Por el patio trasero (Descargar)

Recrudecen las políticas injerencistas de EEUU en América Latina, con preparativos para una intervención armada en Venezuela –que evocan Siria o Iraq– y la tramoya de golpe de Estado en marcha.  Cuentan con el respaldo de varios gobiernos de la región, que paradójicamente pretenden erguirse como tribunos de la democracia para juzgar al gobierno de Venezuela, cuando ellos mismos violan derechos sociales básicos, criminalizan la protesta social, judicializan la política para anular a opositores.  Esta edición recorre estas contradicciones país por país.

Contenido:

  • Golpe de Estado en marcha
    Osvaldo León
  • Bolsonaro: peón de Trump para intervenir en Venezuela
    Renata Mielli
  • Colombia: corrupción y asesinato de líderes sociales
    Pedro Santana Rodríguez
  • El imperio, Venezuela y el Perú
    Hugo Cabieses
  • Diplomacia de guerra contra Venezuela:
    Argentina: Desinformación, cinismo y doble vara
    Fernando Vicente Prieto
  • Ecuador: ¿Hay derecho moral a criticar a Venezuela?
    Omar Ospina García
  • Diálogo con Tomás Hirsch:
    Chile: un sistema profundamente inhumano
    ALAI
  • El gobierno paraguayo contra el proceso bolivariano
    Hugo Ruiz Díaz Babuena
  • Un ojo ciego y una mano dura:
    La OEA y la democracia
    Laura Carlsen
  • La democracia hondureña, espejo de Donald Trump para Venezuela
    Javier Suazo
  • Contra el proyecto de la emancipación de la Patria Grande:
    Guatemala en el eje del neo-golpismo
    Simona Violetta Yagenova
  • Panamá sigue la línea de EEUU en su política hacia Venezuela
    Marco A. Gandásegui, hijo

Fragmento

La información en el centro de la guerra

La estrategia parte de la desinformación, que en este caso se caracteriza por una saturación del tema “Venezuela”, mientras se ocultan informaciones esenciales para comprenderlo.

Entre lo que se oculta, un lugar destacado lo ocupa el propio pueblo que simpatiza con el chavismo.  En la narrativa oficial, se da por hecho que la totalidad de los venezolanos y las venezolanas adversan al gobierno de Nicolás Maduro.  A su vez, también se ocultan las acciones de violencia realizadas por opositores, al punto de que todos los asesinatos –incluidos los de agentes policiales por parte de manifestantes– son cargados a la cuenta del gobierno bolivariano.

Ayuda humanitaria

En el plano de la saturación, la denominada crisis humanitaria se emplea de modo de presentar una situación al borde del colapso, como si se viviera en una guerra.  A cada momento, en los medios pueden encontrarse “informes especiales” sobre la migración de personas venezolanas, la situación en la que vivían o en la que viven, etcétera.  En cambio, no tienen lugar en los medios o en las declaraciones diplomáticas la situación en Colombia, donde se desarrolla un sistemático plan de asesinatos a opositores; la de Honduras, donde el presidente fue electo dos veces con fraude electoral, tras el golpe de Estado que derrocó al gobierno libremente electo de Mel Zelaya; o la de Haití, en situación crítica de hambre, crisis sanitaria y represión desde hace años.  Pareciera que ciertos medios, periodistas y dirigentes políticos se preocupan por las crisis humanitarias solo en el caso de Venezuela (…)

Fuente: Revista 539 https://www.alainet.org/

Descargar: Por el patio trasero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.