Oro blanco, trabajadores negros (Descargar Texto)

esclavos-negros-del-algodon

El Sur de Estados Unidos anterior a la Guerra Civil estadounidense era la tierra de la esclavitud industrial por excelencia,  unos dos millones de esclavos faenando para conseguir que los «señores del látigo» proveyeran abundantemente a los voraces «señores del telar» con la esponjosa fibra blanca.

Robin Blackburn

New Left Review

Fragmento

“Las pruebas arqueológicas sugieren que la producción de algodón surgió casi simultáneamente en el subcontinente indio y en las Américas, alrededor del año 3000 antes de nuestra era; por lo menos cuatro milenios antes de esa fecha ya se hilaba y se tejía el lino y la lana y, en China, la seda y el ramio. Versátil, resistente, lavable y fácilmente teñible, el algodón se convirtió rápidamente en un elemento importante de la economía doméstica de India, China, África occidental, Anatolia, así como en México y Perú en la época precolombina; se plantaba junto a los cultivos alimenticios y se procesaba en los intervalos entre el resto de las tareas agrícolas, a menudo a última hora de la tarde, las mujeres hilando mientras los hombres tejían.

En el siglo iv antes de nuestra era se comerciaba con los tejidos de algodón de Gujarat a lo largo de la costa del océano Índico, llegándose incluso a África oriental; hacia el año 200 antes de nuestra era estos alcanzarían China y el sudeste asiático. Alrededor de 1400 se establecieron talleres de algodón a gran escala en Dhaka y Bagdad, mientras que las «casas de tejidos urbanas» en la China Ming empleaban a miles de obreros.

Europa era la excepción: no cultivaba algodón, que requería crecer en una estación libre de heladas, y, durante mucho tiempo, tampoco lo importó en grandes cantidades, aunque los mercaderes y consumidores europeos aprendieron gradualmente a apreciar las muselinas y percales indios más delicados.

El punto de inflexión se produce con la entrada europea en las redes comerciales del subcontinente y gana impulso en el siglo xvii, cuando Gran Bretaña se impuso en las guerras anglo-holandesas y estableció un semimonopolio sobre el comercio textil exterior de la India; a mediados del siglo xviii, el paño de algodón constituía más del 75 por 100 de las exportaciones de la East India Company. Este se embarcaba tanto rumbo a Europa, para satisfacer el consumo interno creciente, como hacia África, donde los gobernantes y mercaderes a menudo exigían tela de algodón de la India como moneda de cambio por esclavos.”

Leer texto completo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.