El culebrón de Hugo Chávez y los Vargas Llosa

María Laura Carpineta

Página/12

Durante todo el día de ayer el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el escritor peruano Mario Vargas Llosa amenazaron con enfrentarse en un debate sin límites de tiempo ni de temas frente a las cámaras, y sigue el coqueteo.

Fue un coqueteo que no se concretó, una seguidilla de provocaciones y sugerencias que mantuvieron en vilo, como un culebrón, a los venezolanos. Durante todo el día de ayer el presidente venezolano Hugo Chávez y el escritor peruano Mario Vargas Llosa amenazaron con enfrentarse en un debate sin límites de tiempo ni de temas frente a las cámaras de Aló Presidente, el programa de Chávez que por estos días festeja sus 10 años al aire. La propuesta había surgido el jueves pasado de boca de Chávez, cuando conducía el primero de los cuatro días del maratón aniversario de Aló Presidente, que terminará mañana.

Ayer la estrella del congreso de intelectuales liberales que se realiza en estos días en un hotel cinco estrellas de la capital venezolana había aceptado la invitación. Las expectativas crecían. Horas después, Chávez le ponía fecha y hora a la cita, mañana a las 11 (13 hora argentina) en el set del programa oficial. Pero unos minutos más tarde algo pasó que lo hizo cambiar de opinión. “Aceptan, pero la condición es lamentable. No quieren discutir, lo que quieren es un show con igualdad”, señaló Chávez al aire. El mandatario había aceptado participar en el debate, pero se negó a discutir, mano a mano, con Vargas Llosa. Según explicó, la idea era debatir ideas, no enfrentar a dos figuras.

Varias horas antes, los tres oradores principales del congreso liberal habían convocado una conferencia de prensa para aceptar el debate. “Estamos a favor del diálogo como uno de los principios básicos que nosotros defendemos”, explicó Vargas Llosa, escoltado por los mexicanos Jorge Castañeda, ex canciller de Vicente Fox, y Enrique Krauze, historiador. “Los participantes aceptan este diálogo y proponen que para mayor eficacia y claridad del mismo se lleve a cabo entre dos personas: el presidente Hugo Chávez y el escritor Mario Vargas Llosa”, informó más tarde Rafael Alfonzo, el presidente del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice), la fundación que organizó el congreso.

Los temas que los liberales propusieron fueron la democracia, los derechos humanos y la crisis económica internacional. Chávez no cerró la puerta. Dijo que mantenía la oferta de abrir una discusión entre los “representantes de la derecha” y los “revolucionarios bolivarianos”.

La invitación de Chávez del jueves pasado había sorprendido a oficialistas y opositores. Como muchas de las decisiones del mandatario venezolano, fue espontánea y provocativa. El congreso de los intelectuales liberales y las críticas de sus oradores venían acosando al presidente venezolano y acaparando la atención de los medios locales e internacionales desde principio de la semana, cuando el hijo de Vargas Llosa, Alvaro, fue demorado durante tres horas en el aeropuerto y se le exigió no involucrarse en la política venezolana durante su estadía en el país.

Vargas Llosa hijo denunció la demora en medios de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica y la noticia dio la vuelta al mundo. Desde entonces, la tensión entre el gobierno chavista y los intelectuales de derecha no ha hecho más que escalar. Apenas llegaron al país, los expositores del Encuentro Internacional Libertad y Democracia, un congreso convocado por el Cedice, criticaron al gobierno de Chávez.

“No hay duda de que el proceso en curso acerca a Venezuela a una dictadura comunista y la aleja de una democracia liberal”, opinó el jueves Mario Vargas Llosa. A su lado, Krauze advirtió, con tono apocalíptico, que queda poco tiempo antes de que se consolide el pronóstico de su compañero. “La concentración de poder en una sola persona es algo que, tarde o temprano, este pueblo va acabar lamentando”, aseguró el historiador mexicano.

Ese ha sido el tono del congreso, que se parece mucho al que se realizó el año pasado en la ciudad santafesina de Rosario. No es casualidad. Los dos fueron organizados por fundaciones que pertenecen a una ONG regional que funciona como paraguas para algunas de las organizaciones ultra liberales más conocidas del continente americano, Heritage Foundation y Cato Institute en Estados Unidos, FIEL y la Fundación Libertad en Argentina y el Instituto Libertad y Desarrollo en Chile, entre otras.

En Venezuela, Cedice concentra a los sectores más afectados por los más de diez años de gobierno chavista. Su presidente, Rafael Alfonzo, es un empresario de familia de industriales ricos y uno de los miembros del directorio de Fedecámaras, la central empresarial que impulsó y lideró el golpe de Estado contra Chávez en abril de 2002.

Además, entre los directores de la fundación se destaca un apellido que se hizo mundialmente famoso en los últimos dos años. Carlos Alberto Granier es el hermano y asesor de Marcel Granier, el dueño de RCTV, el canal privado al que el gobierno chavista no le renovó la concesión hace dos años, forzándolo a salir del aire. RCTV era el canal con más audiencia a nivel nacional y fue uno de los que dirigió el bloqueo informativo durante los dos días que duró el golpe militar y el fallido gobierno de facto. Ahora sólo transmite por señal de cable.

Chávez aceptó debatir ante las cámaras de televisión con esas familias venezolanas y con sus representantes intelectuales de la región, ex funcionarios republicanos, pinochetistas como el líder del partido Unión Democrática Independiente (UDI) chilena, Joaquín Lavín, el vicepresidente del dictador boliviano Hugo Banzer Suárez, Jorge “Tuto” Quiroga, y defensores a ultranza del neoliberalismo de los noventa. “Aló Presidente abre sus portones. Ojalá lo acepten”, dijo anoche Chávez, intentando mantener vivo el coqueteo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .