Fortuna y Virtud en la República Democrática. Ensayos sobre Maquiavelo (Libro)

ensayos-sobre-maquiavelo

 

 

Tomás Várnagy (comp.)

ISBN 950-9231-54-1

Buenos Aires: CLACSO, http://www.clacso.org.ar/

noviembre de 2000

 

INDICE

  • Prólogo
  • Introducción
  • Claves históricas para leer a Maquiavelo
  • Maquiavelo y su príncipe en el contexto de la cultura italiana del ‘500
  • Reflexión política y pasión humana en el realismo de Maquiavelo
  • La religión de la concepción política de Maquiavelo
  • Maquiavelo, Schmitt, Gramsci y el «decisionismo» de los años ’90: viejos y nuevos príncipes
  • El republicanismo de Maquiavelo
  • Gramsci, lector de Maquiavelo
  • Algunos aspectos sobre el pensamiento de Maquiavelo
  • Maquiavelo y el infierno de los filósofos
  • Cronología histórica
  • Apéndice. Nicolás Maquiavelo: La mandrágora

La razón por la cual continúa el vigor de la polémica acerca de los temas de su obra es porque cada generación debe repreguntarse las mismas cuestiones que él analizó: ¿Cuál es la función y naturaleza del Estado? ¿Cuál es el papel de la violencia y el consenso? ¿Cuál es la mejor forma de gobierno? ¿Cómo se logra el bien común? ¿Qué relación existe entre el conflicto, el orden y la libertad? ¿Puede haber una ciencia política que prevenga a los gobernantes?

Descargar Libro: Fortuna y Virtud en la República Democrática. Ensayos sobre Maquiavelo

 

 

Berlusconi y la historia argentina

Rocco Carbone

 

 

 

La geometría es una ciencia que sabe ser irónica: imposible entender, de otro modo, que lo agudo no se equivalga con lo obtuso. Esta misma ironía se vuelve patente en el comportamiento del presidente del Consejo de Ministros de mi país. Luego del deplorable “chiste negro” acerca de los vuelos de la muerte y de las agudas ironías geométricas sobre los desaparecidos, Berlusconi vuelve a la carga con un decreto de necesidad y urgencia. Patrullas populares. O rondas. De justicieros. City angels, informa La Nación (23.II), que al pasear sin armas (“celulares y radiotransmisores”, dice la corresponsal mitrista; bastones o cadenas, me escribe un amigo desde Roma) por las calles citadinas ofrezcan su aporte para mejorar la seguridad de las ciudades italianas. Y evitar así esos casos de violencia sexual perpetrados por un norafricano, un “tunecino que se encontraba ilegalmente en el país”, dos rumanos que abusaron de una chica “de sólo quince años”. Casos “que causaron gran conmoción” (La Nación, 23. II).

El matutino mitrista suele proporcionar lecturas edificantes –los subrayados de Viñas me lo corroboran– y efectivamente en su edición del domingo leía que la creación de dichas patrullas –integradas por “ex agentes de policía y militares jubilados”–, a raíz de los estupros perpetrados por el peligro embozado o por metecos irresponsables “recuerdan las del Far West”. A mí, muy al revés, me recuerdan otra cosa: políticas racistas frente a la inmigración. Criminalización de los inmigrantes.

Los ejercicios de literatura comparada implican siempre dos términos. Y si en el título digo Berlusconi, el cuerpo de este texto me reclama que establezca un segundo término de comparación. Y en la historia argentina (materia hacia la cual Berlusconi Silvio muestra evidentes entusiasmos) encuentro ejemplos que me permiten leer la realidad política de Italia. Entonces: 2009-1919, pongamos. Las fechas suelen delatar síntomas. De la Italia de Berlusconi a la Argentina de Yrigoyen. Patrullas populares (paradójicamente y no tanto) que en realidad son una fuerza parapolicial cuyo objetivo es reprimir con mayor eficiencia que la policía. Pero sobre todo con mayor impunidad. Guardia cívica que se ocupe de la defensa de los habitantes. Y restablezca el orden público cuando éste sea alterado por la concupiscencia de los feos advenedizos, extraños al país. Berlusconi bien podría bautizarla Liga Patriótica, como esa que en la Argentina presidía Manuel Carlés (Bossi Umberto, en su verosímil variante italiana) y en la que participaban el estanciero y bisabuelo de aquel nefasto personaje conocido como Martínez de Hoz (Tremonti Giulio, pongamos) o monseñor D’Andrea (cuya versión podría ser el revaticanizado obispo Williamson). Y si en la Argentina del poscentenario los integrantes de ese grupo provenían de las familias aseñoradas, católicas y de derecha de Barrio Norte –con su dios, familia, propiedad a manera de estandarte–, Berlusconi podría reclutar a los suyos entre los muchachotes sanos, enérgicos y xenófobos de la Lega Nord, deseosos de una reforma moral, de vigorizar los sentimientos esenciales del alma paduana y, ya que estamos, de convertirse en guardianes de una italianidad que se presume blanca y pura. Ya lo dijo Bruno Ballardini: Jesús lava más blanco. Casi como Suiza.

Hoy como ayer, el peligro que se corre es de índole trágica: allí tenemos la Semana de 1919 de testigo. La solución no es Guantánamo-Lampedusa, las guardias cívicas o las deportaciones de extracomunitarios como práctica frente a la crisis global, sino políticas sociales y proyectos de inclusión sin criminalizaciones ni políticas racistas. Y esta producción a hacer, con sagacidades, discusiones y otras paciencias, bien podría ser una labor para el centroizquierda italiano, tan distraído como confundido.

* Ensayista e investigador y docente de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

Página/12

Obama: desmemoria e incoherencia

Breve nota sobre el mensaje del presidente usamericano ante la Cumbre de Trinidad y Tobago

 

 

 

Atilio Borón

 

 

 

En su mensaje difundido masivamente en preparación de la Cumbre de Trinidad y Tobago el presidente Barack Obama dio a conocer su visión sobre como lograr un mejor futuro para las Américas. Se trata de una pieza sorprendente por su notable incoherencia interna, más allá de las críticas que suscitaría su muy unilateral concepción acerca de lo que sería bueno o malo para esta parte del mundo. En su escrito Obama exhorta a los gobiernos de la región a no seguir “enfrascados en los trillados debates del pasado” y a optar por el futuro. Agrega también que la relación entre Estados Unidos y Cuba es ejemplo de un debate “que no sale del siglo XX.” Tiene razón. Pero, para desazón del lector esperanzado, en el penúltimo párrafo de su mensaje se comprueba una vez más aquello de que “la tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos”, como el filósofo de Treveris lo observara a propósito de Luis Bonaparte. Es esa tradición de las generaciones muertas lo que lleva a Obama en recaer en la retórica de la Guerra Fría y afirmar que es necesario que los gobiernos de la región se plieguen a sus esfuerzos para “apoyar la libertad, igualdad y los derechos humanos de todos los cubanos.” Que pretenda dar lecciones de igualdad un gobernante que preside la más desigual e injusta sociedad del mundo desarrollado y que priva a cerca de 50 millones de ciudadanos del acceso a la salud; o que hable de derechos humanos quienes legalizaron la tortura y fueron actores fundamentales o copartícipes de las mayores violaciones de los derechos humanos en el siglo veinte demuestra que ni la buena memoria ni la coherencia argumentativa han llegado a la Casa Blanca. Su exhortación a optar por el futuro Obama debería dirigirla hacia sí mismo, enviando discretamente al museo de antigüedades un trillado discurso anticubano de mediados del siglo veinte que lo pone en ridículo ante los ojos del mundo entero.

Rebelión

 

La Administración Obama trata de evitar el veto de los aliados de Cuba

Gara

 

 

 

 

Aunque Cuba no figura entre los países invitados a la Cumbre de las Américas que arrancó en Trinidad y Tobago, será uno de los ejes de esta cita. El ALBA anunció su oposición al proyecto de resolución al considerarlo «inaceptable» por excluir a Cuba. EEUU quiso evitar este veto admitiendo en un gesto inusual el «fracaso» de su política hacia Cuba.

 

 

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, trató de evitar el veto de los países del ALBA -integrado por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Honduras, Dominica, y Ecuador y Paraguay en calidad de «invitados especiales»- al proyecto de resolución de la V Cumbre de las Américas, que ayer comenzó en Trinidad y Tobago con la presencia de gobernantes de 34 países, entre ellos Barack Obama.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, lanzó un guiño a estos países y en concreto a Cuba al reconocer que la política de Washington hacia la isla caribeña «ha fracasado». «Seguimos buscando más vías eficientes para avanzar porque el presidente, el Gobierno y yo vimos que la política actual hacia Cuba ha fracasado», reiteró.

Sobre las declaraciones del presidente cubano Raúl Castro durante la reunión del ALBA en las que apelaba al diálogo, Clinton afirmó que las acogen con «beneplácito. Percibimos sus comentarios como una apertura muy bienvenida».

«Las estamos tomando muy seriamente y vamos a considerar nuestra respuesta. El diálogo es una herramienta útil para avanzar», insistió. De todas formas, condicionó el levantamiento del embargo a la «liberación de los presos políticos, a la libre circulación de información y la libertad de reunión».

En la misma línea, el portavoz de Obama subrayó que están «preparados para el diálogo con Cuba. Pero, lo que es importante es que se permita a los cubanos expresarse libremente y reunirse como quieran. Esperamos a ver los pasos que el Gobierno cubano está dispuesto a dar».

Incluso Obama se volvió a pronunciar sobre el tema. Durante su visita oficial a México antes de viajar a Trinidad y Tobago, destacó que el levantamiento de las restricciones de los viajes de los cubanos residentes en EEUU a la isla para visitar a familiares y del envío de remesas «es un esfuerzo y una muestra de buena fe por parte de EEUU. Lo que queremos cambiar es nuestra relación».

Castro: «Discutir de todo»

Horas antes, en Cumaná (Venezuela), Raúl Castro volvió a tender la mano a Washington, eso sí, en igualdad de condiciones y «sin la más mínima sombra sobre la soberanía de Cuba y sin la más mínima violación del derecho de autodeterminación del pueblo cubano».

«Le hemos mandado a decir al Gobierno norteamericano, en privado y en público, que cuando ellos quieran podemos discutirlo todo», remarcó.

«Estamos dispuestos a discutir de todo, de derechos humanos, de libertad de prensa, de presos políticos, de todo lo que ellos quieran hablar, pero como iguales», reiteró.

Las declaraciones de Clinton y Obama se produjeron después de que el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunciara el veto de los países del ALBA a la resolución de la Cumbre de las Américas por considerarla «inaceptable» y por excluir «injustificadamente a Cuba sin hacer mención al consenso general que existe en la región para condenar el bloqueo y los intentos de aislamiento de los cuales su pueblo y Gobierno han sido incesantemente objeto de manera criminal». Por ello, abogaron por un «debate profundo».

Chávez fue más allá al subrayar que en Cuba «hay más democracia que en EEUU».

Lo paradójico es que siendo el único país del continente que no participa en la Cumbre de las Américas, Cuba se ha convertido inevitablemente en uno de los temas centrales de esta cita.

Y Obama tendrá que lidiar con la presión del resto de países latinoamericanos que piden el levantamiento del bloqueo.

Durante la rueda de prensa con el mandatario mexicano, Felipe Calderón incidió en los efectos negativos del embargo.

«Estaba ahí antes de que Obama y yo naciéramos y, sin embargo, no han cambiado las cosas. Habría que preguntarse si éste no es tiempo suficiente para considerar que ha sido una estrategia poco útil», declaró.

Los 34 países también discutirán de la crisis económica. Los integrantes del ALBA ya adelantaron cuál será su posición. En bloque se opusieron al capitalismo que «está acabando con la humanidad y el planeta. Tiene un impacto negativo en el consumo energético, que ha causado la crisis ecológica».

LA OEA

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, consideró en una entrevista con Telesur que la resolución que dejó a Cuba fuera de este organismo «debería desaparecer».

el alba

La VII Cumbre del ALBA expresó su «más enérgica» condena a los grupos internacionales y nacionales que «pretenden sembrar el caos y consumar el magnicidio en el Estado plurinacional de Bolivia».

