¿Por qué todo el mundo ama “Cinema Paradiso”?

Cinema Paradiso: Película de Giuseppe Tornatore, tres décadas.

jovencísimo Salvatore Cascio interpretó a Totò, diminutivo siciliano de su propio nombre real, un niño que vive por y para el cine. No es que haya mucho más que hacer en su pueblo, donde los hombres -incluido su padre- han partido hacia la guerra y la única alegría colectiva parece ser ir a gritarle un rato a la gran pantalla del Cinema Paradiso. Allí trabaja Alfredo (Philippe Noiret) como operador, proyectando las cintas a ese público entregado, deseoso de evasión. Él las mira desde la cabina, a través de un agujero, aprendiendo frases de Spencer Tracy o John Wayne que después irá soltando como pequeñas joyas de sabiduría. Sin duda, Alfredo y Totò estaban destinados a encontrarse y quererse. Les une una amistad preciosa, basada en su amor por el cine, que se va convirtiendo en algo más profundo: acaba ocupando la figura paterna ausente para el niño, mientras éste ocupa, a su vez, el espacio del hijo que nunca tuvo. Una relación que encajaba en las dos direcciones, y que nos regaló una de las relaciones más sinceras, divertidas y emotivas del cine.

 Mirela Mullor

Fotogramas

Hacía 30 años que Salvatore no volvía a Giancaldo. No quería, no podía. La localidad siciliana que le vio nacer, crecer y partir le asustaba demasiado. Muchos recuerdos, personas y sentimientos que enterró en algún lugar de su cabeza al aterrizar en Roma. Y lo hizo, no por egoísmo, sino porque un buen amigo se lo pidió. Porque Alfredo, antes de marchar, le advirtió que no volviese jamás a ese pequeño pueblo de expectativas limitadas y fantasmas en vida. Que viviese como él no había podido, como no se había atrevido. Que intentase rozar, pues no es posible más que eso, los sueños que vivían juntos en las películas del Cinema Paradiso. Seguir leyendo “¿Por qué todo el mundo ama “Cinema Paradiso”?”

Las razones de la democracia en América Latina (Descargar Libro)

Llevar el problema de la democracia a su dimensión estructural y estratégica implica rearticular y reafirmar los contenidos materiales de la misma. La democracia es válida cuando política, social, económica y culturalmente da respuesta a las grandes demandas y soluciona los problemas endémicos: la pobreza, la oligarquización efectiva del poder, la concentración económica, la represión, la salud, la vivienda o la educación. Sin este reconocimiento de ser la democracia parte de la lucha por el poder político, no sólo lucha representativa, sino articulada con objetivos sociales, económicos, culturales y políticos en su amplia acepción, no haremos nunca la crítica de la democracia realmente existente. Pudiendo estar tranquilos al pensar que, mientras las reglas del juego sean válidas para todos, no importa que una mayoría viva en condiciones de marginalidad y pobreza y donde la posibilidad real de morir de hambre sea efectivamente considerada como un hecho auténticamente democrático.

Fragmento

Las formas históricas bajo las cuales el capitalismo se ha ido desarrollando han determinado sus rasgos y han planteado adjetivaciones en relación con las características que determinan el proceso de acumulación del capital. Desde sus orígenes nos encontramos con especificidades que van desde el capitalismo colonial al mercantil, siguiendo por el comercial e industrial hasta el pos-industrial. Ciclos históricos que se caracterizan por su peculiar forma de realizar la función de acumulación y centralización del capital. Han sido períodos donde diferentes sectores de la burguesía , constituidos en élite, han asumido el papel impulsor del desarrollo capitalista dejando su huella en las formas concretas sobre las que se desenvolvía su proyecto (burguesía, esclavista, industrial, financiera). Seguir leyendo “Las razones de la democracia en América Latina (Descargar Libro)”

Brasil: ¿e agora? (Descargar)

El paso del milenio se ha significado por la paradójica generalización de estados de excepción permanentes, que tienden a establecerse como nuevos e indispensables instrumentos de la “gobernabilidad”. Las institucionalidades del siglo XX han ido siendo socavadas, o violentamente agredidas como en el caso de Estados Unidos bajo el gobierno de Donald Trump, mientras se van normalizando nuevas reglas de disciplinamiento social cercanas al concepto de estado carcelario. Los cimientos de la democracia liberal, si bien siempre frágiles y cuestionables, se desmoronan ante procesos de implantación impune de las relaciones de poder. Los pactos sociales se restringen a un pequeño grupo constituido por las diferentes piezas que conforman la cúpula del poder, en los que participan empresarios, políticos, funcionarios públicos (incluyendo al poder militar) y capos del crimen organizado. Ya no es necesario construir consensos para validar políticas públicas o dinámicas empresariales; los tribunales, la opinión pública, la prensa (independiente), las voces de intelectuales y académicos, de organizaciones sociales ya no son el espacio de validación de la política. Son ignorados; son los estorbos de un mundo que se abre paso bajo condiciones que muchos siguen percibiendo como excepcionales pero que están configurando la institucionalidad del siglo XXI

Indice:

