Argentina. #CuadernoGate: el “Lava Jato” a la carta de Bonadio y Macri

El macrismo no tiene ninguna autoridad para levantar el dedo acusatorio por la corrupción. El Grupo Macri nació de las entrañas de la “patria contratista” y debería estar primero en el estrado de cualquier “Lava Jato”.

(…) El “Gloriagate” irrumpe en un momento ideal para las necesidades políticas del Gobierno. Se instala en el centro de la escena cuando se conoció la continuidad de la caída estrepitosa de los índices de la economía (8,1 % fue el derrumbe de la industria en junio), el ajuste comenzó a sentirse con fuerza (en la coyuntura, a través de múltiples tarifazos) y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal estaba en el ojo de la tormenta del cuestionamiento público por la denuncia de los “aportantes truchos” a la campaña electoral y por el crimen social que produjo dos muertes en una explosión en una escuela de Moreno. Políticamente, el escándalo también es altamente funcional a las necesidades del macrismo para un nuevo intento de polarizar el escenario con el kirchnerismo en general y Cristina Fernández en particular, como herramienta de temprana campaña electoral ante la debacle del programa económico y el descenso irremontable en las encuestas.

Fernando Rosso

La Izquierda Diario

La resonante denuncia mediático-judicial provocada por los famosos cuadernos que nunca aparecieron detonó la agenda política.

Las fotocopias de las anotaciones de Oscar Centeno, chofer de Roberto Baratta -secretario de Coordinación del exministro Julio De Vido en el Ministerio de Planificación- involucran a funcionarios del Gobierno anterior y a empresarios en el pago de coimas millonarias a cambio de contratos de obra pública. Seguir leyendo “Argentina. #CuadernoGate: el “Lava Jato” a la carta de Bonadio y Macri”