Marco D’Eramo: La epidemia del filósofo (Descargar Texto)

Es cierto que estamos asistiendo a un gigantesco e inédito experimento de disciplina social en el que tres mil millones de personas han sido obligadas por ley a encerrarse en sus casas sin que hayan existido apenas muestras de resistencia activa, porque la mayoría ha aceptado estas restricciones a su libertad. Hace cuarenta años, esto habría sido impensable. En muchos casos este experimento se lleva a cabo a ciegas y de forma arbitraria, como por ejemplo en la India, donde Modi ha dado instrucciones a todo el país para que se quede en casa, a pesar de la presencia de una población flotante compuesta por 120 millones de trabajadores migrantes que a menudo se ven obligados a vivir en las calles. En gran parte del mundo, el confinamiento en el hogar solo es concebible para el estrato más rico, mientras que para la mayoría conduce directamente al desempleo y al hambre. En este sentido la India es un caso extremo, pero en todos los países se observa una respuesta a la epidemia que afecta de forma desigual a las clases sociales.

Marco D’Eramo

New Left Riview

No habrá recuperación. Habrá disturbios sociales. Habrá violencia. Habrá consecuencias socioeconómicas: un paro brutal. Los ciudadanos sufrirán de forma dramática: algunos morirán, otros se sentirán terriblemente mal»1 . Quien así habla no es ningún escatólogo, sino Jacob Wallenberg, descendiente de una de las dinastías más poderosas del capitalismo global, que prevé una contracción económica mundial del 30 por 100 y un desempleo altísimo como resultado de los confinamientos provocados por el coronavirus. Mientras los filósofos andan preocupados porque nuestros gobernantes estén explotando la epidemia para imponer la disciplina biopolítica, la clase dominante parece tener la preocupación opuesta: «Estoy aterrado por las consecuencias para la sociedad […]. Tenemos que sopesar los riesgos de que la medicina afecte al paciente de una manera demasiado drástica». Aquí el magnate sueco se hace eco del pronóstico de Trump, según el cual la terapia matará al paciente. Si los filósofos ven las medidas anticontagio –toques de queda, cierre de fronteras, restricciones a las reuniones públicas– como un siniestro mecanismo de control, los gobernantes temen que los confinamientos relajen su control.

Al evaluar el impacto del covid-19, los filósofos en cuestión han citado las extraordinarias páginas sobre la peste de Vigilar y castigar, donde Foucault describe las nuevas formas de vigilancia y regulación ocasionadas por el brote de finales del siglo xvii2 . El pensador que ha tomado la posición más clara sobre la pandemia es Giorgio Agamben en una serie de artículos combativos que comienzan con «La invención de una epidemia», publicado por Il manifesto el 26 de febrero de 2020. En este artículo, Agamben describe las medidas de emergencia implementadas en Italia para detener la propagación del virus como «frenéticas, irracionales y completamente infundadas». «El miedo a la epidemia da rienda suelta al pánico –escribe– y en nombre de la seguridad aceptamos medidas que restringen severamente la libertad, justificando el estado de excepción». Para Agamben, la respuesta al coronavirus demuestra una «tendencia a utilizar el estado de excepción como paradigma normal de gobierno»: «Es casi como si, con el terrorismo agotado como causa de las medidas excepcionales, la invención de una epidemia ofreciera el pretexto ideal para mantenerlas más allá de cualquier limitación». Agamben reafirmó estas ideas en otros dos textos, que aparecieron en el sitio web de la editorial italiana Quodlibet a mediados de marzo (…)

Texto original tomado de : https://newleftreview.es/

Descargar Texto Marco D’Eramo: La epidemia del filósofo

Un comentario en “Marco D’Eramo: La epidemia del filósofo (Descargar Texto)

  1. What I do not find here is that right-winged governments like in Brasil, USA and even the UK are seemingly not capable to get this pandemic under control because they want to return to ‘business as usuals’ as quickly as possible without caring of the many deceased and infected people. Trump & Co.speak of ‘freedom’, ridiculous and cynical, because death is the final end of all freedom.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .