Erich Maria Remarque: Sin Novedad en el Frente (Descargar Libro)

sin-novedad-en-el-frente-1

Sin novedad en el frente (1929)

Erich Maria Remarque (22 de junio de 1898, Osnabrück – 25 de septiembre de 1970, Locarno) es el seudónimo del escritor alemán Erich Paul Remark. Es un autor alemán de posguerra, que cuenta los horrores del nazismo.

Participó en la Primera Guerra Mundial, hecho en el cual se inspiró para escribir su máxima obra literaria, Sin novedad en el frente , historia en la que describe con implacable claridad y cálida compasión el sufrimiento provocado por dicha guerra.

Se considera a Erich María Remarque como uno de los más famosos enemigos del nazismo. En 1933, obras suyas fueron destruidas durante las quemas públicas de libros que llevaron a cabo los nazis en Alemania entre el 10 de mayo y el 21 de junio.

Libro tomado de: http://www.latertuliadelagranja.com/

Descargar Libro Erich Maria Remarque: Sin Novedad en el Frente

 

Atilio Boron: Socialismo siglo XXI. ¿Hay vida después del neoliberalismo? (Novedad editorial)

Editorial Hiru
Socialismo Siglo XXI

Socialismo siglo XXI. ¿Hay vida después del neoliberalismo?, de Atilio Boron (colección PENSAR)
Dados los avances de la mundialización ya no existe posibilidad alguna de un desarrollo capitalista autónomo, y lo que provoca esta heteronomía es la profundización de la dependencia y la perpetuación del subdesarrollo. Además, la clase fundamental que impulsó las primeras etapas del desarrollo del capitalismo en los países centrales, la burguesía nacional, se ha extinguido en la periferia y cualquier esfuerzo por resucitarla está condenado al fracaso, como lo demuestra sobradamente la experiencia argentina bajo los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Esta problemática es la que se examina detalladamente en el primer capítulo del libro. (…)

Así planteadas las cosas, el segundo capítulo se concentra en el examen de las posibilidades abiertas por la necesidad de encontrar una ruta de escape a la plaga neoliberal que afecta a nuestra región.

El capítulo tercero y final de esta obra se propone examinar las perspectivas de un futuro no capitalista para América Latina. La premisa que informa este argumento es que dentro del capitalismo no tendremos futuro alguno, sino la patética eternización de un presente plagado de toda clase de males. Si queremos conquistar un futuro será preciso hacerlo por una vía no capitalista. La vieja consigna acuñada por Engels en el Anti-Dühring y luego retomada por Rosa Luxemburgo, “socialismo o barbarie”, es más actual hoy que ayer. De eso trata, precisamente, el socialismo del siglo XXI.

Atilio A. Boron nació en Buenos Aires, en 1943. Se graduó como sociólogo en su ciudad natal en 1965 y luego hizo sus estudios de Magíster en Ciencia Política en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en Santiago de Chile. Involucrado activamente en las luchas populares de finales de los sesentas en Chile permaneció en se país hasta mediados de 1972, cuando luego de múltiples postergaciones hubo de aceptar el ultimátum que le enviara la Universidad de Harvard para llevar a cabo sus estudios doctorales en Ciencia Política so pena de cancelarle definitivamente la beca que le había sido concedida. Concluido su doctorado e imposibilitado de regresar tanto a Chile como a la Argentina se exilió en México, donde permaneció desde mediados de 1976 hasta su definitivo regreso a la Argentina, a comienzos de 1984. En la actualidad es Investigador Superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Profesor Titular de Teoría Política y Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y Director del PLED, Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales. Es asimismo Director de la colección “Batalla de Ideas” de Ediciones Luxemburg.

A lo largo de todos estos años ha enseñado en numerosas universidades e instituciones académicas de América Latina, Estados Unidos y Europa: la UNAM, la FLACSO (México), la Universidad Autónoma Metropolitana (Xochimilco), la Universidad de Columbia en Nueva York, la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) en Cambridge, el Colegio de la Santa Cruz en Worcester, las universidades de Bradford y Warwick en Inglaterra y, como investigador visitante, la Universidad de Notre Dame, en Indiana, Estados Unidos. Fue Vice-Rector de la Universidad de Buenos Aires entre 1990 y 1994 y, entre 1997 y 2006 Secretario Ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. Autor de más de un centenar de artículos académicos y de varios libros, entre los que sobresalen: Socialismo Siglo XXI. ¿Hay vida después del neoliberalismo? (Buenos Aires: Luxemburg, 2008), Consolidando la explotación. El Banco Mundial y la academia contra el pensamiento crítico (Córdoba: Ediciones Espartaco, 2008), Reflexiones sobre el poder, el estado y la revolución (Córdoba: Ediciones Espartaco, 2007), Imperio & Imperialismo. Una lectura crítica de Michael Hardt y Antonio Negri (Buenos Aires: CLACSO, 2002) y Tras el Búho de Minerva. Mercado contra democracia en el capitalismo de fin de siglo (Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica, 2000). Además ha sido compilador de Filosofía política moderna. De Hobbes a Marx (Buenos Aires: Luxemburg, 2008) y Nueva hegemonía mundial. Alternativas de cambio y movimientos sociales (Buenos Aires: CLACSO, 2004). En colaboración con Javier Amadeo y Sabrina González compiló La Teoría Marxista Hoy (Buenos Aires: CLACSO, 2006). Colaborador habitual de Página/12 de Buenos Aires y de Rebelión <http://www.rebelion.org/&gt;.

Colección Pensar nº 20

Nº de páginas: 164

PVP: 17 €

Para realizar sus pedidos:

hiru@euskalnet.net

Envíos contrarreembolso por Correo postal o Mrw (sólo Estado español)

http://www.hiru-ed.com

EDITORIAL HIRU

Apdo 184

20280 Hondarribia

Gipuzkoa

Tel/Fax: 943.64.10.87 (mañanas)

 

Eduardo Galeano: “Ser como ellos y otros artículos”

 

12-de-octubre-1942

Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron:  “Cierren los ojos y recen”. Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia.

Eduardo Galeano

Tomado del libro “Ser como ellos y otros artículos”

Siglo XXI Editores. México, 1992

El Descubrimiento: el 12 de octubre de 1492, América descubrió el capitalismo. Cristóbal Colón, financiado por los reyes de España y los banqueros de Génova, trajo la novedad a las islas del mar Caribe.

En su diario del Descubrimiento, el almirante escribió 139 veces la palabra oro y 51 veces la palabra Dios o Nuestro Señor. Él no podía cansar los ojos de ver tanta lindeza en aquellas playas, y el 27 de noviembre profetizó: Tendrá toda la cristiandad negocio en ellas. Y en eso no se equivocó.

Colón creyó que Haití era Japón y que Cuba era China, y creyó que los habitantes de China y Japón eran indios de la India; pero en eso no se equivocó.

Al cabo de cinco siglos de negocio de toda la cristiandad, ha sido aniquilada una tercera parte de las selvas americanas, está yerma mucha tierra que fue fértil y más de la mitad de la población come salteado.

Los indios, víctimas del más gigantesco despojo de la historia universal, siguen sufriendo la usurpación de los últimos restos de sus tierras, y siguen condenados a la negación de su identidad diferente. Se les sigue prohibiendo vivir a su modo y manera, se les sigue negando el derecho de ser.

Al principio, el saqueo y el otrocidio fueron ejecutados en nombre del Dios de los cielos. Ahora se cumplen en nombre del dios del Progreso. Sin embargo, en esa identidad prohibida y despreciada fulguran todavía algunas claves de otra América posible.

América, ciega de racismo, no las ve.

El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón escribió en su diario que él quería llevarse algunos indios a España para que aprendan a hablar (“que deprendan fablar”). Cinco siglos después, el 12 de octubre de 1989, en una corte de justicia de los Estados Unidos, un indio mixteco fue considerado retardado mental (“mentally retarded”) porque no hablaba correctamente la lengua castellana. Ladislao Pastrana, mexicano de Oaxaca, bracero ilegal en los campos de California, iba a ser encerrado de por vida en un asilo público. Pastrana no se entendía con la intérprete española y el psicólogo diagnosticó un claro déficit intelectual. Finalmente, los antropólogos aclararon la situación: Pastrana se expresaba perfectamente en su lengua, la lengua mixteca, que hablan los indios herederos de una alta cultura que tiene más de dos mil años de antigüedad. Seguir leyendo “Eduardo Galeano: “Ser como ellos y otros artículos””

Calderón apaga la luz por la fuerza

Gerardo Albarrán de Alba

Desde México, D. F.

Página/12

 

El Ejecutivo envió a cientos de policías para la toma de todas las instalaciones de la empresa.
El Ejecutivo envió a cientos de policías para la toma de todas las instalaciones de la empresa.

 

Para muchos, la liquidación de la eléctrica no fue por su ineficiencia, sino por su disidencia. El Sindicato Mexicano de Electricistas preparaba las acciones para un llamado a huelga por violaciones al contrato colectivo de trabajo.

 

Al decretar ayer la extinción de la compañía de Luz y Fuerza del Centro (LFC), que suministra energía al 40 por ciento de la población nacional –incluida la capital del país–, y con ello la desaparición del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Felipe Calderón abrió el que podría ser el frente más complejo de su de por sí accidentada administración.

Marcado por la ilegitimidad de origen tras las irregulares elecciones de 2006, y como si no le bastara con sumir al país en una guerra contra el narcotráfico, que ha dejado 15.400 muertos en casi tres años (más de 5700 en los últimos nueve meses, 302 en lo que va del mes), Calderón ahora embate contra uno de los bastiones del sindicalismo independiente mexicano que, de entrada, inició movilizaciones y amagó con un paro nacional de protesta.

Con el pretexto de “la comprobada ineficiencia operativa y financiera” de esa empresa pública descentralizada, y de “que su funcionamiento ya no resulta conveniente desde el punto de vista de la economía nacional y del interés público”, que el oficialismo ha alegado durante años (ver aparte), Calderón envió la noche del sábado a más de un millar de policías federales a tomar por la fuerza todas las instalaciones, plantas y subestaciones de LFC en el Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Morelos y Puebla, incluso antes de publicar ayer en el Diario Oficial de la Federación el decreto que extingue a la empresa y al SME. Los 66.000 trabajadores sindicalizados fueron reemplazados por personal de confianza de la Comisión Federal de Electricidad, que estará a cargo del servicio.

Ayer por la mañana, luego de un mitin del sindicato, respaldado por otras organizaciones laborales independientes, Calderón ordenó el despliegue de unos 6000 elementos de la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional y agentes del Ministerio Público de la Procuraduría General de la República en las instalaciones de Luz y Fuerza del Centro, ante supuestos planes del Sindicato Mexicano de Electricistas de realizar cortes de energía escalonados a partir de la tarde de ayer.

Para muchos, la liquidación de LFC no fue por su ineficiencia, sino por su disidencia. El SME preparaba las acciones para un emplazamiento a huelga por violaciones al contrato colectivo de trabajo. Apenas la semana pasada, la administración calderonista negó el reconocimiento a la nueva dirigencia sindical elegida por los trabajadores.

Detrás de la embestida gubernamental contra el Sindicato Mexicano de Electricistas están los que presionan para avanzar hacia la privatización total del sector eléctrico, denunció el ex candidato presidencial de izquierda Andrés Manuel López Obrador.

Ayer, tras una marcha y mitin en los que participaron miles de trabajadores, las facciones en pugna se unificaron ante el embate gubernamental y anunciaron que defenderán “hasta la muerte” a la empresa nacional contra pretendidos planes de privatización y a sus propias fuentes de trabajo.

Para dar el golpe, Calderón aprovechó la victoria de México sobre El Salvador, por 4-1, y la euforia que provocó la calificación al Mundial de Sudáfrica 2010. Las grandes televisoras se volcaron a la cobertura deportiva e ignoraron a los convoyes de la Policía Federal que atravesaron la ciudad la noche del sábado ante la mirada azorada de la gente que suponía iba a controlar a los desaforados pamboleros que celebraban en el Angel de la Independencia.

El operativo cuasi militar para asaltar las instalaciones de la paraestatal en la capital del país y desalojar por la fuerza a los pocos trabajadores sindicalizados se realizó casi a la medianoche. Ayer amaneció prácticamente sin noticieros de radio, apenas cortes informativos cada hora que dedicaron algunos segundos a anunciar lo consumado. No todos los periódicos alcanzaron a complementar la noticia con la profundidad de contexto que amerita. Las primeras marchas de protesta quedaron sin cobertura mediática.

Pese a ello, las redes sociales en Internet difundieron ampliamente los comunicados del sindicato, fotografías de la toma militar de instalaciones de LFC y algunos videos.

La policía también ocupó otras 10 instalaciones, entre ellas las de Cuernavaca, Necaxa, Pachuca y Ecatepec. El secretario del Exterior y vocero del sindicato, Fernando Amezcua, dijo que se trató de una acción ilegal y deslindó a su gremio de posibles fallas en el servicio. Durante un mitin informativo, los trabajadores del SME manifestaron su intención de ir a un paro nacional, si no les devuelven sus puestos de trabajo.

 

Luces y sombras en la Venezuela bolivariana (Descargar Documento)

Éric Toussaint
 
Rebelión
 
La situación política, social y económica en Venezuela sufre una gran transformación desde el fracaso de la reforma constitucional de diciembre de 2007, que constituyó una advertencia para el gobierno de Hugo Chávez (1)

El domingo 15 de febrero de 2009, el 54,36 % de los ciudadanos dijeron «sí» a la enmienda constitucional que autoriza a los mandatarios políticos a presentarse a sucesivas consultas electorales de manera ilimitada. Hasta ese momento, la Constitución limitaba a dos los mandatos consecutivos: era necesaria una interrupción del mandato antes de poder presentarse de nuevo (2) Chávez podrá presentarse en el 2013, al término de su segundo mandato en curso, y ser de nuevo candidato a presidente. Si es elegido otra vez, su mandato terminará en el año 2019. Por ello, los militantes chavistas discuten actualmente la naturaleza de todos los cambios que pueden ser efectuados de aquí a dicho año.

Evidentemente, muchas cosas pueden suceder durante todos esos años, entre las que hay que tener en cuenta las iniciativas y maniobras tanto de Washington como de sus aliados.

Temas en este documento:

– Nacionalizaciones y control obrero

– Un encuentro de intelectuales revolucionarios que ha hecho mucho ruido

– El nuevo Estado revolucionario

– El papel de los medios de comunicación

– El carácter de la Revolución

– La participación popular

– Los consejos comunales

– El PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) en vísperas de un congreso

– En síntesis, el sector capitalista sigue absorbiendo la mayor parte de los gastos que hace el Estado a favor de la población pobre o de ingresos medios

– Algunas pistas para avanzar hacia una transición al socialismo del siglo XXI en Venezuela

– Algunas observaciones suplementarias concernientes a Venezuela

Reducir la dependencia de los hidrocarburos y de Estados Unidos

– Política agraria

– Política del gobierno venezolano en materia de endeudamiento

– La defensa de Venezuela frente al peligro de agresión exterior y a la amenaza de los paramilitares colombianos en territorio venezolano

Leer:

Luces y Sombras en la Venezuela Bolivariana.pdf

 

Irán de nuevo: ¿están todos “blofeando”?

Immanuel Wallerstein

La Jornada

 

Irán retorna al primer plano de la diplomacia pública. El presidente Obama, junto con el primer ministro Gordon Brown, del Reino Unido, y el presidente Nicolas Sarkozy, de Francia, sostuvieron una conferencia de prensa donde pareciera que le dieron a Irán otro ultimátum: o se conforma a sus demandas, lo que ellos llaman las demandas de la comunidad internacional, para diciembre de este año, o enfrentará nuevas sanciones. Obama dijo que Irán está rompiendo la regla que todas las naciones deben seguir.

La ocasión inmediata fue el hecho de que Irán anunció –o desde el punto de vista de los tres líderes occidentales, Irán admitió– que está construyendo unas instalaciones cerca de Qom donde habrá 3 mil centrifugadoras para enriquecer uranio. Según Obama, esto significa muy poca cantidad para el propósito ostensible –la generación de electricidad– pero tiene el tamaño adecuado para producir material para cabezas nucleares. Ergo, Irán miente acerca de sus intenciones.

Parece que la inteligencia occidental descubrió la existencia de la construcción hace algún tiempo y siente que ahora esto está verificado convincentemente. El punto de vista occidental es que Irán anunció la existencia de la construcción porque ya estaba consciente de que la inteligencia occidental la había descubierto y estaba a punto de revelar el punto al mundo. El presidente Ahmadinejad dice que, bajo el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), el requisito es que Irán debe anunciar la existencia de una construcción así con seis meses de anticipación a ponerla en funcionamiento, y por eso fue que lo anunciaron hasta ahora.

En cualquier caso, Obama está haciendo grande la cosa, y está usando este hecho en que todos concuerdan (la construcción de una planta) como base para obtener nuevas sanciones de Naciones Unidas contra Irán. Parece claro que Obama confía en que este nuevo hecho será suficiente para persuadir a Rusia y a China de dar su respaldo o por lo menos no oponerse a la resolución de nuevas sanciones en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En efecto, la derecha estadunidense y los israelíes están diciendo se los dijimos. Desde su visión Irán ha estado mintiendo siempre, miente ahora, y como tal debe ser castigado seriamente. Es obvio que no piensan solamente en meras sanciones sino en bombardear la planta (y sin duda otras plantas nucleares conocidas). Así que, ¿estamos al borde de futuras sanciones?; o aun más, ¿de bombardear Irán, sea por Estados Unidos o Israel con el apoyo tácito de Estados Unidos? Es posible, pero en realidad no lo creo. Pienso que lo que está ocurriendo es un gigantesco blofeo de todos y cada uno.

Empezamos por Irán. Siempre he estado de acuerdo con la derecha estadunidense y los israelíes en que Irán intenta lograr el estatus de una potencia nuclear. Mi diferencia con ellos simplemente es que esto me parece normal, inevitable y no es para nada un desastre geopolítico.

Desde el punto de vista de Irán, hay tres potencias nucleares en las inmediaciones –India, Pakistán e Israel– que no sólo nunca han firmado el TNP sino que de hecho tienen armas nucleares, muchas armas nucleares. Sin embargo a ellos no se les acusa de violar las normas de la comunidad internacional. Entonces los iraníes dicen: ¿por qué la toman contra Irán? A diferencia de estos otros países vecinos sí firmó el TNP y hasta ahora nunca ha violado sus disposiciones específicas. No obstante, ahora se le denuncia públicamente por una violación de las normas internacionales mucho menor que la de los otros tres países. El presidente Lula de Brasil señala que Brasil también está enriqueciendo uranio y no ve nada de malo en que Irán lo haga.

¿Por qué hizo Obama su anuncio justo ahora si ya sabía desde hace algún tiempo que Irán construía esta planta? Él alega que primero quería estar absolutamente seguro de la calidad de sus informaciones de inteligencia. Pero es claro también que anunciarlo en este mismo momento es bastante útil en casa. Obama está siendo atacado por la derecha estadunidense por sus propuestas en atención a la salud y por su aparente vacilación en enviar más tropas a Afganistán. Hablarle duro a Irán protege un poco su flanco derecho y puede fortalecer su mano en lo político, para estas otras cuestiones.

Lo mismo podría decirse de Irán. Ahmadinejad, como Obama, atraviesa algunas dificultades políticas internas. Hablarle duro a Occidente es obviamente algo que le permite consolidar un sentimiento nacionalista en torno a su régimen islámico, especialmente si Occidente lo obliga a hablar duro también.

Rusia y China siempre han argumentado que podrían ser contraproducentes sanciones más duras. Ambos países tienen intereses económicos y geopolíticos en mantener sus razonables buenas relaciones con Irán. Por supuesto, tampoco quieren ir tan lejos en antagonizar a Estados Unidos. Así que es probable que continúen moviéndose con cautela, lentitud y ambigüedad. En septiembre, el presidente Medvediev de Rusia puede decirle alguna frase a Obama, que es crítica hacia Irán, una que haga sonreír a Obama. Pero eso no significa que Rusia vote por un resolutivo de sanciones en verdad serias en diciembre. Por una cuestión, los rusos (y los chinos) realmente no creen que más sanciones sean efectivas en cambiar la postura básica de Irán, y muchos analistas serios del mundo occidental tampoco lo creen.

Y en cuanto a las acciones militares, consideren lo siguiente: Obama enfrenta la exigencia del general Stanley McChrystal de que haya una escalamiento significativo del compromiso militar estadunidense en Afganistán. El grado en que el secretario de Defensa Robert Gates dé su respaldo a esto es todavía incierto. Hay ya oposición significativa entre los políticos demócratas. Y el público estadunidense parece estar dudoso en extremo. Obama reflexiona sobre la estrategia de largo plazo.

Pienso que Obama cederá, al menos parcialmente, y autorizará más tropas. Pienso que es en extremo improbable que haya un incremento semejante en tropas procedentes de otros países de la OTAN. De hecho, es bastante más probable que haya más retiradas de su parte. Dada la situación en Afganistán, ¿quién en Estados Unidos va a apoyar una acción militar real contra Irán? ¿Obama? ¿El Estado Mayor Conjunto? ¿El público estadunidense? Yo diría que tal acción militar es improbable en extremo. Y a los israelíes, cualesquiera que sean sus ansiedades y deseos, no se les concederán los necesarios derechos de sobrevuelo.

Entonces, ¿adónde nos deja esto? Al mundo lo deja en un empantanamiento. Muchas palabras y poca acción. ¿Es esto lo que Ahmadinejad quiere? Es probable. ¿Lo denunciarán la derecha estadunidense y los israelíes? Es probable. ¿Puede Obama hacer algo para cambiar la situación? No veo qué. Este momento será visto por los futuros historiadores como una pieza de evidencia más de la caída de la influencia geopolítica de Estados Unidos. Lo que los futuros historiadores dirán también es que Irán, al desafiar las resoluciones del Consejo de seguridad de Naciones Unidas, actúa igual que lo han hecho durante los últimos 50 años un gran número de países. Ni más ni menos. La promoción no es lo mismo que la realidad.

Fuente:

http://www.jornada.unam.mx/

Traducción: Ramón Vera Herrera