Honduras: David contra Goliat

Ángel Guerra Cabrera

Argenpress.info 

 

El derramamiento de sangre y los sufrimientos que los gorilas hacen caer sobre los hondureños podrían haberse ahorrado si Estados Unidos no hubiese adoptado una actitud ambigua y cada vez más complaciente ante el golpe de Estado.

Obama reitera en Moscú que reconoce a Zelaya como único presidente legítimo y proclama que la potencia no toma en cuenta las diferencias políticas cuando los gobernantes han sido electos pero horas después, en abierta contradicción con el dicho de su jefe la Secretaria de Estado Clinton cantinflea ante la prensa con tal de no calificar el golpe por su nombre, habla por teléfono con el presidente gorila –un tácito reconocimiento-, anuncia el nombramiento como mediador de alguien de tan dudosa credibilidad como el presidente de Costa Rica Oscar Arias y menciona que este conducirá una negociación “entre las partes”. Mientras el presidente Manuel Zelaya puntualiza que no hay nada que negociar con los golpistas pues sería traicionar a sus principios y al pueblo que lo eligió y que el único objetivo de la mediación es planificar su salida del poder.

Clinton obvia las resoluciones condenando el golpe de forma terminante votadas por su gobierno en la ONU y la OEA y lo que hay en el fondo es la complicidad de Estados Unidos con la oligarquía y los militares. Después de todo, son sus únicos aliados para impedir la restitución del orden constitucional con un Zelaya políticamente fortalecido, que el imperio aprecia como una nueva resquebrajadura a su hegemonía. Sabe que con el pueblo no puede contar.

Con el golpe se pretendió asestar un duro revés a la unidad e integración de América Latina a través de Honduras, el eslabón más débil del Alba, pero el pequeño centroamericano se ha convertido en una potencia política: en 12 días el pueblo en resistencia pacífica tiene cercada y a la defensiva a una pandilla de gorilas cuyo único recurso es el de continuar derramando sangre valiéndose de la fuerza de las armas. Allí se ha probado que en una coyuntura propicia y con un liderazgo inteligente como el de Zelaya puede en un breve plazo constituirse un gran movimiento popular capaz no sólo de rendir a la dictadura sino con potencialidades para impulsar los cambios democráticos que necesita uno de los países latinoamericanos de ingreso más desigual. Ciertamente, esta fuerza ha podido ser acuerpada tan rápidamente por que ya existían destacamentos y dirigentes populares con propuestas trasformadoras y trayectoria de lucha.

La combativa marcha desde todos los rincones de Honduras hasta el aeropuerto, el desafío a las medidas represivas con que intentaron frenar su desplazamiento, la valentía ante los disparos asesinos de los francotiradores castrenses, y la continuación posterior de la resistencia con la valiente esposa del presidente en primera fila aumentan la admiración que ya sentíamos por ellos millones de latinoamericanos y confirman el acierto político de la decisión del mandatario de regresar junto a su pueblo aunque se le impidiera cumplirla en un primer intento.

Muchos, como la presidente argentina Cristina Fernández, opinan que el golpe en Honduras no está dirigido solamente contra las reformas sociales y políticas que intentaba Zelaya sino responde a una estrategia para minar los cambios progresistas y la democracia en América Latina justo cuando a partir de las promesas de Obama existía la esperanza de un nuevo tipo de relación de Washington con la región. Una estrategia de esta naturaleza no puede proceder más que de la elite estadunidense, principalmente de sus sectores más derechistas, cuyas figuras más visibles por ahora son John Negroponte, Otto Reich, el propio embajador en Honduras Hugo Llorens y los legisladores cubanoestadunidenses, claro está en complicidad con miembros de la jefatura del Comando Sur y la IV Flota –de quienes los generales hondureños son apéndice- y si le creemos a The New York Times hasta con la participación de personeros del Departamento de Estado como el “moderado” Thom Shannon, seguramente con la colaboración de las oligarquías latinoamericanas.

La solidaridad internacional con el presidente Manuel Zelaya y el pueblo de Honduras, sin precedente en el enfrentamiento a un golpe de Estado, ha sido y continuará siendo un gran estímulo a su lucha, pero lo que finalmente decidirá la partida es su propia capacidad de resistencia. Los hondureños son conscientes de ello.

