La insurgencia francesa. La economía política de los gilets jaunes (Descargar)

Análisis del programa y de la dinámica de grupo de los gilets jaunes, leído a través de las lentes de los Quaderni del carcere de Gramsci y a contraluz del sorprendente precedente de la economía política del movimiento cartista.

Stathis Kouvelakis

New Left Review 117

El movimiento gilets jaunes ha materializado la irrupción de un nuevo actor social, que surge de los estratos más «invisibilizados» de la sociedad francesa y que hasta ahora habían estado encerrados en la pasividad política: la clase obrera empleada en el trabajo manual o administrativo de las pequeñas o medianas empresas; fracciones de la pequeña burguesía sin educación universitaria, cercanas (espacial y socialmente) a las clases populares; jubilados de esos mismos estratos. El movimiento de los gilets jaunes, expresándose al margen de las formas establecidas de representación política o sindical, ha reunido a trabajadores asalariados y autónomos en el único terreno que su composición orgánica permitía: la protesta contra el Estado. De ahí proviene la segunda sorpresa: se trata de una protesta en gran parte animada por asalariados mal pagados, que han tomado posición en el resbaladizo terreno de los impuestos, reivindicando impuestos más bajos, especialmente del impuesto sobre el diésel, pero también mostrando su oposición a la injusticia fiscal y la abolición por Macron del impuesto sobre la riqueza. Y, sin embargo, y esta es la tercera sorpresa, las discusiones en las rotondas ocupadas sobre la «imposibilidad» de llegar a fin de mes y la evidencia de millones de vidas desperdiciadas por las restricciones diarias y las humillaciones de los explotados, han servido para destruir la imagen de la «start-up nation», que Macron trataba de imponer.

Finalmente, cuarta sorpresa, el movimiento ha logrado mantener un alto nivel de apoyo popular a lo largo de meses de confrontación con el Estado, a pesar de que se ha enfrentado a niveles crecientes de represión policial y de vez en cuando ha tomado formas tumultuarias1 . Allí donde tantas otras protestas francesas de las últimas décadas –las luchas por las pensiones y contra la legislación laboral, los disturbios en la banlieue, las huelgas estudiantiles, Nuit Debout– han fracasado, los gilets jaunes han obtenido concesiones del gobierno, aunque hayan sido en gran medida simbólicas. En la nlr 115, Didier Fassin y Anne-Claire Defossez contraponían la narrativa del ascenso de los gilets jaunes a la arrogancia borbónica y la violencia policial sin precedentes de la presidencia de Macron. Este artículo se concentrará, en cambio, en la política subjetiva de los gilets jaunes, que no puede desvincularse de sus condiciones objetivas. Hablando políticamente: ¿de qué color es el amarillo?

Texto original tomado de: https://newleftreview.es/

Descargar Texto Stathis Kouvelakis: La insurgencia francesa. La economía política de los gilets jaunes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.