Descolonizar la subjetividad. (Descargar Libro)

Isabel Rauber en diálogo con Lidia Fagale

Estamos viviendo el naufragio de la civilización regenteada por el capital. Y nos movemos en medio de ello, aunque nos quieran hacer creer que paseamos por un jardín florido; su deterioro es creciente, inocultable, indiscutible e insostenible. El predominio del timonel financiero al mando del poder capitalista a escala planetaria configura un mundo signado por la competencia entre los grandes bloques de los poderes imperiales por un nuevo reparto-apropiación del mundo. Cada uno de ellos aspira a la subordinación de los demás en aras de lograr la supremacía hegemónica global. En virtud de ello se vienen desarrollado guerras de todo tipo, siendo tal vez las más visibles, las de rapiña, saqueo, despojo y apropiación de bienes y recursos para la vida de los pueblos. Estas guerras pueden ser directas o indirectas, pueden estar capitaneadas por los grandes medios de comunicación, desarrollarse mediante la desestabilización económico-social de procesos políticos encabezados por gobiernos soberanos que no se plieguen a sus exigencias, etcétera. Su diversidad amplía y evidencia la característica del movimiento del capitalismo financiero y su accionar a escala global en el presente, en un nuevo proceso –gigantesco- de acumulación.

Fragmento:

El poder del capital en el tiempo pos-socialista cambió sus códigos de agresión imperial…

-Con la desaparición del eje de los conflictos Este-Oeste (socialismocapitalismo), se produjo un reajuste en el terreno internacional orientado a la detección-generación de nuevas amenazas, enemigos y peligros mundiales. Sobre esa base se crearon nuevos códigos de ―convivencia‖ internacional que viabilizaran la agresión imperial sobre los pueblos. No sobrevino un mundo basado en la amistad y cooperación mutua, como (mal)intencionadamente sostenían los propagandistas del poder. No resultó ser el final de las ideologías, sino de determinadas formas de acción y control ideológico que serían en corto plazo reemplazadas por otras…

– Después de la 2da Guerra Mundial, hubo consenso entre las potencias mundiales en que sólo habría agresión como respuesta (defensiva) a una agresión inicial. Pero Estados Unidos, después del incidente de las torres gemelas, cambió unilateralmente ese acuerdo, dando inicio a las llamadas ―guerras preventivas‖. Estas no son respuestas a una agresión, sino guerras que se inician ―por las dudas, para adelantarse a lo que ―alguien‖ define como ―posibles‖ ataques o ―peligros inminentes‖ que amenazan la seguridad de sus ciudadanos.

-Es el fin de todo derecho. Se inicia una época muy complicada porque ese giro estratégico resulta, de hecho, una carta blanca que puede ser empleada contra cualquier país (gobierno, gobernante o actor político-social), que resulte o pueda resultar un obstáculo para los planes del imperio. Es una vuelta de rosca a la doctrina de seguridad nacional. (…)

Libro tomado de: http://www.rebelion.org/

Descargar Libro: Descolonizar la subjetividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.