Carta abierta a León Gieco – Que la injusticia no le sea indiferente

Leon-Gieco-a

PACBI

 

Ramallah Ocupada, 9 de julio de 2009

La Campaña palestina por el Boicot Académico y Cultural a Israel (PACBI), le escribe para manifestarle su profunda preocupación por su próxima actuación en el “Festival Argentina-Israel” en Israel el 14 de julio.

Como artista con muchos seguidores por su compromiso con la justicia, le escribimos para instarle a que cancele su participación en un festival patrocinado por un estado que es autor de unos de los peores abusos contra los derechos humanos de la era moderna. Como usted bien sabe, el festival está patrocinado por la Embajada de Israel en Argentina, la Municipalidad de Rishon Letzion, y la aerolínea nacional israelí El Al, órganos oficiales del estado. Usted es un artista que ha orientado su carrera a la defensa de los derechos humanos y principios morales. En vista de esto, le instamos a que considere lo que significaría celebrar su música en Israel, un estado colonial que practica el apartheid, que representa todos los males contra los que usted ha luchado durante toda su vida profesional.

Se ha calificado a si mismo como “una persona que más que preocuparme en vender discos, trata principalmente de hacer cosas trascendentes como trabajar por los derechos humanos” [1]. Palestina es el más claro ejemplo contemporáneo de la lucha de un pueblo contra la opresión: es la lucha de un pueblo que ha sufrido 61 años de limpieza étnica, de yugo colonial y apartheid.

Usted manifiesta en su famosa canción “Sólo le pido a Dios”: “Sólo le pido a Dios / que la guerra no me sea indiferente, / es un monstruo grande y pisa fuerte / toda la pobre inocencia de la gente.” Este monstruo de guerra es lo que el pueblo palestino ha sufrido por generaciones y últimamente entre diciembre 2008 y enero 2009, cuando el arsenal militar feroz de Israel atacó y masacró palestinos civiles en la franja de Gaza. Brutal asalto militar en la zona que dejó más de 1.440 palestinos muertos, en su mayoria civiles, de los cuales 431 eran niños, e hirió a más de 5380 [2].

El millón y medio de palestinos en la asediada Franja de Gaza, la mayoría de los cuales siendo refugiados que fueron expulsados por las fuerzas sionistas en 1948, fueron sometidos a tres semanas de implacable terrorismo de estado por Israel. En este ataque las zonas civiles fueron el blanco de los aviones de combate del ejército israelí, que redujeron a escombros barrios enteros e infraestructuras civiles vitales y destruyeron parcialmente decenas de escuelas, incluidas varias dirigidas por la ONU, en donde los civiles se refugiaban.

Este asalto criminal se produjo después de 18 meses de un agobiante y continuo asedio israelí a Gaza. El claro objetivo es la destrucción de todas las esferas de la vida y el castigo colectivo a toda la población. El envíado especial para los Derechos Humanos de la ONU describió esta situación como “un preludio al genocidio”. Organizaciones internacionales de derechos humanos y las Naciones Unidas están llevando a cabo investigaciones sobre los crímenes de guerra cometidos durante el asalto militar de Israel a Gaza.

Hace poco usted describió su experiencia con un general que le dijo, durante la dictadura militar en Argentina, y refiriéndose a “Sólo le pido a Dios”, que no podía componer una canción de paz en época de guerra [3]. En audaz desafío a esta implacable opresión, usted cantó para la gente cuya voz había sido suprimida por el general y la tiranía que representaba. En esta canción usted le pide a Dios que el sufrimiento no le sea indiferente. ¿Cómo son las vidas de los palestinos que viven bajo la brutal ocupación israelí, si no cargadas de sufrimiento? Usted pide que la injusticia no le sea indiferente. ¿Cuál es la situación de Palestina –donde a toda una nación se le niega los derechos humanos elementales- si no es la injusticia?

Durante los últimos 61 años, Israel ha impuesto su presencia colonial en la Palestina histórica y durante los últimos 42, ha ocupado militarmente Cisjordania, incluida Jerusalén oriental y la Franja de Gaza.

