que una moción de censura es aceptada y logra desalojar a un gobierno del poder. Seguir leyendo “Cae el Gobierno de Rajoy y el “socialista” Sánchez es el nuevo presidente”

Cuáles son los 3 “objetivos precisos” que atacaron Estados Unidos, Francia y Reino Unido en Siria

Redacción BBC Mundo

El Centro de Estudios Científicos e Investigación fue el primer lugar señalado como uno de los posibles objetivos del bombardeo. AFP

Aviones y misiles de Estados Unidos, Francia y Reino Unido volaron otra vez sobre el suelo de Siria al amanecer de este sábado.

World News

Artículo relacionado: Rusia revela dónde y cuándo se filmó el ataque químico en Duma con participación de los Cascos Blancos

La amenaza de Donald Trump de responder a los supuestos ataques con armas químicas del gobierno de Bashar al Asad contra la población civil tardaron una semana, pero se hicieron realidad.

Testigos e imágenes en las redes sociales confirmaron las explosiones en varios puntos de Damasco y la ciudad de Homs, donde supuestamente, el ejército sirio almacenaba o fabricaba este tipo de armas prohibidas por las leyes internacionales.

El secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, aseguró que los ataques se realizaron contra “objetivos precisos”, que se trató de una operación de una sola noche y que no estaban previstas nuevas acciones.

Sin embargo, el gobierno sirio aseguró a través de su televisora estatal que los sitios bombardeados habían sido evacuados desde hace días gracias a una advertencia de Rusia.

Moscú, que había alertado de una guerra con Estados Unidos si el ataque ocurría, respondió a través de su embajador en Washington que “tales acciones no se quedarán sin consecuencias” y atribuyó cualquier responsabilidad de lo que pueda suceder después a Washington, Londres y París. Seguir leyendo “Cuáles son los 3 “objetivos precisos” que atacaron Estados Unidos, Francia y Reino Unido en Siria”

Hacia la postguerra del Gran Medio Oriente

Thierry Meyssan   Voltairenet

En verde oscuro el Oriente Medio tradicional, en verde intermedio el Gran Oriente Medio concebido por el grupo G8 y en verde claro zonas relacionadas.

Contradiciendo las apariencias que tanto aprecia la propaganda atlantista, Thierry Meyssan prefiere interpretar las relaciones internacionales a largo plazo. Estima que lo sucedido en Siria durante los 7 últimos años no fue una guerra civil sino una agresión externa y parte de una guerra regional de 17 años en el Gran Medio Oriente. De ese vasto conflicto, en el que Rusia sale vencedora ante la OTAN, está surgiendo poco a poco un nuevo equilibrio mundial.

Todas las guerras terminan con vencedores y vencidos. Los 17 años que acabamos de vivir en el «Medio Oriente ampliado», o Gran Medio Oriente, no serán la excepción de esa regla [1]. Saddam Hussein y Muammar el-Kadhafi fueron eliminados, Siria está ganando, pero no hay otro perdedor que el pueblo árabe.

Lo más que puede hacerse es fingir creer que el problema es sólo en Siria. Y que, en Siria, es sólo en la Ghouta. Y que, en la Ghouta, el Ejército del Islam [2] ha perdido. Pero ese simple episodio no bastará para proclamar el fin de las hostilidades que asolan la región, destruyen ciudades enteras y provocan la muerte de cientos de miles de hombres, mujeres y niños.

Sin embargo, la fábula de la extensión por contagio de las «guerras civiles» [3] permite a los 130 países y organizaciones internacionales que participaron en las reuniones cumbres de los «Amigos de Siria» negar sus responsabilidades y mantener la frente alta. Y, como nunca reconocerán su fracaso, seguirán perpetrando abusos y crímenes en otros teatros de operaciones. En otras palabras: la guerra que desataron en esta región terminará pronto, pero continuará en otra parte. Seguir leyendo “Hacia la postguerra del Gran Medio Oriente”

La crisis del capitalismo y la aparición de Trump (I)

Marco A. Gandásegui h.  Alainet

Lectura relacionada: Trump entre la oligarquía y la resistencia popular (II)

“El reordenamiento consiste básicamente en la redistribución de las responsabilidades que han caracterizado a las diferentes regiones en el mundo colonial e imperial de los últimos siglos. Es un cambio en la relación entre el centro del sistema capitalista y la periferia. El centro crece en la medida en que se alimenta de la periferia. La crisis del siglo XX determinó que el centro (que siempre cambia) tenía que profundizar la extracción de más riquezas de la periferia. A mediano y largo plazos, la periferia tiene que aumentar su productividad y el centro tiene que extraer una porción más significativa de esa producción.”

Este es el primero de tres artículos sobre la presidencia de Donald Trump. El primer artículo abordará el significado de los cambios introducidos por Trump en la política exterior de EEUU. Por un lado, la política económica que abandona la globalización. Por el otro, el manejo de las fuerzas armadas a escala mundial. El segundo artículo analizará la política interna – reforma fiscal asimétrica, represión de las llamadas ‘minorías’ y la política de migración – que le ha dado un nuevo perfil a sectores de las capas medias y la clase obrera. Por último, un artículo sobre las relaciones de EEUU hacia América latina. La llegada del nuevo inquilino en la Casa Blanca coincide con la ‘ola conservadora’ que atraviesa la región latinoamericana.

Trump está cambiando el mundo. Tiene músculo militar y económico. El poderío de las armas que posee el arsenal de EEUU le da ventajas. La riqueza que posee alrededor del mundo le da resultados que todos envidian. Los observadores de las políticas del presidente Trump en el escenario mundial se hacen dos preguntas: ¿Qué hay detrás de Trump? ¿Tiene un objetivo estratégico?

En los últimos 40 años, el ‘establishment’ de EEUU y sus aliados (Europa occidental y Japón) se han movido hacia la construcción de lo que llaman un “Nuevo Orden Global”. Este movimiento lento pero seguro según sus arquitectos en las altas finanzas y en la banca es una respuesta necesaria ante el estancamiento de las tasas de crecimiento económico y la débil acumulación capitalista (inversiones). Seguir leyendo “La crisis del capitalismo y la aparición de Trump (I)”