Una nueva guerra amenaza en el Cáucaso : Juegos de guerra de la OTAN en Georgia

Rick Rozoff

Global Research/ Stop NATO

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

El 6 de mayo comenzaron en Georgia los ejercicios de la “Cooperación por la Paz” de la OTAN dirigidos por EE.UU. Arco Cooperativo 09 y Lancero Cooperativo 09.

 Para ser más exactos, la primera mitad del par de ejercicios, Arco Cooperativo 09, es una operación de puesto de comando realizado en el cuartel militar georgiano en Tiflis. La segunda, Lancero Cooperativo 09, es un ejercicio en el terreno, y se prevé que incluirá a 1.300 soldados de 19 países (Albania, Armenia, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, Canadá, Croacia, República Checa, Georgia, Hungría, Grecia, Kazajstán, Moldavia, Serbia, España, Macedonia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Gran Bretaña, y EE.UU.), incluidos 1.089 soldados extranjeros y 214 georgianos, en la base Vaziani del Ministerio de Defensa georgiano cerca de la capital. El primero comenzó el 6 de mayo; el segundo tendrá lugar del 17 de mayo al 1 de junio.

 Es el cuarto en lo que se ha convertido en ejercicios anuales Arco Cooperativo y Lancero Cooperativo. El primero fue realizado en la antigua república soviética de Moldavia en 2006, el año siguiente en Albania y el año pasado en Armenia.

La OTAN y EE.UU. se refieren a los ejercicios como rutinarios y sin causa para preocupación.

El que las dos últimas series de ejercicios de planificación y de juegos de guerra hayan sido programados en el Sur del Cáucaso y el actual en una nación que sólo tiene fronteras con Rusia, sino libró una guerra de cinco días en su contra hace sólo nueve meses, y que el bloque militar que realiza los ejercicios, y su principal miembro EE.UU., hayan armado y entrenado a Georgia y que hayan seguido haciéndolo después de la guerra de agosto hacen que Arco Cooperativo 09 y Lancero Cooperativo 09 sean cualquier cosa excepto algo rutinario e inofensivo.

Ejercicios militares multinacionales anuales en la cercanía de Rusia de una alianza que es un beligerante efectivo en segundo grado son eventos que Occidente da por sentados, aunque para poder apreciar cómo se ven desde el otro lado hay que imaginar lo siguiente:

*Que durante la Guerra Fría, la Unión Soviética hubiera iniciado una serie de ejercicios militares anuales en Centroamérica con miembros del Pacto de Varsovia y posibles miembros de tres continentes y de cada nación centroamericana.

*Que Rusia hubiera patrocinado clandestinamente el derrocamiento del presidente elegido de México y que hubiera apoyado su reemplazo por alguien que antes había recibido una beca del Ministerio de Exteriores soviético para estudiar en Moscú y que después hubiera completado su grado y ejercido el derecho en ese país para luego volver a su patria.

*Que la URSS hubiera desplegado de inmediato sus fuerzas especiales y otras unidades militares a México para actualizar sus fuerzas armadas, entrenándolas y armándolas para que fueran interoperables con naciones del Pacto de Varsovia en misiones de combate dentro y fuera del país.

*Que durante varios años el ejército y las fuerzas especiales mexicanas, entrenadas por soviéticos, hubieran lanzado ataques regulares con armas de fuego y artillería a través de su frontera llevando a la muerte de docenas de ciudadanos con ciudadanía estadounidense.

*Que nueve meses antes de los más recientes juegos de guerra del Pacto de Varsovia en el país, México hubiera lanzado un ataque armado a través de áreas fronterizas en disputa, matando a unos 1.600 nacionales de EE.UU., desplazando a 100.000 más y precipitando una intervención estadounidense en la cual murieron 64 soldados de EE.UU. y 283 fueron heridos.

 Si tiene algún significado la expresión de que le hubiera gustado tener la misma oportunidad, esa inversión imaginaria de los eventos es una representación justa de cómo Rusia se ve obligada a ver la actual situación en el sur del Cáucaso.

Y así es precisamente cómo se interpretan las cosas en Moscú. Hacia el comienzo de los ejercicios en Georgia, el presidente ruso Dmitry Medvedev advirtió que: “Los planes de la OTAN de realizar ejercicios en Georgia… son una provocación abierta. Los ejercicios no deben realizarse donde se ha librado una guerra,” y se refirió a la conducta de la Alianza como “ejercicio de músculos”.

El embajador ruso en la Organización por la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Anvar Azimov, dijo el 8 de mayo que “el actual ejercicio de la OTAN en Georgia es una provocación directa, ya que es realizado en una región en la que se libró una guerra sólo hace algunos meses y donde se derramó sangre y murieron civiles.” [1]

 El 5 de mayo el Ministerio de Exteriores ruso anunció que se postergarían indefinidamente reuniones del Consejo Rusia-OTAN, en primer lugar por los ejercicios de la Alianza en Georgia.

Sin embargo, en ese día y los siguientes tuvieron lugar otras dos reuniones, según el plan original.

La OTAN realizó una reunión con los jefes de los estados mayores de cuarenta miembros y socios, incluyendo al Jefe del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas georgianas, Devi Chankotadze, en su central en Bruselas el 6 y el 7 de mayo y el día antes, todos los cuarenta jefes militares asistieron a una sesión de la Comisión OTAN-Georgia para discutir el Programa Anual Nacional de Georgia.

La Comisión OTAN-Georgia fue anunciada a mediados de septiembre del año pasado sólo semanas después del fin de la guerra de agosto, luego de una visita a la capital georgiana del Consejo Noratlántico de la Alianza, formado por todos los representantes permanentes de la OTAN.

 El Programa Anual Nacional (un equivalente existe para Ucrania) fue elaborado por la OTAN como sustituto para el Plan de Acción de Miembro estándar, la etapa final antes de la calidad de miembro pleno.

La reunión de los 28 jefes militares de la OTAN y de los 12 de los asociados, incluidas Georgia y Ucrania, tuvo lugar el día antes y durante los primeros dos días de Arco Cooperativo 2009.

Antes del comienzo del ejercicio Arco Cooperativo, sin embargo, cuatro miembros de la Cooperación por la Paz de la OTAN – Armenia, Kazajstán, Moldavia y Serbia – anunciaron su retiro como deferencia a las preocupaciones rusas.

Los miembros de la OTAN, Estonia y Letonia también se retiraron por razones que no son enteramente conocidas.

El ex miembro del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, Igor Korotchenko, dijo que Arco Cooperativo 2009 “apunta a mejorar ‘la interoperabilidad entre la OTAN y sus países miembros’ un eufemismo para modernizar el ejército georgiano y las operaciones de la fuerza de la coalición de la OTAN contra las fuerzas armadas rusas.” [2]

El día en el que comenzó la primera fase de los ejercicios, el ministro del interior de Osetia del Sur, Valery Valiev, declaró: “Estamos extremadamente preocupados de que el ejercicio militar a plena escala de la OTAN en Georgia comporte riesgos para la seguridad de Osetia del Sur.” [3]

 El día antes del comienzo de Arco, el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin, “acusó a Georgia de provocaciones en las áreas adyacentes a Abjasia y Oseta del Sur.

“Mientras hablaba en una conferencia de prensa en Nueva York, dijo que Georgia estaba fortaleciendo su presencia militar en las áreas en cuestión.

“Según Churkin, Georgia ha concentrado más de 2.000 personas del ejército y del Ministerio del Interior en la frontera con Abjasia, y también una gran cantidad de lanzadores múltiples de cohetes GRAD y ametralladoras pesadas. (Ambas fueron usadas extensivamente en la guerra de agosto.]

“En la frontera con Oseta del Sur, los militares georgianos también han desplegado equipamiento de potencia de fuego pesada, vehículos blindados de combate y cañones de artillería. Unos 2.500 soldados georgianos han sido desplegados en la frontera de Osetia del Sur.” [4]

 A fines de abril Rusia ofreció su ayuda para proteger las fronteras de Abjasia y Osetia del Sur con Georgia “contra un temido ataque georgiano que Tiflis pueda ser animada a lanzar después de un ejercicio de la OTAN el próximo mes.” [5]

El diputado de la Duma rusa, Boris Gryzlov, “lanzó la idea de una reacción a la acción de la OTAN que involucraría la participación de Cuba y Venezuela en ‘ejercicios en gran escala’ en el Mar Caribe el 2 de julio.

“Según el legislador, la decisión de la OTAN de realizar los ejercicios en Georgia durante las celebraciones del Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial constituía una ‘revisión total de la historia de la Gran Guerra Patriótica’ y un insulto directo al país…” [6]

El día del comienzo del ejercicio, una delegación de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN estuvo en Georgia para reunirse con el Ministro Adjunto de Defensa Goirgi Muchaidze, y las dos partes “trataron importantes temas relacionados con compartir la experiencia obtenida en la guerra de agosto entre Rusia y Georgia y estudiaron la situación actual de las fuerzas armadas georgianas.” [7]

El jefe de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN “instó a Rusia a abandonar los territorios ocupados de Georgia [Abjasia, Osetia del Sur].” [8]

Envalentonado, y con el respaldo acrítico e incondicional de la OTAN en general, el ministro de defensa georgiano, David Sikharulidze, dijo: “Los ejercicios contribuyen a la integración euroatlántica de Georgia y realzan la compatibilidad de las fuerzas armadas georgianas con estándares de la OTAN” y el presidente del parlamento georgiano, David Bakradze, afirmó que “a pesar de todos los intentos de Rusia, la OTAN no ha cambiado su decisión [de realizar los ejercicios]. La OTAN ha enviado una clara señal a Rusia de que sea cual sea la posición rusa, la OTAN y Georgia continuarán su cooperación.” [9]

 Antes, en ese mismo mes, el embajador georgiano en EE.UU., Batou Koutelia, dijo refiriéndose a cualquier conflicto futuro con Rusia del tipo del de agosto pasado: “Si sucede, estamos determinados a reaccionar junto con nuestros socios y aliados, los países miembros de la OTAN, EE.UU. Y tendremos una respuesta conjunta.” [10]

 El ministro de exteriores georgiano Grigol Vashadze anunció que el 2 de mayo recibió una carta de la Secretaria de Estado Hillary Clinton en la que “destaca la posición de EE.UU. de apoyo incondicional para la soberanía y la integridad territorial y la integración de Georgia en las instituciones euroatlánticas.” [11]

 “La Secretaria de Estado Hillary Clinton ha anunciado que el gobierno de EE.UU. cumplirá todas las promesas dadas por el gobierno anterior de EE.UU.

 “Apenas puede dudarse de que la Secretaria quiso decir la ayuda de 1.000 millones de dólares, que el gobierno de Bush destinó a Georgia antes de entregar el poder a Obama. En el presupuesto 2010 de EE.UU., 242 millones de dólares serán asignados a Georgia.” [12]

Las preocupaciones de Abjasia, Osetia del Sur y Rusia sobre los actuales ejercicios de la OTAN, especialmente el componente en el terreno que comenzará el 17 de mayo resultan altamente creíbles, entre otras cosas por el paralelo con acontecimientos que precedieron y contribuyeron a la guerra de cinco días del año pasado.

 El 15 de mayo de 2008, un buque de guerra de EE.UU. llegó a Batumi en la costa de Georgia en el norte del Mar Negro cerca de Abjasia donde “fuerzas georgianas y de EE.UU. realizaron ejercicios militares conjuntos en la fragata USS John L. Hall.» [13]

 Desde el 15 al 31 de julio EE.UU. dirigió un ejercicio de la Cooperación por la Paz de la OTAN llamado Reacción Inmediata 2008 en Georgia. El Pentágono desplegó 1.000 soldados de la base Vicenza en Italia, la mayor cantidad jamás desplegada a Georgia.

Llamadas Reacción Inmediata 2008, las maniobras fueron supuestamente patrocinadas por el Pentágono de EE.UU. a un coste de 8 millones de dólares.” [14]

“Cerca de 2.000 soldados, incluidos algunos de Azerbaiyán, Armenia y Ucrania están realizando ejercicios en la base militar Vaziani cerca de Tiflis.” [15]

Del lado georgiano “1.625 soldados georgianos participan en un entrenamiento militar internacional en gran escala, junto a fuerzas de EE.UU., conocido como Reacción Inmediata en la instalación de la cuarta brigada de infantería en la base Vaziani. Este entrenamiento es el primero de su clase a ser realizado en Georgia y forma parte del proyecto conjunto georgiano-estadounidense.

 “William Bigaret, jefe de las fuerzas de EE.UU. en el sur de Europa, dijo que el principal objetivo del programa de entrenamiento será asegurar la contemporización entre soldados georgianos y estadounidenses y desarrollar la cooperación entre las fuerzas armadas de Georgia y EE.UU.” [16]

Los ejercicios fueron programados para que coincidieran con uno ruso que tuvo lugar al mismo tiempo: Kavkaz [Cáucaso] – 2008 que involucró a 8.000 soldados, unos 700 vehículos de combate y más de 30 aviones.

“El principal objetivo del ejercicio… es trabajar en … la defensa de las fronteras estatales de Rusia, y practicar el apoyo a los mantenedores de la paz rusos en las regiones separatistas de Georgia, Abjasia y Osetia del Sur.” [17]

Soldados de las dos mayores potencias nucleares del mundo estuvieron a distancia de fuego la una de la otra. Las fuerzas rusas estaban en su propio país; las estadounidenses estaban a miles de kilómetros del suyo.

Cuando terminaron los juegos de guerra – sólo una semana antes de la invasión georgiana de Osetia del Sur y el comienzo de la guerra con Rusia – no todos los soldados de EE.UU. y no todo su equipamiento militar fueron sacados del país.

Al terminar Reacción Inmediata: “El Comando Europeo de EE.UU. dijo el lunes que por el momento no había planes para retirar a los entrenadores militares del país. Todavía hay 127 entrenadores estadounidenses en Georgia.” [18]

Hablando sobre lo que ocurrió el mismo día en el que terminó Reacción Inmediata, el enviado surosetio a Rusia, Dmitry Medoyev, afirmó que tropas georgianas que participaron en los ejercicios de la OTAN en la región lanzaron fuego de artillería contra la capital surosetia el 1 de agosto, matando a seis personas. Existe una conexión directa entre los ejercicios de las tropas de la OTAN y los últimos ataques contra nosotros. No puede haber dos opiniones al respecto.” [19]

Uno de los muertos fue un mantenedor de la paz ruso de Osetia del Norte.

Seis días después, en nombre de “restaurar el orden constitucional,” fuerzas georgianas entrenadas por EE.UU. y la OTAN lanzaron una devastadora descarga de artillería contra la capital surosetia de

Tsjinvali e iniciaron una invasión terrestre del mismo grado de salvajismo.

Mientras la guerra seguía arrasando, el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin, habló ante una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU, iniciada por EE.UU. y Georgia, y señaló que “Georgia desató su campaña militar contra Osetia del Sur el 7 de agosto, después de completar un ejercicio militar conjunto de EE.UU. y Georgia, en el cual participaron 1.000 asesores militares de EE.UU.”

 Al comentar sobre el nombre de los juegos de guerra, Reacción Inmediata, Churkin agregó: “Entrenados por sus colegas estadounidenses, los soldados hicieron precisamente eso, reaccionaron de inmediato.” [20]

Unos pocos días después del inicio de la guerra, el Jefe Adjunto del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, general Anatoly Nogovitsyn dijo: “El plan de invasión fue ensayado y perfeccionado durante ls juegos de guerra georgianos-estadounidenses en Georgia.” [21]

Al mismo tiempo que el Pentágono y la OTAN estaban entrenando a sus testaferros georgianos para la inminente guerra en Osetia del Sur, 900 soldados de EE.UU. completaban una serie de juegos de guerra, frente a Georgia, al otro lado del Mar Negro, en Rumania.

 “El entrenamiento de un mes de duración en la Base Aérea Mihail Kogalniceanu, bajo la Fuerza de Tareas Conjunta-Este… incluyó una operación aerotransportada, ejercicios con fuego real al nivel de escuadrón, operaciones militares en terreno urbano, patrullas conjuntas y ejercicios de entrenamiento situacional…” [22]

Y simultáneamente con Reacción Inmediata en Georgia, EE.UU. y la OTAN realizaron el Ejercicio Brisa Marina 2008 en la costa del Mar Negro en Ucrania, “incorporando a 16 países y a más de 2.000 soldados en un ejercicio conjunto y combinado realizado anualmente en el Mar Negro y en varias instalaciones de entrenamiento ucranianas en tierra.

“El componente aéreo, formado por 17 aviones de cuatro país, voló casi 50 misiones. Durante las misiones, completó 17 lanzamientos de paracaidistas de cerca 400 paracaidistas, operaciones de guerra antisubmarina y misiones de búsqueda y rescate.

“El componente marítimo, formado por 16 naves de seis países, realizó operaciones de interdicción marítima, guerra aérea, búsqueda y rescate, guerra antisubmarina, operaciones anfibias y operaciones de medidas contra minas.

“Las naciones que participaron en este 11 aniversario del Ejercicio Brisa Marina incluyen al país anfitrión, Urania, así como Armenia, Azerbaiyán, Canadá, Dinamarca, Francia, Georgia, Alemania, Grecia, Letonia, Macedonia, Noruega, Rumania, Turquía, el Reino Unido y EE.UU.» [23]

Después del fin de la guerra en el sur del Cáucaso, EE.UU. envió a la nave insignia de su Sexta Flota,

USS Mount Whitney, y al USS McFaul para entregar “ayuda humanitaria” a las ciudades portuarias georgianas Poti and Batumi, respectivamente.

Más adelante, en agosto, la OTAN desplegó una fuerza naval de ataque al Mar Negro, que terminó por totalizar hasta 19 barcos. El USS Mount Whitney coordinó la flotilla.

Los barcos de EE.UU. en Batumi y rusos frente a la capital abjasia de Sujumi estuvieron a sólo 150 kilómetros de distancia.

 En octubre de 2008, un equipo de expertos del Pentágono visitó Georgia y “estudiaron los motivos para la derrota el ejército georgiano en el conflicto armado con Osetia del Sur. Consultores estadounidenses habían suministrado a los militares georgianos armas de avanzada tecnología y un entrenamiento excelente.”

“Al analizar los ejercicios georgianos-estadounidenses y el subsiguiente ataque de Tiflis contra Osetia del Sur los expertos argumentan que fue el éxito de esos ejercicios lo que inspiró más confianza al presidente georgiano en su ejército y su potencial militar.” [24]

Como resumen general de lo que precedió al último gran ejercicio del Pentágono y de la OTAN en Georgia, una fuente noticiosa de la Armada de EE.UU. dijo en septiembre pasado: “Durante los últimos tres años, varios cientos de entrenadores militares estadounidenses han dirigido el GSSOP (siglas inglesas para Programa de Operaciones de Sostenimiento y Estabilidad de Georgia), que ha entrenado a más de 5.000 soldados georgianos, muchos de ellos para un servicio eventual en Iraq.

 “Los entrenadores fueron soldados y marines estadounidenses que impartieron su experiencia de combate a los georgianos… Los entrenadores de EE.UU., usualmente un equipo de 70 estadounidenses que llevaban a un batallón de infantería georgiano a través de un programa de entrenamiento de 17 semanas, se concentraron en temas de combate.”

“Georgia tiene una población de unos 4,6 millones, y fuerzas armadas en servicio activo de unos 28.000 soldados… EE.UU. ha estado ayudando a entrenar y equipar una fuerza de reserva del ejército de unos 100.000.” [25]

 Washington y Bruselas han invertido demasiado en su puesto avanzado conjunto georgiano y su brutal e imprudente dirigente para abandonarlos ahora. Exactamente como los últimos juegos de guerra de la OTAN provocaron una verdadera guerra, los actuales constituyen un motivo para grave preocupación de que lo mismo pueda suceder de nuevo y que pueda estallar un conflicto entre las dos mayores potencias nucleares del mundo que apenas fue evitado la última vez.

Notas

 1) Voice of Russia, 8 de mayo de 2009

 2) Vedomosti [Rusia], 5 de mayo de 2009

3) Ministry for Press and Mass Media of the Republic of South Ossetia, 7 de mayo 2009

 4) Voice of Russia, 5 de mayo de 2009

 5) Itar-Tass, 30 de abril de 2009

6) Press TV, 7 de mayo de 2009

7) Trend News Agency, 6 de mayo de 2009

 8 ) Ibíd.

 9) The Messenger [Georgia], 7 de mayo de 2009

10) Press TV, 2 de mayo de 2009

11) Rustavi 2 [Georgia], 6 de mayo de 2009

12) Rustavi 2, 1 de mayo de 2009

 13) Rustavi 2, 15 de mayo de 2008

14) The Messenger, 18 de julio de 2008

 15) Ibíd.

16) Georgian Times, 28 de julio de 2008

 17) Agencia de noticias rusa, Novosti, 16 de julio de 2008

 18) Stars and Stripes, 12 de agosto de 2008

 19) Interfax, 6 de agosto de 2008

 20) RosBusinessConsulting, 10 de agosto de 2008

 21) The Hindu, 13 de agosto de 2008

 22) Army News Service, 31 de julio de 2008

23) Navy NewsStand, 19 de julio de 2008

24) Voice of Russia, 18 de octubre de 2008

25) Navy NewsStand, 1 de septiembre de 2008

Rick Rozoff es colaborador frecuente de Global Research.

 http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=13547

Un comentario en “Una nueva guerra amenaza en el Cáucaso : Juegos de guerra de la OTAN en Georgia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.