A pesar del “proceso de paz” que comenzó hace 16 años, Israel viola sistemáticamente y con la mayor impunidad los derechos humanos de los palestinos, como está documentado por los organismos humanitarios tanto locales como internacionales. El asesinato extrajudicial contra los dirigentes y activistas es practicado por Israel que además mantiene encarcelados a más de 8.000 palestinos, entre ellos numerosos miembros del Parlamento. Israel sigue destruyendo hogares palestinos, matando a niños palestinos y arrancando cientos de miles de árboles palestinos.

Mientras estamos escribiendo esta carta, Israel sigue construyendo colonias judías ilegales en territorio palestino ocupado y una infraestructura de apartheid que consiste en carreteras únicamente para judíos y el muro del apartheid, declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 2004. al tiempo que con total impunidad continúa imponiendo su bloqueo.

Israel niega a millones de refugiados palestinos su derecho internacionalmente reconocido a regresar a sus tierras. Además, Israel mantiene un sistema de discriminación racial contra sus propios ciudadanos palestinos que recuerda el apartheid de Sudáfrica.

En 1978 los argentinos empezaron a cantar “Sólo le pido a Dios” en las calles, contra la dictadura militar. En Palestina apreciamos aquellas voces queridas que se atrevieron a gritar esta verdad humana ante la prepotencia de nuestros ocupantes. Usted es un artista cuya carrera se ha definido por la valentía de enfrentarse al poder con la verdad: ¿cómo puede ignorar ese papel ahora?

Su compatriota argentino y Premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel, manifestó hace poco: “Es doloroso tener que señalar los comportamientos aberrantes que el Estado de Israel viene cometiendo contra el pueblo palestino, atacando, destruyendo, oprimiendo y masacrando a la población. Mujeres, niños, jóvenes son víctimas de esas atrocidades que no podemos callar y debemos denunciar y reclamar ¡BASTA!”[4].

Permitiendo que su trabajo y su papel como artista sean cooptados por un estado que se ha convertido en el símbolo moderno más duradero del colonialismo y del apartheid – tal como está reconocido por una creciente comunidad de artistas e intelectuales de conciencia en todo el mundo – está tácitamente sosteniendo a este estado y ofreciéndole un medio para escaparse de su propia realidad opresiva.

Ante décadas de opresión implacable, la sociedad civil palestina ha pedido a la gente de conciencia de todo el mundo que adopte una posición de apoyo a la lucha por la libertad y por los derechos humanos y políticos nacionales inalienables, adoptando y participando de nuestra convocotoria al boicot, desinversión y sanciones contra Israel. [5] Prácticamente todos los artistas y figuras de la cultura palestinos sostienen esta convocatoria y han instado a sus pares de todo el mundo a boicotear las instituciones culturales y artísticas israelíes debido a su complicidad en la perpetuación de la ocupación israelí y otras formas de opresión contra el pueblo palestino [6].

Como respuesta, en los últimos meses, grupos de artistas, cómicos, cineastas, estudiantes y académicos de todo el mundo han consolidado sus esfuerzos para mostrar su solidaridad con los palestinos, para condenar los crímenes de guerra de Israel y su régimen de apartheid, y para pedir acción política efectiva tal como el boicot, desinversión, y sanciones (BDS).

Muchos referentes culturales mundialmente conocidos como John Berger, Ken Loach, Arundhati Roy, Roger Waters, John Williams, entre otros, han declarado su apoyo al boicot.

Como fue el caso en Sudáfrica, donde la solidaridad internacional desempeñó un papel crucial en derrocar el apartheid con el boicot económico, deportivo y a las instituciones culturales del régimen racista de Pretoria, esperamos sinceramente que usted esté con nosotros en nuestro llamamiento a boicotear los eventos culturales hasta que Israel cumpla con sus obligaciones en virtud del derecho internacional y reconozca plenamente el derecho del pueblo palestino a vivir en condiciones de plena igualdad y libertad en su patria.

 

 

http://www.pacbi.org/etemplate.php?id=1037

Traducción Hugh Harkin, revisado por Ester Stekekberg

 

La justicia fascista en Colombia

Alberto Pinzón Sánchez

Argenpress

 

Uribe fascista 

Es difícil dejar pasar inadvertido lo que puede ser el retrato más realista del régimen colombiano, valga decir, la representación más clara de ese nudo contradictorio de clases dominantes que finalmente se ha apoderado del Poder e impone su Hegemonía al Pueblo Trabajador con el nombre de Seguridad Democrática.

Mirémoslo como enseñaron los maestros de la pintura renacentista en triangulo: Un equilátero conformado en primera línea por el presidente de Colombia Uribe Vélez- y- su- micrófono: El rústico energúmeno gritón más genuino del Latifundismo emergente, desarrollado desde hace 40 años a sangre y fuego, en los fértiles valles de la llanura Costeña y las llanuras Orientales, en simbiosis con la inversión del Capital Financiero y Trasnacional de los diversos megaproyectos mineros y agroindustriales como la palma aceitera, la caña de azúcar, el banano, etc., destinados a la exportación hacia las Metrópolis Nor-atlánticas. ¡Inversión y exportación¡ Parece estar gritando.

Un poco detrás del hombro derecho del caudillo (con esa mirada oblicua tan característica de los perros cuando echan para atrás las orejas, contraen los músculos de la quijada y de la frente y se preparan a morder), está su ministro de defensa Juan Manuel Santos. El más esclarecido y destacado representante de lo que Jorge Eliécer Gaitán llamara “la rancia Oligarquía bogotana”, conformada desde la época de la Colonia española por unas cuantas familias privilegiadas ubicadas en la cúspide de la pirámide etno-social y quienes después de la gesta bolivariana (malograda y entregada por FP Santander al colonialismo Anglosajón con la justificación del Libre-Cambio), consolidaron una estrecha y carnal alianza económica, política y militar primero con Inglaterra y después con EEUU, además de un efectivo y perdurable aparato Violento de Estado para la dominación y explotación social en Colombia y la transferencia familiar del Poder a sus hijos “delfines”, que la ciencia social ha denominado “Santanderismo Liberal-Conservador”. Juan Manuel debe estar recordando los versitos de su antecesor Rafael Pombo: “Voy a volverme pateta y el que a impedirlo se meta, en el acto morirá”

En un tercer plano como sombras, se ven las figuras de dos altos militares vestidos con uniformes camuflados, arneses de guerra y gorras caladas hasta las orejas. Detrás del presidente, con gesto sombrío, mirada oscurecida por la distancia y sin medallas o condecoraciones, está El general Fredy Padilla de León comandante general de las Fuerzas Armadas; originario de las llanuras costeñas y aventajado alumno de la Escuela de las Américas del US Army. A su lado con cara chupada de preocupación, también en traje de guerra sin cruces, está el general Mario Montoya, compañero de curso en la Escuela Yanki, a quien el presidente Uribe debió “refugiar como embajador” en la República Dominicana, poco después de las denuncias de los capos narco-paramilitares de esa región, hicieron sobre su participación directa con el bloque paramilitar Nutibara en la recuperación militar de las comunas de Medellín en el 2002 y, las revelaciones sobre el Terrorismo de Estado que mostraron las ejecuciones a sangre fría de jóvenes desempleados presentados ante los micrófonos de la propaganda como guerrilleros dados de baja en combate. Un verdadero triangulo de cuatro.

Por fortuna son muy pocos quienes no aceptan que el Fascismo fue un fenómeno de la estructura económica (la dictadura más terrorista y sangrienta del capital Imperialista, para destruir y exterminar físicamente los derechos y las organizaciones de los trabajadores, no solo comunistas, sino socialdemócratas, judías, liberales y católicas), que también tuvo grandes repercusiones en toda la Supraestructura jurídico-política de la sociedades donde se instauró, y cuyo desarrollo constituiría materia de varios libros.

Sin embargo trataré de resumir los elementos más importantes que hacen relación a la Justicia fascista en Colombia, como un tema de actualidad surgido a raíz de la orden de captura contra el pateta Juan Manuel Santos, proferida oficialmente por un Juez ecuatoriano.

Primero debe tenerse muy en cuenta que el fascismo se instaló paso a paso, allí donde existía UNA SITUACIÓN PREVIA de reflujo y DERROTA de los movimientos obreros y populares. Segundo una profunda crisis económica que recortó radicalmente las ganancias de los grandes capitalistas, y empobreció y desesperó amplios sectores de la pequeña burguesía (las llamadas capas medias) que corrieron a brindar su masivo apoyo electoral a quien les ofreció una redención inmediata y providencial, y venía triunfante del combate armado callejero contra los pocos y aislados comunistas que les hicieron frente: Los cuerpos de asalto paramilitares ejecutores de la voluntad totalitaria y arbitraria de su führer o caudillo.

Tercero, una vez impuesto violentamente desde afuera y siempre por la vía electoral; comenzó a través de la Propaganda mediática, el copamiento ideológico y politico de la sociedad con las teorías irracionales y racistas del siglo anterior que enarbolaba el partido nazi: (los bolcheviques rusos son de una raza subordinada del oriente, y los prestamistas y banqueros judíos tan repudiados por su actividad usurera, son de una raza asiática inferior). Lenin ruso, Trotsky judío, sirvieron de base a la satanización que hicieron los nazis “de la conspiración judío-bolchevique contra Europa Occidental y cristiana”

Cuarto, la conformación de un Nuevo Orden Jurídico o JUSTICIA POLITICA convertida inicialmente en un arma de combate contra el enemigo judío-bolchevique y luego contra cualquier opositor ( o mensaje del poema de Bertold Brecht o plegaria del obispo Niemöller), y que tuvo varias características, aún observables en la actual Colombia:

a) Su ARBITRARIEDAD es decir dictada por el capricho del caudillo y en contra evidencia, o para buscar IMPUNIDAD, como por ejemplo el secuestro de Granda en Caracas y luego su liberación caprichosa por “razones de Estado”. La orden “política” de bombardeo al Ecuador y que hoy tiene en aprietos a su ministro de defensa Santos calificada como Asunto de Estado, o el nombramiento antojadizo de Karina como gestora de Paz, o la afanada extradición a USA de los capos Paramilitares para callarlos en Colombia (¡Jijueputas nos traicionaron! grito impotente Jorgito 40), o el caso reciente de las sonadas absoluciones de la Procuraduría, o el irracional archivo en la Fiscalía de miles de investigaciones una de ellas la de los Araujo Noguera. b) La ESPECTACULARIDAD mediática o justicia espectáculo y de micrófono. c) Presentada como MENTIRA: Granda fue capturado en Cúcuta. Al Presidente del Ecuador se le informó después del bombardeo ect. d) Mentira NO PENALIZADA que no tiene responsabilidades ni consecuencias. e) La COSIFICACIÓN DEL ENEMIGO o su satanización, que justifica cualquier medio de exterminio. Matar “Terroristas”. f) La COOPTACIÓN y burocratización de las principales instancias Judiciales con personas escogidas en el bolsillo de las “amistades” del caudillo, como el caso de su viceministro de justicia Iguarán colocado como Fiscal General, o Nilson Pinilla en la Corte Constitucional o a Ordóñez en la Procuraduría, o el fiscal de Antioquia Valencia Cossio hermano del Ministro de Justicia e interior, y muchos otros casos de importantes nombramientos o designaciones en el aparato judicial del Estado, con el único fin de combatir y exterminar a sus opositores

La desnacionalización del cobre profundiza la crisis de la economía chilena

Orlando Caputo y Graciela Galarce
Rebelion

El 11 de julio, se cumple un año más de la Nacionalización del Cobre. Es a propósito de esta fecha, casi olvidada que elaboramos esta nota de denuncia.

El cobre como el “Sueldo de Chile” debía servir para diversificar e industrializar la economía, como lo planteaba Allende para resolver los problemas de las generaciones actuales y futuras. La desnacionalización del cobre ha cambiado el curso de la historia que se pretendía. Hay por lo menos tres efectos contradictorios en el cobre chileno sobre la economía y sobre la sociedad.

Primero: La baja del precio del cobre, es uno de los elementos fundamentales que provocó la transmisión de la crisis internacional a la crisis de la economía chilena.

Segundo: La desnacionalización del cobre ha significado masivas transferencias de recursos chilenos a través de las extraordinarias ganancias de las grandes mineras mundiales, que profundizan la crisis en Chile.

