Manos manchadas de sangre (Descargar Texto)

Claire Debucquois con “Manos manchadas de sangre” hace un repaso al atroz pasado colonial belga en el Congo a través de la estatua de Leopoldo II en Bruselas y las diferentes acciones contra la misma.

Claire Debucquois

New Left Review 127

El rey apareció de madrugada con las manos rojas y lágrimas que parecían abrasarle los ojos le caían por las mejillas y la barba. Los flancos del caballo tenían pintadas en amarillo las palabras «racismo» y «blm», y en el pecho del rey resplandecía un «perdón» pintado en blanco. En Bruselas, los manifestantes de Black Lives Matter se habían reunido junto a la estatua de Leopoldo ii, en la Place du Trône, exigiendo que por fin sea retirada.

En Handsworth Songs, el ensayo cinematográfico, realizado por John Akomfrah en 1986 sobre manifestaciones similares convocadas en Birmingham, se pronuncia una línea como suspendida en el tiempo: «En los disturbios no hay historias, solo los fantasmas de otras historias».

El pasado junio, los manifestantes volvieron a convocar los fantasmas de otras historias no contadas, pronunciando sus nombres, devolviendo la visibilidad a sus presencias espectrales. Podemos representar estos fantasmas como un coro de Esquilo, entonando los versos de Adrienne Rich en «What Kind of Times Are These»:

este no es otro lugar, sino el aquí, nuestro país se acerca a la verdad y al espanto propios, a sus propias maneras de hacer desaparecer a la gente.

Texto tomado de: https://newleftreview.es/

Descargar Texto Claire Debucquois: Manos manchadas de sangre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .