Lenguaje no binario: la grieta por lo correcto y lo incorrecto

Imagen tomada de: Larousse Latam

Hay quienes etiquetan al lenguaje por la inclusión, como una «neolengua» (Newspeak), en alusión a la postura de Orwell. El autor de «1984» sostenía que el lenguaje se había convertido en un arma al servicio de las malarias de la política de su tiempo: totalitarismos, negación de verdades, confusiones interesadas. Incluso, hay quienes alimentan la falacia de que el lenguaje no sexista/no binario es una hipercorrección política que podría llegar a cancelar a quienes no lo incorporen.

Falso: el lenguaje no sexista/no binario no tiene las intenciones de la neolengua orwelliana, ni propone cancelaciones… Sea cual sea la piedra que se lanza contra el lenguaje no sexista/ no binario, lo que se evidencia es que la lengua no es una institución intocable. Al contrario, es una práctica social y por eso puede intervenirse, resignificarse, renacer y no siempre con procesos naturales, sino a causa de necesidades políticas y de reparación.

Norma Loto

SEMlac Seguir leyendo «Lenguaje no binario: la grieta por lo correcto y lo incorrecto»