Cultura y Neoliberalismo.(Descargar Libro)

cultura-y-neoliberalismo
Grimson, Alejandro.
CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales

Buenos Aires. 2007.

ISBN: 978-987-1183-69-2

Descriptores Tematicos: Cultura, Neoliberalismo, Cultura popular, Hegemonía, Cultura política, Ciudadanía, Estado, Multiculturalismo, Resistencia social, América Latina

INDICE

  • Introducción 
  • Parte I. El proyecto del saber como sentido común
  • THINK TANKS, fundaciones y profesionales en la promoción de ideas (neo)liberales en América Latina
  • Instituciones clave, producción circulación de ideas (neo)liberales1 programas de ajuste estructural en Venezuela, 1989-1998
  • El banco mundial en el país de la desigualdad. Políticas y discursos neoliberales sobre diversidad cultural y educación en América Latina
  • Formas del saber. Narrativas y poderes diferenciales en el paisaje neoliberal
  • Oligarquias agrárias, o Estado e o espírito do neoliberalismo no Brasil
  • Parte II. Las culturas populares en el neoliberalismo
  • PANEM ET CIRCENSES: terapia sentimental y control social en tiempos neoliberales
  • Retrato de un lector de Paulo Coelho
  • Computador, fax, celular, Internet e outras pragas que nos assolam
  • La nación en venta: bricheros, turismo y mercado en el Perú contemporáneo
  • Parte III. La hegemonía neoliberal: consenso, conflicto y la estructuración de la oposición
  • ONGs: itinerários políticos e identitários
  • Cuerpo personal y cuerpo político Violencia, cultura y ciudadanía neoliberal
  • Chile, país ganador
  • Uma política pública voltada para a resistência ao neoliberalismo: a descentralização da cultura em Porto Alegre
  • Cultura, neoliberalismo y comunicación ciudadana: el caso de Radio Tierra en Chile
  • Escenas del multiculturalismo neoliberal. Una proyección desde el Sur 

 

Neoliberalismo es, generalmente, sinónimo de un tipo de política o modelo económico. En este libro, neoliberalismo se refiere también a la configuración sociocultural que hace posible, y que resulta de, esa forma de la economía y la política. La pregunta que recorre estos textos alude a las condiciones históricas de la imaginación social que tornaron posibles y emergieron como consecuencia de las políticas neoliberales.

El desafío consiste en realizar un análisis y balance del período que se abre en diferentes países latinoamericanos entre fines de los años ochenta e inicios de los noventa. Como configuración cultural que excede un tipo de gobierno o de política económica, el neoliberalismo incidió (e incide) en los modos en que el mundo es narrado, en los sentidos adjudicados al pasado y el futuro, en las características de los proyectos intelectuales, en las prácticas de la vida cotidiana, en la percepción y uso del espacio, en los modos de identificación y acción política.

Comprender los sentidos comunes como cultura tiene una larga tradición, a la vez que adquiere, en cada circunstancia, una implicancia política. Interrogarse por los sentidos comunes, en plural, implica no sólo preguntarse por la institución de la hegemonía, sino también por su eficacia sobre los sectores que subalterniza. El Grupo de Trabajo Cultura y Poder del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) se propuso, a través de trabajos de investigación, desnaturalizar los sentidos instituidos en nuestros países acerca de cómo debe operar e intervenir un sujeto en el escenario público, con cuáles categorías puede o debe identificarse, acerca de la relación entre lo privado, el consumo y los consensos simbólicos; acerca de los proyectos políticos y el papel de los intelectuales. 

Descargar: Cultura y neoliberalismo

Italia: desde ayer un inmigrante sin papeles será considerado un delincuente

InSurGente

Inmigrante - criminalización

Desde hace pocas horas, en Italia un extranjero indocumentado es un delincuente. Entró en vigor la nueva Ley de Seguridad aprobada el mes pasado por el Parlamento, que establece normas muy restrictivas para los cinco millones de inmigrantes residentes, la mayoría regulares. Ya se produjeron los primeros arrestos -dos personas en San Remo y otros dos en Pescara- y fueron presentadas las primeras de las muchas denuncias que se están preparando. La mayor parte están siendo tramitadas en las prósperas regiones septentrionales de Italia, donde crece un clima de hostilidad, racismo y xenofobia contra los inmigrantes, sobre todo si tienen la piel oscura y provienen de países pobres.

También desde ayer, se han oficializado las rondas callejeras de patrullas ciudadanas para controlar el orden, en medio de las protestas. Auténticas bandas fascistas.

Motor de las iniciativas es la Liga Norte de Umberto Bossi, que va ganando hegemonía en las regiones ricas septentrionales: Lombardía Véneto, Piamonte, Liguria (Génova) y Friuli, aunque la influencia liguista comienza a extenderse hacia el sur, en la Emilia Romagna (Bolonia) y las Marcas (Ancona).

La Liga Norte es el principal aliado externo del partido de la Libertad del premier Silvio Berlusconi. La Liga ha impuesto medidas cada vez más duras para reducir el número de inmigrantes.

Las primeras iniciativas de hacer una ley fuertemente restrictiva de la inmigración incluían como castigo la prisión de los inmigrantes irregulares, pero las protestas aliviaron la pena hasta convertirla en multas de hasta 14 mil dólares.

Algunos países latinoamericanos expresaron su preocupación por la ley. Ecuador, que cuenta con una fuerte comunidad de trabajadores radicados en Italia, manifestó un “profundo rechazo”, afirmando que “alimenta la violencia xenófoba. El gobierno de Quito dijo que responsabilizará al gobierno de Berlusconi por las agresiones que puedan sufrir los inmigrantes ecuatorianos en Italia.

Ayer, además de los dos arrestados en San Remo, dos marroquíes fueron detenidos en Pescara y se anunció que ambos serán procesados. Además de las multas, la sanción inevitable es la expulsión. En Bolonia, Milán, Turín y Génova se registraron numerosas denuncias contra inmigrantes ilegales por parte de ciudadanos italianos.

Las nuevas normas amplían hasta seis meses el tiempo de retención de los indocumentados que deban ser identificados. El extranjero que carezca de papeles en regla no podrá realizar ningún trámite en las oficinas públicas. Muchos inmigrantes asiáticos, africanos y latinoamericanos explicaron que el futuro es sombrío para sus familias: muchos niños no podrán ir a la escuela, muchos extranjeros tienen ahora miedo de ir a un hospital o a realizar un trámite por temor de resultar expulsados.

En un siglo, desde 1870, muchos millones de italianos emigraron al exterior y hoy en el mundo son más numerosos los miembros de las comunidades italianas que los 60 millones que residen en la madre patria. A la Argentina fueron tres millones de peninsulares y que 24 de los 40 millones de habitantes de nuestro país tienen al menos en parte sangre italiana. Sin embargo, sobre los argentinos caerá sin piedad todo el peso de las sanciones previstas por La ley de Seguridad.

Los italianos que alquilen viviendas a los inmigrantes irregulares corren el riesgo de ir a la cárcel entre seis meses y tres años. También será más arduo para un extranjero “extracomunitario” casarse con un o una italiana.

Ayer se cumplió un nuevo aniversario de la tragedia de Marcinelle, en Bélgica, cuando los estallidos de gas en una mina causaron en 1956 la muerte de 263 mineros, de los cuales 136 eran italianos. El presidente Giorgio Napolitano envió un mensaje en nombre de la mejor Italia, que aún es numerosa. Dijo que “la integración es un derecho fundamental y los trabajadores deben ser siempre respetados aunque no tengan documentos”.

“Debemos reflexionar sobre la plena integración de los inmigrantes”, señaló Napolitano. El presidente recordó a las generaciones de italianos “que vivieron el angustioso período de las migraciones de las regiones más pobres del país y afrontaron condiciones de trabajo pesadas y extremadamente riesgosas”.

 

 

 

Reflexiones de Fidel: Las bases yankis y la soberanía latinoamericana

Bolivar, vigilante y ceñudo

Fidel Castro Ruz

Cuba Debate

 

El concepto de nación surgió de la suma de elementos comunes como la historia, lenguaje, cultura, costumbres, leyes, instituciones y otros factores relacionados con la vida material y espiritual de las comunidades humanas.

 

Los pueblos de la América, por cuya libertad Bolívar realizó las grandes hazañas que lo convirtieron en El Libertador, fueron llamados por él a crear, como dijo: “la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria”.

 

Antonio José de Sucre libró en Ayacucho la última batalla contra el imperio que había convertido gran parte de este continente en propiedad real de la corona de España durante más de 300 años.

 

Es la misma América que decenas de años más tarde, y cuando ya había sido cercenada en parte por el naciente imperio yanki, Martí llamó Nuestra América.

 

Hay que recordar una vez más que, antes de caer en combate por la independencia de Cuba, último bastión de la colonia española en América, el 19 de mayo de 1895, horas antes de su muerte, José Martí escribió proféticamente que todo lo que había hecho y haría era para “…impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”.

 

En Estados Unidos, las 13 colonias recién liberadas no tardaron en extenderse desordenadamente hacia el Oeste en busca de tierra y oro, exterminando indígenas hasta que arribaron a las costas del Pacífico, competían los Estados agrícolas esclavistas del Sur con los Estados industriales del Norte que explotaban el trabajo asalariado, tratando de crear otros Estados para defender sus intereses económicos.

 

En 1848 arrebataron a México más del 50 por ciento de su territorio, en una guerra de conquista contra el país, militarmente débil, que los llevó a ocupar la capital e imponerle humillantes condiciones de paz. En el territorio arrebatado estaban las grandes reservas de petróleo y gas que más tarde suministrarían a Estados Unidos durante más de un siglo y lo siguen en parte suministrando.

 

El filibustero yanki William Walker, estimulado por “el destino manifiesto” que proclamó su país, desembarcó en Nicaragua en el año 1855 y se autoproclamó Presidente, hasta que fue expulsado por los nicaragüenses y otros patriotas centroamericanos en 1856.

 

Nuestro Héroe Nacional vio cómo el destino de los países latinoamericanos era destrozado por el naciente imperio de Estados Unidos.

 

Después de la muerte en combate de Martí se produjo la intervención militar en Cuba, cuando ya el ejército español estaba derrotado.

 

La Enmienda Platt, que concedía al poderoso país derecho a intervenir en la Isla, fue impuesta a Cuba.

 

La ocupación de Puerto Rico, que ha durado ya 111 años y hoy constituye el llamado “Estado Libre Asociado”, que no es Estado ni es libre, fue otra de las consecuencias de aquella intervención.

 

Las peores cosas para América Latina estaban por venir, confirmando las geniales premoniciones de Martí. Ya el creciente imperio había decidido que el canal que uniría los dos océanos sería por Panamá y no por Nicaragua. El istmo de Panamá, la Corinto soñada por Bolívar como capital de la más grande República del mundo concebida por él, sería propiedad yanki.

 

Aun así, hubo peores consecuencias a lo largo del Siglo XX. Con el apoyo de las oligarquías políticas nacionales, los Estados Unidos se adueñaron después de los recursos y de la economía de los países latinoamericanos; las intervenciones se multiplicaron; las fuerzas militares y policiales cayeron bajo su égida. Las empresas transnacionales yankis se apoderaron de las producciones y servicios fundamentales, los bancos, las compañías de seguros, el comercio exterior, los ferrocarriles, barcos, almacenes, los servicios eléctricos, los telefónicos y otros, en mayor o menor grado pasaron a sus manos.

 

Es cierto que la profundidad de la desigualdad social hizo estallar la Revolución Mexicana en la segunda década del Siglo XX, que se convirtió en fuente de inspiración para otros países. La revolución hizo avanzar a México en muchas áreas. Pero el mismo imperio que ayer devoró gran parte de su territorio, hoy devora importantes recursos naturales que le restan, la fuerza de trabajo barata y hasta lo hace derramar su propia sangre.

 

El TLCAN es el más brutal acuerdo económico impuesto a un país en desarrollo. En aras de la brevedad, baste señalar que el Gobierno de Estados Unidos acaba de afirmar textualmente: “En momentos en que México ha sufrido un doble golpe, no solo por la caída de su economía sino también por los efectos del virus A H1N1, probablemente queremos tener la economía más estabilizada antes de tener una larga discusión sobre nuevas negociaciones comerciales.” Por supuesto que no se dice una sola palabra de que, como consecuencia de la guerra desatada por el tráfico de drogas, en la que México emplea 36 mil soldados, casi cuatro mil mexicanos han muerto en el 2009. El fenómeno se repite en mayor o menor grado en el resto de América Latina. La droga no solo engendra problemas graves de salud, engendra la violencia que desgarra a México y a la América Latina como consecuencia del mercado insaciable de Estados Unidos, fuente inagotable de las divisas con que se fomenta la producción de cocaína y heroína, y es el país de donde se abastecen las armas que se emplean en esa feroz y no publicitada guerra.

 

Los que mueren desde el Río Grande hasta los confines de Suramérica son latinoamericanos. De este modo, la violencia general bate récord de muertes y las víctimas sobrepasan la cifra de 100 mil por año en América Latina, engendradas fundamentalmente por las drogas y la pobreza.

 

El imperio no libra la lucha contra las drogas dentro de sus fronteras; la libra en los territorios latinoamericanos.

 

En nuestro país no se cultivan la coca ni la amapola. Luchamos con eficiencia contra los que intentan introducir drogas en nuestro país o utilizar a Cuba como tránsito, y los índices de personas que mueren a causa de la violencia se reducen cada año. No necesitamos para ello soldados yankis. La lucha contra las drogas es un pretexto para establecer bases militares en todo el hemisferio. ¿Desde cuándo los buques de la IV Flota y los aviones modernos de combate sirven para combatir las drogas?

 

El verdadero objetivo es el control de los recursos económicos, el dominio de los mercados y la lucha contra los cambios sociales. ¿Qué necesidad había de restablecer esa flota, desmovilizada al final de la Segunda Guerra Mundial, hace más de 60 años, cuando ya no existe la URSS ni la guerra fría? Los argumentos utilizados para el establecimiento de siete bases aeronavales en Colombia son un insulto a la inteligencia.

 

La historia no perdonará a los que cometen esa deslealtad contra sus pueblos, ni tampoco a los que utilizan como pretexto el ejercicio de la soberanía para cohonestar la presencia de tropas yankis. ¿A qué soberanía se refieren? ¿La conquistada por Bolívar, Sucre, San Martín, O´Higgins, Morelos, Juárez, Tiradentes, Martí? Ninguno de ellos habría aceptado jamás tan repudiable argumento para justificar la concesión de bases militares a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, un imperio más dominante, más poderoso y más universal que las coronas de la península ibérica.

 

Si como consecuencia de tales acuerdos promovidos de forma ilegal e inconstitucional por Estados Unidos cualquier gobierno de ese país utilizara esas bases, como hicieron Reagan con la guerra sucia y Bush con la de Iraq, para provocar un conflicto armado entre dos pueblos hermanos, sería una gran tragedia. Venezuela y Colombia nacieron juntos en la historia de América tras las batallas de Boyacá y Carabobo, bajo la dirección de Simón Bolívar. Las fuerzas yankis podrían promover una guerra sucia como hicieron en Nicaragua, incluso emplear soldados de otras nacionalidades entrenados por ellos y podrían atacar algún país, pero difícilmente el pueblo combativo, valiente y patriótico de Colombia se deje arrastrar a la guerra contra un pueblo hermano como el de Venezuela.

 

Se equivocan los imperialistas si subestiman igualmente a los demás pueblos de América Latina. Ninguno estará de acuerdo con las bases militares yankis, ninguno dejará de ser solidario con cualquier pueblo latinoamericano agredido por el imperialismo.

 

Martí admiraba extraordinariamente a Bolívar y no se equivocó cuando dijo: “…así está Bolívar en el cielo de América, vigilante y ceñudo… calzadas aún las botas de campaña, porque lo que él no dejó hecho, sin hacer está hasta hoy: porque Bolívar tiene que hacer en América todavía(…).”.

 

¡A la pelotita! … Tras 18 años, la AFA decidió rescindir el contrato con las empresas que televisaban el fútbol

Gustavo Veiga

Página/12

Grondona AFA

Tras 18 años, la AFA decidió rescindir el contrato con las empresas que televisaban el fútbol y aseguró que desde este momento está abierta a recibir ofertas para la transmisión en el futuro. Los afectados amenazaron con “demandas millonarias”. El campeonato empezaría el 21 de agosto

 

El día en que una era en el fútbol argentino llegó a su fin

La Asociación del Fútbol Argentino anunció en Ezeiza la noticia deportiva más importante de los últimos tiempos. La rescisión es una cruzada personal de Julio Grondona y el fútbol irá por televisión abierta. Prometen la judicialización de la medida.

“Vengo a comentarles en el nombre del Comité Ejecutivo de la AFA que el vínculo entre la Asociación del Fútbol Argentino y la empresa que hasta aquí ha comercializado los derechos acaba de finalizar.” Con esas palabras, el vocero Ernesto Cherquis Bialo dio públicamente por concluida una relación de dieciocho años. Así terminó una sociedad que mantuvo con candado el negocio del fútbol televisado desde el 1º de agosto de 1991. De un lado, los clubes representados por su entidad madre y del otro, TSC (Televisión Satelital Codificada), TyC (Torneos y Competencias) y Trisa (Tele Red Imagen). Cuando uno quiere, dos no pueden. Y el portavoz de la AFA lo anunció con aire de locutor oficial, como midiendo cada palabra que iba a decir: “La AFA a partir de las 20.40 PM, con todos los miembros presentes, ha quedado liberada para negociar con cualquier particular”. Ese particular, desde ahora, no será más el Grupo Clarín, que tenía una participación decisoria en dos de las compañías: TSC y Trisa.

Había expectativa y también tensión en el predio de la AFA, en Ezeiza, donde se formalizó la ruptura. No causó sorpresa lo que comunicó Bialo, porque se descontaba desde el domingo. Ese día, el conflicto de intereses más trascendente en la historia de la asociación, desde que la preside Julio Grondona, había comenzado a precipitarse. El casi vitalicio presidente había tomado la rescisión como una cruzada propia –él sólo podrá aclarar por qué la forzó ahora y no antes, además de los móviles que lo llevaron a adoptarla–, y sus maniobras en las horas siguientes lo confirmaron.

Enterado de que el sector empresario había convocado a los presidentes de los clubes para una reunión informativa ayer a la mañana, adelantó el encuentro con sus pares del Comité Ejecutivo para el lunes por la noche. Como si fuera un gran maestro de ajedrez, realizó una movida clave. Disciplinó a los veintiocho dirigentes con poder de voto en el máximo órgano de conducción de la AFA. Persuadió al indeciso del presidente de River, José María Aguilar. Jugó a fondo con el resto e hizo estéril el esfuerzo de TSC y TyC para modificar el pensamiento de aquellos presidentes que podían titubear ante las amenazas de juicios millonarios (se habla de una demanda de 1500 millones de pesos, unos 389 millones de dólares al cambio actual).

A los ejecutivos de las sociedades que controlaban el fútbol en la pantalla chica –y que siguieron por TV la conferencia de prensa en Ezeiza– no los tomó por sorpresa el anuncio. A tal punto que un instante después, TSC ya tenía redactado un comunicado con su posición. Anunció que tomará “todas las medidas judiciales pertinentes para resguardar sus derechos y el de los operadores de televisión paga y abierta de todo el país con el que tiene celebrados contratos. Que dicho reclamo naturalmente incluirá los daños derivados del incumplimiento contractual, así como el resarcimiento por las inversiones realizadas para garantizar las transmisiones. Dichos reclamos se efectuarán contra los responsables directos e indirectos de esta decisión arbitraria”. Ergo, las demandas podrían ir contra los miembros del Comité Ejecutivo de la AFA que avalaron con su firma la ruptura.

 

Lo que viene, lo que viene

El fútbol que retornará el 21 de este mes –con el inicio de la temporada 2009-2010– ya no será el mismo en los hogares de millones de argentinos. Incluso, es posible que la suspensión del juego se prolongue en la TV, pero no en los estadios. Ya no habrá que pagar para ver (ver página 5). También, desde el gobierno nacional (omnipresente en todo este proceso de ruptura) se analiza que los costos del abono deberían bajar, sobre todo en el interior del país. Pero lo que todavía no se puede anunciar con la formalidad que anoche la AFA difundió la rescisión del contrato es qué canales reemplazarán a las señales de cable que codificaban los partidos.

Bialo negó que exista un acuerdo con Canal 7. Pero en la emisora estatal ya se habla de la infraestructura disponible (tres unidades de exteriores para cubrir fútbol), de cómo reemplazar a la productora TyC, de que cinco partidos irían por el canal público y los otros cinco de Primera se licitarían entre los restantes cuatro (Telefé, América, el 9 y el 13). Se habla incluso del regreso de Marcelo Araujo como relator del encuentro “de la fecha”. Y más allá o más acá de sus puertas en la avenida Figueroa Alcorta, se menciona a Telefe como el otro beneficiario en el nuevo escenario del fútbol televisado.

“Argentina tiene una de las mejores reputaciones en el mundo por sus transmisiones. Vamos a tener que mantener esa calidad, lo que constituye todo un desafío”, le confió a Página/12 un funcionario que siguió este proceso con detenimiento. Una confesión que abona la idea de cómo el Estado se encamina a jugar un papel clave en el fútbol televisado que se viene. “Desde la Secretaría de Legal y Técnica de Carlos Zannini se trabaja en los aspectos jurídicos”, agregó la misma fuente.

La AFA, según se desprende de las palabras de su vocero, no se quedará atrás en la judicialización del conflicto. Bialo mencionó “un incumplimiento de contrato de TSC y TyC”, habló de “indemnidad” y de que la asociación se consideraba “perjudicada fuertemente”. La réplica a estas definiciones está en el final del comunicado de Televisión Satelital Codificada (en la que son socios el Grupo Clarín y TyC): “TSC reafirma que siempre ha cumplido con todas sus obligaciones contractuales e informado a la AFA de toda su gestión comercial, la que ha sido periódicamente auditada y aprobada por esta asociación, a la que incluso se adelantaron pagos hasta la semana pasada”.

La última oferta de las empresas al fútbol había sido de 268 millones de pesos por la temporada 2009-2010 –el incremento con respecto a la anterior era de 30 millones– y el pago de un adelanto de 45 millones de pesos en tres cheques para sofocar una posible medida de fuerza de Futbolistas Agremiados por deudas impagas con diferentes planteles. De ahí a los 600 millones que se asegura le habrían garantizado a la AFA desde el gobierno por el mismo período, el monto más que se duplica.

Pero es en los números y en la potencialidad del negocio donde menos certezas hay. Para la AFA, las empresas no le rendían al fútbol de acuerdo a sus ganancias. Pero si se trata de TSC, TyC y Trisa, el rubro de la publicidad, por ejemplo, “no llega al cinco por ciento. Cualquier otro número es falso”, dice el comunicado difundido anoche. Está claro también que las dos partes siempre mantuvieron bajo llave el bendito contrato que ahora se transformó en letra muerta. Esa decisión, que en los acuerdos comerciales suele estar al amparo de cláusulas de confidencialidad, abonó las legítimas sospechas de falta de transparencia en un negocio que no parece tenerla, a juzgar por las diatribas que intercambiaron las partes.

Está claro que los campeonatos en la Argentina, de la cancha para afuera, se acaban de transformar en lo que el recordado Dante Panzeri hubiera llamado “dinámica de lo impensado”. Igual que en un partido de fútbol, pero en las oficinas, resulta imposible saber dónde picará la pelota en los próximos días. Lo que si está claro, es quién se quedó con ella: la AFA, la misma que en todos estos años vio con pereza cómo otros jugaban con ella

 

 

 

Bajo la Lupa: ¿Japón se libera de la globalización y adopta la multipolaridad?

Alfredo Jalife-Rahme

La Jornada

No es un escenario descabellado: el 30 de agosto se puede gestar un nuevo equilibrio mundial en el noreste asiático en favor de China y en detrimento de Estados Unidos si el Partido Democrático, de oposición, gana las elecciones –como apuntan los sondeos–, lo cual pondría fin a la hegemonía del partido único en el gobierno, el Democrático Liberal, totalmente sometido a los designios unilaterales de Washington.

Cuatro días después del aniversario del lanzamiento de la bomba nuclear en Hiroshima, Yukio Hatoyama, líder del Partido Democrático, quien puede escribir la epopeya de la nueva historia asiática, arrojó su bomba atómica conceptual al fustigar el “fundamentalismo del mercado dirigido por EU” y su “globalización sin límites”, en un ensayo en la revista nipona Voces, que resume The Financial Times (El líder del Partido Democrático de Japón ataca la globalización lidereada por EU; Mure Dickie; 10/8/09), portavoz del neoliberalismo global neoliberal que no oculta su estupor.

Hatoyama aduce que en el marco del “fin del unilateralismo de EU y la creciente preocupación sobre el papel del dólar”, Japón “debe también (sic) trabajar por una unión regional de divisas y una integración política” mediante “una comunidad del este de Asia”.

La “unión regional de divisas” propuesta por el audaz Hatoyama epitomiza las tendencias globales que hemos detectado en la “regionalización de las divisas”, como reflejo del incipiente nuevo orden multipolar, lo cual anticipamos en nuestro libro Hacia la Desglobalización (Ed. Jorale/Orfila 2007).

El Japón liberado de los grilletes de la doble ocupación anglosajona (militar y financiera) no será el mismo durante la tercera cumbre del G-20 –en septiembre en Pittsburg– que el emasculado “Japón neoliberal” de la primera y segunda cumbres realizadas en Washington y Londres, respectivamente, donde el partido gobernante nipón: el Liberal (El PAN de Japón), selló en forma suicida la suerte del yen al desfalleciente dólar y en contra de la multipolaridad de las divisas, en particular del euro, y el BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

Pese al entreguismo claudicante del Partido Liberal –como consecuencia del efecto dragón de 1997 (que hoy se sabe fue instigado por la CIA y su agente global: el megaespeculador “filántropo” George Soros), Japón, país ocupado desde hace 64 años por EU (ver Bajo la Lupa, 9/8/09), se había posicionado desde hace 10 años en el Grupo de Chiang Mai, con enfoque financierista, donde cohabitan los tres gigantes regionales del noreste asiático (China, Japón y Sudcorea) y las 10 naciones del sudeste asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés).

Más por una realista necesidad imperativa que por idealismo celestial y/o empatía hedonista, la integración geoeconómica y geofinanciera, encabezada por los tres gigantes del noreste asiático con sus pletóricas reservas (3.4 billones de dólares: 40 por ciento del total mundial), será menos difícil que la “integración política” de todo el este que incluya al sudeste.

Hatoyama basa su temeraria cruzada política en la “filosofía de la fraternidad” (Yuai), que define como “un sólido concepto combativo” y la “bandera de una revolución”, de la que se burlan sin piedad sus adversarios políticos, muy cortos de ideas y acostumbrados a recibir órdenes de Washington.

La filosofía del Yuai (la fraternidad) es sencillamente maravillosa y la aprobamos sin recato: “No implementaremos políticas que abandonen a las olas de la globalización las actividades económicas en áreas vinculadas a las vidas (sic) y a la seguridad humanas, como la agricultura, el medio ambiente y la medicina”, lo que obliga a la “redistribución (¡super sic!) de la riqueza, a mejor bienestar socialy a mayor apoyo a los niños”.

Hacía mucho que no escuchábamos el término “revolución”, menos procedente de los confines asiáticos, ya no se diga de Japón, que los insensatos neoliberales anglosajones pretendieron haber sepultado, pero que no se percataron haber contribuido en su resurrección cíclica.

No vivimos una vulgar “crisis”, sino el finiquito del paradigma neoliberal, concomitante a la decadencia ineluctable de EU, lo cual obliga a la creación de nuevos paradigmas (r)evolucionarios. Esto lo entienden los estadistas visionarios como Hatoyama (características de las que carecen los mediocres neoliberales con su séquito de bien amamantados seudointelectuales de México, Colombia, Perú y Chile, para citar a los mas conspicuos de nuestra geografía), quien aduce que la economía global “dañó las actividades tradicionales económicas”, mientras el “fundamentalismo de mercado destruyó las comunidades locales”, con una crítica específica a la privatización del sistema postal (un icono del ahorro nacional), desmantelado insensatamente por el fanático neoliberal, el anterior primer ministro, Junichiro Koizumi (el Zedillo nipón, pero sin un Acteal ni un Aguas Blancas en su conciencia).

The Financial Times, experto en la balcanización ajena, abulta la intrínseca “fractura” interna del Partido Democrático, lo que dificultará aplicar “la filosofía del Yuai”, que promete “devolver el poder local a sus provincias”.

En contrapunto a “la teoría del ministerio de Finanzas”, que incrementa los impuestos y guillotina con recortes el bienestar social, el propósito de Hatoyama consistirá en “reformar la burocracia, recapturar la confianza en el sistema de pensiones y otorgar autonomía fiscal a las provincias”, que en su conjunto pasan por “la reconstrucción del sistema político de Japón”.

Cita el ejemplo a imitar de la integración de la Unión Europea (pocos países masoquistas del planeta desean seguir el ejemplo del calamitoso ASPAN, donde el México neoliberal y, en menor medida, Canadá resultaron los grandes perdedores frente a la fagocitosis de EU) que resolvió creativamente las disputas territoriales, por lo que urgió “acelerar la integración regional” cuando “China ha incrementado su gasto militar”.

Temerario conceptualmente, pero precavido en materia de seguridad, Hatoyama no se arriesga en indisponer a EU, que todavía constituye “la piedra de toque de la diplomacia” nipona, lo cual no obsta para que entienda perfectamente la fase de decadencia de la unipolaridad estadunidense, por lo que se pronuncia por la multipolaridad, en especial por un acercamiento regional con China y Sudcorea: “como resultado de la guerra en Irak y la crisis financiera, la era de la globalización liderada por Estados Unidos se acerca a su fin, por lo que el mundo se aleja de la unipolaridad estadunidense hacia la era multipolar”. Ni más ni menos que la tesis expresada dos años antes en nuestro libro agotado El Fin de una era: turbulencias en la globalización (Libros del Zorzal; Buenos Aires, 2007).

El probable triunfo de Hatoyama marcará uno de los hitos históricos de la construcción del nuevo orden multipolar del siglo XXI.

 

Firman Venezuela y Argentina 22 acuerdos bilaterales por más de mil millones USD

TeleSUR

La presidenta argentina, Cristina Fernández, expresó este martes que con la firma de 22 acuerdos en materia de cooperación económica con Venezuela, “estamos colaborando con esta hermana república en el objetivo de lograr la soberanía y seguridad alimentaria”.

Desde el Palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano, Fernández detalló los acuerdos suscritos con Venezuela, entre los cuales se encuentra la importación de 80 mil toneladas de carne bovina a través de las Cámaras frigoríficas argentinas, así como productos avícolas.

Los acuerdos ascienden a casi mil 100 millones de dólares con el propósito de fortalecer la alianza estratégica entre ambos países.

La mandataria criticó a los sectores que desean llevar a las naciones al pasado sin importarles la calidad de vida de los pueblos.

Al referirse a su visita a Venezuela expresó que contribuirá a profundizar los vínculos bilaterales, y seguir el camino de la integración, necesaria e imprescindible para cumplir con las proyecciones sociales.

Asimismo, se informó sobre la exportación desde Argentina de 10 mil vehículos, entre autos familiares, camiones y grúas, lo cual significará un importante aporte para la reactivación del sector en ese país.

Al respecto, la mandataria aseguró que “no le estamos quitando nada a nadie”, refiriéndose a la sustitución de importaciones colombianas, ya que en 2007 la importación de vehículos argentinos a Venezuela fue de 19 mil unidades.

Añadió que con estos acuerdos, “están representadas casi todas las actividades más características de la economía argentina, productores primarios, industriales, metalmecánica, sector automotriz, la tecnología y la ciencia argentina representada en laboratorios para producir e instalar laboratorios que produzcan vacunas y productos de carácter vetenerinario”.

Fernández resaltó que este día, Argentina formalizó el contrato de exportación de arroz más importante de su historia a través de la Federación arrocera, “los productores están exportando el objeto de su trabajo sin intermediarios”.

“Ellos mismos eligieron a dos empresas: Arroz Victorina y Copra para que canalicen la exportación de arroz más importante de la historia. Estas dos empresas van a ser las encargadas de formalizar la exportación de arroz”, explicó.

La dignataria argentina destacó que “este intercambio, que significa transferencia de tecnología, llega en estas operaciones a casi mil 100 millones de dólares y están todos los sectores claves de nuestra economía”.

Fernández recordó que en numerosas oportunidades se ha intentado “demonizar” la relación entre Venezuela y Argentina. “Pero me gustaría que quienes han perseguido esas intenciones pudieran ver a esto: cómo empresarios argentinos, que con mucha decisión y con mucha convicción están participando en esta ronda de negocios que empezó hace semanas atrás”.

Enfatizó que estas jornadas de trabajo entre Argentina y Venezuela van a asegurar lo que las sociedades necesitan: empresarios dispuestos a producir e invertir y gobiernos que apoyen estas iniciativas en materia de acercamiento comercial.

“Creo que es muy importante relatar lo que hemos hecho hoy porque durante el almuerzo, estudiamos la posibilidad de poder proveer la tecnología en materia de distribución de electricidad, que haga frente al problema del crecimiento de la economía, el poder adquisitivo y el mayor consumo que el pueblo tiene, que a la hora de generar mayor calidad de servicio, traen inconvenientes”, advirtió.

Recordó que en conversación con su homólogo venezolano, éste le comentaba que el petróleo para algunos países fue una ganancia y al mismo tiempo un problema, porque los campesinos dejaron el campo, las tierras, para dedicarse al petróleo y al gas.

“Sabemos lo que ha pasado con países que son monoproductores, cómo quedan sujetos a los vaivenes de la economía internacional y que por eso los procesos de integración de cada una de las sociedades no solamente son una cuestión económica, vista desde el tema de producir dinero, sino una cuestión económica si se entiende como una mirada estratégica a largo plazo y se concibe a la economía como capaz de producir bienestar a las sociedades”, aseveró.

Con estos acuerdos, Fernández garantizó que se está haciendo un aporte a la historia de la integración, en definitiva una apuesta importante “a que los procesos de integración son la clave para convertir a la región y cerrar lo que no me he cansado de denominar ‘la ecuacion energética – alimentaria de América del Sur’ que nos dará la capacidad de instalarnos como una de las regiones más importantes de todo el planeta”.

Por su parte, el presidente venezolano, Hugo Chávez, manifestó que Venezuela y Argentina deben acelerar su proceso de integración.

“Vamos construir la madre de las naciones y la reina de las repúblicas, donde vivamos dignamente los millones que habitamos esta región. Es el desafío que hoy tenemos”, dijo Chávez.

Anunció que acordó con Fernández reunirse trimestralmente como parte de los acuerdo bilaterales suscritos entre ambas naciones

“Nos hemos comprometido a que cada tres meses estableceremos contacto (Â…) para ello hemos establecido una misión de ato nivel liderada por nuestros cancilleres para acelerar nuestra integración, hoy hemos dado un paso más importante para acelerar esa integración.

Tractores con tecnología argentina

El presidente Chávez mencionó que los tractores que se producen en Venezuela a través de la Empresa de tecnología argentina Pauny que opera en el estado Portuguesa (este) representa un ahorro de 20 mil dólares para los productores venezolanos, ya que se adapta perfectamente para este al tipo de suelo y de la producción que se realizan en el país.

Chávez explicó que los tractores son tecnología que luego puede ser exportada a otras naciones centroamericanas “que requieren de este tipo de equipos para alcanzar el desarrollo agrícola”.

Agregó que por esta razón “algunos países no quieren que países como Venezuela y Argentina se desarrollen”, al tiempo que sostuvo que es necesario democratizar la economía y “algún día seremos exportadores de otros países como África”.

“Con la tecnología y nuestra potencialidades vamos hacer realmente independientes”, dijo Chávez.

Entretanto, la presidenta Cristina Fernández sostuvo que los tractores hacen que la producción se haga de forma más competitiva.

“Hay que tener presente que la clave es agregar más valor a lo que uno tenga independientemente de cual sea el rubro”, manifestó.

 

Discutirán países del ALBA sobre el SUCRE en Nicaragua

Luis Beaton

Prensa Latina

Los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) discutirán este miércoles sobre el Sistema Unico de Compensación Regional (SUCRE), mecanismo económico que funcionará como una especie de moneda virtual para el intercambio comercial entre las naciones del grupo.

Según trascendió, en el encuentro serán abordados, entre otros temas, los excedentes de exportación de los nueve países que forman el ALBA (Bolivia, Cuba, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Venezuela, Dominica, Antigua y Barbuda y San Vicente y las Granadinas).

Asimismo, los potenciales excedentes y requerimientos de importación de cada uno para conformar una base de datos.

La moneda común fue aprobada durante una reunión en abril pasado en Venezuela, donde también fue acogido el reglamento general para la puesta en marcha de una Cámara Central de Compensación, un Comité Monetario Regional y un Fondo de Reservas y Convergencia Comercial.

Al surgir el acuerdo marco del Sistema Unico, el presidente venezolano, Hugo Chávez, lo definió como el “primer elemento económico y financiero concreto en la construcción de un espacio regional.”

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas de Venezuela, Alí Rodríguez, considera la moneda de unidad como punto de apoyo para acuerdos que comienzan a plantearse en otras latitudes.

En tal sentido se menciona el caso de Rusia y China, con el fin de crear una nueva arquitectura financiera mundial.

Lo ideal es que toda la región latinoamericana y caribeña tenga su propia unidad de reserva, dijo el funcionario.

La implementación del SUCRE no quiere decir que se emitirá una nueva moneda física, sino que será una forma de intercambio electrónico para facilitar las transacciones entre los países integrantes.

Al intercambio, que comienza este miércoles, asisten representantes de todos los países integrantes del ALBA.

La delegación de Venezuela la preside el ministro de Comercio, Eduardo Samán, y lo acompaña, entre otros, la viceministra de Comercio Exterior, Yamercy La Rosa.

Por su parte, la delegación cubana, que arribó aquí anoche, está encabezada por Orlando Hernández Guillen, viceministro primero del Ministerio de Comercio e Inversión Extranjera.