La metamorfosis de Kafka

No cierres los ojos / Grupo Akal

La proposición central del existencialismo es que el fundamento del sentir y el pensar humanos es la angustia; esta surge cuando reconocemos el absurdo y la falta de sentido de nuestra existencia. El existencialismo hunde sus raíces en las ideas de ciertos filósofos europeos del siglo XIX, especialmente en el danés Søren Kierkegaard, que acuñó el concepto filosófico de «angustia» y cuya obra influyó notablemente en Franz Kafka.

Enfoque: Existencialismo

  • Antes1864 Se publica Memorias del subsuelo, de Fiódor Dostoievski, luego reconocida como novela existencialista temprana.

    1880 Los hermanos Karamázov, de Dostoievski, se centra en la relación padre-hijo.

    1883–1885 El desprecio por la piedad y la compasión, tema típico del existencialismo, es una cuestión central en Así habló Zaratustra de Nietzsche.

  • Después1938 Jean-Paul Sartre publica una de las principales novelas existencialistas: La náusea

    1942 El extranjero, de Albert Camus, explora la fútil búsqueda de sentido en los confusos sucesos de la vida.

    1953 Samuel Beckett retrata la absurda vida de dos vagabundos en Esperando a Godo.

Seguir leyendo “La metamorfosis de Kafka”