Perry Anderson: Los fines de la historia (Descargar Libro).

En 1989 un oscuro funcionario del Departamento de Estado Norteamericano, Francis Fukuyama, publicó en The National Interest un artículo que hizo época, «¿El fin de la historia?». Tres años después, sus argumentos eran ampliados y sistematizados en un libro, El fin de la historia y el último hombre, que consiguió una audiencia mundial y fue muy debatido. Un eco de esos debates nos llega con la publicación de Los fines de la historia de Perry Anderson, libro escrito en 1992 al calor de la polémica, pero que por la hondura y seriedad de su revisión crítica de las tesis de Fukuyama y el interés de sus propuestas de fondo no ha perdido actualidad.

Para entender el debate que se hace a la luz es preciso contextualizarlo. Hace ahora más de dos siglos, filósofos e historiadores llegaron a una crispada división del trabajo. Los historiadores reconstruirían la historia por menudo y los filósofos en grueso; los primeros nos harían saber el acontecer concreto y los filósofos el fundamento, sentido y justificación de la trayectoria histórica de la humanidad. Tal división del trabajo resultó problemática y, al cabo, en el presente siglo, tanto la historia de acontecimientos político-militares de los Estados nacionales como las ensoñaciones filosóficas sobre la deriva y destino de la humanidad acabaron en un callejón sin salida. La alternativa fue el surgimiento de una nueva historia y la postergación de la filosofía de la historia como género literario obsoleto. Así estaban las cosas hasta la irrupción del caso Fukuyama. Lo que había quedado claro y asentado dejó de estarlo. Por un lado, volvía, llena de seguridad en sí misma, la filosofía de la historia, negando todas las jeremiadas sobre la crisis del progreso, el sinsentido de la historia y restaurando al olvidado Hegel. Por otro, esa vuelta no la protagonizaba un filósofo trasnochado y deseoso de culminar su sistema de interpretación de lo humano o un historiador con ensoñaciones universales, sino un funcionario político que utilizaba con inteligencia y libertad el legado de la filosofía y se declaraba animado por objetivos claramente políticos. Además, lejos de provocar indiferencia, tan extemporánea intervención consiguió la gloria de una audiencia universal y un rechazo no menos glorioso, pues fue participado por la intelectualidad mundial en bloque: su izquierda, su centro y su derecha. ¡El fin de la historia parecía anunciar el fin de demasiadas cosas dadas por descontadas! En este contexto se sitúa el libro de Perry Anderson (…)

Resumen: Ramón Ramos Torre

Descargar Libro Perry Anderson: Los fines de la historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .