Roque Dalton: Antología (Descargar Libro)

roque-dalton

Nota introductoria

Cuatro etapas en la literatura de Roque Dalton

(Conferencia dictada en el Ateneo de Madrid, España durante el VI Congreso Mundial de Poetas, julio 1983)

Tirso Canales

(Fragmento)

En la obra literaria de Roque Dalton, es conveniente diferenciar algunas etapas, históricocreativas que se suceden en veinte años de trabajo intelectual realizado por este autor salvadoreño. Los resultados de su producción literaria en general pueden ser comentados por medio de metodologías no convencionales. De manera sencilla podemos deducir cuestiones

importantes mientras nos adentramos en su obra a través de géneros, libros organizados en sucesión cronológica; también podemos tratarla por etapas o períodos globales, limitados por ciertos hechos no comunes ocurridos en la vida del autor, tales como estadías en el país o fuera del mismo, desenvolvimiento social-individual, evolución de su obra, toma de posiciones políticas o adopción de matices ideológicos, etc.

La Primera etapa recoge las rosas inevitablemente románticas, juveniles, del poeta en impronta deslumbrante.

A nuestra memoria cae el recuerdo de su primera plaquetita verdepálido, editada por la Editorial Universitaria, dirigida, por el poeta Italo López Vallecillos, en San Salvador.

Rememoramos con emoción y la fuerza de un pasado ya bastante lejano, pero muy presente todavía en el espíritu y en el quehacer poético de este país.

Mía junto a los pájaros, se titulaba aquel poema de luzasos surrealistas que retaban a la gente conservadora de la capital salvadoreña, en la década de los años 50, a sacudirse la cabeza para buscar nuevas formas del pensamiento creativo.

En esos momentos la poesía pugnaba por convertirse en instrumento de crítica social, luchando contra un alto porcentaje de indiferencia cómplice de la injusticia del régimen. La utilización de la forma poética como vehículo conductor de la nueva concepción estética, fue uno de los grandes aportes de la formidable generación, que se dio el lujo de empeñar su propia seguridad por hacer literatura. Aquellos eran años pletóricos de humor y energía aflorados en la misma década de los años 50.

Eran años de jóvenes temperamentos llameantes de la historia nueva. Roque Dalton era uno de ellos, y juntamente con el poeta guatemalteco Otto René Castillo, ofrecía Dos puños por la tierra un poema solidario de escritura camaderil. La juventud creadora escribía poemas exaltados y homenajeaba la rebeldía de los pueblos latinoamericanos. La lucha de los intelectuales y estudiantes de aquellos tiempos, contra las dictaduras y el imperialismo yanqui, dejó huellas marcadas, muy a pesar de quienes los persiguieron valiéndose del poder político y económico dictatorial (…)

Opción 1

Libro tomado de: http://www.elortiba.org/

Descargar: Roque Dalton. Antología

Opción 2

Leer Libro : https://es.scribd.com/

Descargar Libro Roque Dalton: Antología Poética

A calzón quitado

Osvaldo Bayer

Página/12  Desde Bonn, Alemania

poderosos

Parece que está de moda hablar del hambre de los niños en el mundo. El papa Ratzinger, nuestro cardenal Bergoglio, empresarios del campo y tantos otros. Aquí en Alemania se está discutiendo esto a calzón quitado. Claro, se está ante elecciones nacionales. Entonces, lo que durante los gobiernos estables es un juego de transacciones y entendimientos, cuando se juega el poder, se sale a decir la verdad. Y han salido a la luz las estadísticas oficiales y los estudios de organizaciones empresarias, religiosas, obreras, etcétera.

Sí, aunque nadie lo crea, Alemania, una especie de diamante del sistema, uno de los países mejor organizados dentro del capitalismo, presenta un cuadro actual que va dejando una vez más desnudo a ese sistema. Lo bueno para la información es que, dada la disputa, surge la verdad. Fuentes informáticas del sistema sacan a la luz la verdad ante una vidriera de lujo que esconde lo que realmente sucede en el patio interior. Por ejemplo, la revista Stern –no por cierto izquierdista– publica un estudio titulado “¿Qué hacer contra la desigualdad?”, con su subtítulo “Dos terceras partes de la población alemana no poseen casi nada mientras que apenas una décima parte posee el 60 por ciento de la riqueza”. Y “Nuestra sociedad se divide cada vez más entre los ricos cada vez más ricos y los que no tienen nada”.

De acuerdo con la definición del gobierno, se considera pobre a quien gana menos del 60 por ciento de lo que se necesita para mantener un hogar medio, y al soltero que gana menos de 781 euros por mes. Debido a eso, el Instituto para la Investigación de la Economía señala que el 18 por ciento de los hogares alemanes está debajo de ese nivel, mientras que el gobierno sostiene que sólo es el 13 por ciento. La pobreza aquí es más común entre las mujeres solas que crían a sus hijos que entre hombres, y más entre jóvenes y niños que entre ancianos. Y se ha comprobado que a aquel que cae en la pobreza le cuesta mucho poder salir de ella. Seguir leyendo “A calzón quitado”

Seguridades

J. M. Pasquini Durán

Página/12

Otra vez el consejo de presidentes de la Unión Suramericana (Unasur), reunido en sesión extraordinaria ayer en Bariloche, dio muestras de un debate maduro y todo lo franco que puede ser un político delante de la TV en vivo y en directo. Quedó en claro que nadie, salvo el conservador Uribe de Colombia, acepta la idea de permitir que los “marines” desembarquen en ningún país de la Unión. Hasta el colombiano tuvo que aclarar que no permitiría la instalación de bases norteamericanas y que el radio de acción de las tropas estadounidenses no traspasaría sus fronteras. Nadie creyó en las promesas de “marine” y aunque tenga valor más nominal que real activaron el consejo de ministros de Defensa para verificar el alcance verdadero de esos compromisos y las realidades fronterizas en los territorios de la Unasur. Con bastante razón, la presidenta Cristina dijo que la coalición pasa por una etapa de desconfianza mutua entre varios de los asociados y que esta oportunidad debería servir para reconstruir esa relación deteriorada.

Por el nivel de los debates, estos encuentros deberían ser de visión obligatoria para los congresistas de cada país, dado que la calidad de los órganos legislativos, en cuanto al interés que despiertan sus polémicas, tienen escasa repercusión no sólo en el público masivo, sino en los círculos más estrechos de las militancias políticas y sociales. Cómo podría el Congreso atraer la atención de nadie si el mayor éxito de la oposición actual se debió a la negligencia de los oficialistas que no leyeron la ley que votaron por unanimidad, sin advertir que anulaban la retención a las exportaciones agropecuarias en tres docenas de partidos bonaerenses. El autor de la picardía, De Narváez, le ganó a Kirchner en Buenos Aires el 28 de junio y aspira a ser el gobernador de la provincia a partir de 2011. Con esta clase de defensores, la “mesa de enlace” podrá seguir en huelga hasta que la población salga a de-salambrar y se sirva por mano propia.

Con frecuencia repetida, hombres y mujeres del Poder Legislativo suelen desengañar a sus votantes por la frivolidad con que encaran temas de cierta importancia o por la indiferencia que les provocan los encuentros de Unasur. Por lo general, suelen hacerse eco de la agenda que les presenta el sistema mediático, como si el sensacionalismo que los medios buscan fuera equivalente a las preocupaciones verdaderas de los ciudadanos. Esta manipulación da por resultado que los representantes del pueblo coincidan más veces con la TV o cualquier otro medio que con sus votantes. El último objeto de atención de este sistema es el intento oficial de reemplazar las normas heredadas del dictador Videla con toda la retahíla de enmiendas que los gobiernos le fueron emparchando, sin que ninguno tuviera la fuerza o la decisión de aprobar algo nuevo.

La irritación de algunas empresas privadas de prensa debido al proyecto oficial de ley para un nuevo sistema de comunicaciones audiovisuales reproduce los malos humores de los mismos grupos de intereses de los años ’60 y ’70 mientras se debatía lo que entonces se llamó “nuevo orden mundial de comunicación e información” (Nomic), con la Unesco como principal escenario de confrontación. En aquellos años los intentos de revisar y democratizar el sistema mediático internacional, en nombre del derecho a la comunicación Sur-Sur que conplementaría al flujo informativo Norte-Sur, derivó en una crispación ideológica exacerbada por los argumentos del conflicto Este-Oeste de la época, cuando Occidente estaba convencido de que sólo la derrota del comunismo en el mundo entero podía salvar los valores de la libertad. El pleito se extendió a todos los puntos cardinales.

El ideologismo extremo al que llegaron las discusiones terminó por confundirlo todo. Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania encabezaron la oposición argumentando que el proyecto de “amordazar a la prensa” era típico de la mentalidad soviética, en tanto que la URSS sospechó durante años que se trataba de un ataque organizado por las usinas occidentales contra la prensa comunista. En 1980 la Unesco formó una comisión de personalidades independientes (por América latina participaron García Márquez y el chileno Juan Somavía, actual director de la OIT) que produjo un voluminoso informe titulado “Un solo mundo, múltiples voces” que, en la práctica, clausuró la polémica. La revolución científico-tecnológica de esos años que modificó tan profundamente los soportes para la circulación de noticias terminó por neutralizar los términos de esa puja que fue irreconciliable mientras duró.

Hoy, diecinueve años después, la mayor parte de los argumentos de ambas partes han sido superados por el tiempo, pero los adjetivos que se cruzan ahora son los mismos que se usaban más de dos décadas atrás. Hay algunos protagonistas que mudaron de posición: es el ejemplo de los radicales que durante el gobierno de Alfonsín consideraron por lo menos dos docenas de proyectos sin llegar a nada y ahora se oponen como doncellas vírgenes, que nunca tuvieron la intención de reorganizar los medios como tampoco los sindicatos peronistas. Por distintas razones, no pudieron con ninguno de ellos y terminaron rindiéndose como se advierte ahora.

Los que se preocupan porque la nueva ley pueda sancionarse en septiembre o en marzo, con esta o aquella mayoría, deberían reflexionar sobre la pasada experiencia cultural y la rapidez con que el tiempo deshizo los discursos que parecían escritos en piedra, de una vez y para siempre. Deberían ser capaces, además, de juzgar el proyecto por sus valores endógenos más que por sus efectos sobre tal o cual corporación. En la crisis de Wall Street se vinieron abajo empresas más antiguas y poderosas que cualquiera de las nacionales, pero el mundo no se detuvo por esos derrumbes.

El tema de los medios no es ideológico, sino cultural, de manera que toda la palabrería sobre las mordazas y la libertad es pura retórica. El argumento más consistente para considerar la reforma que propone el oficialismo es la funcionalidad del nuevo organigrama para el país pensado a futuro, en lugar de hacer gárgaras sobre la cantidad gubernamental de demagogia y populismo o ventilar acusaciones de “chavismo” tropical con el único fin de asegurarse buena prensa en el día a día. Argentina no es Venezuela ni Cuba, mucho menos la tierra de la libertad después de dos siglos de antinomias con sangre derramada. Para no ir muy atrás basta recordar el final del año 2001 y del gobierno de la Alianza.

Por lo tanto, no vale la pena asustarse por palabras escritas o dichas, por muy graves o pomposas que parezcan. Por otra parte, desde la época del Imperio Romano se usaron los “pasquines” (volantes injuriosos contra el emperador que se pegaban frente a su residencia alrededor del busto de Pasquino) para las batallas políticas, pero ningún palacio cayó por obra de los folletines. En cambio, hay más de un gobierno en la región tumbado por campañas de la prensa libre y “seria” en nombre de sus propios intereses editoriales o de sus alianzas con grupos golpistas.

En el país hay una fuerte tradición en los grupos de poder según la cual sus intereses privados son presentados como beneficios colectivos y patrióticos. Todo el poder de difusión se dedica a demonizar a sus enemigos y a extorsionar a los políticos con el temor de ser ignorado por esos medios, justo en esta época cuando los políticos existen en las pantallas más que en la realidad. A lo mejor, si la política fuera capaz de recuperar sus brigadas militantes, el verdadero poder regresaría a los que, en democracia, pueden decidir el futuro de todos los aspirantes a líderes, los mismos que coquetean más con la prensa que con los votantes, ilusionados tal vez con que en algún set de televisión recibirán el óleo mágico que los dioses de la época de Pasquino untaban en la frente de los consagrados.

 

Declaración Final de la Cumbre Extraordinaria de Unasur

Tomado de Cubadebate

Los presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la declaración final de la Cumbre Extraordinaria realizada en Bariloche, Argentina, reiteraron su compromiso de impedir “la injerencia en la soberanía de los pueblos latinoamericanos”, y manifestaron su deseo de fortalecer la región como una zona de paz. Igualmente expresaron que la autodeterminación de los pueblos es esencial para consolidar la integración regional. A continuación las consideraciones del acuerdo de Unasur:

• La no injerencia en asuntos internos. 

• La autodeterminación de los pueblos es esencial para consolidar la integración regional.

 

• Reiterando nuestra disposición de consolidar en Suramérica una zona de paz fundamento para el desarrollo integral de nuestros pueblos y la preservar de sus recursos naturales.

• A través de la prevención de conflictos, la solución pacificas, las controversias y la extensión recorrida de las amenazas o uso de la fuerza.

 

• Subrayando la vocación de la Unasur por la solución pacifica, las controversias, y la promoción del diálogo y consenso en materia defensa mediante el fomento de medidas de cooperación, confianza y trasparencia.

• Reafirmando nuestro compromiso de fortalecer la lucha contra la delincuencia trasnacional organizada y sus delitos conexos, el narcotráfico, el tráfico de armas pequeñas y ligeras. Así como el rechazo a la presencia o acción de grupos armados al margen de la ley.

El documento final consta de 5 puntos

 

1- Fortalecer a Suramérica como zona de paz, comprometiéndonos a establecer un mecanismo de confianza mutua en materia de defensa y seguridad, sosteniendo nuestra decisión de abstenernos de recurrir a la amenaza o el uso de la fuerza contra la integralidad territorial de otro Estado de la Unasur.

 

2- Reafirmar que la presencia de fuerzas militares extranjeras no puede con sus medios y recursos vinculados y objetivos propios amenazar la soberanía e integridad de cualquier nación suramericana, y en consecuencia, a la paz de la región.

3- Instruir a sus Ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa a celebrar una reunión extraordinaria durante el mes de septiembre próximo, para que en pos de una mayor transparencia diseñen medidas de fomento de la confianza y la seguridad, incluyendo mecanismos concretos de implementación y garantía para todos los países aplicables a los acuerdos existentes con los países de la región, extrarregionales, así como el tráfico ilícito de armas al narcotráfico y el terrorismo de conformidad a la legislación de cada país.

Estos mecanismos deberán contemplar los principios irrestrictos, respecto a la soberanía, integridad, inviolabilidad territorial y no injerencia de los asuntos internos de los Estados.

 

4- Instruir al Consejo Suramericano de Defensa para que analice el texto sobre estrategia suramericana, Libro Blanco del Comando de Movilidad Aérea (AMC) y realice una verificación de la situación en fronteras que eleve un estudio resultante al Consejo de Jefas y Jefes de Estado de Gobierno, a fín de considerar cursos de acción a seguir.

 

5- Instruir al Consejo Suramericano de lucha contra el narcotráfico que elaboren, de forma urgente, su estatuto y un plan de acción con el objeto de definir una estrategia suramericana de lucha contra el narcotráfico y para el fortalecimiento de la cooperación entre los organismos especializados de nuestros países.

La mayoría de los presidentes que asistieron a la cumbre de Unasur solicitaron conocer los términos del acuerdo de cooperación militar entre Colombia y EE.UU.

También aceptaron una propuesta para solicitar una reunión con el presidente estadounidense, Barack Obama.

Por su parte el Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, expresó que desea que en los puntos decisorios se exponga que Colombia está dispuesta a “repeler la presencia de grupos violentos o redes terroristas”. Esto como un punto decisorio independiente.

Síntesis de las intervenciones de los Presidente en la Cumbre Extraordinaria de la UNASUR

Cubadebate

NO a las Bases Militares en Latinoamérica fue el consenso de UNASUR este viernes, al reunirse los presidentes en Bariloche, Argentina, para debatir la instalación de la bases militares estadounidenses en Colombia. A continuación presentamos una síntesis de las intervenciones de los mandatarios sudamericanos:

Cristina Fernández, Presidenta de Argentina

• El objetivo central de la reunión es fijar una doctrina común para la evaluación y manejo ante situaciones de tensión como la que plantea el acuerdo militar entre los Estados Unidos y Colombia.

• Tenemos que fijar normas uniformes, que no sean un doble estándar para la instalación de fuerzas extraterritoriales en América del Sur. La doctrina tiene que ser para todos y en todas las circunstancias, junto con un sistema de contralor para garantizar la soberanía de cada uno de los integrantes de la UNASUR.

• Debemos trabajar por reglas en común sin doctrinas de unilateralidad que vengan a perturbar la paz de la región.

• Debemos apoyar la institucionalidad y la democracia en Bolivia y condenamos el golpe de Estado en Honduras.

• Insto a los Presidente a exponer sus ideas con un tono que evite caer en adjetivaciones o calificaciones.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• En la reunión de Quito, donde recibí la presidencia pro témpore, surgió la inquietud de tratar el tema de las bases militares en nuestra hermana Colombia y decidimos tener este encuentro solidario en Argentina. Esperamos que sea una reunión fructífera, con agenda abierta.

• Se ha sugerido que esta reunión sea abierta a los medios e comunicación. En particular no tengo problemas, pero si hubiera objeción pudiéramos discutir ese punto. El tema fundamental son las bases militares en Colombia, el tráfico de armas en la región, el narcotráfico, convenios militares en la región y el caso de Honduras.

• Existen conflictos en la región pero hay que procesarlos de forma democrática, en paz. Es la primera vez que en América Latina se trata la instalación de bases extra regionales en el continente. Esto demuestra que UNASUR también está sirviendo para analizar esta clase de problemas.

Álvaro Uribe, Presidente de Colombia

• Colombia ha tenido una serie de acuerdos con EE.UU desde el 1952. En el 2000 se dio un paso muy importante que es el Plan Colombia, acuerdos QUE se han enmarcado en el conjunto de normas multilaterales para el control del tráfico ilícito de sustancias estupefacientes.

• Colombia ha hecho esfuerzos en la suscripción de convenios con Argentina, con Brasil para eliminar el flagelo de la droga y deseamos poder adelantar convenios con todos los países, especialmente con los vecinos, donde se presentan las mayores dificultades. Con Brasil en muchas ocasiones hemos examinado el tema, esta semana hubo una reunión muy positiva entre los Ministros de Defensa. Tenemos memorando de entendimiento con Ecuador, Nicaragua, Venezuela, un acuerdo en 1998, que dejó de implementarse por decisión de ese gobierno en el 2001 y con la República del Ecuador, que en teoría estaría vigente pero que no se aplica actualmente.

• Este acuerdo con Estados Unidos tiene unos elementos muy importantes, la corresponsabilidad de la lucha contra el terrorismo y las drogas, en ámbito en el que el tema trasciende las declaraciones discursivas.

• Colombia, que ha sufrido este flagelo, en todos los foros recibe declaraciones de solidaridad y pésame, pero pocas veces una cooperación práctica.

• La ayuda que nos ha dado Estados Unidos ha sido práctica, eficaz. Esa eficacia nosotros estamos dispuestos a examinarla con ustedes a lo largo de la reunión y a ser parte de la explicación de la corresponsabilidad que no puede ser una norma que se quede viva en el texto de las declaraciones de la diplomacia y que no tenga vigor y aplicación práctica en el día a día de la lucha contra el terrorismo.

• El área desmilitarizada que le dimos a las FARC la utilizaron para secuestrar, para hacer crecer los cultivos ilícitos y avanzar en su propósito de establecer un imperio terrorista.

• Este acuerdo con los Estados Unidos mantiene el principio de la libertad soberana. No hay renuncia Colombiana a soberanía. Se rige por el principio de la integridad territorial de los estados y hay una cuestión importante, el acceso en los Estados Unidos para ayudar a Colombia en la lucha contra el narcoterrorismo, es un acceso sin renuncia de Colombia a la soberanía sobre un milímetro del territorio.

• Muchas generaciones de colombianos no han vivido un día en paz. Los hechos que han producido en Colombia estos grupos son como los de estas fotografías. (Muestra fotos donde se ve la masacre a varias familias.) Estamos hablando de una amenaza que ha vertido en sangre a la sociedad colombiana, no de un tema liviano de soberanía, sino del derecho fundamental de la sociedad colombiana de superar esta amenaza que tanta sangre ha producido.

• Cuando Europa, Estados Unidos y Canadá, al reconocer estas realidades han declarado estos grupos como terroristas, a nosotros nos sigue inquietando que América Latina no lo haya hecho. Solo se ha avanzado en denominar algunos hechos, no al grupo.

• Este acuerdo con Estados Unidos ha sido importante para apoyar la justicia en Colombia que es independiente del ejecutivo y autónoma… hemos recuperado el monopolio de la justicia de estado y el monopolio de las instituciones estatales para combatir a todos los criminales.

• Nos preocupa que no haya severidad al tratar a estos grupos como terroristas, que se les acepte connotaciones políticas, que de ve en cuando surja la disparates de reconocimiento de beligerancia. Tienen escondites, pero no control territorial. Lo que hacían era desalojar con la intimidación la justicia de estado. Nos preocupa que en algunos discursos se les tenga a estos grupos como aliados políticos. Nos preocupa que estos grupos puedan esconderse en territorios fuera de Colombia y vengan a cometer crímenes en Colombia y regresen a esconderse allá.

• Creemos que hay que buscar por canales diplomáticos la manera de que eso no se siga dando. Nos preocupa que a esos grupos se le encuentren armas provenientes de otros países.

Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay

• Quiero expresar nuestro acuerdo en que Suramérica tiene que ser una tierra de paz, una tierra de libertad, de soberanía, de democracia.

• Para lograr ese estado de paz, que es de bienestar social, y recordando lo que la OMS hace para definir la salud que no es solo la falta de patología sino el estado físico, psíquico y social y para lograr esa tierra, hay que trabajar duro y fuerte para eliminar las patologías que estamos padeciendo: luchar contra el terrorismo, la violencia, el narcotráfico, la injusticia social y tratar de eliminar los factores que llevan a que esta tierra sea la peor que distribuye su riqueza.

• La solución de las controversias debe ser resuelta por la vía pacífica, del análisis profundo, poner los temas en cuestión sobre la mesa para ser discutidos.

• Uruguay aboga por la no intervención en otros estados, aboga para que en nuestro territorio no existan bases militares extranjeras como tampoco en ninguno de los países de nuestra América del Sur.

• Por eso rechazamos la instalación de bases extranjeras en las Islas Malvinas y lo hacemos sin estridencia pero tratando de actuar con eficacia. Uruguay se negó a que avión británico cargara combustible en el país para abastecer a aviones en Islas Malvinas.

• Uruguay va a actuar para no reconocer a la actual embajadora de Honduras que ha reconocido su adhesión al gobierno de facto. Uruguay no reconoce más a esta embajadora como embajadora de Honduras en nuestro país.

Hugo Chávez Frías, Presidente de Venezuela

• Hemos escuchado la intervención del Presidente Uribe, hemos tomado nota de ella.

• Hay un tema central que aquí nos trajo y es el tema de la instalación, en Colombia, de siete bases militares o como se les llame.

• Coincido con Rafael Correa en la necesidad de que Uribe presente el “documento integral” o que al menos lo adelante para salir de tantas dudas e incógnitas que, por lo menos, tiene Venezuela.

• La estrategia global de dominación de Estados Unidos es la razón por la que están instalando esas bases en Colombia.

• Traje un documento que creo que pudiera ayudar a tener más claro el panorama, el llamado Libro Blanco del Comando Aéreo de EEUU (Global En Route Strategy) que hasta hace poco se podía consultar en la página web de la Universidad de la Fuerza Aérea estadounidense (www.au.af.mil). Dicho documento menciona la base colombiana de Palanquero como uno de los objetivos para movilización de tropas.

• Palanquero es una localidad de seguridad de cooperación. A partir de allí, casi la mitad del continente puede ser abarcado por un (avión de transporte militar pesado) C-17 y debería ser suficiente para la estrategia de movilidad aérea en el continente sudamericano.

• Apruebo la propuesta de Lula de que la Cumbre debería haberse celebrado en presencia del estadounidense Barack Obama. Sería importante que Obama nos aclarara esas cosas. Sería interesante, también, conocer el documento del acuerdo EEUU-Colombia.

• En Venezuela no hay bases militares chinas ni rusas, ni presencia militar de esos países, pese haberles comprado armas.

• Menos mal que Lula encontró suficiente petróleo y sigue consiguiendo petróleo, para no estar sólo nosotros en la mira del petróleo que necesita el imperio para mantenerse.

• Sabrán que aquí se está hablando de movilidad para la guerra. En Honduras el presidente (Manuel) Zelaya fue secuestrado en un avión a punta de fusiles y ese avión aterrizó antes de ir a Costa Rica en una base militar que tiene Estados Unidos muy cerca de Tegucigalpa.

• No hay ninguna duda” de que el acuerdo de Estados Unidos con Colombia forma parte de la “estrategia militar global de EE.UU., más que de la lucha contra el narcotráfico. Para Venezuela las bases son motivo de alta preocupación”.

• A Venezuela no le suministran repuestos para nuestros aviones. Bloquean cualquier compra en cualquier parte del mundo. Tienen un bloqueo para evitar que tengamos un avioncito, un radar. Por eso fuimos a Moscú y a Pekín, pero no hay bases militares chinas ni rusas en Venezuela. La URSS desapareció hace bastante tiempo, el imperio yanqui lamentablemente todavía no desaparece.

• Este documento pudiera ayudarnos a entender un poco a un nivel más estratégico.

• Quería agregar y me atrevo a proponer que la UNASUR, que tiene conformado el Consejo de Defensa, revise todo este material y considere las bases de Estados Unidos, en Colombia que son para Venezuela de alta preocupación.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

• En este documento que ha presentado el Presidente Chávez, Estados Unidos nos trata todavía como patio trasero.

• Hay dos propuestas: que se analice este documento y que pidamos una reunión con el Presidente Obama. Quisiera proponer que el Consejo de Defensa de UNASUR nos presente un informe de las consecuencias de este documento para la región. Segundo que pidamos una reunión con el Presidente Obama.

Evo Morales, Presidente de Bolivia

• Durante la colonia los pueblos indígenas han sido sometidos, humillados por políticas externas. Somos víctimas de la presencia militar de Estados Unidos en mi país como pretexto de la lucha contra el narcotráfico.

• La Historia de Suramericana ha estado llena de intervenciones políticas y militares de Estados Unidos. Intervenciones con muchos mecanismos. Cuando hay gobiernos que luchan por la seguridad y soberanía palos, golpes militares.

• Cuando hay gobierno sumiso al imperio, cooperación. Esa es la historia de Suramérica…

• Primero, utilizaron la “doctrina del anticomunismo” para perseguir a los dirigentes sindicales que luchan por su reivindicación… Luego vino la doctrina antisubversiva, anti narcotráfico. Éramos narcotraficantes cuando no podían identificar a los movimientos sociales con doctrinas comunistas. Desde el 11 de septiembre de 2001, somos terroristas.

• La Historia en Latinoamérica se repite y es en el fondo la Historia del dominio del imperialismo norteamericano sobre nuestros pueblos, por el interés de sus recursos naturales y por otros intereses.

• En mi Presidencia, como no queríamos conspiración política, sacamos al embajador de Estados Unidos. Permitir que vengan militares extranjeros a nuestro país es descalificar a nuestras Fuerzas Armadas y a nuestra Policía Nacional.

• Cuando queremos comprar equipamiento para combatir el narcotráfico, Estados Unidos no quiere que compremos, hay que pedirles permiso. Si quieren apoyar nuestros esfuerzos en ese sentido, por qué se oponen a la compra de tecnologías para luchar contra el narcotráfico…

• Estados Unidos trata de crear desconfianza en los presidentes de Latinoamérica que estamos gestando la unidad.

• El Presidente Obama declaró que no ha ordenado instalación de bases norteamericanas en Colombia, porque la Constitución de Colombia solo permite el tránsito de tropas extranjeras por la República y no la presencia de estas.

• Si nadie quiere una base militar, por qué no podemos firmar un documento consensuado por la unidad y soberanía de nuestros pueblos que diga que los presidentes sudamericanos no aceptan bases militares de Estados Unidos ni de ningún otro país.

• Se trata de buscar la paz y mientras haya presencia de uniformados extranjeros en un país sudamericano, difícilmente podemos pensar que va a haber paz.

• No hay por qué estar dudando de una declaración de Presidentes para rechazar bases militares en nuestros países. Cuando superemos este tema va a haber confianza para seguir construyendo la unidad de Suramérica. No podemos ser instrumento de la división de Suramérica.

• Los imperios nunca han querido la unidad de Suramérica. El imperio norteamericano nunca va a querer la unidad de Suramérica. Quiero asumamos nuestra responsabilidad para que nunca más se levanten los imperios sobre los pueblos.

• Quiero irme de esta reunión con este documento firmado que diga que no va a haber base militar extranjera en Sudamérica. Si es eso lo que quieren estudiar ministros y cancilleres, que lo estudien.

• Tengo ese mandato del pueblo de Bolivia y no solo de los movimientos sociales de Bolivia, para decir esto: rechazo la instalación de bases militares extranjeras en Sudamérica.

Alan García, Presidente de Perú

Seguir leyendo “Síntesis de las intervenciones de los Presidente en la Cumbre Extraordinaria de la UNASUR”

Dignidad en el sur

Editorial de La Jornada

 

Durante la cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) que se desarrolló ayer en Bariloche, Argentina, la mayoría de los gobernantes de la región expresaron su rechazo al acuerdo suscrito entre los regímenes de Colombia y Estados Unidos, encabezados por Álvaro Uribe y Barack Obama, respectivamente, que permite a Washington operar siete bases militares en territorio colombiano.

Durante el encuentro, la anfitriona Cristina Fernández de Kirchner trazó un paralelo entre este hecho y la “experiencia terrible” que ha implicado la operación de bases británicas en las Malvinas; el mandatario venezolano, Hugo Chávez, afirmó que la suscripción del acuerdo entre la Casa Blanca y el Palacio de Nariño forma parte de “la estrategia global de dominación de Estados Unidos”; el presidente de Bolivia, Evo Morales, señaló que “no se puede permitir la presencia militar extranjera en nuestros territorios: es un mandato noble que nos dan nuestros pueblos”, y el mandatario de Ecuador, Rafael Correa –quien ejerce la presidencia pro tempore de la Unasur– solicitó una “reunión urgente” con Obama para tratar el tema. El sentir de los gobernantes se vio reflejado en un documento final en el que se afirma que “la presencia de fuerzas militares extranjeras no puede (…) amenazar la soberanía e integridad de cualquier nación sudamericana y, en consecuencia, la paz y seguridad en la región”.

Seguir leyendo “Dignidad en el sur”