Crítica de la razón neocolonial (Descargar Libro)

Esta publicación debe ser ubicada en un contexto internacional para ayudar a comprender la génesis de la problemática de la poscolonialidad.

Uno de los enfoques surgidos en la década de los sesenta en América Latina fue el de la teoría de la dependencia, en diversas versiones: unas inspiradas en el marxismo heterodoxo, como las de André Gunder Frank, Ruy Mauro Marini, Theotonio dos Santos, Samir Amin, y otras versiones socialdemócratas como las de Fernando Henrique Cardoso en el ILPES de la CEPAL. Para los primeros la causa más importante del subdesarrollo provenía de los países capitalistas industrializados, que por medio de la división internacional del trabajo se apropiaban de los recursos naturales y de las materias primas pagadas por debajo de su valor para que no cayeran las tasas de ganancias de las empresas de sus propios países.

Desde que la crisis de mediados de los años setenta impulsó la formulación del consenso de Washington que permitió a los países capitalistas industrializados intentar reestructurar sus sistemas productivos, se adoptaron políticas que introdujeron fuertes cambios para instaurar el modo de desarrollo neoliberal. Las principales fueron: las privatizaciones de empresas públicas y del sistema de seguridad social; la apertura de los mercados de los países subdesarrollados a la exportación de los bienes industriales que no tenían demanda interna convirtiendo al planeta en un inmenso mercado; la desregulación de los mercados para estimular la competencia, que en los hechos promovió los oligopolios; los cambios en la organización de las empresas, promoviendo la subcontratación y la tercerización; la financiarización producto de las altas tasas de interés, y la constitución de grandes fondos de pensión, que quitaron relevancia a la economía real y la subordinaron en función de las tasas de ganancia. Pero la pieza clave fueron las reformas laborales ideadas para cambiar la relación salarial, debilitando a los sindicatos y reduciendo los trámites y el costo de los despidos, descentralizado las negociaciones colectivas y suspendiendo la vigencia de las leyes de salario mínimo vital indexables según la inflación, regulando “para abajo” el derecho de huelga y legalizando las diversas modalidades de trabajo precario (las empresas de servicios eventuales, los contratos por tiempo determinado, las pasantías temporarias, los contratos comerciales para disponer de fuerza de trabajo barata solo en caso de necesidad). Desde entonces y hasta el presente, el mercado pasó a controlar e incluso a dominar al Estado, que quedó bajo la influencia de representantes de grandes empresas y de bancos (…)

  • Enrique de la Garza Toledo. [Coordinador]
  • -ISBN 978-987-722-812-0
  • -CLACSO https://www.clacso.org.ar/
  • CEIL-CONICET. Universidad Autónoma Metropolitana. Universidad Autónoma de Querétaro.
  • Buenos Aires. Marzo de 2021

Descargar Libro: Crítica de la razón neocolonial

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.