Tercero: Los excedentes de Codelco de los últimos años, porque ahora han disminuido drásticamente, han permitido aumentar el gasto social y la inversión pública que ha evitado que la crisis en Chile sea más profunda de lo grave que ha sido hasta ahora. Codelco que controlaba casi el 100% del cobre chileno, en 2008, sólo produce el 26,7%.Las autoridades de gobierno, la Presidenta Michelle Bachelet, el ministro Andrés Velasco siempre se refieren a los recursos del cobre, pero como parte de la falta de ética política, jamás se refieren a que esos recursos están disponibles, se deben a Salvador Allende.

En esta nota desarrollaremos el segundo punto que se oculta al país. El título de los Tratados de Libre Comercio, TLC’s, remite sólo al comercio internacional. Comercio internacional que se realizaría entre países. En realidad, lo más importante de los Tratados de Libre Comercio en Chile y en América Latina, son las inversiones extranjeras. Las grandes empresas extranjeras controlan los principales sectores económicos, los recursos naturales y un importante porcentaje de las exportaciones e importaciones.

El impacto de la fuerte disminución de los precios y de las exportaciones de cobre de Chile, se profundizan por las remesas de las cuantiosas utilidades e intereses que las empresas extranjeras sacan de Chile.

Las mineras extranjeras en Chile, se han beneficiado con períodos de bajos precios causando graves daños a Chile y son las más beneficiadas con los períodos de precio elevados. Recordamos que de 1996 a 2003, se produjo una fuerte disminución del precio del cobre por la sobreproducción mundial creada desde Chile por las transnacionales mineras. Con los precios bajos, abastecen a sus empresas asociadas en otros países que funden, refinan, manufacturan el cobre y exportan a otros países, incluyendo exportaciones de cables, tubos y otros manufacturados de cobre a Chile.

Después de varios años, y cuando los precios disminuyeron de setenta centavos de dólar la libra, Codelco y las mineras extranjeras disminuyeron la producción y Codelco formó un stock regulador. Los precios se incrementan a partir de septiembre de 2003, por el ajuste de la oferta y por el incremento adicional de la demanda China. El impacto en las remesas de ganancias e interesas de las inversiones extranjeras se manifestó de inmediato con fuertes incrementos de ellas. Las remesas totales en 2006, fueron superiores a 25 mil millones de dólares, de los cuales se estima que 20 mil millones han sido remesados por las grandes mineras mundiales que controlan el cobre chileno. Estas ganancias han llegado a ser tan elevadas, que superan el valor de las inversiones extranjeras realizadas en la minería chilena desde 1974 a 2006, que fueron 19,9 mil millones de dólares.<!–[if !supportFootnotes]–>[1]<!–[endif]–>

La apertura unilateral de Chile a la circulación de mercancías y de capital, fue ratificada y profundizada en acuerdos internacionales, los TLC’s firmados por Chile. La desnacionalización de amplios sectores de la economía chilena y particularmente del cobre, han tenido un resultado que aparentemente es paradójico, pero que responde a la lógica de la globalización actual de la economía mundial, apoyada teóricamente en el neoliberalismo.

El fuerte crecimiento de las exportaciones chilenas por sobre las importaciones y los elevados saldos comerciales, son destacados en los informes oficiales como uno de los principales éxitos del capitalismo chileno. En realidad, esos elevados saldos comerciales permiten financiar las remesas de utilidades de las inversiones extranjeras y en particular, las grandes remesas de las grandes mineras mundiales que controlan la principal riqueza básica del país. La información estadística muestra que en todos los años, las utilidades de la inversión extranjera directa enviadas al exterior son similares a los elevados saldos comerciales. Entre los años 2004 y 2008, el total de utilidades enviadas al exterior por las IED, cerca de 81 mil millones de dólares, son mayores que la suma global de los saldos favorables de la Balanza de Bienes, de 75 mil seiscientos millones de dólares. El proyecto del puente del Canal de Chacao, cuya eliminación provocó una profunda crisis social y política en Chiloé, tenía un valor inferior a mil millones de dólares.

Las remesas de las inversiones extranjeras en Chile, y fundamentalmente las grandes mineras mundiales, equivalen a 80 puentes del Canal de Chacao.

La reciente campaña “Un Techo para Chile” tan publicitada en televisión y otros medios, en la cual participaron miles de jóvenes en una colecta nacional, superó levemente la meta de 2.000 millones de pesos, es decir, 4.000.000 de dólares, aproximadamente. Con los 81.000.000.000 de dólares de las ganancias enviadas al exterior, fundamentalmente por las grandes mineras mundiales que se han apoderado del cobre de Chile, equivalen a 20 mil veces la reciente campaña de un Techo Para Chile. ¡20 mil Campañas de Un Techo Para Chile”.

 

Remesas de Ganancias de la IED y el Saldo de la Balanza de Bienes

(Millones de dólares)

 

 

 

2004

2005

2006

2007

2008

2004a2008
Exportaciones

32.520

41.267

58.680

67.666

66.455

266.589

Importaciones

-22.935

-30.492

-35.900

-44.031

-57.610

-190.968

Balanza de Bienes

9.585

10.775

22.780

23.635

8.846

75.621

Renta de la IED en Chile

-8.231

-11.416

-19.913

-22.832

-18.544

-80.937

 
Fuente: Banco Central de Chile. Balanza de Pagos www.bcentral.cl
En varios de nuestros documentos sobre el cobre, hemos denunciado la desnacionalización del cobre y los grandes beneficios y remesas de las mineras mundiales en Chile, como el “Robo del Siglo XX y XXI”. Hemos tenido presente que la desnacionalización del cobre es anticonstitucional, ya que en la Constitución chilena se señala categóricamente que “El Estado tiene el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas”.

 

Caputo, Orlando y Galarce, Graciela. “La nacionalización del cobre realizada por Salvador Allende y su desnacionalización en Dictadura y en los gobiernos de la Concertación”, en libro “Salvador Allende. Presencia en la ausencia”, Miguel Lawner, Hernán Soto y Jacobo Schatán, Editores; Editorial LOM-CENDA, Santiago de Chile, 2008

 

 

Silvio Rodriguez: “Cuando me puse a cantar evité hacer panfletos”

SilvioEntrevista al cantautor Silvio Rodríguez por la publicación del libro “Cancionero”.

Jorge Boccanera

Cubadebate

Entrevista del poeta argentino Jorge Boccanera a Silvio Rodríguez por la publicación del libro “Cancionero”. – junio de 2009. Cubadebate publica en exclusiva el texto íntegro del diálogo entre Boccanera y Silvio.

1– Hace poco más de 30 años te entrevisté en México en un diálogo que inició con una frase de Martí, cuando decía: “¿A qué leer a Homero en griego cuando anda vivo, con la guitarra al hombro, por el desierto americano”. La presencia de Martí asoma, a mi ver, en temas como “De donde crece la palma”, “Yo te quiero libre” o “El vigía”, ¿Se podría hablar de influencia suya en tus trabajos, en tu pensamiento?

Tu pregunta me remite a La Edad de Oro, una de mis primeras lecturas. Más exactamente a la edición que hizo Emilio Roig de Leuchsering en 1953 para celebrar el centenario del Apóstol. Este historiador tuvo la buena idea de introducir el libro, escrito por Martí para los niños, con un prólogo llamado “Martí niño”, donde cuenta la eticidad que empezó a manifestarse en Martí desde temprano. Desde aquella lectura el José Martí que me acompaña es el ser humano, el hijo, el amigo, el compañero que fue, además del patriota de espíritu cosmopolita. Así van conmigo también sus versos sustanciales y hermosos.

2– Es posible leer este libro como una especie de balance; ¿qué recordás de aquel joven que debutó en 1967 en “Música y estrellas” justamente un martes 13…

Aquel era un joven desconcertado. Precisamente el día anterior habían terminado sus tres años de servicio militar obligatorio. El cambio de un día al otro fue tan fuerte que no se volvió loco de milagro. Pero no sólo recuerdo aquel joven sino que todavía le encuentro semejanzas con el sesentón que ahora soy. Una sigue siendo el desconcierto. Otra es la afición por los misterios.

3– Prácticamente tu preludio de “Cancionero” lo dedicás a subrayar la importancia de la letra… ¿cuánto de tu formación, de tus lecturas, pasa por la poesía?

“Cancionero” reúne las letras de las canciones de mis discos y algunas de las muchas que se me fueron quedando por el camino. Ahí explico que cuando escribí mis primeros textos ya me guiaba alguna noción de lo poético. Y es que desde que era un niño supe que existía la poesía, gracias a mi padre. El viejo Dagoberto era un obrero agrícola que leía a Rubén Darío, a Martí, a Juan de Dios Peza, a Nicolás Guillén. Después, en los primeros años de la Revolución, pasaban por televisión un anuncio sobre Rubén Martínez Villena, con aquellos luminosos y extraños ojos suyos, mientras un locutor recitaba La pupila insomne. Aquello me hizo buscar poemas de Rubén, quien se ha quedado entre mis escasos de cabecera. En un campamento militar conocí a un recluta que leía en voz alta a Saint-John Perse, enamorado de la exuberancia de sus imágenes, de lo que me contagié hasta nuestros días. Fue por entonces cuando apareció Emilia Sánchez, una joven camagüeyana que me presentó a César Vallejo, el cholo que me condenó a la fascinación eterna. Entre esos hallazgos transcurrían los años en que empezaba a hacer canciones y a buscar poesía, como quien intuye que por esos rumbos queda lo necesario. Los últimos meses que pasé en las fuerzas armadas fueron en la revista Verde Olivo, que por entonces dirigía Luis Pavón Tamayo. Él me dio a leer a José Zacarías Tallet y a Eliseo Diego, poetas que me dieron un par de buenas sacudidas. También me prestó una maravillosa edición bilingüe de los sonetos de Shakespeare -que le devolví veinte años más tarde, de estúpido que soy.

4– En uno de tus primeros temas (”Mientras tanto”- decís: “Yo tengo que hablar, cantar y gritar/ la vida, el amor, la guerra, el dolor”; ¿persiste esa idea?

Cuando yo comenzaba creía que había que ampliar la temática y el vocabulario de las canciones. Tenía la sensación de que casi siempre se cantaban los mismos asuntos y, lo que era peor, más o menos con las mismas palabras. Ya yo era amigo de los poetas de la revista literaria El Caimán Barbudo y hablaba con ellos de esas cosas. ¿Por qué en las canciones no se usa la palabra herramienta?, decía uno. ¿O zapato?, agregaba otro. Así que hubo un tiempo en que anduve a la caza de palabras que no se usaban, para hacer canciones con ellas. Esa búsqueda a veces me llevó hasta vocablos que la moral predominante discriminaba. De ahí salió que La era está pariendo un corazón era contrarrevolucionaria -porque para algunos la palabra parir era inmoral, y mucho más puesta en una canción. O sea que declarar que pretendía cantar y gritar la vida, el amor, la guerra, el dolor, era poco menos que un sacrilegio. Pero debo admitir que todavía me interesa cantar lo que resulta un reto; lo prohibido siempre es interesante, sobre todo cuando va más allá del jueguito de “a ver si te atreves”.

5– Uno de los temas inéditos de “Cancionero” es “Una canción de amor esta noche”. El amor viene de tus primeros temas desplegado en una lucha de opuestos (compañía-soledad, plenitud-muerte, búsqueda-desencuentro, anhelo-desesperanza), ¿lo considerás como uno de los ejes principales de tu obra?

¿Qué sería del ritual de apareamiento humano sin las llamadas “canciones de amor”? Esas canciones son una especie de hilo conductor desde todos los tiempos y lugares. Son una temática inagotable que cada grupo humano y cada época renuevan con sus características. Pero no hay que ser nuevo para que las canciones de amor tengan sentido.

6– También hay un núcleo casi paralelo: la muerte, presente desde tus canciones primeras: “Muerto”, “Testamento”, etc. ¿Lo ves así?

Para cantar a la muerte solo necesitamos darnos cuenta de que la maravilla de la conciencia es un accidente. Después uno se entera de cómo están ligados el amor y la muerte en el arte antiguo, cuanta iconografía, cuanta poesía al respecto. John Keats, que sólo vivió 26 años, dejó escrito el epitafio que figura en su tumba: “Aquí yace uno cuyo nombre fue escrito en el agua”. Los lama dicen que el sentido de su doctrina es prepararnos para el reencuentro con la eternidad. Eso me ha hecho pensar que magnificar la función del artista nos deja como unos pretenciosos que quieren algo parecido de forma más interesada.
Seguir leyendo “Silvio Rodriguez: “Cuando me puse a cantar evité hacer panfletos””