Explosivos de uso militar y planos para matar a Morales

Las autoridades bolivianas están tratando de esclarecer quién está detrás del frustrado atentado contra el presidente, Evo Morales, y el vicepresidente, Alvaro García Linera. Desde la localidad venezolana de Cumaná, adonde viajó para participar en la VII Cumbre del ALBA, Morales reveló la existencia de este plan y la muerte de tres presuntos mercenarios extranjeros (el rumano Mayarosi Ariad, el irlandés Duayer Michael Martin y el croata Eduardo Rózsa) durante el tiroteo que se produjo en un hotel de Santa Cruz. En el mismo hubo una explosión que destruyó 30 habitaciones. La Policía arrestó también al militar croata retirado Mario Tadic, que recibió formación en Croacia, y al húngaro Iedad Votel.

Según la agencia oficial ABI, ambos permanecían detenidos bajo estrictas medidas de seguridad en los calabozos de la Fiscalía de La Paz. El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, afirmó que habían reconocido su participación en los atentados contra las residencias del viceministro, Saúl Avalos y del presidente de la Conferencia Episcopal boliviana, el cardenal Julio Terrazas. El primero ocurrió en marzo y el segundo, el pasado miércoles.

En el registro al hotel, la Policía encontró un ordenador, que ayer estaba siendo analizado por los peritos en La Paz. El general Víctor Hugo Escobar explicó que Rózsa, hijo de un comunista húngaro y una boliviana, estaba en posesión de una metralleta Uzis y que durante la guerra de Croacia, comandó a 380 soldados. Fue herido en tres ocasiones y, al finalizar la guerra, logró la ciudadanía croata y el grado de coronel del Ejército. En 2003, se convirtió en musulmán. La próxima semana, la Federación Musulmana de Hungría, de la que era vicepresidente, organizará una ceremonia en su recuerdo.

Además, de acuerdo a ABI, trabajó como corresponsal para la cadena británica BBC y el periódico catalán «La Vanguardia».

En Hungría, la directora Ibolya Fekete rodó en 2000 un documental sobre su vida bajo el título «Chico», que era su apodo. El martes, la televisión pública húngara emitirá la última entrevista que se le hizo, en septiembre de 2008.

Junto a las detenciones, el vicepresidente García Linera anunció el hallazgo en un depósito de la compañía privada telefónica Cotas, en el centro de Santa Cruz, de cajas vacías de armas de guerra y explosivos, entre ellos el C-4, de uso exclusivo militar.

La compañía telefónica negó cualquier implicación. «No tenemos ningún nexo, no tenemos la menor vinculación con este caso, ésta es una cooperativa de telecomunicaciones que presta servicios a toda la población de Santa Cruz, ese es su fin y no tiene otro», declaró el asesor jurídico de Cotas, Roberto Paz.

García Linera aseguró que no se trata de «una única célula. Deducimos que hay otras, por la cantidad de armas encontradas y por las cajas vacías de armamento que deben ser encontradas».

Entre la documentación que incautó la Policía, había, según detalló, planes para matar a Morales durante un viaje que hizo hace dos semanas. «Los documentos, de manera, preliminar hablan de los preparativos de un magnicidio», alertó.

El viceministro de Interior, Marcos Farfán, indicó que entre los objetivos también figuraba el prefecto opositor Rubén Costas. Al parecer, con su muerte, querían provocar una reacción de las regiones opositoras a Morales. GARA

Una fortaleza «muy costosa»

El archipiélago de Trinidad y Tobago, de 5.130 kilómetros cuadrados y 1,3 millones de habitantes, se ha convertido en una auténtica fortaleza. Agentes de Estados Unidos, Brasil, Jamaica, Barbados, Belice y Surinam patrullaban los 4.827 kilómetros cuadrados de Trinidad y los 303 de Tobago, separados por 32 kilómetros. Convoys de policías iban y venían constantemente del aeropuerto al centro urbano de la capital, Puerto España, para evitar cualquier atisbo de protesta. Los organizadores aún recuerdan las manifestaciones contra el ex presidente estadounidense George W. Bush en la anterior cumbre celebrada en Mar del Plata (Argentina) hace cuatro años. Bush se vio forzado a irse antes de tiempo. Con el fin de impedir movilizaciones a gran escala, eligieron una isla pequeña como sede de la cumbre.

Su organización supone en sí un reto para Trinidad y Tobago. Uno de los principales problemas a los que ha tenido que hacer frente es su insuficiente capacidad hotelera. Y la mejor manera de solucionarlo ha sido instalando en el puerto dos cruceros de lujo, el Caribbean Princess y el Carnival Victory.

«Teníamos que demostrar nuestra capacidad para organizar un evento de esta magnitud», manifestó el primer ministro, Patrick Manning. «Es una inversión de cara al futuro», añadió.

La población, sin embargo, se muestra más escéptica. «Esto pasará a la historia como un error de gestión que no nos aportará nada, sólo un amplio déficit», opinó Kimberley Street, profesora.

Pero hay quien ve sus efectos positivos. «Esta cumbre nos va a costar demasiado dinero, pero Trinidad estará en todos los titulares del mundo», señaló Linda Bethel, comerciante de profesión.

Trinidad y Tobago, colonizada en 1797 por los británicos, logró su indenpendencia en 1962. Miembro de la Commonwealth, tiene uno de los índices de crecimiento más elevados de América Latina y una de las economías más prósperas del Caribe gracias al gas y el petróleo.

 

Documento de los países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) para la V Cumbre de las Américas

Rebelión

 

 

Cumaná, 17 de abril de 2009

Los Jefes de Estado y de Gobierno de Bolivia, Cuba, Dominica, Honduras, Nicaragua y Venezuela, países miembros del ALBA, consideramos que el proyecto de Declaración de la V Cumbre de las Américas es insuficiente e inaceptable por las siguientes razones:

·        No da respuestas al tema de la Crisis Económica Global, a pesar de que ésta constituye el más grande desafío al cual la humanidad haya hecho frente en décadas y la más seria amenaza de la época actual para el bienestar de nuestros pueblos.

·        Excluye injustificadamente a Cuba, sin hacer mención al consenso general que existe en la región para condenar el bloqueo y los intentos de aislamiento de los cuales su pueblo y su gobierno han sido incesantemente objeto, de manera criminal.

Por tal motivo, los países miembros del ALBA consideramos que no hay consenso para adoptar este proyecto de declaración y en función de lo planteado, proponemos sostener un debate a fondo sobre los siguientes temas:

1.     El capitalismo está acabando con la humanidad y el planeta. Lo que estamos viviendo es una crisis económica global de carácter sistémico y estructural y no una crisis cíclica más. Están muy equivocados quienes piensan que con una inyección de dinero fiscal y con algunas medidas regulatorias se resolverá esta crisis. El sistema financiero está en crisis porque cotiza valores en papeles por seis veces el valor real de los bienes y servicios que se producen en el mundo. Esta no es una “falla de la regulación del sistema” sino que es parte constitutiva del sistema capitalista que especula con todos los bienes y valores en pos de obtener la máxima ganancia posible. Hasta ahora, la crisis económica provoca 100 millones más de hambrientos y más de 50 millones de nuevos desempleados y estas cifras tienden a aumentar.

2.     El capitalismo ha provocado la crisis ecológica por someter las condiciones necesarias para la vida en el planeta, al predominio del mercado y la ganancia. Cada año se consume un tercio más de lo que el planeta es capaz de regenerar. A este ritmo de derroche del sistema capitalista, vamos a necesitar dos planetas Tierra para el año 2030.

3.     La crisis económica global, la del cambio climático, la alimentaria, y la energética son producto de la decadencia del capitalismo que amenaza con acabar con la propia existencia de la vida y el planeta. Para evitar este desenlace es necesario desarrollar un modelo alternativo al sistema capitalista. Un sistema de:

·        solidaridad y complementariedad y no de competencia;

·        un sistema de armonía con nuestra madre tierra y no de saqueo de los recursos naturales;

·        un sistema de diversidad cultural y no de aplastamiento de culturas e imposición de valores culturales y estilos de vida ajenos a las realidades de nuestros países;

·        un sistema de paz basado en la justicia social y no en políticas y guerras imperialistas;

·        en síntesis, un sistema que recupere la condición humana de nuestras sociedades y pueblos y no los reduzca a ser simples consumidores o mercancías.

4.     Como expresión concreta de la nueva realidad del continente, los países latinoamericanos y caribeños hemos comenzado a construir una institucionalidad propia, que hunde sus raíces en la historia común que se remonta a nuestra Revolución independentista, y constituye una herramienta concreta de profundización de los procesos de transformación social, económica y cultural que habrán de consolidar nuestra plena soberanía. El ALBA-TCP, Petrocaribe o la UNASUR, por solo citar los de más reciente creación, son mecanismos de unión solidaria creados al calor de estas transformaciones, con la intención manifiesta de potenciar el esfuerzo de nuestros Pueblos por alcanzar su propia liberación. Para enfrentar los graves efectos de la crisis económica global, los países del ALBA-TCP hemos tomado medidas innovadoras y transformadoras, que buscan alternativas reales al deficiente orden económico internacional y no potenciar sus fracasadas instituciones. Así, hemos puesto en marcha un Sistema Único de Compensación Regional, el SUCRE, que incluye una Unidad de Cuenta Común, una Cámara de Compensación de Pagos y un Sistema Único de Reservas. Igualmente, hemos impulsado la constitución de empresas grannacionales para satisfacer las necesidades fundamentales de nuestros pueblos, estableciendo mecanismos de comercio justo y complementario, que dejen a un lado la absurda lógica de la competencia desenfrenada.

5.     Cuestionamos al G20 por triplicar los recursos del Fondo Monetario Internacional, cuando lo realmente necesario es establecer un nuevo orden económico mundial que incluya la transformación total del FMI, del Banco Mundial y de la OMC, que con sus condicionamientos neoliberales han contribuido a esta crisis económica global.

6.     Las soluciones a la crisis económica global y la definición de una nueva arquitectura financiera internacional deben ser adoptadas con la participación de los 192 países que entre el 1 y el 3 de Junio nos reuniremos en la Conferencia sobre la crisis financiera internacional de las Naciones Unidas, para proponer la creación de un nuevo orden económico internacional.

7.     En cuanto a la crisis del cambio climático, los países desarrollados tienen una deuda ecológica con el mundo ya que son responsables por el 70 % de las emisiones históricas de carbono acumuladas en la atmosfera desde 1750. Los países desarrollados, deudores con la humanidad y el planeta, deben aportar recursos significativos a un fondo para que los países en vías de desarrollo puedan emprender un modelo de crecimiento que no repita los graves impactos de la industrialización capitalista.

8.     Las soluciones a las crisis energética, alimentaria y del cambio climático tienen que ser integrales e interdependientes. No podemos resolver un problema creando otros en áreas fundamentales para la vida. Por ejemplo, generalizar el uso de agrocombustibles solo puede incidir negativamente en los precios de los alimentos y en la utilización de recursos esenciales como el agua, la tierra y los bosques.

9.     Condenamos la discriminación de los migrantes en cualquiera de sus formas. La migración es un Derecho Humano, no un delito. Por tanto, demandamos una reforma urgente de las políticas migratorias del gobierno de los Estados Unidos, con el objetivo de detener las deportaciones y redadas masivas, permitir la reunificación de las familias, y reclamamos la eliminación del muro que nos separa y nos divide, en vez de unirnos. En ese sentido, demandamos la abrogación de la Ley de Ajuste Cubano y la eliminación de la política de Pies Secos – Pies Mojados, de carácter discriminatorio y selectivo, y causantes de pérdidas de vidas humanas. Los verdaderos culpables de la crisis financiera son los banqueros que se robaron el dinero y los recursos de nuestros países y no los trabajadores migrantes. Primero están los derechos humanos, y en particular los derechos humanos del sector más desprotegido y marginado de nuestra sociedad que son los migrantes sin papeles. Para que haya integración tiene que haber libre circulación de las personas, y derechos humanos por igual para todos sin importar su estatus migratorio. El robo de cerebros constituye una forma de saqueo de recursos humanos calificados ejercido por los países ricos.

10. Los servicios básicos de educación, salud, agua, energía y telecomunicaciones tienen que ser declarados derechos humanos y no pueden ser objeto de negocio privado ni ser mercantilizados por la Organización Mundial del Comercio. Estos servicios son y deben ser esencialmente servicios públicos de acceso universal.

11. Queremos un mundo donde todos los países, grandes y pequeños, tengamos los mismos derechos y donde no existan imperios. Abogamos por la no intervención. Fortalecer, como único canal legítimo para la discusión y análisis de las agendas bilaterales y multilaterales del Continente, la base del respeto mutuo entre los Estados y los gobiernos, bajo el principio de la no injerencia de un Estado sobre otro y la inviolabilidad de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos. Demandamos al nuevo gobierno de los Estados Unidos, cuya llegada ha generado algunas expectativas en la región y en el mundo, que ponga fin a la larga y nefasta tradición de intervencionismo y agresión que ha caracterizado el accionar de los gobiernos de ese país a lo largo de la historia, especialmente recrudecido durante el gobierno de George W. Bush. De la misma manera, que elimine prácticas intervencionistas como las operaciones encubiertas, diplomacias paralelas, guerras mediáticas para desestabilizar Estados y gobiernos, y el financiamiento a grupos desestabilizadores. Es fundamental construir un mundo donde se reconozca y respete la diversidad de enfoques económicos, políticos, sociales y culturales.

12. Respecto al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y la exclusión de este país de la Cumbre de las Américas, los países de la Alternativa Boliviariana para los Pueblos de Nuestra América reiteramos la Declaración que todos los países de América Latina y el Caribe adoptaron el pasado 16 de diciembre del 2008 sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba, incluida la aplicación de la llamada ley Helms-Burton y que entre sus párrafos fundamentales señala:

“CONSIDERANDO las resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Necesidad de poner fin al Bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba, y las expresiones que sobre el mismo se han aprobado en numerosas reuniones internacionales,

“AFIRMAMOS que en la defensa del libre intercambio y de la práctica transparente del comercio internacional, resulta inaceptable la aplicación de medidas coercitivas unilaterales que afectan el bienestar de los pueblos y obstruyen los procesos de integración.

“RECHAZAMOS de la forma más enérgica la aplicación de leyes y medidas contrarias al Derecho Internacional como la Ley Helms-Burton y exhortamos al Gobierno de los Estados Unidos de América a que ponga fin a su aplicación.

“PEDIMOS al gobierno de Estados Unidos de América que cumpla con lo dispuesto en 17 resoluciones sucesivas aprobadas en la Asamblea General de las Naciones Unidas y ponga fin al bloqueo económico comercial y financiero que mantiene contra Cuba.”

Adicionalmente consideramos que han fracasado los intentos de imponer el aislamiento de Cuba, que hoy es parte integrante de la región de América Latina y el Caribe, miembro del Grupo de Río y de otras organizaciones y mecanismos regionales, que desarrolla una política de cooperación y solidaridad con los países de la región, que promueve la plena integración de los pueblos latinoamericanos y caribeños y, por tanto, que no existe razón alguna que justifique su exclusión del mecanismo de las Cumbres de las Américas.

13. Los países desarrollados han destinado no menos de 8 milllones de millones de dólares para rescatar la estructura financiera que se ha desplomado. Son los mismos que no cumplen con destinar pequeñas cifras para alcanzar las Metas del Milenio o el 0,7% del PIB para la Ayuda Oficial al Desarrollo. Nunca antes se había visto tan al desnudo la hipocresía del discurso de los países ricos. La cooperación debe establecerse sin condiciones y ajustarse a las agendas de los países receptores simplificando los trámites, haciendo accesibles los recursos y privilegiando los temas de inclusión social.

14. La legítima lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y cualquier otra manifestación de las llamadas “nuevas amenazas” no deben ser utilizadas como excusa para llevar a cabo actividades de injerencia e intervención en contra de nuestros países.

15. Estamos firmemente convencidos de que el cambio, en el que todo el mundo tiene esperanza, solo puede venir de la organización, movilización y unidad de nuestros pueblos.

Como bien afirmara El Libertador:

La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”

Simón Bolívar

 

Brasil, de Getúlio a Lula

Emir sader

 

Carta Maior

 

Desde la mayor de las rupturas –1930–algunas inflexiones redireccionaron significativamente la historia brasilera, entre las cuales la dictadura militar representó el marco divisorio desde entonces.

 

 

Brasil vive un momento diferenciado de su historia política. Una historia que completará en el 2010 sus ocho décadas más importantes. Desde entonces hay elementos de continuidad y de ruptura, por las inmensas transformaciones que Brasil vivió desde entonces. Ocho décadas en que el país mudó su fisonomía económica, social, política y cultural, de forma profunda e irreversible. De país rural a país urbano, de país agrícola a país industrializado, de un Estado restricto a las elites a un Estado nacional.

Desde la mayor de las rupturas – 1930 – algunas inflexiones redireccionaron la historia brasilera de manera significativa, hasta el presente, entre las cuales la dictadura militar representó el marco divisorio desde entonces. La Revolución del 30 introdujo el nuevo período, haciendo que la presidencia pasase de las manos de un mandatario – Washington Luis, el último presidente paulista antes de FHC, ambos nacidos enRío, pero adoptados por la elite paulista – que había afirmado que “La cuestión social es una cuestión de policía”, para un – Getúlio – que hará que el Estado asuma responsabilidades sobre los derechos sociales y pase a interpelar a los brasileros, en sus discursos, como “Trabajadores del Brasil”. Lo fundamental fue la creación de un Estado nacional, sucediendo a uno que era un consorcio de las elites económicas y políticas regionales. Esa fue la mayor ruptura progresista de la historia brasilera.

Brasil comenzó a tener un Estado en que pasaron a reconocerse proporciones crecientes de brasileros, mediante políticas sociales, reconocimiento de la sindicalización de los trabajadores, un proyecto nacional y un discurso popular. Se iniciaba el período más prolongado y más profundo de expansión de la economía y de extensión de los derechos sociales que el país conoció. Las 8 décadas estuvieron marcadas por algunas inflexiones importantes, desde que, en 1955, se redefine el desarrollo, que deja de tener un carácter expresamente nacional – en que las empresas estatales tenían un papel clave – para el ingreso masivo del capital extranjero, con la industria automovilística pasando a ser la motora del desarrollo industrial, llegando a responder, de forma directa o indirecta, por un cuarto del PIB brasilero.

Una segunda inflexión se dará con el golpe militar de 1964, sustantivo no solo en el plano económico, sino también social, con la apertura económica para los capitales extranjeros y la reducción drástica del salario mínimo (arrocho salarial), que son el santo “milagro económico”, y político, con la ruptura de la continuidad democrática y la imposición de una dictadura militar.

La redemocratización representó una ruptura política institucional, sin romper con las bases económicas y sociales del poder monopólico en el Brasil. El poder de los bancos, de la tierra, de los grandes medios privados, se fortalecieron, en vez de democratizarse. Pasamos a tener una democracia política sin alma social, sin alterar nuestro record negativo de país más desigual del continente, más desigual del mundo. Tanto es así, que esa democracia fue funcional al modelo neoliberal – hoy tan execrado nacional e internacionalmente, pero que con FHC ganó total apoyo de las elites dominantes brasileras -, que acentuó la desigualdad social, concentró aún más el poder económico y fragilizó la democracia reconquistada. FHC sentenció la inflexión de su gobierno: “Daremos vuelta la página del getulismo.”

Tenía conciencia de que sin destruir lo que sobrevivió del Estado nacional, regulador, inductor del desarrollo, distribuidor de la renta, el neoliberalismo, el reino del mercado, el Estado mínimo, no conseguirían imponerse. Fue su obra. Fracasó y abrió camino para el gobierno Lula, una era hibrida, compuesta por continuidades y rupturas, posible hasta que existiese base material para un amplio arco de alianzas que va del capital financiero a los pobres de la ciudad y el campo, que la crisis actual coloca en cuestión.

Descifrar el enigma Lula es la condición para no ser devorado por él – como ha sucedido con la oposición y con la ultraizquierda – de lo que también puede ser víctima la propia izquierda. Para lo que es esencial identificar los elementos de continuidad y de ruptura en la historia brasilera de estas décadas, rearticulada por la globalización neoliberal y por las emergentes fuerzas post neoliberales, en el trazado de la crisis hegemónica global que marca el mundo, América Latina y el Brasil contemporáneos.

Traducción: Insurrectasypunto  http://www.insurrectasypunto.org

Texto en portugués: www.cartamaior.com.br