David Harvey: Proporción y magnitud. Perspectivas desde los Grundrisse de Marx (Descargar)

Lectura recomendada:

Karl Marx: Grundrisse. Tomo I, II y III (Descargar Libros)

Tras la crisis financiera, una investigación del Banco de Inglaterra sobre el impacto de la flexibilización cuantitativa en la distribución de la riqueza en el Reino Unido estimó que entre 2008 y 2014 el aumento de la riqueza real en el decil más pobre de los hogares rondaba las 3.000 libras esterlinas, frente a las 350.000 registradas para el 10 por 100 más rico de la población. Aunque esto parecería confirmar la opinión de que la flexibilización cuantitativa había beneficiado a los más ricos, el Banco de Inglaterra llegaba a la conclusión opuesta.

Proporcionalmente, las 3.000 libras del decil más pobre representaban un porcentaje mayor de su promedio inicial de riqueza que las 350.000 libras esterlinas ganadas por los más ricos. Pero, ¿en qué sentido es «mejor» recibir una proporción mayor de una cantidad menor? Proyectado sobre el periodo total de seis años, esas 3.000 libras representaban menos de 10 libras a la semana, lo que aumenta muy poco el bienestar de una persona, por no hablar de su poder político y económico. El decil más rico obtenía en cambio más de 1.000 libras adicionales a la semana bajo el régimen de flexibilización cuantitativa del Banco de Inglaterra. Sumadas a lo largo de seis años, eso bastaría para comprar un estudio en Midtown Manhattan.

David Harvey

New Left Review 130

Fragmento

Aunque la cuestión de la proporción frente a la magnitud es simple y obvia, es notable la frecuencia con la que la gente la olvida o simplemente la malentiende.

Los analistas convencionales tampoco son los únicos que eluden la importancia de la magnitud. También hay una larga historia de economistas marxistas con esa propensión, sobre todo en relación con la caída tendencial de la tasa de beneficio. Existe una amplia documentación empírica sobre esta tendencia y la teoría ha proporcionado un marco útil para comprender las tendencias de crisis del capital. El propio Marx, sin embargo, propuso una visión más matizada en la que juega un papel importante el aumento de la magnitud. En su Manuscrito Económico de 1864-1865 comienza la sección sobre la caída tendencial de la tasa de beneficio con una clara y nítida explicación: la búsqueda competitiva de ventajas tecnológicas tiende a eliminar la fuerza de trabajo de la producción, esto es, la fuente del valor y del plusvalor (beneficio) en la teoría marxista. Una incorporación reducida de trabajo humano significa, ceteris paribus, que se produce menos plusvalor, lo que se traduce en una tasa de beneficio decreciente. Ricardo y Smith tenían razón al pensar que el modo de producción capitalista estaba condenado al fracaso a largo plazo, pero era un error atribuir la caída de la tasa de beneficio a la escasez (maltusiana) de la naturaleza, al incremento de la renta de la tierra y al crecimiento de los salarios, que someterían al capital industrial a una creciente contracción de los beneficios. Por el contrario, Marx sostenía que «la tendencia progresiva a caer de la tasa general de beneficio es simplemente la expresión, peculiar del modo de producción capitalista, del desarrollo progresivo de la productividad social del trabajo» (…)

Texto original tomado de: https://newleftreview.es/

Descargar texto David Harvey: Proporción y magnitud. Perspectivas desde los Grundrisse de Marx

2 comentarios en “David Harvey: Proporción y magnitud. Perspectivas desde los Grundrisse de Marx (Descargar)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.