Surgimiento de la IV Flota Naval y su impacto en la soberanía de América Latina (Documento)

José Francisco Gallardo Rodríguez 

Las flotas navales son un visor de los países que necesitan proteger su mar territorial, en la plataforma continental americana únicamente Bolivia y Paraguay no tienen salida al mar; desde el Polo Norte hasta Tierra del Fuego, excluyendo Belice, Venezuela, Guayana, Surinam, Guayana Francesa, Brasil, Uruguay y Argentina que sólo tienen acceso a la costa del Atlántico; y Guatemala, El Salvador, Ecuador, Perú y Chile a la del Pacífico, el resto de los países tienen acceso a los dos océanos: Canadá, Estados Unidos (EU), México, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia.

La vigilancia de las aguas territoriales se ha hecho desde tiempos remotos por los países que tienen litorales, principalmente a partir del descubrimiento de la navegación costera y posteriormente de la marítima. Es sabido que en un proceso de guerra los ejércitos son fundamentales para la conquista y la ocupación territorial; la marina de guerra juega un papel decisivo en este tipo operaciones tácticas y estratégicas.

En una región donde prácticamente no hay grupos terroristas amenazando la seguridad de EU, ni hay un despliegue, ni el desarrollo de arsenales nucleares, es hora que EU defina su política exterior con América Latina desde un enfoque civil y no militar; es decir, desde una visión social, de cooperación, de solidaridad y no de fuerza. (Américas, 2008 )

Basta recordar el tratamiento histórico para América Latina: 

  • La Doctrina Monroe;
  • El Destino Manifiesto;
  • La Fase Imperial;
  • La Política del Buen Vecino;
  • La Guerra Fría;
  • El Consenso de Washington;
  • El Imperialismo Democrático;
  • El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN);
  • La Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN); y
  • El Plan México o Iniciativa Mérida. (Toro Hardy, 2007)

El anuncio de que la IV Flota Naval ha zarpado no representa cambio alguno en el comportamiento militar global de EU, pero sí revela cómo la política desplegada hacia América Latina puede ser un elemento de división y de exacerbación en los asuntos internos en el subcontinente.

Washington anunció a inicios de 2008 que su IV Flota Naval con base en Mayport, Florida, volvería a navegar a partir de julio por los mares de Latinoamérica (LA). Dicha flota se creó en 1943 a raíz de la II Guerra Mundial para reforzar la «defensa» del continente contra ataques aéreos y submarinos provenientes de las potencias del eje (Italia, Alemania y Japón), pero fue disuelta a un lustro de haber terminado el conflicto. (EFE, 2008 )

Con el surgimiento de la IV Flota Naval, EU pretende fortalecer su presencia militar en el hemisferio, principalmente en América Latina, denuncia el Centro Latinoamericano de Estudios Internacionales (CLAEI). (Internacionales, 2008 )

Y agrega que el incremento de las actividades militares estadounidenses en la región, son consecuencia del ejercicio de soberanía y de emancipación que los países han venido desarrollando últimamente, ejercicio que les otorga el derecho constitucional interno y el derecho internacional: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; y la lucha por la paz y la seguridad internacional entre otros; el cual inquieta a los estrategas geopolíticos y geoestratégicos de Washington quienes desean restablecer en América Latina la hegemonía perdida, pese al riesgo de provocar un incremento en las tensiones sociopolíticas al sur del Río Bravo.

Descargar Documento: Surgimiento de la IV Flota y su impacto en la soberanía de A.L

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.