Samir Amin: “Sin cambio de sistema, el Estado del bienestar morirá”.

Público.es

 

Samir Amin (El Cairo, 1931) es uno de los economistas de tradición marxista más reputados. Formado en el París de los años cincuenta y con décadas de experiencia en las aulas (Poitiers, Dakar, París), en la gestión gubernamental (Malí y Egipto) y en los organismos internacionales (Naciones Unidas), a caballo siempre entre el Norte y el Sur, está en España con motivo del V Foro Internacional Democracia y Participación, que se celebra en Cáceres hasta el miércoles.

¿Están amenazados los sistemas de Estado del bienestar?

No sólo esto. En realidad, ya están siendo desmantelados desde hace años. Por lo menos, desde la década de 1980. No está aún finiquitado porque la estructura era potente. Pero el objetivo del capital dominante es desmantelarlo. Sin cambio de sistema, morirá.

¿Por qué querría el capital hacer algo así? ¿No necesita consumidores con capacidad adquisitiva?

El elemento central es que el capitalismo cambió y hay que tenerlo en cuenta. Desde la década de 1980, estamos en una fase distinta, en la que se ha acelerado mucho la concentración de capital. Todo gira alrededor de 50 grupos: la lista te la da la revista Fortune. Es un oligopolio que logra beneficios altísimos gracias a esta situación y que aspira a incrementarlos con la privatización del Estado del bienestar. Su objetivo no es resolver la crisis, sino afianzar su posición.

¿Por qué dice que cambió el capitalismo?

En la década de 1970, el sistema construido tras la Segunda Guerra Mundial, que incluía el pacto del Estado del bienestar, entró en crisis. El capital reaccionó con la concentración y con el desmantelamiento progresivo del Estado del bienestar. Por tanto, estamos en un escenario distinto.

¿Y la política? ¿Cuál es el margen de los parlamentos?

En Occidente se ha llegado a una situación parecida a la de un sistema de partido único. El parlamento no tiene apenas poder en comparación con los mercados. Puedes votar a quien quieras, pero el resultado será luego el mismo.

¿Realmente la socialdemocracia no tiene ningún margen?

O recupera la ofensiva con audacia o no tiene nada que hacer. El Estado del bienestar no fue un regalo de nadie, fue una conquista de las clases populares que iba en contra de la lógica del capital. La lucha forzó las concesiones y la socialdemocracia desempeñó un papel clave. Ahora debería entender que la crisis no tiene solución dentro de este sistema. O le planta cara o avanzará el caos y surgirán con fuerza opciones populistas o semifascistas. Si se recupera la perspectiva histórica, se observa que las cosas pueden cambiar. Y ahí está la enorme responsabilidad de la izquierda.

¿La UE no era un seguro para preservar el modelo social?

El patrón de la construcción europea ha sido reducir la capacidad de los Estados, sobre los que descansaba el Estado del bienestar, sin crear un Estado supranacional. Estaba cantado que, sin este Estado supranacional, el euro tendría problemas. A finales de los años noventa, se lo dije a Jacques Delors, el padre del euro. Y me contestó: “¡Exactamente! Y esto será precisamente lo que obligará a crear un Estado [europeo]”.

¿Pero dónde están las alternativas? ¿Existen?

Probablemente, aún no. En los años treinta, tampoco existían y sin embargo se inventó el Estado del bienestar.

Samir Amin,Economista. Presidente del Foro Mundial de Alternativas

http://www.publico.es/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s