Argentina: Más grave que Grecia y lejos de Portugal (Descargar Texto)

Claudio Katz.

La economía argentina afronta dos posibilidades: una gran crisis antes o después de octubre. El único interrogante es el momento de esa convulsión. Por eso la tasa de riesgo-país sigue por las nubes y el único plan del gobierno es aguantar hasta las elecciones. Todas las tensiones derivan de la evidente imposibilidad de pagar la deuda. Los medios internacionales subrayan todos los días esa incapacidad. El temor no proviene de un eventual triunfo opositor, sino del simple estallido de la bomba financiera que ha montado el oficialismo. Esta dramática perspectiva induce a distintos analistas a delinear cuatro escenarios posteriores a octubre: continuidad acentuada del ajuste, retorno al desahogo de la década pasada, padecimiento griego o alivio portugués. Todas las alternativas deberían confrontan con el descalabro de la economía.

Contenido:

  • -Desastres al por mayor
  • -El ajuste recargado
  • -¿Retorno al 2002-2006?
  • -El suplicio de Grecia
  • -Semejanzas y peligros
  • -La excepción portuguesa
  • -La improbable extensión
  • -Bibliografía

Desastres al por mayor

Las cifras de la deuda son aterradoras. Macri elevó los pasivos en un 76% hasta situarlos en un porcentual próximo al total del PBI. En un trienio incrementó esas obligaciones de 157.000 a 278.000 millones de dólares. El grueso de los compromisos está nominado en moneda extranjera y supone desembolsos varias veces superiores a los promedios del pasado. La carga de intereses se ha duplicado frente a ingresos fiscales seriamente reducidos por la recesión. Muchos tenedores han comenzado a vender los títulos previendo su desvalorización.

La economía bordea la cornisa desde el desmoronamiento del plan inicial de paulatina reorganización neoliberal. El fracaso del primer socorro delFMI condujo a ubicar un funcionario de ese organismo, en la estratégica oficina del Banco Central que reporta a Washington.

Se ha dispuesto un sistema de bandas para restringir la venta de dólares frente a cada asomo de corrida. Pretenden limitar la fuga de capitales, que el año pasado dilapidó el auxilio otorgado por el Fondo. El ministro Dujovne mendigó recientemente una flexibilización del manejo de las divisas, pero sólo obtuvo una pequeña dádiva. Esa concesión será irrisoria si los exportadores demoran el ingreso de divisas, para lucrar con una nuevadevaluación.

La demanda de dólares es contenida con la aspiración de los pesos circulantes en el mercado y con tasas de interés que duplican la inflación. Ese mecanismo está demoliendo el aparato productivo. La caída del 2,6% del PBI durante el año pasado tiende reproducirse en el 2019.

El gobierno sigue enarbolando la fantasía de la flexibilización laboral para crear empleos, mientras la recesión destruye cotidianamente esos puestos de trabajo. Ya se verifica la peor crisis laboral de los últimos 20 años. El “industricidio” ha situado la producción industrial un 14% por debajo del 2011 y la tasa de desempleo bordea los dos dígitos en las zonas industriales.

El “mejor equipo económico” de las últimas décadas ha generado un inusual escenario de estanflación. Con el consumo contraído, la emisión proscripta y el forzado déficit fiscal cero, la carestía es motorizada por la devaluación y los tarifazos (…)

Claudio Katz es economista, investigador del CONICET, profesor de la UBA y miembro del EDI. Su página web es: www.lahaine.org/katz

Texto tomado de:  http://www.rebelion.org/

Descargar Texto: Argentina: Más grave que Grecia y lejos de Portugal

2 comentarios en “Argentina: Más grave que Grecia y lejos de Portugal (Descargar Texto)

  1. Mariano

    Por algún lado leí que a las potencias les conviene que Argentina viva en crisis. Un país como el nuestro conjuga un territorio amplio, grandes accesos al mar, riquezas naturales, sin grandes catástrofes (ni terremotos, ni tsunamis…) si a eso se le sumara una sociedad justa y pujante sería una potencia en ciernes…

    Parafraseando a Napoleón: no despierten a la Argentina, parecen decir. Sin embargo contamos con un pueblo con un alto porcentaje de mediocres (tanto en el ciudadano común como en los dirigentes políticos, empresarios y sindicales); no existe un norte que nos guíe…

    Siempre me pregunto ¿cuánto hace que en Argentina no se fundan ciudades? Todavía seguimos atados a la vieja zoncera jauretcheana de que la extensión es nuestra maldición… la distribución de la población es elocuente: todos apiñados en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, y en el centro del territorio… Patagonia y el norte son tierra de nadie, casi.

    Le gusta a 1 persona

    1. Concuerdo con tu texto Mariano. En especial con la conveniencias de las potencias en la crisis argentina. Como si no fueran directa e indirectamente responsables de la catástrofe que estamos viviendo.

      Tenemos un país muy rico, y como vos bien decís podría ser una potencia. La única maldición ha sido históricamente su dirigencia y en menor medida su pueblo.

      Y aquí estamos, una vez más, al borde del precipicio…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.