  • -Brasil en la escena mundial – Monica Bruckmann
  • -El estado de excepción – Ana Esther Ceceña
  • -La política exterior y la posición de Brasil en el mundo – Samuel Pinheiro Guimarães
  • -Tiempos de resistencia activa – João Pedro Stedile
  • -El montaje del “mito” Bolsonaro – Osvaldo León
  • -Una sombra sobre Brasil – J. Carlos de Asís
  • -Los evangélicos y el poder – Joaquin Pinhiero
  • -Neocolonialismo en Brasil: impactos económicos y socio-ambientales – Maria Luisa Mendonça
  • -El impacto de la nueva realidad brasileña en el desarrollo científico – Alberto Santoro

Fuente: https://www.alainet.org/

Descargar: Alainet. Revista No. 538 – Diciembre 2018

19 y 20 de diciembre de 2001 – El Argentinazo

La Historia Del Día

argentinazo-3

Y entonces nació la música. Empezó de a poquito, sonando en las cocinas de algunas casas, cucharones que golpeaban cacerolas, y salió a las ventanas y a los balcones. Y se fue multiplicando, de casa en casa, y ganó las calles de Buenos Aires … Cada sonido se juntó con otros sonidos, la gente se juntó con la gente, y en la noche estalló el concierto de la bronca colectiva … Al son de los tachos de cocina, y sin más armas que ésas, se alzó el clamor de la indignación … Convocada por nadie, la multitud invadió los barrios, la ciudad, el país … La policía respondió a balazos … Pero la gente, inesperadamente poderosa, harta de ser espectadora de su humillación, invadió la cancha. 

Eduardo Galeano: Los invisibles – El Mundo, Diciembre 2001

Néstor Kohan

La Haine

A ver, a ver, Quien maneja la batuta, Si el pueblo…

Ver la entrada original 3.728 palabras más

Cómo va el mundo: El escenario para el 2019 es el acumulado de los problemas no resueltos en el 2018

En términos generales, el escenario para el 2019 es el acumulado de los problemas no resueltos en el 2018. Mientras se mantengan las economías centrales estancadas y con una tendencia a la baja de su productividad, no se detenga el aumento de aranceles y políticas de proteccionismo estadounidenses y las alzas de su tasa de interés, el escenario para la economía mundial (salvo las economías emergentes asiáticas) en el 2019 será aún más difícil. América Latina, que exporta mano de obra barata desde la Cuenca del Caribe hacia EEUU y materias primas desde América del Sur a la China, mantendrá crecimiento bajo. La región no crece por exportaciones sino por inversiones y por consumo. Europa no crecerá gran cosa por el efecto de la incertidumbre sobre si habrá o no BREXIT. A todo esto se le agrega el creciente riesgo de una nueva crisis financiera americana contagiada, producto de la falta de regulación internacional. A esto hay que sumar el costo del cambio climático sobre la economía mundial en cuánto destrucción material.

Oscar Ugarteche, Armando Negrete

Alainet

Cómo va el mundo al 2018

Al inicio del 2018 las perspectivas de crecimiento de la economía mundial estaban marcadas por la posibilidad de una confrontación comercial, generada por las políticas proteccionistas de EEUU; por crecientes riesgos de movimientos de capitales hacia EEUU resultado de las sucesivas alzas de la tasa de interés de la Reserva Federal estadounidense (FED); por la incertidumbre generada por el BREXIT y la reconfiguración del mercado europeo; por el creciente nivel de endeudamiento de las economías centrales; por el poder de la gran banca internacional para trasferir sus problemas a los fiscos de las economía centrales; y por la permanencia de China e India como las economías más dinámicas frente al estancamiento de las economías centrales. Seguir leyendo “Cómo va el mundo: El escenario para el 2019 es el acumulado de los problemas no resueltos en el 2018”

#MiraCómoNosPonemos. Nos ponemos fuertes, unidas, frente a tu violencia y tu impunidad, estamos juntas.

Este sistema de explotación de las grandes mayorías, es doblemente pesado para las mujeres. Sus beneficiarios también sostienen los más ancestrales prejuicios patriarcales para mantener divididos a los explotados y explotadas, compitiendo entre nosotras, discriminadas por quienes deberían ser nuestros compañeros, para garantizarse sus ganancias. El Estado y sus instituciones legitiman, justifican y reproducen esta violencia persistente, cotidiana, invisible, acentuando estos (dis) valores, haciéndonos creer que es natural lo que es el producto de una sociedad miserable que merece perecer.

La Izquierda Diario Seguir leyendo “#MiraCómoNosPonemos. Nos ponemos fuertes, unidas, frente a tu violencia y tu impunidad, estamos juntas.”

La Declaración y la práctica. En el setenta aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos

El valor jurídico de la DUDH en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos es indiscutible. Por un lado como instrumento universal vinculante y por otro como núcleo central no sólo de la llamada Carta Internacional de los Derechos Humanos , que incluyen el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y todos los demás Pactos y Convenciones Internacionales de Derechos Humanos. Pero es imprescindible establecer la diferencia entre su valor jurídico y su valor en la práctica que, como se ha visto, es virtualmente nulo, dado que sus enunciados son violados sistemáticamente.

I. 

La Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) fue aprobada por la Asamblea General de la ONU hace 70 años, en diciembre de 1948. Seguir leyendo “La Declaración y la práctica. En el setenta aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos”