La «bomba laboral» de la crisis: 60% de la población laboral mundial sin contrato ni prestaciones

IAR Noticias

crisis-manual

La crisis financiera recesiva (que se expande por todo el planeta) ya derivó en “crisis social” por medio de dos actores centrales: La baja de la capacidad de consumo y la desocupación, que afecta principalmente a los sectores más pobres y vulnerables de la sociedad mundial. A este escenario, según un informe de la OCDE, se agrega un dato central: El 60% de la población laboral mundial trabaja sin contrato de trabajo ni prestaciones sociales. Esta situación -según los especialistas- va a derivar en que ese sector, sin cobertura ni protección legal, sea despedido en masa  cuando la crisis recesiva se profundice y las empresas decidan “achicar costos laborales”  para preservar su rentabilidad.

La “crisis  social” afecta de manera diferente en la pirámide social: En las clases altas y medias se proyecta como una “reducción del consumo” (principalmente suntuario), en cambio en las clases bajas y marginales se expresa en la desocupación y en una restricción del consumo de los productos básicos para la supervivencia (principalmente alimentos y servicios esenciales).

Pero a ese escenario emergente de la crisis que se proyecta desde el capitalismo central a la periferia, hay que agregar un informe presentado el martes  por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en París: El 60% de la población activa mundial trabaja sin contrato de trabajo ni prestaciones sociales.

“Hay un claro vínculo entre empleo informal -sin contrato- y la pobreza”, indicó uno de los autores del informe, que pronostica que en 2020 el trabajo sumergido implicará al 66% de la población.

“Claro vínculo entre empleo informal y pobreza”, fue lo que resaltó  en conferencia de prensa Johannes Jütting, coautor del informe, que precisó que unos 700 millones de esos trabajadores viven en la pobreza extrema y 1.200 millones tienen ingresos inferiores a dos dólares diarios.

Según la OCDE, este hecho provoca que “más de la mitad de la población no posea beneficios sociales”. Esta situación va a ser más alarmante con el correr de los años y puede alcanzar a los dos tercios de la población activa en el año 2020.

“En los países en desarrollo donde la indemnización por desempleo no existe, aquellos a los que la crisis financiera priva de su empleo declarado se ven obligados a aceptar empleos informales”, precisa el informe.

El informe advierte que “el empleo informal tiene un costo” en primer lugar por la precariedad de los trabajadores, sometidos al riesgo de una caída de los salarios en tiempos de crisis (ante la competencia de los despedidos del sector formal) y en segundo lugar por una ausencia de protección social que los expone a la pobreza creciente Seguir leyendo «La «bomba laboral» de la crisis: 60% de la población laboral mundial sin contrato ni prestaciones»

La policía al desnudo en Gran Bretaña y Francia

Pápina/12 , desde París 

En la imagen capturada de un video se muestra a Ian Tomlinson luego de haber sido agredido por un policía.
En la imagen capturada de un video se muestra a Ian Tomlinson luego de haber sido agredido por un policía.

 

Hasta que no aparecieron las imágenes que muestran sin rodeos la agresión contra Ian Tomlinson en los días de las manifestaciones contra el G-20, la policía londinense negó haber tenido algún contacto con el vendedor de diarios muerto. Ayer, Scotland Yard suspendió a un policía..

La exclusividad del relato de la realidad cambió de mano. A las imágenes de los destrozos causados por los manifestantes radicales durante las protestas callejeras se les sumaron ayer las imágenes tomadas por los mismos manifestantes.

Estas últimas vienen, ahora, a superponer un relato distinto al de las versiones policiales y al difundido con estruendoso consenso y limitada moralidad por los medios de comunicación. Durante las manifestaciones organizadas en Londres durante la cumbre del G-20 celebrada la semana pasada, las cámaras fotográficas, las de video y los teléfonos móviles eran casi tan numerosos como los manifestantes. Una de esas cámaras captó la agresión que sufrió en Londres Ian Tomlinson. Las imágenes muestran al hombre caminando tranquilamente cuando un policía lo empuja por la espalda. Otra secuencia, que apareció ayer, permite ver cómo Tomlinson es golpeado por la policía cuando estaba en el suelo.

Scotland Yard anunció el jueves que “un oficial de la policía de Londres ha sido suspendido, con efecto inmediato, en relación con la investigación de la IPCC” (comisión independiente que examina las acusaciones contra la policía). Pero Ian Tomlinson murió el 1o de abril cuando regresaba a su casa víctima de un paro cardíaco (así lo determinó la primera autopsia). Este modesto vendedor de diarios atravesó el sector donde se encuentra el Banco de Inglaterra. En ese momento, la zona estaba rodeada por densos cordones de policía debido a la virulencia de las manifestaciones contra el G-20. Hasta que no aparecieron las imágenes que muestran sin rodeos la agresión contra Tomlinson, la policía londinense negó haber tenido algún contacto con el vendedor de diarios. Mentira. Queda por establecer lo evidente: que la muerte de Tomlinson es consecuencia de la agresión que sufrió y que no se trata, como lo afirmó hasta el miércoles la policía, de muerte natural.  Seguir leyendo «La policía al desnudo en Gran Bretaña y Francia»